close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Por qué 500 años después en México no le perdonan a Tlaxcala su alianza con Hernán Cortés

La histórica alianza del pueblo tlaxcalteca a los conquistadores españoles ha sido juzgada como "traición" en el imaginario popular mexicano. Un estigma que pesa para sus habitantes que son objetos de un "acoso" histórico del resto del país.
Getty Images
26 de marzo, 2019
Comparte

Tlaxcala sí existe.

No es un lugar imaginario, ni su gente son actores pagados, ni se trata de un apéndice territorial del estado de Puebla, cómo dicen publicaciones satíricas en internet.

Se encuentra a dos horas por carretera desde Ciudad de México. Tiene un centro histórico bellamente preservado, con un kiosco en su plaza central y calles arboladas en las que resalta el color lila de sus jacarandas.

Pero en las bromas de muchos mexicanos, el estado más pequeño del país con unos 4.000 km2 de territorio llega a ser motivo de burlas e incluso de consultas en Google sobre su existencia.

Su existencia se ha puesto en duda no solo por ser el estado más chico del país, sino también por un crucial papel en la historia de México ocurrido hace exactamente 500 años.

El juicio popular predominante los considera traidores.

Te preguntan ‘¿de dónde eres?’ y les dices ‘de Tlaxcala’ y luego luego viene el mote (de traidor). Antes era más fuerte esa situación que ahora, pero sigue”, dice Marcelina Sánchez, habitante de toda la vida de la capital del estado.

Esta actitud adquiere relevancia contemporánea por la solicitud del presidente Andrés Manuel López Obrador al rey de España y al Papa que pidan perdón por los atropellos cometidos durante la Conquista de México, algo que el gobierno de España rechazó de inmediato.

Escaleras eléctricas en Apizaco

BBC
En 2017 se inauguraron en una tienda de Tlaxcala las primeras escaleras eléctricas del estado, algo que generó muchos comentarios de burla hacia el desarrollo social del estado.

Y es que en 1519 los tlaxcaltecas -conocidos por ser férreos guerreros- establecieron una alianza con los conquistadores españoles que llegaron a su territorio.

El pacto fue clave para la posterior conquista del poderoso imperio mexica (o azteca) a tal grado que los indígenas tlaxcaltecas tuvieron un trato especial de la Corona española durante la colonia.

Estos episodios, sumados a una interpretación de la historia predominantemente negativa hacia los tlaxcaltecas, generaron un ambiente de resentimiento del resto de México hacia ese pueblo.

Incluso hasta un acoso o bullying desde el resto del país, y en especial de los estados vecinos.

Es un juicio bien pesado. Este estigma que tenemos es muy difícil, son siglos de que nos estén molestando con este mote de traidor”, dice a BBC Mundo el antropólogo Juan Carlos Ramos.

Pero basta comprender cómo ocurrieron los hechos para desarmar esa imagen, como explican los expertos en el tema.

¿Fidelidad a su sangre?

La idea de la traición se ha perpetuado durante siglos debido a una interpretación histórica descontextualizada.

Museo de la Memoria

BBC
Documentos históricos en el Museo de la Memoria, dirigido por Juan Carlos Ramos, dan testimonio del acuerdo de los tlaxcaltecas y españoles.

Se cree que los tlaxcaltecas debieron ser fieles al imperio mexica (o azteca) y defenderlo ante la invasión de los conquistadores españoles. Fidelidad a la sangre indígena.

Pero un repaso a los acontecimientos muestra que los tlaxcaltecas no eran aliados de los mexicas, ni estaban bajo sus dominios ni existía una nación indígena como tal.

Cuando los aztecas fundaron su ciudad, México-Tenochtilan (1325), el pueblo tlaxcalteca ya existía y se había asentado en su territorio en el centro de lo que hoy es México.

La llegada de los conquistadores españoles liderados por Hernán Cortés a territorio tlaxcalteca no fue amistosa, y de hecho se enfrentaron en tres batallas con los ejércitos de los cuatro señores indígenas gobernantes.

Monumento a Xicohtencatl Axayacatzin

BBC
Xicohtencatl Axayacatzin es uno de los indígenas tlaxcaltecas más reverenciados hasta la actualidad.

Pero entonces vino una negociación contra un objetivo común: los mexicas.

“Tácticamente a los tlaxcaltecas vieron que les convenía mejor aliarse con ellos”, explica a BBC Mundo el historiador José Juan Juárez, de la Universidad de Tlaxcala.

Si se considera ese contexto y cómo se pensaba la guerra en esa época, no en la actual, se puede entonces entender que los tlaxcaltecas peleaban por su propia patria, que nunca fue la mexica.

La Malinche en un códice prehispánico

Getty Images
Varios son los códices que dan cuenta de la alianza militar de los tlaxcaltecas con las tropas de Hernán Cortés.

“El guerrero mesoamericano tenía una idiosincrasia en cuanto a la guerra, en cuanto a la confrontación física con un ser humano. Y el soldado español tenía otra idiosincrasia”, remarca Juan Carlos Ramos.

A juicio de los expertos y de los mismos tlaxcaltecas, no hay una traición a algo a lo que no se pertenece.

¿Por qué no pelear por los mexicas?

Si bien no eran amigos, los pueblos mexica y tlaxcalteca sí sabían de las batallas que habían librado los conquistadores en 1519 contra pueblos originarios, con saldos mortales muy negativos para los indígenas.

Pero para cuando llegaron los conquistadores a Tlaxcala, ese pueblo tenía 60 años de padecer un bloqueo económico impuesto por los mexicas, razón que explica el porqué no pelearon por ellos.

Vista de Tlaxcala

BBC
La ubicación de Tlaxcala, a unos 100 km al este de Ciudad de México, fue clave para la conquista de México.

Debido a que los tlaxcaltecas nunca fueron sometidos por el gran imperio de México-Tenochtitlán, su territorio era una suerte de enclave rodeado de pueblos súbditos de los mexicas.

“Se generaron un renombre de guerreros, férreos, grandes estrategas militares, al tiempo que se les impedía comerciar, entonces el tlaxcalteca se encierra”, explica Ramos.

Poner esa época “bajo la lupa de la moral social actual” es equivocado, añade Juárez.

Durante los siguientes dos años, esos guerreros tlaxcaltecas y otros pueblos rebelados contra los mexicas fueron fundamentales para la conquista de los mexicas consumada en 1521.

Documento del rey Carlos I

BBC
El rey Carlos I reconoció a los tlaxcaltecas por su participación en el sitio militar a los mexicas entre 1519 y 1521.

La alianza fue tan exitosa y clave para los conquistadores que los reyes de España les concedieron una autonomía a los tlaxcaltecas que ningún otro pueblo originario tenía.

Los jefes de ese pueblo y sus descendientes fueron nombrados “primos” por el rey Carlos I, un estatus que si bien no llegaba al de los españoles y criollos, sí estaban en un peldaño superior que el resto.

La Corona española también le dio el título a Tlaxcala de “Muy noble y muy leal”.

Una calle de Tlaxcala

BBC
Tlaxcala fue fundada ya bajo el imperio español en 1527, gozando de un trato especial hacia sus indígenas.

Un estigma pesado

Como desde antes de la conquista, durante la colonia y luego de la independencia de México, Tlaxcala se mantuvo como una sociedad más bien cerrada hacia el resto del país.

Es uno de los estados de México que más relación con el pasado español.

Eso se respira en la arquitectura de sus casas y calles, en fiestas como la del Carnaval adaptado entre náhuatl y al castellano, o hasta en el hecho de que en el pequeño estado hay 36 ganaderías de todos de lidia.

“Tlaxcala siempre ha mantenido su identidad, su esencia, su origen. Eso ha permitido que se conserven mucho sus tradiciones”, dice a Roberto Núñez, secretario de Turismo estatal.

Un afiche de los 500 años de la unión México-España

BBC
A diferencia del resto del país, en Tlaxcala este año hay múltiples actividades para conmemorar la llegada de los españoles.

“Se nos etiquetó de manera injusta (como traidores), pero realmente no lo somos. Este estigma repercutió durante mucho tiempo en nuestro estado, en el ánimo“, señala a BBC Mundo.

Han pasado cinco siglos y aquella alianza tlaxcalteca-española no ha sido fácil de borrar incluso para los más jóvenes que han crecido en un ambiente de más apertura social y comunicación.

“Es el burling (burla y bullying) de las redes sociales”, dice Jonathan Álvarez, quien con sus compañeros de colegio visita el palacio de gobierno que guarda un gran mural sobre la historia tlaxcalteca.

Estudiantes en Tlaxcala

BBC
Los estudiantes en Tlaxcala están participando en las actividades conmemorativas de los 500 años de la conquista.

Pero no siempre los tlaxcaltecas fueron considerados traidores, pues de hecho esa imagen sólo se arraigó en el imaginario popular hasta el siglo XIX, después de la independencia de México, explica el historiador José Juan Juárez.

“Tras la independencia se desatan pugnas y se enarbola el sentimiento de nacionalismo. Como los tlaxcaltecas no secundaron en un comienzo la independencia, estaban con la fidelidad a España, a partir de ahí comienza un resentimiento hacia Tlaxcala“, señala.

Incluso Benito Juárez, uno de los presidentes más admirados de México, reprodujo esa visión de los “viles” tlaxcaltecas como los que “prefirieron una rastrera venganza al honor nacional”.

Tlaxcala en México y el mundo

Un aspecto poco conocido de la historia tlaxcalteca es su participación en la conquista y colonización en América y más allá.

Ciudades fundadas por tlaxcaltecas

BBC
El Museo de la Memoria enseña a los tlaxcaltecas cuál ha sido su papel más allá de su estado, como en a fundación de muchas ciudades de México.

Existen registros de la llegada de tlaxcaltecas con españoles a Guatemala, Honduras, El Salvador, Perú, a ciudades que hoy están en el norte de México y sur de EE.UU., Florida e incluso en Filipinas.

Tlaxcala tardó casi tres décadas en ser reconocido como estado tras la independencia de México, e incluso la primera Constitución (1824) dejó en la indefinición el qué hacer con ese territorio.

El sentido de comunidad autónoma por mucho tiempo mantuvo al estado con cierto grado de apartamiento, pero es algo que está cambiando en las últimas décadas.

Artículo 5 de la Constitución de 1824

BBC
La primera Constitución de México dejó en la indefinición a Tlaxcala.

Para el secretario de Turismo Roberto Núñez, la forma de “revertir” el estigma hacia Tlaxcala y su gente es a través de un acercamiento del resto de los mexicanos hacia Tlaxcala.

“Hay cosas en la historia que no se pueden cambiar, pero sí se pueden justipreciar. Hubo una alianza que dio origen lo que a la postre vino a ser México, la gran nación, el mestizaje“, añade.

“No pertenecemos ni a un pueblo ni a otro, somos un mestizaje”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_cDXqCfnycM

https://www.youtube.com/watch?v=cqGT5wh5REw

https://www.youtube.com/watch?v=rUrDvYJtKPU&t=16s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Albergues de migrantes: ¿Qué ayuda nos va a quitar el gobierno si nunca nos ha dado nada?

El presidente López Obrador dijo que los albergues de migrantes no recibirán apoyos para evitar que los “intermediarios” se queden con las ayudas. Organizaciones civiles respondieron el gobierno nunca les ha ayudado.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste / Alberto Pradilla
18 de junio, 2019
Comparte

Los albergues de la sociedad civil que brindan ayuda humanitaria a los migrantes no recibirán apoyos económicos del gobierno federal.

Así lo dijo este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien señaló que será el gobierno el que pondrá sus propios albergues para eliminar a los “intermediarios” de la sociedad civil, a quien acusó de quedarse con el recurso público y no dárselo a los migrantes, y de mantenerse a costa del presupuesto gubernamental. 

Lee >> En frontera sur, 2,400 elementos de la Guardia; no detendrán a migrantes, asegura el gobierno

“Hay casos que se pueden probar de dinero que se entregó a organizaciones para beneficiar a migrantes y no llegó el dinero a los migrantes”, apuntó el presidente sin dar nombres, quien insistió en que ya “se acabaron los intermediarios”, como en el caso de las estancias infantiles subrogadas y de los albergues para mujeres que sufren violencia, a los que el gobierno también les quitó los apoyos para entregar el dinero ‘en mano’ a las personas afectadas.

Ahora bien, albergues de migrantes en el norte, centro y sur del país, consultados por Animal Político explicaron que este recorte anunciado por el presidente no les afecta tanto porque, en algunos casos, las ayudas eran mínimas, y en otros, la mayoría, porque nunca recibieron apoyos del gobierno.

“Nos están preguntando cómo le vamos a hacer si el gobierno nos corta los recursos. Y la verdad es que no nos afecta por una sencilla razón: el gobierno nunca nos ha ayudado”, dijo en entrevista el Padre Francisco Gallardo López, coordinador diocesano de la pastoral de migrantes, que trabaja en albergues de Reynosa y Matamoros, en la frontera de Tamaulipas.

Lee >> Bajo la lluvia, migrantes duermen en la calle en espera de asilo en México; solicitudes de refugio pueden llegar a 80 mil

El defensor de migrantes apuntó, además, que las declaraciones del presidente asegurando que hay albergues que viven prácticamente de las ayudas gubernamentales, están contribuyendo a crear una imagen en la sociedad de que el Ejecutivo mantiene a los centros de atención al migrante.

Una imagen, criticó, que no se corresponde con la realidad, puesto que la mayoría de albergues y de casas del migrante en todo el país se mantienen, principalmente, por las donaciones de comida y enseres básico que hace la sociedad, las aportaciones de las diferentes iglesias y de organismos internacionales de protección a los refugiados, y del voluntariado de muchas personas que donan su tiempo y su trabajo para ayudar a los migrantes.

“Solo en 2018 atendimos a 36 mil personas en nuestros albergues en Tamaulipas. Y los atendimos gracias a la sociedad que nos dona zapatos, ropa, medicamentos, comida, y a los profesionales que donan atención psicológica y médica”, resaltó el padre Francisco Gallardo.

Alberto Xicontécatl, de la Casa del Migrante de Saltillo, explicó que de las pocas ayudas gubernamental que existían era el Fondo de Atención al Migrante, aunque éste no estaba enfocado directamente en apoyar a los albergues, sino en dar apoyos a los municipios fronterizos en el norte, especialmente Tijuana, Mexicali y Ciudad Juárez, que reciben a miles de migrantes, tanto connacionales como extranjeros.

Sin embargo, este fondo fue eliminado del presupuesto para este 2019.

Lee también >> Entregarse al INM, la estrategia de migrantes africanos en Chiapas para avanzar hacia EU

Claudia Portella, responsable en el Desayunador Salesiano de Tijuana, explicó que este fondo funcionó los últimos dos años, entre 2017 y 2018, aunque el montante total que recibieron no llegó al millón de pesos anuales.

Por ello, señaló que tuvieron que buscar otro tipo de alternativas entre las instituciones públicas. Por ejemplo, rebajas en la factura del agua y de la luz. Aunque esto es algo que negocian directamente con los municipios y no con el gobierno federal.

La institución de Claudia Portella lleva funcionando 20 años. Ofrece diariamente desayuno a entre mil y mil 200 personas. También disponen de un albergue. Ahí atienden a migrantes procedentes de Centroamérica, pero también a repatriados mexicanos que acaban de llegar de Estados Unidos o a personas en situación de vulnerabilidad.

Portella explicó que trabajan solo con voluntarios. Algunos acuden diariamente, por ser miembros de la congregación religiosa o por programas de voluntariado. La plantilla habitual oscila entre las cinco y las ocho personas. Otros “regalan” dos horas de su tiempo. Por ejemplo, una doctora o una psicóloga, que van cada día a atender a los migrantes. No cobran un peso. Unas veinte personas apoyan de este modo.

“El gobierno no puede decir nada, porque no nos da nada”, subrayó Portella, en consonancia con lo expuesto por el padre Francisco Gallardo, de la red de albergues en Tamaulipas, y también con Paulina Olvera, de la organización Espacio Migrante de Tijuana, que puso un albergue en marcha en febrero pasado.

“Sabemos que hay albergues dependen de estos fondos. Es una forma de castigar a las organizaciones y desalentar a las redes que apoyan a los migrantes”, apuntó Olvera.

Para evitar presiones del gobierno, la activista dijo que su organización busca fondos en “fundaciones o aliados en San Diego, Estados Unidos”.

Lee >> 45 días en un albergue, aislados: el camino que da México a migrantes que piden asilo

¿Migrantes indocumentados en refugios del gobierno?

Carlos Yee, coordinador de la Red Zona Norte de Casas y Centros de Derechos Humanos de Migrantes, es una excepción entre los entrevistados.

Representa a la Casa del Migrante de Tijuana y señaló que su institución sí ha recibido fondos gubernamentales. Aunque no alcanzan para cubrir toda su labor. Según explicó, lo percibido en 2018 cubrió solo el 21% de sus actividades. Y es el año que más financiación recibieron de las autoridades.

La Casa del Migrante de Tijuana tiene 21 empleados y medio centenar de voluntarios. Atienden tanto a migrantes centroamericanos como a retornados mexicanos. Yee recuerda que solo el año pasado, unos 208 mil mexicanos fueron devueltos por Estados Unidos.

Él considera que las palabras de López Obrador no estaban dirigidas a “tomar el control” de los albergues, sino más bien a construir refugios estatales.

En su opinión, esto presenta varios problemas.

Por un lado, la capacitación de los funcionarios. Por otro, la confianza de los propios migrantes. Cuando llegan a México no se fían de las instituciones y no parece posible que un centroamericano en situación irregular quiera meterse por su propio pie a un centro gestionado por un gobierno que tiene entre sus misiones arrestarlo y deportarlo.

“Es un punto importantísimo. La sociedad civil se enfrenta a que el migrante cree que hasta ellos le pueden reportar. Trabajamos para generar confianza, nuestro trabajo es que el migrante esté bien. Si el Estado es que el está a cargo de proteger, deportar, decidir, criminalizar… son demasiadas funciones para un solo actor”, dijo.

Lee >> Gobernación estima que 50 mil migrantes esperen su trámite de asilo en México

Yee defendió la labor de supervisión de la sociedad civil, pero recordó que en muchas ocasiones el gobierno impone trabas, como a la hora de acceder a las estaciones migratorias para vigilar que no se cometan violaciones a los derechos humanos, las cuales ocurren de manera sistemática, tal y como ha documentado, precisamente, múltiples organizaciones civiles como Sin Fronteras.

En cuanto a los señalamientos que hizo el presidente López Obrador, acerca de que hay organizaciones civiles que recibieron dinero y no lo gastaron en la atención al migrante, Alberto Xicontécatl, de la Casa del Migrante de Saltillo, dijo que el mandatario debería denunciar el caso ante la justicia y, de comprobarse cierto, entonces darlo a conocer públicamente.

De lo contrario, apuntó, se está criminalizando la labor de los defensores de migrantes.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.