Compromisos de países de Latam en la cumbre sobre cambio climático
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿A qué se han comprometido los países de América Latina en la cumbre sobre cambio climático?

Acabar con la deforestación y depender menos del metano y del carbón fueron algunas de las propuestas de la COP26 en Escocia, pero ¿qué países de la región firmaron los acuerdos al respecto?
10 de noviembre, 2021
Comparte

El cambio climático se está intensificando y ahora amenaza todos los aspectos de la vida humana.

De no controlarse, la humanidad se enfrenta a sequías cada vez más graves y un mayor aumento del nivel del mar, lo que conllevaría a la extinción masiva de especies: sería una catástrofe.

También aumentaría la frecuencia de inundaciones, olas de calor, huracanes e incendios forestales.

Para controlarlo, líderes de todo el mundo se encuentran reunidos desde el 1 de noviembre en la ciudad de Glasgow, en Reino Unido, donde se lleva a cabo la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP 26.

La cumbre ya ha rendido frutos y generado varios acuerdos, pero no todos los países asistentes los respaldan.

Aquí te ofrecemos un resumen de los compromisos más importantes que se han logrado y de los países que se adhirieron, con un foco en América Latina.

Acabar con la deforestación para 2030

Más de 130 líderes mundiales prometieron la semana pasada ponerle fin y revertir la deforestación para 2030. Fue el primer gran acuerdo logrado en la cumbre climática COP26.

Brasil, donde grandes partes de la selva amazónica ya han sido taladas, fue uno de los signatarios. Canadá, China, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia también respaldaron la iniciativa.

Los árboles a veces son talados para crear tierras de pastoreo y alimentar al ganado.

Getty Images
Los árboles a veces son talados para crear tierras de pastoreo y alimentar al ganado.

Dentro de los países latinoamericanos que firmaron este acuerdo se encuentran Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú República Dominicana y Uruguay.

Para lograr la meta se utilizarán alrededor de US$19.200 millones de fondos públicos y privados.

Simon Lewis, experto en clima y bosques de la University College London, le dijo a la BBC que es una buena noticia que tantos países se comprometan a ponerle fin a la deforestación y que se cuente con una “financiación significativa para seguir adelante en ese viaje”.

Pero recordó que el mundo “ha estado aquí antes”, haciendo alusión a una declaración voluntaria similar que fue firmada por 40 países en 2014 en Nueva York y que “no logró frenar la deforestación en absoluto”.

Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido y anfitrión de cumbre mundial en Glasgow, calificó de “histórico” este nuevo compromiso firmado por más de 130 países.

La tala de árboles contribuye al cambio climático porque agota los bosques que absorben grandes cantidades de CO2.

Menos metano

El metano es uno de los gases de efecto invernadero que más contribuye al cambio climático y es responsable de un tercio del calentamiento actual de la Tierra.

Metano.

Getty Images
Argentina, Chile y México son tres de los más de diez países latinoamericanos que se comprometieron a reducir las emisiones de metano en un 30% para 2030.

Decenas de países se han sumado a una iniciativa liderada por EE.UU. y la Unión Europea (UE) que busca reducir las emisiones de este gas en al menos un 30% para 2030, en comparación con los niveles de 2020.

En el marco de la COP26 casi 100 países suplementarios se sumaron al compromiso.

La lista ahora incluye a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay.

China, Rusia e India, tres de los principales emisores de metano en el mundo, se abstuvieron de adherirse al plan.

Alrededor del 40% de las emisiones de metano provienen de fuentes naturales como los humedales, pero la mayor parte ahora proviene de una variedad de actividades humanas, que van desde la agricultura, como la producción de ganado y arroz, hasta el uso de gas natural y los vertederos de basura.

Desde 2008 ha habido un gran aumento en las emisiones de metano, que algunos investigadores vinculan al auge de la fracturación hidráulica en algunas partes de EE.UU.

Carbón

Más de 40 países se comprometieron a acelerar la transición energética y reducir el uso del carbón, el mayor contribuyente al cambio climático.

El compromiso incluye poner fin a todas las inversiones que consideren abrir nuevas centrales eléctricas que utilicen carbón, además de impulsar el desarrollo de “energías limpias“.

Planta de carbón en China.

Getty Images
Alrededor del 37% de la electricidad mundial se produjo con carbón en 2019.

Los firmantes estipulan eliminar gradualmente el uso de este contaminante hacia la década de 2030 para las principales economías y la década de 2040 para las naciones más pobres.

“El fin del carbón está a la vista”, aseguró el ministro británico de Energía y Negocios, Kwasi Kwarteng.

“El mundo se está moviendo en la dirección correcta, está listo para sellar el destino del carbón y abrazar los beneficios ambientales y económicos de construir un futuro impulsado por la energía limpia”, añadió.

Grandes consumidores de carbón como Alemania, Canadá, Chile, Corea del Sur, Polonia, Ucrania y Vietnam respaldaron el acuerdo.

Docenas de organizaciones también lo hicieron y varios de los bancos más importantes del mundo acordaron dejar de financiar la industria del carbón.

No obstante, Australia, India, China y EE.UU., cuatro de los más dependientes del carbón en el mundo, no lo firmaron.

Además de Chile, Ecuador ha sido el único país de América Latina que se ha adherido.

Para Juan Pablo Osornio, jefe de la delegación de Greenpeace en la COP26, esta declaración “aún está muy por debajo” de lo que el mundo necesita.

“A pesar del titular brillante, da a los países un enorme margen de maniobra para elegir su propia fecha de eliminación”, precisó.

Zona ecológica libre de pesca

Colombia, Ecuador, Panamá y Costa Rica acordaron el segundo día de la cumbre un convenio para crear una zona ecológica libre de pesca en sus aguas en el océano Pacífico.

El llamado Corredor Marino del Pacífico Tropical Oriental (CMAR) tendrá una extensión de 500.000 kilómetros cuadrados y conectará a las islas Galápagos en Ecuador, la isla Malpelo en Colombia y las de Cocos y Coiba, situadas en aguas territoriales de Costa Rica y Panamá.

Corredor Marino

CMAR
El Corredor Marino del Pacífico Tropical Oriental es una de las áreas de conservación de vida marina más grande del planeta.

“Vamos a proteger ecosistemas como Galápagos y las islas Cocos, que se encuentran entre los más valiosos del mundo”, dijo el presidente de Costa Rica, Álvaro Quesada, durante la firma del acuerdo.

La iniciativa tiene como principal objetivo resguardar las especies migratorias que transitan anualmente por la zona y que no se vean afectadas por la pesca comercial.

Con 500.000 kilómetros cuadrados, el corredor será “la reserva marina más grande en Occidente”, de acuerdo con el gobierno colombiano.

Al darse a conocer el pacto, el primer ministro británico, Boris Johnson, describió el esfuerzo como una “iniciativa audaz, ambiciosa y crucial para los esfuerzos de conservación en esta hermosa región”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2zHpbpjUUY4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

En 6 estados, la cobertura de vacunas para niños no llega ni al 30%; la región sur con el mayor rezago

Para que no haya brotes de enfermedades se debe tener una cobertura de vacunación del 95% por cada vacuna, de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, (OMS).
Cuartoscuro
22 de agosto, 2022
Comparte

En regiones de México como la Península (Campeche, Yucatán y Quintana Roo) o la Pacífico sur (Chiapas, Oaxaca y Guerrero) las coberturas con el esquema completo de vacunación en niños de uno y dos años no llegan ni al 30%. 

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, Ensanut Continua 2021, en la región Península, la cobertura de vacunación con esquema completo de seis vacunas en niños de un año es del 6.5%. En la región Pacifico Sur ese porcentaje es de 11.7%. En tanto para la población de 24 meses de vida esos porcentajes son de 19.8 y 20%, respectivamente.

Vacunación de menores de edad

Para que no haya brotes de enfermedades se debe tener una cobertura de vacunación del 95% por cada biológico, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, (OMS). 

Alfonso Vallejos-Parás, epidemiólogo y académico del departamento de Salud Pública, de la Facultad de Medicina de la UNAM, dijo que esta situación debería ser de preocupación pues es un indicador de fortaleza del sistema de salud.

“Estamos por debajo de eso en todas las vacunas, y es algo que nos debería preocupar a todos porque la vacunación es una de las estrategias más efectivas para evitar enfermedades y un indicador que habla de igualdad de oportunidades y fortaleza del sistema de salud en un país”, señala Vallejos-Parás. 

El porcentaje más alto de cobertura con esquema completo de seis vacunas al año de edad, de acuerdo con los datos de la Ensanut, es el de la región Frontera (Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas), con 58.1% al año de edad cumplido y de 53.9% para los dos años de edad.  

Estas variaciones en las coberturas en el país son la consecuencia de otra serie de desigualdades entre regiones, explicó Tonatiuh Barrientos, director del Centro de Investigación en Salud Poblacional, del Instituto Nacional de Salud Pública, institución encargada de elaborar la Ensanut. 

“Este es un patrón que se puede observar en muchos problemas de salud en México. Es un patrón que está asociado a la infraestructura, a la riqueza (de cada región), al nivel educativo, y, por supuesto, al acceso a los servicios de salud; todo eso se conjuga para esta distribución de coberturas”, dijo el experto.

Barrientos afirmó que el tamaño de muestra considerado en esta encuesta fue por regiones, de manera que no es posible hablar de resultados por estado, esos se tendrán hasta la Ensanut 2024, “pero ya es posible ver en esta esa tendencia, mientras más al sur se ubica una región, menor nivel de cobertura. Y eso es un clarísimo reflejo de las enormes desigualdades que hay en salud, en recursos, en riqueza en el país”. 

Celia Alpuche, directora del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas, del Instituto Nacional de Salud Pública, subraya que no es lo mismo, para lograr un nivel de cobertura de vacunación, tener un estado con terrenos más planos, que uno con cadenas montañosas, ni es lo mismo llegar a las poblaciones donde hay carreteras en estado óptimo, que donde faltan caminos. 

“Y sí se ha logrado llevar las campañas de vacunación a esos lugares, donde hay sierra, con condiciones de mayor pobreza, pero cuando la oferta de vacunas crece, como ha crecido, y la población también aumenta, se va haciendo más compleja la tarea”, explicó Alpuche.

El baile de las cifras

Karla Franco, jefa del departamento del Programa de Infancia y Adolescencia, que incluye el Programa de Vacunación, en la Secretaría de Salud de Quintana Roo, asegura que los porcentajes de cobertura de inmunización en este estado no son tan bajos como refleja la Ensanut. 

“La región Península incluye otros estados y es posible que estos tengan mayor población y características diferentes, pero en Quintana Roo tenemos coberturas de vacunación adecuadas. En menores de un año evaluamos la cobertura, solo a la población sin seguridad social, con cinco vacunas (BCG, Hepatitis B, Rotavirus, Hexavalente y Neumocócica) y estamos en 86.1%, en tanto que en niños de un año, en la que ya se incluye la Triple viral, estamos en 90% de cobertura”, dijo Franco. 

Las discrepancias en las cifras son el reflejo de las diferencias que existen entre el manejo de la salud a nivel federal y a nivel estatal.

En efecto, la Ensanut está midiendo regiones y Franco defiende solo las cifras del estado. Además, la encargada del Programa de Infancia y Adolescencia estatal considera entre su esquema la vacuna Hexavalente (que incluye la protección para seis enfermedades), en tanto la Ensanut incluye la Pentavalente, que en este estado ya no se usó en 2021, al menos no para la población sin seguridad social. 

Pero más allá de las discrepancias, que son grandes, Franco señala que hay varios factores que no les han permitido tener una mayor cobertura en vacunación. En los niños menores de un año, uno de los principales es el desabasto de la vacuna BCG contra la tuberculosis, que se pone a los recién nacidos. 

“Durante muchos meses no hubo esta vacuna en el país, a Quintana Roo llegó durante el segundo trimestre de 2021, y aún así, pese a la tardanza, se aplicó toda, pero a principios del 2021 no había; y en este momento otra vez no hay”,  dijo la funcionaria.

José Francisco Figueroa, coordinador estatal del Programa de Vacunación en Oaxaca, coincide en dos cosas con su colega en Quintana Roo, en la discrepancia con las cifras de Ensanut y en la falta de vacunas, que es la que impide tener una mejor cobertura. 

“En Oaxaca para niños menores de un año, en 2021, y en población sin seguridad social, tuvimos una cobertura de esquema completo de 62.9%; para niños de un año fue de 72.8%. Ahora ya se han recuperado más y en el primer semestre de 2022 llegamos a 96.2% en menores de un año y 88% en niños de un año de edad inmunizados con la Triple viral”, asegura Figueroa.

Él también le achaca al hecho de medir por región, las diferencias con las cifras de Ensanut. 

Aunque admite que las coberturas no son las ideales, el funcionario explicó que esto se debe, en buena medida, al desabasto de biológicos y a los recortes en el presupuesto para el Programa de Vacunación.

“Durante casi todo 2021 no tuvimos vacuna BCG, además, la prioridad, de acuerdo con los lineamientos de la federación, fue la vacunación COVID y bajó mucho la cobertura en el esquema normal”. 

Figueroa señala que también han padecido la falta de personal derivado de los recortes presupuestales pues antes tenían 18 vacunadoras que estaban disponibles para ir a campañas casa por casa, pero desde finales de 2020 ya no se les pudo contratar por la falta de recursos.

Durante todo 2021 y lo que va de 2020, el único personal dedicado a la vacunación han sido las enfermeras que hay en los centros de salud. 

Figueroa explicó que antes tenían cuatro ingenieros que se encargaban de dar mantenimiento a la red de frío que mantiene a temperatura adecuada las vacunas para su conservación. Pero desde octubre de 2020 ya no tienen recursos para su contratación. 

“En algunas localidades ya no hubo forma de componer los refrigeradores y eso afectó las campañas de vacunación. Hubo que ver cómo efectuarlas  y se ha estado haciendo con jornadas intensivas de un día”.

Con los puros números del presupuesto del Programa de Vacunación federal no es posible evaluar estos recortes, puesto que hubo un incremento en los montos para cubrir la inmunización por COVID, pero el gasto de esta vacuna no está desglosado. 

Se supone que para septiembre el panorama mejorará en Oaxaca en cuanto a la vacunación, o al menos eso espera el encargado del programa.

El próximo mes tendrán ya disponibilidad de las nuevas remesas de vacunas que enviará la federación, incluidas DTP y hexavalente. También empezarán a trabajar 19 enfermeras que se concentrarán en la estrategia de inmunización en el estado y tendrán un ingeniero para la red de frío. 

“A partir de septiembre vamos a hacer una campaña de vacunación intensiva con la hexavalente, que incluye la de poliomelitis, por el caso que se presentó de esta enfermedad en Estados Unidos, y lo que esperamos ahora que vamos a volver a tener todos estos recursos es que la gente lleve a vacunar a sus hijos, les hacemos un llamado para esto”, concluye Figueroa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.