Encuentro de AMLO y Bukele: esto propone México para acercarse a Centroamérica - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Encuentro de AMLO y Bukele: esto propone México para acercarse a Centroamérica

La propuesta del presidente López Obrador que presentará con su homólogo salvadoreño, Nayib Bukele, es un plan económico y de migración para ayudar a Centroamérica.
AFP
20 de junio, 2019
Comparte

“El hermano mayor”. Así se conocía a México en los años 70 y 80, una de las etapas más difíciles en la historia de Centroamérica, cuando había varios conflictos armados en la región.

El papel de los gobiernos mexicanos de la época fue central para terminar con la violencia: albergó a refugiados por la guerra, promovió organismos multinacionales para ayudar a los países en conflicto y hospedó negociaciones de paz.

Pero luego México se olvidó de Centroamérica.

Durante más de dos décadas concentró su política exterior en las relaciones comerciales con su principal socio, Estados Unidos.

Ahora pretende iniciar un viraje histórico en los vínculos con sus vecinos del sur.

Ante una creciente crisis migratoria, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador propuso un ambicioso plan para desarrollar Centroamérica.

La idea, dice el mandatario, es evitar la “migración forzada”. Pero también es un intento por recuperar la influencia que tuvo en la región.

Camiones con militantes del FMLN en El Salvador.

AFP
El Salvador padeció una cruenta guerra civil entre 1980 y 1992.

Supone eso, entonces, ¿volver a ser el “hermano mayor” de Centroamérica?

“No me gusta poner ni que nos pongan calificativos”, le responde a BBC Mundo Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México.

“Lo que queremos es recuperar nuestro papel y liderazgo comercial, diplomático, político, económico y cultural en la región”.

El olvido

En febrero, durante el Oslo Freedom Forum, una conferencia organizada por la organización no gubernamental especializada en derechos humanos y con sede en Nueva York Challenging Power, la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla cuestionó la posición mexicana hacia Centroamérica.

“México hoy está muy desatendido de los temas que pasan en la región”, dijo.

Presidente López Obrador

AFP
El presidente López Obrador pretende recuperar el liderazgo de México en Centroamérica.

En realidad, la falta de atención empezó en 1994, cuando entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, también conocido por sus siglas en inglés, NAFTA).

A partir de ese momento la relación de México con sus vecinos del sur cambió radicalmente, dice Rodrigo Salazar Elena, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

“Las relaciones comerciales con Estados Unidos fueron privilegiadas en términos de la política exterior mexicana”, le explica a BBC Mundo.

“Inclusive desde 1994 el embajador mexicano en ese país comenzó a adquirir una relevancia política que lo hacía equiparable al canciller”.

Las relaciones de México con Centroamérica, que en la década anterior habían tenido un intenso protagonismo, virtualmente se enfriaron.

“La diplomacia mexicana hacia Centroamérica no ha sido la de un vecino muy proactivo”, recuerda el investigador Salazar Elena.

Migrantes en frontera sur

AFP
La migración irregular desde Centroamérica aumentó este año.

Así, desde entonces virtualmente el único proyecto para ayudar a la región fue el Plan Puebla Panamá, que pretendía crear un corredor comercial e industrial que frenara la migración.

Pero la estrategia, presentada en 2001 durante la presidencia de Vicente Fox, se abandonó por falta de recursos según dijo la cancillería de ese gobierno.

De hecho, según especialistas, por varios años uno de los vínculos más frecuentes de México con la región fue la contención migratoria.

“No hay más que el desarrollo”

Ahora la estrategia es diferente.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) elaboró un plan llamado “Plan de desarrollo integral de sur de México y Centroamérica” para atender las causas de la migración irregular en el Triángulo Norte, la región formada por Honduras, El Salvador y Guatemala.

De acuerdo con el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, las primeras acciones empiezan a aplicarse este jueves en El Salvador.

La idea es anunciar el inicio del plan hoy, durante el encuentro de López Obrador con el presidente salvadoreño Nayib Bukele en Tapachula, Chiapas.

El proyecto contempla una inversión anual de US$10.000 millones con la idea, asegura el canciller, “de llegar a 2030 con una situación totalmente distinta”.

Migrantes en frontera sur

Getty Images
México endureció su política migratoria.

La estrategia de Cepal pretende aumentar la inversión pública y privada hasta un nivel similar al 25% del Producto Interno Bruto (PIB) de cada país.

Es el porcentaje ideal para asegurar el desarrollo, dice la directora de la Comisión Alicia Bárcena.

Actualmente México tiene inversiones equivalentes al 20,9% de su PIB, pero en países como Guatemala el porcentaje es de 14 puntos porcentuales.

También se pretende aumentar el comercio en la región, crear un sistema de interconexión eléctrica en los cuatro países y una red de escuelas seguras para 500.000 niños, entre otros temas.

El plan propone abordar el fenómeno de la migración desde el respeto a los derechos humanos.

“Es una traición a la historia de México”: la polémica que genera el acuerdo migratorio entre los gobiernos de Trump y AMLO

Esto implica cambiar el modelo aplicado durante décadas, ya abordarlo no como un problema de seguridad nacional, sino como una cuestión de seguridad de las personas.

“La gente emigra por necesidad, por falta de oportunidades de trabajo o por violencia y hay que atender esas causas”, afirma el presidente López Obrador.

“Y no hay más que la cooperación para el desarrollo, no es con la fuerza. No se puede enfrentar el mal con el mal”.

El obstáculo Trump

Sin embargo, algunos creen que no será fácil para México acercarse de nuevo a Centroamérica.

Al inicio del actual gobierno hubo una actitud diferente del gobierno mexicano hacia el Triángulo Norte, coinciden especialistas.

Donald Trump

Getty Images
Donald Trump presiona a México para que corte la migración.

Pero las presiones del presidente estadounidense Donald Trump para cortar el flujo de migrantes a su país complicaron el escenario.

“El primer discurso de López Obrador fue de apertura y respeto a los derechos humanos de los migrantes, pero ha ido cambiando”, le dice a BBC Mundo César Castillo, director del Observatorio de Migraciones Internacionales en Honduras (OMIH).

“La situación de México es bastante complicada. Por un lado tiene que lidiar con el tema de los migrantes y el respeto a sus derechos humanos, pero también tiene presiones fuertes de EE.UU. para detener la migración”.

En los últimos días, organizaciones civiles han criticado el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur para contener el flujo de migrantes.

Algunos dicen que fue una petición de la Casa Blanca, pero el canciller Ebrard asegura que sólo adelantaron un plan ya previsto.

“No se está colocando a la Guardia Nacional en la frontera sur del país porque alguien nos lo pida, eso México ya lo había presentado”, afirma.

La desconfianza

Además del fenómeno migratorio hay otros elementos que pueden complicar la nueva estrategia de López Obrador.

Uno de ellos son los problemas internos de violencia y corrupción que hay en los países del Triángulo Norte, señala el director de OMIH.

Guardia Nacional

AFP
México desplegó a la Guardia Nacional en su frontera sur.

En otros años la región obtuvo recursos internacionales para combatir la pobreza y mitigar la migración, pero las estrategias fracasaron.

“En nuestros países tenemos que mejorar algunos aspectos porque no sólo es el desarrollo, sino también política y corrupción”, explica César Castillo.

“Hay procesos que han fracasado porque se inyectaron recursos que no llegaron a desarrollar las comunidades. No se invierte adecuadamente y el tema de eso es la corrupción”.

Existen otras dificultades, como la crisis política que enfrenta el gobierno de Honduras o el próximo cambio de presidente en Guatemala.

Pero ¿cómo superar este escenario?

“Nos tomó diez meses elaborar el plan a los cuatro gobiernos (México y el Triángulo Norte)”, le responde a BBC Mundo el subsecretario Reyes Zúñiga.

“No es una cosa improvisada ni un instrumento de política unilateral escrito o dirigido por gobiernos de cierta ideología”, añade.

“En todo el proceso tuvimos acompañamiento de la Cepal. Eso le da una viabilidad tras períodos de gobierno incuestionable”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GSv-GiR4Ll0

https://www.youtube.com/watch?v=ktu0V3H8ZsU&t

https://www.youtube.com/watch?v=zIjZVmBNJ-Y

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Pese a amparos vigentes, gobierno reinicia obras en Tramo 5 del Tren Maya; “Están violando la ley”, denuncian activistas

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador reanudó las obras en el Tramo 5 del Tren Maya, a pesar de que aún hay recursos legales en contra del proyecto.
Cuartoscuro
18 de julio, 2022
Comparte

El gobierno federal determinó que el Tren Maya es una obra “de seguridad nacional”, por lo que reanudó actividades en el Tramo 5, a pesar de los amparos presentados contra las labores y de las suspensiones otorgadas a la fecha.

Javier May, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), dijo este lunes que la decisión se dio durante la sesión del Consejo de Seguridad. 

“Los interesados son la Secretaría de Seguridad Pública y de Gobernación, ellos determinaron que la obra se inicie nuevamente. Con eso no se violenta ningún amparo ya que el Fondo no intervino”, declaró ante medios.

Activistas y organizaciones civiles como Moce Yax Cuxtal aportaron a este medio fotografías y videos en los que se aprecia que desde el pasado viernes 15 de julio las obras de construcción se reiniciaron en el Tramo 5, a pesar de que hay al menos dos amparos pendientes de resolución ante un juzgado de Yucatán.  

“Llamamos al presidente López Obrador a detener de inmediato las obras del Tramo 5 del Tren Maya por violar la ley y los acuerdos internacionales. ¡Pongamos un alto a la devastación de la selva maya!”, publicó la organización internacional Greenpeace, que este lunes realizó una protesta pacífica en contra de los trabajos, desplegando en la zona de las obras un salvavidas gigante con las siglas “S.O.S”. 

El colectivo Sélvame del Tren publicó un comunicado en el que también advierte del reinicio de las obras. 

“Han reactivado las obras del Tramo 5 del Tren Maya sin permisos y sin esperar la resolución de los jueces, violando de manera flagrante la ley y poniendo en riesgo a la Riviera Maya, a su gente, su economía, y su riqueza natural”, se lee en el escrito. 

Animal Político, otros periodistas y medios preguntaron en el chat oficial de Fonatur si la dependencia publicaría el acta del Consejo de Seguridad en la que, según dijo Javier May, se tomó la decisión de que el Tren Maya sea una obra de seguridad nacional, motivo que justificaría el arranque de las obras, de acuerdo con el funcionario federal. 

Sin embargo, la respuesta de la dependencia fue remitir al artículo 17 de la Ley de Seguridad Nacional que, básicamente, establece que tanto las reuniones como las actas y los documentos que se generen en esas sesiones “son reservados”, por lo que no entregará la información solicitada.

Los amparos

A finales de mayo, el Juzgado Primero de Distrito en Yucatán concedió una suspensión definitiva para las obras, luego de que una organización civil denunciara que las constructoras del Tramo 5 pasarían por encima de cenotes, ríos subterráneos y sistemas de cuevas. 

En la demanda, interpuesta por un grupo de buzos y espeleólogos de cuevas y cenotes, con el acompañamiento legal de la organización civil Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano (DMAS), se señala que la autorización del Fonatur y del Fonatur Tren Maya “no cumple con el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental”, mismo que debió obtenerse antes del inicio de las obras.

El 18 de mayo, el Fonatur entregó a la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tramo 5 del Tren Maya. En ella, se concluyó que, a pesar de riesgos “severos” para flora y fauna protegida y un daño “crítico” a casi 500 hectáreas de selva, la obra es “ambientalmente viable”.

Sin embargo, pese a la entrega de este documento, el juez consideró que se hizo a destiempo, puesto que debió hacerse antes del arranque de las obras, y por ello concedió la suspensión. Este próximo 28 de julio está programado que se lleve a cabo el juicio de amparo en el que se decidirá si este sigue firme de manera definitiva, o bien, si se desecha y las obras pueden continuar. 

Esta no ha sido la única acción legal para frenar las obras del Tren Maya en el Tramo 5. El pasado 2 de mayo, la justicia mexicana dio otro revés a la obra, cuando el mismo juzgado concedió otra suspensión provisional, la segunda, pero esta vez para realizar la construcción de todo el Tramo 5, es decir, de los 110 kilómetros que van de Cancún a Tulum. 

En esa ocasión, el juzgado radicado en Mérida concedió a la organización DMAS la suspensión provisional, luego de que dicha organización se amparara argumentando que las obras estaban violando los artículos constitucionales 14 y 16, pues, de nuevo, estas iniciaron sin contar antes con la Manifestación de Impacto Ambiental. 

Asimismo, el pasado 17 de mayo, otro juez federal aceptó la demanda colectiva interpuesta por la Organización Nacional de Responsabilidad del Estado (ONRE) en contra de cinco constructoras del Tren Maya, a las que reclama 27 mil millones de dólares por daño ambiental y por iniciar las obras sin tener todos los permisos. 

Tras la noticia de estos amparos y denuncias, el presidente López Obrador dijo el 31 de mayo pasado que presentaría recursos legales para seguir con la construcción del megaproyecto y agregó que se trató de un asunto de “politiquería” impulsado por “pseudoambientalistas”. 

El Tren Maya es uno de los grandes planes de su gobierno, aunque enfrenta cuestionamientos por su impacto ambiental y arqueológico en el sureste.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.