Game of Thrones: el alucinante mundo de Bran Stark relatado por Isaac Hempstead Wright - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Game of Thrones: el alucinante mundo de Bran Stark relatado por Isaac Hempstead Wright

Isaac Hempstead Wright pasó los últimos ocho años de su vida en el mundo de Bran Stark. El joven actor relata a la BBC cómo fue interpretar a este sobreviviente de "Juego de Tronos", algo que le dejó muchas gratas, difíciles y divertidas experiencias.
22 de mayo, 2019
Comparte
Bran Stark in season one and season eight

Sky/HBO
El paso del tiempo se vio en el personaje de Bran Stark, desde la primera hasta la octava temporada de Juego de Tronos.

Importante: esta nota NO contiene spoilers de la OCTAVA temporada de “Game of Thrones”, pero SÍ hay algunos detalles de la trama hasta la séptima.

“Game of Thrones” llegó a su fin, amado u odiado por su desenlace luego de ocho años de una enorme historia.

Ahora sabemos quiénes vivieron, quiénes murieron y quiénes tomaron el poder.

El episodio final reveló el destino de los Stark, incluido Bran Stark, que fue interpretado por Isaac Hempstead Wright.

En abril de este año, el joven le contó a Radio 1 Newsbeat sobre su participación en la serie y cómo se había preocupado de que su personaje fuera eliminado desde la primera temporada.

Hempstead Wright interpretó a Bran Stark desde el primer episodio, cuando fue lanzado desde una torre por Jaime Lannister, lo que lo dejó parapléjico.

Escapó por suerte esa vez, pero, como a sus compañeros, le preocupaba que su personaje fuera asesinado en alguna de las temporadas desde entonces.

Bran y el Rey de la Noche

Sky/HBO
El destino en la historia era una preocupación de cada actor al iniciarse una nueva temporada.

“Lo primero que hacían todos cuando recibían el guion era comprobar si iban a morir“, recuerda. “Luego, cuando veían que estaban a salvo, comprobaban si sus amigos se iban a morir”.

Y cuando caía el hacha (a veces literalmente), ver la serie era tan duro para el elenco como lo era para los espectadores en casa.

“Siempre tenías temor de cualquier escena particular que supieras que se avecinaba, como la Boda Roja”, señala Hempstead Wright.

Por si no sabes lo que es la Boda Roja porque no has visto la serie ( ¡¿por qué estás leyendo esto?!), fue un evento crucial que ocurrió en la tercera temporada en el que algunos de los personajes más importantes fueron ejecutados, la mayoría de ellos eran de la familia Stark, como el personaje de Hempstead Wright.

“Todos sabíamos que eso venía e íbamos a perder a la encantadora Michelle (Fairley), a Richard (Madden) y a Oona (Chaplin). Eso fue muy triste”, dice el actor.

Casi renuncia el primer día

Hempstead Wright cumplió 20 años este 2019. Ha estado actuando en “Game of Thrones” desde que tenía 11.

Bran Stark salió ileso durante las primeras siete temporadas, hizo un largo viaje hasta llegar “más allá del muro” y volver como el cuervo de tres ojos, un psíquico que viaja en el tiempo y vive durante siglos.

Pero cuando comenzó, Hempstead Wright no estaba seguro de poder continuar.

“Puedo recordar el primer día y filmamos en este hermoso lugar llamado Tollymore Forest, a las afueras de Belfast. Llovió sin parar todo el día. Fue la escena donde encontramos a los lobeznos y fue simplemente implacable”, explica.

Isaac Hempstead Wright

Getty Images
Hempstead Wright pasó su adolescencia filmando “Game of Thrones”.

“Recuerdo que cuando regresé al hotel con mi madre, dije: ‘No sé si puedo hacer esto, es muy difícil’“.

Las condiciones del tiempo rara vez mejoraron para el elenco.

“Fue un adelanto bastante bueno de las condiciones meteorológicas que enfrentaríamos durante los siguientes nueve años de nuestras vidas”, señala.

“Nada de sexo”

Comenzar la serie siendo tan jóvenes significaba que Wright estaba expuesto a cosas que la mayoría de los de su edad no tienen idea.

El incesto, la violencia extrema y el sexo son cosas recurrentes desde el comienzo de la historia.

El personaje de Hempstead Wright fue lanzado desde la torre de un castillo cuando sorprende a los hermanos Jaime y Cersei Lannister teniendo relaciones sexuales en el primer episodio.

Dice que hubo partes de las primeras temporadas que él era demasiado joven para ver.

Cersei y Jaime Lannister en la temporada 1

Sky/HBO
Cersei y Jaime Lannister tenían una relación “complicada” para un niño como era Hempstead Wright.

Pero considera que mirar algunas de las escenas más impactantes de la serie fue menos traumático para él de lo que pudo haber sido para los espectadores.

“Cuando estás en el set y hay un cuerpo decapitado y ves al hombre escondido detrás bombeando sangre de la prótesis, eso le quita toda la magia“, dice Hempstead Wright.

“En el caso del sexo, solo quiero decir que mi madre me dio un sinfín de charlas que me hicieron pasar mucha vergüenza y dijo cosas como: ‘Así que, cariño, nada de sexo con hermanos o hermanas, eso está mal'”, recuerda.

Aunque lo que sucedió en el set no le afectó, lo que sucedió fuera -en la vida real- fue lo que le hizo entender cómo “Game of Thrones” influyó en su vida.

“En la universidad fue la primera vez que dije: ‘Oh, esto no es nada divertido‘”, dice.

Isaac Hempstead Wright como Bran Stark

HBO
El Bran Stark que regresó a Invernalia era una persona diferente al niño que huyó en la segunda temporada.

Hempstead Wright abandonó sus estudios de matemáticas y música en la Universidad de Birmingham, Reino Unido, en 2017 después de solo ocho semanas de curso por la gran atención que recibió en el campus.

“Anticipé que la gente estaría emocionada, pero no lo vi venir. Eso fue mucho. No podía salir al pasillo sin tener que hacer un selfie, estaba atemorizado de salir y emborracharme porque todos estarían mirando y tomando fotos”, recuerda.

Claramente Hempstead Wright se siente más cómodo delante de las cámaras de televisión que frente a los fanáticos, dice que ahora está listo para seguir adelante.

“Solo somos unos ocho del piloto original (de la serie) que sobrevivimos”, explica.

“Es realmente extraño. Todos sentimos que hemos vivido toda una vida y una carrera, pero nuestras vidas acaban de comenzar, por lo que es un momento bastante sorprendente”, continúa.

“Es realmente emocionante. Es aterrador, pero es emocionante”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Mf-4ho-0fP8

https://www.youtube.com/watch?v=pXpSgVrh0_0

https://www.youtube.com/watch?v=ZEX-s3z3Vp8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

CNDH detecta 19 contagios de COVID en centros de detención de migrantes; INM negaba casos

Los migrantes contagiados con el virus ya fueron trasladados de la estación Siglo XXI, a la Estancia Provisional denominada ‘El Hueyate’, ubicada en la carretera Huixtla-Tapachula. 
Cuartoscuro
Por Manu Ureste y Alberto Pradilla
24 de octubre, 2020
Comparte

A pesar de que el Instituto Nacional de Migración (INM) ha negado públicamente que existan contagios de COVID-19 en sus centros de detención, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reveló que, tan solo en la estación migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, hay al menos 19 casos confirmados de nacionalidad hondureña. 

Hace apenas una semana el INM aseguró a Animal Político que en todas sus estaciones se realizan acciones de limpieza e higiene y de control sanitario. Sin embargo, la CNDH documentó que la Siglo XXI permanece hacinada, que no se respeta la sana distancia, no se reparten cubrebocas, y que no hay gel antibacterial para evitar la propagación del virus. 

Los 19 casos confirmados de migrantes contagiados ya fueron trasladados de la estación Siglo XXI a la Estancia Provisional denominada ‘El Hueyate’, ubicada en la carretera Huixtla-Tapachula. 

Lee: Pese a contagios, no se hacen pruebas COVID a migrantes, denuncian OSC; “cumplimos con medidas”, dice el INM

No obstante, en la inspección realizada entre el 16 y el 19 de octubre, los visitadores de la CNDH también detectaron numerosas irregularidades en estas instalaciones. Por ejemplo, no hay servicios de luz y agua, las condiciones de higiene son malas, y lo más grave: detectaron a mujeres y niñas detenidas y que no presentaban síntomas aparentes conviviendo con otras personas migrantes contagiadas. 

Ante esta situación, la CNDH emitió una serie de medidas cautelares dirigidas al comisionado del INM, Francisco Garduño, para que el instituto traslade de inmediato a los migrantes detenidos en la estación Siglo XXI “a una estancia digna”, para brindarles los servicios de alimentos, salud e higiene que requieran, “así como espacios sanitarios salubres”. 

También pidió al INM que dé atención médica “prioritaria y urgente” a las personas contagias de Covid 19 que están detenidas en la estancia provisional ‘El Hueyate’, prestando especial atención a niños, niñas y adolescentes. 

Animal Político consultó nuevamente al INM sin que al cierre de la edición hubiese recibido respuesta. A día de hoy, la institución que dirige Francisco Garduño no ha reconocido públicamente que se hayan detectado casos al interior de sus instalaciones, a pesar de que el pasado 11 de septiembre la CNDH documentó la muerte de un salvadoreño que estaba al interior de la estación migratoria de Ciudad de México y que fue trasladado al hospital, donde falleció. El pasado 6 de agosto, incluso, el Instituto negó en un comunicado que hubiera casos COVID en sus centros de detención. 

“Ya lo avisamos”

Estas deficiencias documentadas por la CDNDH vienen a confirmar lo denunciado hace tan solo una semana, el pasado 15 de octubre, por múltiples organizaciones de la sociedad civil en el informe ‘Sobre los efectos de la pandemia de Covid 19 en las personas migrantes y refugiadas’. 

“La afectación a personas migrantes y refugiadas por el Covid es algo que ya veníamos avisando y alertando desde hace tiempo”, subrayó en entrevista Ana Saez, directora de Sin Fronteras, organización civil que presentó el informe junto a la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derechos, Asylum Access, y el Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI), entre otras.

Saez recordó que, precisamente por las pésimas condiciones de salubridad y de hacinamiento de las estaciones migratorias, que han sido ampliamente documentadas en informes y en trabajos periodísticos, acudieron desde marzo pasado, muy al inicio de la pandemia, ante la propia CNDH y ante la justicia para ordenar al INM que vaciara los centros de detención.

Sin embargo, aunque el Instituto asegura que está cumpliendo con las recomendaciones de la CNDH y que ha vaciado buena parte de sus estaciones, organizaciones como Asylum Access denunciaron el pasado 15 de octubre que el INM continúa haciendo detenciones de migrantes, a los que recluye en estaciones como la de Villahermosa, en Tabasco, Iztapalapa, Ciudad de México, y la ya mencionada Siglo XXI, en Chiapas. 

“Esperamos que, ante los nuevos señalamientos de la CNDH, el estado mexicano reaccione y tome las medidas para que estas personas sean puestas en libertad”, recalcó Ana Saez. 

Sin pruebas COVID

Para este lunes 26, está previsto que las organizaciones civiles defensoras de migrantes se reúnan con Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, y con Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, para exponerles los resultados del informe sobre Covid 19 y personas migrantes detenidas. 

Entre múltiples puntos, en el informe se expone que el INM ni ninguna autoridad sanitaria hacen con regularidad pruebas Covid a los migrantes detenidos en las estaciones migratorias. 

También se señala que, de las 35 estaciones migratorias que hay en el país, solo dos llevan un registro diario de la temperatura de las personas detenidas, y que solo una, la de Saltillo, tiene servicio médico las 24 horas. 

Lee: Migrar bajo las leyes del COVID: las vías del tren volvieron a ser la ruta de migrantes

Al igual que lo documentado por la CNDH en la estación de Tapachula, la organización Asylum Access también detectó que en el centro de detención de Las Agujas de la Ciudad de México, otro de los más grandes e importantes del país, a los migrantes no se les proporciona cubrebocas, o su entrega es muy deficiente. 

Alejandra Macías, de Asylum Access, contó que en una visita en septiembre pasado a esta estación en la capital mexicana los migrantes entrevistados refirieron que aun seguían utilizando el mismo cubrebocas que les proporcionó la autoridad migratoria de Estados Unidos cuando fueron detenidos semanas atrás. 

Un muerto en una protesta y desobediencias del INM

La gestión de las estaciones migratorias en el contexto de COVID-19 ha generado fuertes críticas desde que se declaró la pandemia. En un primer momento, el INM tuvo que gestionar tanto el encierro de las personas a las que sus funcionarios atrapaban como aquellos a los que Estados Unidos expulsaba a través del Título 42, un mecanismo legal que permite devolver a México a todo aquel que intente entrar al país estadounidense de forma irregular. Todo ello con las fronteras de Guatemala, Honduras y El Salvador cerradas, lo que provocó que hubo momentos en los que estos países no aceptaban a deportados. Esto llevó a que decenas de los migrantes fuesen abandonados en la frontera con Guatemala, donde agentes del INM les instaron a regresar a casa a través del monte. 

El hacinamiento y las malas condiciones al interior de los centros de detención provocaron protestas al menos en Coahuila y Tabasco. La más grave tuvo lugar el 31 de marzo en Tenosique, Tabasco, donde se registró un incendio en el que murió un solicitante de asilo guatemalteco. A Héctor Barrientos, de 42 años, le faltaban tres días para ser liberado y seguir su proceso al exterior de la estación migratoria cuando falleció. Compañeros de encierro acusaron a los guardias de cerrar la puerta e impedirles la salida.

A partir de aquel incidente el INM cambió de política. Durante el mes de abril se dedicó a vaciar las estaciones, deportando cuando podía y entregando tarjetas de residencia temporales en los casos en los que la expulsión era imposible. Para finales de abril, apenas un centenar de migrantes seguía al interior de los centros de detención. 

Durante todo este tiempo, organizaciones de la sociedad civil presentaron amparos para garantizar los derechos de los migrantes encerrados (que fuesen liberados, que se diese a conocer los protocolos para prevenir la COVID-19). 

En varias ocasiones los jueces dieron la razón a los grupos activistas y, sin embargo, el INM hizo caso omiso. En agosto, por ejemplo, un juzgado dio un ultimátum al propio comisionado Garduño: o cumplía el mandato de aplicar y velar por el cumplimiento de once medidas de prevención de Covid19 al interior de las estaciones migratorias o podría ser encarcelado. A día de hoy no ha ocurrido ni una cosa ni la otra.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.