close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cambio climático: por qué los próximos 18 meses son cruciales para el planeta y todos nosotros

El próximo año también será decisivo para el futuro de un millón de especies y de los océanos.
26 de julio, 2019
Comparte

¿Recuerdas los titulares que hablaban de que teníamos apenas 12 años para salvar el planeta?

Pues ahora parece existir el consenso de que los próximos 18 meses son críticos en la lucha contra el cambio climático y otros desafíos ambientales.

Para evitar que el aumento en la temperatura del planeta supere 1,5 grados centígrados respecto a la era preindustrial, será necesario reducir las emisiones globales de dióxido de carbono en un 45% para 2030, según afirmó el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en su informe de octubre del año pasado.

Sin embargo, los pasos decisivos en ese recorte de emisiones de CO2 deben tener lugar antes de finales del año próximo, de acuerdo a observadores.

La idea de que 2020 es un plazo decisivo fue mencionada ya en 2017 por uno de los principales científicos climáticos a nivel mundial.

“La matemática del clima es brutalmente clara”, afirmó Hans Joachim Schellnhuber, fundador y ahora director emérito del Instituto Potsdam del Clima, en Alemania.

“El mundo no puede ser sanado en pocos años, pero podría estar fatalmente herido de negligencia en 2020”.

La sensación de que el fin de 2020 es una oportunidad límite en términos de cambio climático es cada vez más clara.

“Creo firmemente que los próximos 18 meses decidirán nuestra habilidad para mantener el cambio climático en niveles que permitan la sobrevivencia y asegurar la restauración del equilibrio necesario en la naturaleza para sobrevivir”, afirmó recientemente el Príncipe Carlos de Inglaterra ante cancilleres de países de la Mancomunidad Británica.

¿Por qué son tan cruciales los próximos 18 meses?

El Príncipe Carlos se refería a una serie de reuniones clave de la ONU que tendrán lugar desde septiembre de este año hasta fines de 2020.

En el Acuerdo de París sobre cambio climático de 2015 los países firmantes se comprometieron a mejorar sus planes de recortes de emisiones para fines del próximo año .

Huelga de estudiantes por el cambio climático en Munich en julio de 2019

Getty Images
Huelga de estudiantes por el cambio climático este mes en Alemania. Cada vez más gente pide acciones concretas para combatir el calentamiento global.

Un punto importante del informe del IPCC de octubre de 2018 era que las emisiones globales de dióxido de carbono deben llegar a un tope máximo y comenzar a bajar para 2020.

Solo de esa forma podrá mantenerse el aumento de temperatura por debajo de 1,5 grados centígrados, el límite necesario para evitar los efectos más catastróficos del cambio climático, según el IPCC.

Pero los compromisos actuales de los gobiernos, lejos de garantizar ese límite seguro, conducirán a un incremento de 3 grados para fin de siglo.

Los planes de los gobiernos suelen estipularse en marcos temporales de 5 o 10 años. Y por ello, si se quiere lograr la reducción de 45% en las emisiones globales para 2030 será necesario que los compromisos estén sobre la mesa para fin de 2020.

¿Cuáles son los pasos siguientes?

El primer encuentro crucial es la cumbre climática convocada por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que tendrá lugar el 23 de septiembre en Nueva York.

Guterres dejó en claro que los países solo deben ir a la cumbre si presentan en ella planes para reducir sus emisiones en forma significativa.

El encuentro será seguido por la nueva conferencia de las partes del acuerdo marco sobre cambio climático, COP25, en Santiago, Chile, donde tal vez el logro más importante será mantener el proceso de reducciones en movimiento.

Antonio Guterres

Getty Images
Antonio Guterres, secretario general de la ONU, advirtió a los gobiernos que no concurran a la cumbre de cambio climático en setiembre en Nueva York si no piensan ofrecer reducciones significativas en sus emisiones de CO2.

Más crucial será probablemente la COP26, que según se cree tendría lugar en Reino Unido a fines de 2020.

El gobierno británico cree que puede usar la oportunidad de la COP26, en un mundo post Brexit, para mostrar que Reino Unido puede generar la voluntad política para una acción común, de la misma forma que Francia usó su músculo diplomático para hacer realidad el acuerdo de París.

“Si nuestra candidatura para ser sede de la COP26 tiene éxito, construiremos sobre la base del Acuerdo de París y reflejaremos la evidencia científica necesaria para actuar más y más rápido”, señaló el ministro de Medio Ambiente británico, Michael Gove.

“Juntos debemos dar todos los pasos necesarios para restringir el aumento de la temperatura global a 1,5℃.”

¿Razones para ser optimista?

La causa puede haber sido la evidencia de las olas de calor, la influencia de las huelgas escolares convocadas por la activista sueca Greta Thunberg, o el movimiento Extinction Rebellion.

Lo cierto es que aumentó el interés del público en el cambio climático y en la necesidad de soluciones.

La gente está exigiendo acciones concretas y políticos en muchos países están conscientes de ello.

Greta Thunberg

Getty Images
La influencia de Greta Thunberg es uno de los factores que explica el aumento de la preocupación del público por el cambio climático.

Planes como el Green New Deal en Estados Unidos, la propuesta de un paquete de estímulos económicos para abordar el cambio climático y la desigualdad, que podrían haber parecido inviables hace unos años, ahora están ganando apoyo.

Y países como Reino Unido legislaron para asegurar emisiones netas cero en 2050.

“Nuestro grupo de pequeños estados insulares compartimos el sentido profundo de urgencia expresado por el Príncipe Carlos”, afirmó Janine Felson, de Belice, estratega principal de la Alianza de Pequeños Estados Insulares ante la ONU.

“Estamos siendo testigos de una convergencia de varios factores que exigen un liderazgo decisivo: la movilización del público, la intensificación de los impactos climáticos y las graves advertencias científicas”.

“Sin duda, 2020 es el plazo para que ese liderazgo se manifieste”.

¿Razones para ser temerosos?

2020 podría ser también el momento en que Estados Unidos finalmente se retire del Acuerdo de París.

Si Donald Trump no es electo por un segundo mandato y un candidato demócrata gana los comicios eso podría cambiar.

Cualquiera de las dos posibilidades podría tener enormes consecuencias en la lucha contra el cambio climático.

Actualmente varios países parecen interesados en asegurar que el progreso en esa lucha sea lento.

En diciembre del año pasado, Estados Unidos, Arabia Saudita, Kuwait y Rusia bloquearon la discusión en un encuentro de la ONU del informe del IPCC sobre el límite de 1,5 grados.

Donald Trump y el príncipe de Arabia Saudita Mohammad bin Salman

Getty Images
Estados Unidos y Arabia Saudita se opusieron a la inclusión de un informe clave del IPCC en negociaciones de la ONU.

Hace pocas semanas, el informe fue excluido una vez más de negociaciones de la ONU debido a la objeciones de Arabia Saudita, a pesar de la frustración de las naciones en desarrollo y de los estados insulares.

“Es bueno que la COP26 tenga lugar en Reino Unido porque hay más conciencia climática aquí que en otros países, pero ese movimiento apenas ha comenzado a pensar cómo ejercer la presión suficiente”, señaló Michael Jacobs, científico de la Universidad de Sheffield y asesor en temas climáticos del ex primer ministro británico Gordon Brown.

“Si no usamos la oportunidad para acelerar la ambición será imposible asegurar un límite de 1,5 o 2℃”, agregó Jacobs.

“Actualmente no existe nada que se asemeje al compromiso necesario en los países líderes. Por eso el Secretario General de la ONU convocó a la cumbre de setiembre”.

En Reino Unido, el Comité sobre Cambio Climático advirtió recientemente que el país va camino a incumplir su meta de emisiones cero para 2050, a pesar de haber legislado para ello.

“El gobierno británico debe mostrar que toma en serio sus obligaciones legales, su credibilidad está en juego”, afirmó el jefe del Comité, Chris Stark.

“Hay una ventana de oportunidad para hacer algo en los próximos 12 a 18 meses, o me temo que el gobierno británico pasará vergüenza en la COP26“.

No se trata solo del cambio climático

También habrá en los próximos meses encuentros que decidirán la protección de especies y de los océanos en las próximas décadas.

En mayo causó gran impacto el informe de la ONU según el cual un millón de especies están amenazadas. El reporte fue compilado por la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés).

Gráfico sobre porcentajes de especies amenazadas

BBC

Para responder a esta crisis global de biodiversidad, gobiernos de todo el mundo se reunirán en 2020 en China para buscar acordar medidas de protección.

La Convención sobre Diversidad Biológica de la ONU es el organismo encargado de elaborar un plan efectivo de protección para 2030. El encuentro del año próximo podría arrojar un equivalente al Acuerdo de París para la biodiversidad.

Si se logra un acuerdo es probable que éste ponga énfasis en la agricultura y la pesca sostenible, la protección urgente de especies y la reducción de la desforestación.

El año próximo también se reunirá la Convención de la ONU sobre las leyes del Mar con el objetivo de negociar un tratado global sobre océanos.

El tratado podría tener un impacto real, de acuerdo a Michael Gove.

“Reino Unido ha sido líder en asegurar la protección de al menos el 30% de nuestras aguas para 2030. Pediremos a otras naciones que se comprometan a metas similares”, señaló el actual ministro británico.

Si hay compromisos significativos en 2020, el mundo tendrá una posibilidad de preservar nuestro medio natural.

Pero los desafíos son enormes y las acciones políticas dispersas.

Lograr acuerdos será difícil.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=


* La BBC no se hace responsable del contenido de páginas externas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

11 dependencias están involucradas en La Estafa Maestra, pero la Fiscalía sólo va por Rosario Robles

Algunas de las dependencias donde también se ejecutó el mecanismo para desviar recursos son: Banobras, SCT, ISSSTE, Pemex y Sagarpa.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán, Arturo Ángel y Manu Ureste
31 de julio, 2019
Comparte

Entre 2013 y 2016, al menos 11 dependencias del gobierno Federal presuntamente desviaron recursos públicos a través del esquema de La Estafa Maestra, pero hasta el momento, la Fiscalía General de la República sólo ha procedido contra Rosario Robles, quien encabezó la Sedesol y la Sedatu, mientras que el resto de extitulares permanecen libres de cualquier acusación. 

Aunque La Estafa Maestra también ocurrió en Banobras, encabezado en 2013 por Alfredo del Mazo, actual gobernador del Estado de México; en Pemex, con Emilio Lozoya como director; en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con Gerardo Ruiz Esparza o en el ISSSTE con José Reyes Baeza, los únicos que enfrentan proceso penal ante la Fiscalía son Robles y su equipo de trabajo. 

Lee más: La Estafa Maestra, la mano derecha de Rosario Robles, enfrenta denuncia penal

Por este mecanismo de desvío, la Auditoría Superior ha hecho 32 denuncias penales entre 2015 y 2019, concentrándose en Sedesol, y Sedatu con 23 procedimientos, en las que también se incluyen a 14 universidades públicas con las que dichas secretarías hicieron convenios. 

También contra la Sagarpa, con 3 denuncias en la gestión de José Calzada Rovirosa  y tres organismos, el INEA, que entonces dirigía, Alfredo Llorente; el SUPERISSSTE y el FOVISSSTE, órganos del ISSSTE cuyo director era José Reyes Baeza. 

Incluso, en las más recientes denuncias penales interpuestas por la Auditoría apenas el 5 de julio, su sumaron Conagua y Diconsa. También a la Universidad de Salamanca, aunque no contra la Sagarpa, dependencia con la que la institución hizo convenios y donde los recursos públicos también se perdieron en empresas irregulares, es decir, el esquema de La Estafa Maestra.

Dicho mecanismo fue revelado en la investigación periodística realizada por Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción en la que se documentó que 11 dependencias del gobierno Federal hicieron convenios con 8 universidades públicas para hacer servicios, pero éstas subcontrataron a empresas que resultaron ilegales y, por tanto, más de 3 mil millones de recurso públicos desaparecieron. 

Te puede interesar: Defensa de Rosario Robles solicita amparo contra orden de aprehensión

La primera denuncia interpuesta por la Auditoría por este esquema ocurrió en 2015 contra la Sedesol y las Universidades del Estado de México y de Morelos por el presunto desvío de recursos que estaban destinados a la Cruzada Nacional contra el Hambre. 

En 2017 volvió a denunciar a la Sedesol y las Universidades de Morelos, Intercultural Estado de México, la Politécnica de Chiapas, la Tecnológica Nezahualcóyot, Juárez del Estado de Durango y Universidad Politécnica del Sur de Zacatecas. También a organismos como Radio y Televisión de Hidalgo. En 2018 hubo denuncias en contra de la Secretaría de Desarrollo Agrario, cuando la dirigía Rosario Robles, el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social. 

Estafa organizada bajo investigación, pero sin responsables aún 

La Estafa Maestra se encuentra bajo investigación de la Fiscalía General de la República, luego de que el fiscal Alejandro Gertz Manero ordenó reestructurar diversas denuncias penales presentadas por la Auditoría a la luz de revelaciones públicas que evidenciaron un esquema organizado.

Así lo confirmaron a Animal Político autoridades de la Fiscalía General, quienes precisaron que aún no se procede penalmente en contra de probables responsables pues el caso, que se indaga de oficio bajo esta nueva visión, continúa en integración. El citatorio en contra de Robles fue por una denuncia promovida en septiembre pasado y en la que solo ella figura hasta ahora como probable responsable.

Lee más: FGR busca imputar a Rosario Robles por los desvíos de La Estafa Maestra

La investigación del esquema organizado detrás de la Estafa Maestra, y de otros casos como el de Odebrecht, se encuentra bajo supervisión directa de la oficina del Fiscal General.

Gertz ya había adelantado públicamente la reorganización del caso. “Debió investigarse desde inicio la hipótesis de colusión para organizar un enorme saqueo desde el poder y será necesario reestructurar todo desde perspectiva de delincuencia organizada y que posiblemente fue encubierto todo por el Estado” dijo en conferencia de prensa el 6 de mayo.

Las denuncias penales presentadas hasta ahora tanto por la Auditoría Superior de la Federación así como por organizaciones de la sociedad civil se han enfocado hasta ahora en dependencias encabezadas por Rosario Robles.

Estefania Medina Ruvalcaba, una de las promotoras de la denuncia de septiembre pasado que derivó en el citatorio contra Robles, explicó en entrevista con Animal Político que aún cuando las denuncias se han enfocado en solo un puñado de dependencia y universidades, la Fiscalía está obligada a proceder de oficio por todo el esquema.

Lo anterior, añade Medina, ya que se trata de un hecho que se hizo público en diversas formas, tanto en los informes de auditoría de la propia ASF así como en investigaciones periodísticas como la de la Estafa Maestra.

“La investigación la puede iniciar la Fiscalía General de oficio solo con la investigación periodística. A nivel federal este tipo de ilícitos se inician de oficio y de hecho están obligados a hacerlo sin mayores requisitos. Se trata de uno de los grandes beneficios del sistema penal acusatorio el cual hizo menos complicado el arranque de una indagatoria” dijo Medina.

Más denuncias por el mismo mecanismo 

Entre las denuncias más recientes que interpuso la Auditoría, el pasado 5 de julio, tienen relación con el mecanismo de desvío, pero ocurridas en nuevas universidades y organismos. 

La Auditoría denunció penalmente a la Universidad Tecnológica de Salamanca, que firmó convenios por 59 millones 449 mil pesos con hasta seis dependencias de gobierno y organismos públicos: la Secretaría de Agricultura (Sagarpa), Pronósticos para la Asistencia Pública, Indesol, Conagua, Comisión Federal de Electricidad, y la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México. 

Te puede interesar: AMLO promete investigar a exfuncionarios implicados en La Estafa Maestra

De acuerdo con un informe forense, la ASF documentó que, de esos casi 60 millones, el 78.5%, es decir, 46 millones 693 mil pesos, fueron entregados a personas físicas y 7 empresas fraudulentas o fantasma, a través del esquema de desvío de La Estafa Maestra.

Es decir, la universidad recibió el dinero de las seis dependencias y organismos públicos para hacer una serie de servicios. Pero no hizo ningún trabajo y, a través de una violación al artículo 1 de la ley federal de adquisiciones, subcontrató a personas físicas y a empresas fantasma o fraudulentas, que tampoco dieron los servicios y se quedaron con el dinero.  

Por ejemplo, la Auditoría determinó un probable daño al erario por 15 millones 834 mil pesos derivado de un convenio entre la CFE y la Universidad Tecnológica de Salamanca. 

La universidad debía darle servicios a la CFE de “investigaciones sociales” para la atención de conflictos derivados de varios proyectos, como el Gasoducto El Encino-Topolobampo. 

Sin embargo, la universidad, con los casi 16 millones de dinero público que recibió de la CFE, subcontrató el 100% de los servicios a cinco supuestos expertos técnicos y a la empresa Merc y Asociados SA de CV, a pesar de que la ley de adquisiciones solo le permitió subcontratar un 49% de los servicios. 

La Auditoría también detectó que no hay pruebas de que los expertos técnicos y la empresa dieran los servicios subcontratados de manera irregular por la Universidad. 

Además, las personas físicas y Merc y Asociados transfirieron 11 millones 864 mil pesos de dinero público a la cuenta de otra empresa: ADSO de México SA de CV, compañía ajena a los servicios contratados por la CFE a la universidad, y que, además, está en la lista negra de empresas fantasma del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.