close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC

Amazon: 7 gráficos que muestran el crecimiento del gigante del comercio electrónico en el mundo

El gigante de internet es la segunda empresa más grande del mundo. Aquí explicamos en gráficos cómo ha sido su ascenso.
BBC
15 de julio, 2019
Comparte

“No hay garantías de que Amazon.com sea una compañía que tenga éxito. Lo que intentamos hacer es muy complicado”, declaró Jeff Bezos en 1999, tras lanzar la empresa de ventas online.

Es sorprendente que el fundador de la compañía tuviera tanta incertidumbre sobre su futuro.

Hoy, 25 años después de su inicio, Amazon es una de la compañías que cotizan en la bolsa de mayor valor en el mundo y Bezos es el hombre más rico del planeta, gracias a su invención.

Lo que empezó como la venta online de libros al por menor se ha convertido en un gigante global con subscripción de afiliados, tiendas físicas, comestibles a la venta, sus propios dispositivos inteligentes y un sistema de entregas que le puede llevar los artículos a los clientes en cuestión de una hora.

¿Cómo se construyó el imperio de Amazon?

Grandes ingresos
BBC

La innovación de Amazon se puede ver claramente en sus resultados financieros.

El año pasado, se convirtió en la segunda empresa en ser valorada en US$1 billón, después de Apple, y tiene la segunda tasación en la bolsa de valores más alta del mundo, después de Microsoft.

Valor de Amazon

BBC

El enorme éxito del gigante online también es evidente en sus ingresos.

Se espera que las ventas alcancen un récord de US$275.060 millones al final de este año, con los pronósticos indicando que los ingresos podrían sobrepasar los US$320.000 millones para el final de 2020.

Ascenso de Amazon

BBC

El éxito de Bezos ha sido impulsado por la expansión global de la empresa, particularmente por su incursión en una amplia variedad de sectores.

Servicios y dispositivos para el streaming de video, servicios en la nube y, más recientemente venta de comestibles (con la compra de la cadena Whole Foods Market) le han permitido a la empresa competir directamente con gigantes tecnológicos como Facebook, Apple, Google y Netflix.

Y todo empezó con la venta de libros.

1995: Amazon lanza la venta de libros online

“Cuando primero iniciamos la venta de libros hace cuatro años, todo el mundo dijo, ‘Miren, ustedes sólo son gente de computadoras y no saben nada de la venta de libros’. Y eso era cierto”, dijo un joven Jeff Bezos en 1999.

Sin embargo, el enorme espacio de almacenamiento de inventario que la compañía tenía en ese momento en EE.UU. ayudó a Amazon convertirse en el líder del sector y le permitió ofrecer una selección más amplia de libros que las librerías físicas rivales.

Luego llegaron los libros electrónicos y Amazon tuvo la sapiencia de convertirse en una figura clave en ese mercado también.

Venta de libros

BBC

1999 – Amazon se convierte en la mayor plataforma de ventas online del mundo

A finales de los 1990, Amazon decidió empezar a vender otros artículos, empezando por música y DVD.

Muy pronto, el imperio de Bezos creció hasta incluir electrónicos, juguetes y utensilios de cocina.

La creciente red de depósitos de almacenamiento permitió ampliar lo que la compañía podía ofrecer, dramáticamente aumentando su popularidad entre los consumidores.

Diez años después, Amazon se había convertido en el principal vendedor online de EE.UU. y el mundo.

Mayor plataforma de venta

BBC

2005 – Amazon lanza la afiliación a Prime

Después del lanzamiento del Mercado Amazon en 2000 -que abrió la plataforma a miles de pequeñas empresas- Amazon sintió la necesidad de impulsar su servicio de entrega a sus clientes leales.

Amazon Prime fue lanzado en 2005, ofreciendo el despacho más rápido de artículos seleccionados. Las ventas de todo tipo de artículos se incrementaron.

Más de 100 millones de clientes abonados son miembros del servicio de subscripción Amazon Prime, que también ofrece streaming de video y música.

Es el segundo mayor programa de subscripción pagada en el mundo.

Amazon Prime

BBC

2007- Amazon lanza su primer producto de consumo: el Kindle

Amazon nunca se olvidó de sus orígenes en la venta de libros. Cuando los libros electrónicos empezaron a volverse populares, Bezos lanzó el Kindle en 2007, que se volvió líder en el sector.

Los dispositivos inteligentes Amazon crecieron exponencialmente, ante la fuerte competencia de Apple y Google a principios de los 2010.

Sin embargo, Amazon fue la primera en lanzar un dispositivo inteligente: el altavoz Echo, con su propio sistema de inteligencia artificial, Alexa.

En este momento es el tercer vendedor de dispositivos inteligentes en EE.UU.

Dispositivos inteligentes

BBC

Hoy en día, el futuro de Amazon se ve un poco más complicado que la simple venta de productos por internet.

El segundo trimestre de 2018 fue difícil para la compañía y su tasación en el mercado de valores cayó por debajo de la marca del billón de dólares.

Después de dominar con éxito la venta online al por menor, la firma tiene ahora sus ojos puestos en la expansión de sus servicios -quizás sorpresivamente en tiendas físicas– para crear una nueva manera de consumo.

¿Qué será de Amazon en los siguientes 25 años? Habrá que esperar para saber.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA&list=PLLhUyPZ7578fS7suDUYfyg-ak8sXFEvuF&index=4&t=119s

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

El gran ganador en licitación de medicinas: Laboratorio ligado a distribuidor vetado por AMLO

Uno de los tres distribuidores señalados por el presidente de acaparar contratos y fomentar prácticas monopólicas es filial de Pisa, empresa que se llevó el mayor monto adjudicado en la compra consolidada de fármacos.
Cuartoscuro Archivo
2 de julio, 2019
Comparte

En la licitación para la compra consolidada de medicamentos e insumos para la salud del segundo semestre de 2019, donde en el segmento de fármacos hubo 64% de partidas declaradas desiertas, (672 de 1, 049) y en la que 37% (393) no recibieron propuesta alguna, el gran ganador resultó ser el laboratorio nacional Pisa, del que es filial Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico (DIMESA), una de las tres empresas farmacéuticas señaladas por el presidente Andrés Manuel López Obrador de acaparar contratos y fomentar prácticas monopólicas en la administración anterior. 

“Como es sabido tres proveedores de medicinas y materiales de curación, las empresas: Grupo Fármacos Especializados, Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico (DIMESA) y MAYPO vendieron en 2018 al ISSSTE y al IMSS, 34 mil 280 millones de pesos, el 62.4% de todas las compras que llevaron a cabo dichas instituciones, sin incluir lo adquirido por la Secretaría de Salud y los gobiernos locales”, dijo López Obrador el pasado 9 de abril.

Pisa participó en la licitación para la compra consolidada de medicamentos y se quedó con un importe total de 888.3 millones de  pesos, al ganar 65 claves que acumulan un total de 75,433,313 piezas. 

No sólo eso. Tras el anuncio de que el gobierno federal no se encargaría de la distribución de los fármacos, como se había dicho antes, sino que habrá una licitación para esto, la Secretaria de Hacienda hizo llegar el 25 de junio pasado una invitación para participar en una junta informativa, con los detalles sobre el proyecto de distribución. 

“Pero no nos invitaron a todos, solo a unos pocos, no más de 10, entre ellos los tres vetados”, dijo a Animal Político José Luis García, presidente de la Asociación Mexicana para la Distribución Institucional de la Salud (Asmedis).

El concurso para la distribución de medicamentos está ahora en proceso. En tanto, la empresa de la que Dimesa es filial, Laboratorios Pisa, se quedó con el mayor monto adjudicado en la licitación de medicamentos.

La compañía que quedó en segundo lugar por importe, en el tema de medicamentos, fue Kedrion Mexicana, a quien se le adjudicó un monto de 311.4 millones de pesos. Mientras que en tercer lugar por monto se colocó Bioresearch de Mexico con 235.6 millones.

“Hicieron mucho escándalo sobre el monopolio en el mercado y los tres distribuidores dominantes y al final todo va a quedar casi igual, Pisa se queda con un gran número de claves y DIMESA va por la distribución”, aseguró uno de los participantes en la licitación de medicamentos, quien accedió a platicar con Animal Político pero con la condición de no publicar su nombre. 

Las compañías nacionales dominaron en esta licitación de medicamentos al quedarse en total con 290 claves, que suman un monto de 2 mil 918.7 millones de pesos. Esto se debe a que en esta licitación estaban en concurso solo genéricos. La licitación para los de patente, así como la de vacunas, todavía no se realiza. 

Cruce de acusaciones

En el caso de la compra consolidada, que finalizó el pasado viernes 28 de junio, hubo una serie de cuestionamientos y quejas de los participantes, después de un proceso de varios meses que inició en marzo, y que tuvo tres retrasos en la publicación de la convocatoria para la licitación y otros tantos en la junta de aclaraciones. 

Finalmente el gobierno federal sólo consiguió proveedor para el 38% de las partidas de medicamentos e insumos para la salud, que se ofertaron en la licitación de la compra consolidada del segundo semestre de 2019; el 62% restante se declaró desierto. 

Leer: Gobierno declara desierta 62% de la licitación para la compra de medicamentos

De un total de 1,069 fármacos, hubo ofertas de proveedores para 655, lo que quiere decir que para el 61.2% de los productos se consiguió quién las surta, para el 38.8% no; mientras que de material de curación, el total fue de 2,021, de las que 1,268 se quedaron sin adjudicar, es decir el 62.7%.

La noche en la que se dieron a conocer los resultados del proceso, la Secretaría de Hacienda difundió un comunicado en el que informó que en cuanto al material de curación el resultado era similar al de ejercicios anteriores. Sobre los fármacos, solo dijo que había opciones para cubrir la demanda.

Pero los registros, al menos de la licitación de 2018-2019, que se hizo todavía bajo la administración federal anterior y que organizó el IMSS, como lo había hecho desde hace seis años, revelan que hubo una participación baja en el nuevo proceso comparado con el anterior.

Animal Político revisó las actas de los fallos de las licitaciones de finales de 2018, y detectó que, en diciembre del año pasado, en el rubro de material de curación fueron 127 interesados para la licitación internacional y 133 para la nacional, lo que da un total de 260, el 49.9% de las 521 que se estaban requiriendo. En cambio en la licitación que concluyó este 28 de junio, el porcentaje de partidas que se quedaron vacías fue de 62.7%.

Aunque el peor resultado, en comparación con la licitación pasada, fue para la parte de medicamentos. A finales de 2018 solo se declararon 5 partidas desiertas en la nacional y 47 en la internacional, para un total de 52, de las 834 que se licitaron, lo que representa solo un 6.2%, contra el 61.2% de esta última licitación.

De acuerdo a datos proporcionados por la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (AMELAF), en esta licitación 393 claves no recibieron propuesta de ninguna empresa, es decir: a ningún proveedor le interesó hacer una oferta. 

Al resto de partidas, la autoridad las declaró desiertas, ya sea porque los interesados ofertaron un precio mayor al precio máximo de referencia fijado (lo más que el gobierno estaba dispuesto a pagar por un producto) o porque no ofrecían descuento alguno o por inconsistencias técnicas, legales o administrativas en las propuestas.

¿Fue un fracaso? 

Los resultados de la licitación han generado un fuego cruzado de acusaciones. Dirigentes de asociaciones del sector farmacéutico están señalando que fue un proceso fallido.

“El sector privado considera este resultado como un fracaso. Una colaboración más clara y abierta entre el gobierno y la industria farmacéutica hubiera rendido mejores resultados, sin el retraso, el desabasto y el desgaste provocado”, señaló Patrick Devlyn, presidente de la Comisión de Salud, del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En tanto Juan de Villafranca, director de AMELAF, aseguró que “no son los resultados esperados. Lo normal en una licitación de este tipo es que haya menos de 10% de claves desiertas, lo más que había habido era 13%. Si hubo 62% no puedes decir que fue un éxito”.

Villafranca enumeró entre las causas de este resultado que los Precios Máximos de Referencia estaban muy bajos, pero también que muchas empresas no estaban preparadas para concursar, por el nivel de inventarios que se requiere tener disponible para abastecer a las instituciones participantes, pero también porque no entendían bien cómo presentar la información en Compranet, algo que antes hacían los distribuidores.

Devlyn dice que hubo cuatro razones para ese número tan alto de claves desiertas: los precios de referencia estaban muy bajos, falta de certeza sobre la fecha de la primera entrega y en los plazos de pago, y que ya estaban “ganadas” claves con el contrato de la compra consolidada de noviembre de 2018. 

El directivo se refiere a que en la licitación de finales del año pasado se habían adjudicado contratos para todo 2019, pero con la opción de surtir sólo un porcentaje de los mismos y después darlos por terminados o emitir nuevos pedidos. La administración de Andrés Manuel López Obrador había decidido lo primero argumentando que había concentración de mercado y corrupción en las asignaciones. 

De las partidas de fármacos, 262 claves tienen contrato vigente de la primera consolidada, con un avance de abastecimiento promedio de 39% al cierre de mayo, de acuerdo a datos de AMELAF. En tanto, 411 claves no habían sido requeridas en esa compra anterior. 

Las partidas desiertas más importantes por volumen requerido son Losartan (para la presión), que no tiene contrato vigente; Albenfazol suspensión, usado par la neurocisticercosis; electrolitos orales; Diclofenaco cápsulas (para el dolor) y Enalapril o Lisinorpril o Ramipril cápsulas, utilizados para tratar la presión arterial alta, estos cuatro con contratos vigentes de la consolidada de noviembre. 

Al respecto de los señalamientos de la industria, Hacienda y Salud afirmaron, en un comunicado conjunto, que los precios máximos de referencia se establecieron a partir de una investigación de mercado internacional, con la asesoría permanente de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), organismo de la ONU especializado en compras gubernamentales. 

También aseguraron que el proceso de licitación “resultó conforme a lo planeado”, pero que hubo “algunas” claves desiertas porque “como se ha mencionado anteriormente, hay resistencias naturales al nuevo modelo de compra del Gobierno de México. Por ello, esta licitación es un primer ejercicio para construir el nuevo modelo de compras consolidadas”.

Respecto a qué sucederá con las claves desiertas, Hacienda aseguró que “no representan un riesgo debido a que la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público prevé la posibilidad de llevar a cabo adjudicaciones directas de manera inmediata y, además, se cuenta con el contrato consolidado suscrito en la administración anterior, que concluye hasta el 31 de diciembre de 2019”.

Los directivos de la industria coinciden en que lo más viable ahora es justo que el gobierno reactive esos contratos o hacer una segunda ronda, para el caso de los estados, porque si decide adjudicar directo las claves que quedaron desiertas, eso es un proceso menos transparente que la licitación.

Lo importante, dicen, es ver para adelante. “Que esto sirva como un ejercicio para prepararnos muy bien para la de 2020, en la que la industria mexicana está deseosa en participar. No queremos que las compañías se abstengan y que al rato se esté importando y los laboratorios del país tengan que cerrar”, comentó de Villafranca. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.