Cambio climático: por qué los próximos 18 meses son cruciales para el planeta y todos nosotros - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cambio climático: por qué los próximos 18 meses son cruciales para el planeta y todos nosotros

El próximo año también será decisivo para el futuro de un millón de especies y de los océanos.
26 de julio, 2019
Comparte

¿Recuerdas los titulares que hablaban de que teníamos apenas 12 años para salvar el planeta?

Pues ahora parece existir el consenso de que los próximos 18 meses son críticos en la lucha contra el cambio climático y otros desafíos ambientales.

Para evitar que el aumento en la temperatura del planeta supere 1,5 grados centígrados respecto a la era preindustrial, será necesario reducir las emisiones globales de dióxido de carbono en un 45% para 2030, según afirmó el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en su informe de octubre del año pasado.

Sin embargo, los pasos decisivos en ese recorte de emisiones de CO2 deben tener lugar antes de finales del año próximo, de acuerdo a observadores.

La idea de que 2020 es un plazo decisivo fue mencionada ya en 2017 por uno de los principales científicos climáticos a nivel mundial.

“La matemática del clima es brutalmente clara”, afirmó Hans Joachim Schellnhuber, fundador y ahora director emérito del Instituto Potsdam del Clima, en Alemania.

“El mundo no puede ser sanado en pocos años, pero podría estar fatalmente herido de negligencia en 2020”.

La sensación de que el fin de 2020 es una oportunidad límite en términos de cambio climático es cada vez más clara.

“Creo firmemente que los próximos 18 meses decidirán nuestra habilidad para mantener el cambio climático en niveles que permitan la sobrevivencia y asegurar la restauración del equilibrio necesario en la naturaleza para sobrevivir”, afirmó recientemente el Príncipe Carlos de Inglaterra ante cancilleres de países de la Mancomunidad Británica.

¿Por qué son tan cruciales los próximos 18 meses?

El Príncipe Carlos se refería a una serie de reuniones clave de la ONU que tendrán lugar desde septiembre de este año hasta fines de 2020.

En el Acuerdo de París sobre cambio climático de 2015 los países firmantes se comprometieron a mejorar sus planes de recortes de emisiones para fines del próximo año .

Huelga de estudiantes por el cambio climático en Munich en julio de 2019

Getty Images
Huelga de estudiantes por el cambio climático este mes en Alemania. Cada vez más gente pide acciones concretas para combatir el calentamiento global.

Un punto importante del informe del IPCC de octubre de 2018 era que las emisiones globales de dióxido de carbono deben llegar a un tope máximo y comenzar a bajar para 2020.

Solo de esa forma podrá mantenerse el aumento de temperatura por debajo de 1,5 grados centígrados, el límite necesario para evitar los efectos más catastróficos del cambio climático, según el IPCC.

Pero los compromisos actuales de los gobiernos, lejos de garantizar ese límite seguro, conducirán a un incremento de 3 grados para fin de siglo.

Los planes de los gobiernos suelen estipularse en marcos temporales de 5 o 10 años. Y por ello, si se quiere lograr la reducción de 45% en las emisiones globales para 2030 será necesario que los compromisos estén sobre la mesa para fin de 2020.

¿Cuáles son los pasos siguientes?

El primer encuentro crucial es la cumbre climática convocada por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que tendrá lugar el 23 de septiembre en Nueva York.

Guterres dejó en claro que los países solo deben ir a la cumbre si presentan en ella planes para reducir sus emisiones en forma significativa.

El encuentro será seguido por la nueva conferencia de las partes del acuerdo marco sobre cambio climático, COP25, en Santiago, Chile, donde tal vez el logro más importante será mantener el proceso de reducciones en movimiento.

Antonio Guterres

Getty Images
Antonio Guterres, secretario general de la ONU, advirtió a los gobiernos que no concurran a la cumbre de cambio climático en setiembre en Nueva York si no piensan ofrecer reducciones significativas en sus emisiones de CO2.

Más crucial será probablemente la COP26, que según se cree tendría lugar en Reino Unido a fines de 2020.

El gobierno británico cree que puede usar la oportunidad de la COP26, en un mundo post Brexit, para mostrar que Reino Unido puede generar la voluntad política para una acción común, de la misma forma que Francia usó su músculo diplomático para hacer realidad el acuerdo de París.

“Si nuestra candidatura para ser sede de la COP26 tiene éxito, construiremos sobre la base del Acuerdo de París y reflejaremos la evidencia científica necesaria para actuar más y más rápido”, señaló el ministro de Medio Ambiente británico, Michael Gove.

“Juntos debemos dar todos los pasos necesarios para restringir el aumento de la temperatura global a 1,5℃.”

¿Razones para ser optimista?

La causa puede haber sido la evidencia de las olas de calor, la influencia de las huelgas escolares convocadas por la activista sueca Greta Thunberg, o el movimiento Extinction Rebellion.

Lo cierto es que aumentó el interés del público en el cambio climático y en la necesidad de soluciones.

La gente está exigiendo acciones concretas y políticos en muchos países están conscientes de ello.

Greta Thunberg

Getty Images
La influencia de Greta Thunberg es uno de los factores que explica el aumento de la preocupación del público por el cambio climático.

Planes como el Green New Deal en Estados Unidos, la propuesta de un paquete de estímulos económicos para abordar el cambio climático y la desigualdad, que podrían haber parecido inviables hace unos años, ahora están ganando apoyo.

Y países como Reino Unido legislaron para asegurar emisiones netas cero en 2050.

“Nuestro grupo de pequeños estados insulares compartimos el sentido profundo de urgencia expresado por el Príncipe Carlos”, afirmó Janine Felson, de Belice, estratega principal de la Alianza de Pequeños Estados Insulares ante la ONU.

“Estamos siendo testigos de una convergencia de varios factores que exigen un liderazgo decisivo: la movilización del público, la intensificación de los impactos climáticos y las graves advertencias científicas”.

“Sin duda, 2020 es el plazo para que ese liderazgo se manifieste”.

¿Razones para ser temerosos?

2020 podría ser también el momento en que Estados Unidos finalmente se retire del Acuerdo de París.

Si Donald Trump no es electo por un segundo mandato y un candidato demócrata gana los comicios eso podría cambiar.

Cualquiera de las dos posibilidades podría tener enormes consecuencias en la lucha contra el cambio climático.

Actualmente varios países parecen interesados en asegurar que el progreso en esa lucha sea lento.

En diciembre del año pasado, Estados Unidos, Arabia Saudita, Kuwait y Rusia bloquearon la discusión en un encuentro de la ONU del informe del IPCC sobre el límite de 1,5 grados.

Donald Trump y el príncipe de Arabia Saudita Mohammad bin Salman

Getty Images
Estados Unidos y Arabia Saudita se opusieron a la inclusión de un informe clave del IPCC en negociaciones de la ONU.

Hace pocas semanas, el informe fue excluido una vez más de negociaciones de la ONU debido a la objeciones de Arabia Saudita, a pesar de la frustración de las naciones en desarrollo y de los estados insulares.

“Es bueno que la COP26 tenga lugar en Reino Unido porque hay más conciencia climática aquí que en otros países, pero ese movimiento apenas ha comenzado a pensar cómo ejercer la presión suficiente”, señaló Michael Jacobs, científico de la Universidad de Sheffield y asesor en temas climáticos del ex primer ministro británico Gordon Brown.

“Si no usamos la oportunidad para acelerar la ambición será imposible asegurar un límite de 1,5 o 2℃”, agregó Jacobs.

“Actualmente no existe nada que se asemeje al compromiso necesario en los países líderes. Por eso el Secretario General de la ONU convocó a la cumbre de setiembre”.

En Reino Unido, el Comité sobre Cambio Climático advirtió recientemente que el país va camino a incumplir su meta de emisiones cero para 2050, a pesar de haber legislado para ello.

“El gobierno británico debe mostrar que toma en serio sus obligaciones legales, su credibilidad está en juego”, afirmó el jefe del Comité, Chris Stark.

“Hay una ventana de oportunidad para hacer algo en los próximos 12 a 18 meses, o me temo que el gobierno británico pasará vergüenza en la COP26“.

No se trata solo del cambio climático

También habrá en los próximos meses encuentros que decidirán la protección de especies y de los océanos en las próximas décadas.

En mayo causó gran impacto el informe de la ONU según el cual un millón de especies están amenazadas. El reporte fue compilado por la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés).

Gráfico sobre porcentajes de especies amenazadas

BBC

Para responder a esta crisis global de biodiversidad, gobiernos de todo el mundo se reunirán en 2020 en China para buscar acordar medidas de protección.

La Convención sobre Diversidad Biológica de la ONU es el organismo encargado de elaborar un plan efectivo de protección para 2030. El encuentro del año próximo podría arrojar un equivalente al Acuerdo de París para la biodiversidad.

Si se logra un acuerdo es probable que éste ponga énfasis en la agricultura y la pesca sostenible, la protección urgente de especies y la reducción de la desforestación.

El año próximo también se reunirá la Convención de la ONU sobre las leyes del Mar con el objetivo de negociar un tratado global sobre océanos.

El tratado podría tener un impacto real, de acuerdo a Michael Gove.

“Reino Unido ha sido líder en asegurar la protección de al menos el 30% de nuestras aguas para 2030. Pediremos a otras naciones que se comprometan a metas similares”, señaló el actual ministro británico.

Si hay compromisos significativos en 2020, el mundo tendrá una posibilidad de preservar nuestro medio natural.

Pero los desafíos son enormes y las acciones políticas dispersas.

Lograr acuerdos será difícil.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=


* La BBC no se hace responsable del contenido de páginas externas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Restricciones de movilidad y cierre de comercios: NL anuncia medidas ante incremento de casos COVID

Luego de cinco días con más de 600 nuevos casos de COVID-19 en NL, autoridades estatales preparan medidas de confinamiento más restrictivas.
Cuartoscuro
2 de julio, 2020
Comparte

El gobierno de Nuevo León anunció nuevas medidas restrictivas a la movilidad y operación de negocios, para tratar de disminuir el aumento de contagios y hospitalizaciones por COVID-19.

Entre las nuevas medidas anunciadas en conferencia de prensa por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón están el no salir a la calle entre las 22:00 y las 5:00 horas de lunes a viernes, y durante todo el día los sábados y domingos, excepto para comprar alimentos, medicamentos o trabajo, siempre y cuando se trate de una actividad esencial.

Te puede interesar: NL sancionará hasta con 3 años de cárcel a quien incumpla con aislamiento al tener COVID

A partir de este viernes 3 de julio, los comercios, servicios y mercados ambulantes con actividades no esenciales también deberán suspender actividades entre las 22:00 horas y 5:00 horas, así como en fines de semana.

Lo mismo para restaurantes, quienes además de suspender actividades de luna a viernes de 10 de la noche, a 5 de la mañana, podrán trabajar en fines de semana pero solo para brindar servicio a domicilio, incluyendo a restaurantes en centros comerciales.

“La vigilancia en el cumplimiento de la medida será a través de las policías municipales y fuerza civil, considerándose como motivo de amonestación, aplicación de multa o falta administrativa el no portar cubrebocas o utilizarlo incorrectamente, así como estar en la vía pública sin justificación”, expuso la Secretaría de Salud de Nuevo León.

A través de redes sociales, el gobernador del estado, Jaime Rodríguez, hizo un llamado a la ciudadanía a ser más responsables, y señaló que “en días pasados se ha visto un gran número de gente en las calles realizando actividades no esenciales”.

El mandatario señaló que la gente en las calles va a acompañada de su familia, “y lo peor, sin seguir las medidas de higiene, sana distancia o el uso incorrecto de cubrebocas, lo que también ha provocado el aumento de casos en niños y adolescentes”.

Lee más: No habrá regreso a las aulas en agosto, ni festejos patrios, ni festival Pa’l Norte, anuncia Salud de NL por COVID

Rodríguez pidió a la gente quedarse en casa y no exponer a sus seres queridos.

“Sé que es difícil después de tanto tiempo, pero nunca será más difícil que perder la vida o perder a alguien que amas. ¡Llenemos las calles de responsabilidad, dejándolas vacías”, concluyó.

Hasta este 2 de julio, en Nuevo León se han confirmado 12 mil 388 casos de COVID-19 y hay 938 casos sospechosos; 414 personas han fallecido por la enfermedad en la entidad.

¿Medidas restrictivas o ‘toques de queda’?

Múltiples publicaciones en redes sociales han calificado y malinterpretado las medidas impuestas por el Gobierno de Nuevo León como “toques de queda”. Sin embargo, este término no corresponde con los lineamientos establecidos en el estado.

Tanto en Nuevo León como en Tamaulipas se han implementado este tipo de normativas y las dudas a su alrededor han generado desinformación. Pero un “toque de queda” solamente podría ser impuesto bajo decreto presidencial, de otra forma sería un lineamiento inconstitucional.

La figura de “toque de queda” responde al Artículo 29 de la Constitución Mexicana. El artículo señala que:

“En los casos de invasión, perturbación grave de la paz pública, o de cualquier otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto, solamente el Presidente de  los Estados Unidos Mexicanos, con la aprobación del Congreso de la Unión o de la Comisión Permanente cuando aquel no estuviere reunido, podrá restringir o suspender en todo el país o en lugar determinado el ejercicio de los derechos y las garantías que fuesen obstáculo para hacer frente, rápida y fácilmente a la situación; pero deberá hacerlo por un tiempo limitado, por medio de prevenciones generales y sin que la restricción o suspensión se contraiga a determinada persona”.

Esto quiere decir que sólo a partir de la orden directa del presidente, podría llevarse a cabo la medida de restricción a la libertad de tránsito. Por ello, la imposición de un toque de queda a nivel municipal o estatal sería inconstitucional.

Tanto Rodríguez, como las autoridades tamaulipecas han desmentido que las medidas sean un “toque de queda”.

También puedes leer: Es falso que en México habrá toque de queda por COVID-19

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.