close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Chernobyl: qué es ficción y qué realidad en la aclamada serie de televisión

La miniserie de HBO que relata el peor desastre nuclear del mundo ha sido aclamada por espectadores y crítica. Pero un ex empleado de la central eléctrica controlada por los soviéticos en 1986 le contó a BBC News Ucrania que algunas cosas no sucedieron exactamente como se muestran en la pantalla.
11 de junio, 2019
Comparte

Después de recopilar la opinión de 150,000 usuarios, “Chernobyl”, (su nombre en inglés), se ha convertido en la serie de televisión mejor valorada de todos los tiempos para la web especializada IMDB.

El drama, producido por HBO, relata la historia del peor accidente nuclear de la historia, cuando en 1986 una explosión en uno de los reactores de la central nuclear de Chernóbil en Ucrania, esparció una nube radioactiva por todo el hemisferio norte de la Tierra, desde Checoslovaquia hasta Japón.

Las instalaciones estaban controladas por los soviéticos.

Pero, ¿qué tan precisa es la versión para la pequeña pantalla del desastre en comparación con lo que realmente sucedió?

Oleksiy Breus es un antiguo operador de la central eléctrica. Estaba trabajando en la sala de control del cuarto reactor la mañana del 26 de abril de 1986.

Oleksiy Breus.

Getty Images
Oleksiy Breus estaba trabajando en la sala de control del cuarto reactor la mañana del 26 de abril de 1986.

Durante la madrugada, una reacción incontrolada había volado el techo de la central, liberando una nube de material radioactivo que el viento esparciría los siguientes días a otras partes de la URSS, incluyendo Rusia, Bielorrusia y el norte de Europa.

“Cuando vi lo que había sucedido, me sorprendió que incluso nos hubieran llevado allí. El reactor estaba tan dañado que parecía que no había nada más que hacer”, dijo.

Breus le contó a la BBC News Ucrania qué cosas había retratado fielmente la serie aclamada por la crítica y qué otras considera una licencia artística.

Escena de la serie

SKY UK LTD/HBO
Aunque se toma ciertas licencias artísticas, se considera que la serie “Chernobyl” es bastante fiel a lo que pasó en 1986.

“Muy impactante”

El antiguo operador cree que la serie captura fielmente el estado de ánimo y las impactantes emociones vividas después del desastre.

La explosión causó 31 muertes y se estima que ha contribuido a miles más debido a la exposición a la radiación a la que se vio sometida gran parte de la población.

“La catástrofe es retratada de una manera muy impactante. Una tragedia global que afectó a un gran número de personas”, dijo.

“Las emociones y el estado de ánimo en ese momento se muestran con bastante precisión, tanto entre el personal como las autoridades”.

Escena de la serie

Getty Images
Los directores de la planta fueron condenados por una grave violación de las normas de seguridad.

“No eran villanos”

Sin embargo, Breus crítica la forma en que se retrata al ex director de la central, Viktor Bryukhanov, al ingeniero jefe, Nikolai Fomin, y al ingeniero jefe adjunto, Anatoly Dyatlov.

“Sus personajes están distorsionados y tergiversados. Parecen villanos, pero no fue así“, dice.

Según el ex operador de Chernóbil, Dyatlov era un tipo estricto y eso posiblemente hacía que no cayera bien entre sus subordinados, pero esas percepciones cambiaron más tarde.

“Los operadores le tenían miedo. Sin embargo, no importaba lo estricto que fuera, era un profesional de alto nivel”.

En julio de 1987, los tres hombres fueron declarados culpables de una grave violación de las normas de seguridad, que creó las condiciones que llevaron a la explosión.

Emily Watson

Sky UK Ltd/HBO
La física nuclear soviética que interpreta Emily Watson es una amalgama de otros “científicos que trabajaron en el desastre”.

Otros personajes

Breus cree que la serie se tomó ciertas libertades al dar vida a algunos de sus personajes.

En la serie, Valeriy Legasov es un destacado físico nuclear y parte del equipo de emergencia de Chernóbil, pero en realidad rara vez se le vio en el terreno.

“Nunca vi a Legasov. Su lugar de trabajo era un búnker debajo del edificio de la administración”.

La actriz nominada al Oscar Emily Watson interpreta a Ulana Khomyuk, una física nuclear soviética que intenta descubrir cómo y por qué ocurrió el desastre de Chernóbil.

No es un personaje real. En palabras de Watson, su papel está construido con base en las aportaciones que hicieron entonces varios “científicos que trabajaron en el desastre”.

Liquidadores limpiando el reactor

Getty Images
Según testigos, la serie retrata con precisión los efectos de la radiación en el cuerpo humano.

Pieles de color rojo brillante

Breus elogia la forma en que la serie muestra los efectos de la radiación en los cuerpos de las víctimas.

“Muchas personas hablaron sobre la exposición a la radiación, la piel roja, las quemaduras por radiación y las quemaduras por vapor, pero nunca se había mostrado de esta manera”, dijo.

En las horas posteriores a la catástrofe, Breus habló con dos personas que también aparecen en la serie: su compañero, el operador Leonid Toptunov y el líder del turno Oleksandr Akimov.

“Estaban claramente enfermos. Estaban muy pálidos. Toptunov estaba literalmente blanco”.

Ambos hombres murieron en un hospital de Moscú con síntomas de radiación aguda.

“Por la mañana vi a otros colegas que habían trabajado esa noche. Su piel tenía un color rojo brillante. Más tarde murieron en un hospital en Moscú”, afirma Breus.

Fotos de las víctimas del desastre

Getty Images
Treinta y una personas murieron por lesiones o por síndrome de radiación aguda justo después de la explosión, pero miles se vieron afectadas a lo largo de los años.

“No hubo fuego en el techo”

Tras la explosión en la planta de energía, los equipos de bomberos fueron enviados al reactor.

Según la serie, se dirigieron al techo para extinguir el incendio provocado por la explosión.

Pero el Breus recuerda que esta parte es ficción.

Que hubiera “fuego en el techo es una invención”, dice. Hubo incendios, pero no en el techo.

Esto no hizo que el trabajo de los bomberos fuera menos peligroso.

La mayor parte de las 29 personas que murieron en el transcurso de las siguientes dos semanas después del accidente eran bomberos que trabajaron esa noche canalizando el agua al reactor dañado.

Oleksiy Breus dice que esa tarea era casi imposible: “La delgada corriente de agua que vertieron los bomberos probablemente se evaporó incluso antes de que llegara al reactor”.

"Liquidadores"

Getty Images
Los “liquidadores” eran personal llamado para ayudar con las operaciones de limpieza después del desastre.

El puente de la muerte

En la serie de televisión, los residentes de la cercana ciudad de Pripyat corren hacia el puente del ferrocarril para tener una mejor vista del incendio, sin darse cuenta de los peligros de la exposición a la radiación.

Los niños juegan en el polvo radioactivo, que cae del cielo como la nieve.

Este puente se denominó más tarde “el puente de la muerte” y la serie repite el rumor de que todos los que vieron el desastre desde allí murieron como resultado de la exposición a la radiación.

Las autoridades negaron durante mucho tiempo que ocurriera y Breus es también escéptico.

Dice que la mayoría de los residentes de Pripyat ya se había enterado del incidente a la mañana siguiente.

Breus también agregó que conocía a algunas de las personas que estaban esa noche en el puente y, aunque experimentaron problemas de salud después de la exposición, sí sobrevivieron.

“En el hospital, me trataron junto con un tipo que se dirigió a ese puente en la mañana del 26 de abril para verlo. Se le diagnosticó un tipo leve de síndrome de radiación aguda”.

Escena de la serie

SKY UK LTD/HBO
En la serie de televisión, los residentes de Pripyat se apresuran hacia el puente del ferrocarril para obtener una mejor vista de lo que pasa en la central

Mineros desnudos

La serie de televisión muestra a los mineros cavando un túnel debajo del reactor para proteger a los civiles que viven alrededor del área afectada.

Su tarea consistía en abrir un espacio para que un intercambiador de calor impidiera que el núcleo fundido se hundiera en las aguas subterráneas, lo que crearía un riesgo para millones de vidas.

Debido a las altas temperaturas bajo tierra, aparecen desnudos, pero Breus no cree que fuera así.

“Se quitaron la ropa, pero no como se mostró en una película”, dice.

“La historia de los mineros fue una de esas historias que resultó ser irrelevante e innecesaria”.

Los mineros estaban protegidos de la radiación por el túnel subterráneo, pero estaban expuestos cuando salían a fumar o beber agua.

Su trabajo terminó siendo en vano: en seis semanas, el núcleo fundido se enfrió solo y el nitrógeno nunca llegó a bombearse al intercambiador de calor.

Escena de los mineros de Chérnobil

SKY UK LTD/HBO
Unos 400 mineros fueron designados para cavar un túnel debajo del reactor afectado.

La verdad sobre los buceadores

En otra escena dramática de la serie de televisión, tres trabajadores de la central eléctrica se ofrecen como voluntarios para sumergirse en el túnel subterráneo debajo del reactor dañado y abrir una válvula para drenar el agua.

Las autoridades estaban preocupadas por otra posible explosión si la “lava” del reactor fundido llegaba al agua.

Se informó que los tres “buzos” murieron por enfermedad de radiación como consecuencia.

Pero de hecho, todos sobrevivieron.

El líder del turno, Borys Baranov, murió en 2005, mientras que Valery Bespalov y Oleksiy Ananenko, ambos ingenieros en jefe de una de las secciones del reactor, aún están vivos y viven en Kiev.

Oleksiy Ananenko le contó a la BBC que, a diferencia de lo que se muestra en la miniserie, las autoridades no les ofrecieron ninguna recompensa para encontrar a los tres hombres que debían afrontar la misión.

“Era nuestro trabajo. Si no lo hubiera hecho, podrían haberme despedido”.

Los trabajadores sabían bien dónde estaban ubicadas las válvulas y, por lo tanto, eran los más adecuados para esa misión.

Según los recuerdos de los trabajadores, el nivel del agua estaba por debajo de sus rodillas.

En algunas áreas, corrieron para avanzar más rápido y evitar demasiada exposición a la radiación.

“No recuerdo la cifra que arrojó nuestros medidores personales de radiación”, dice Ananenko.

“Esto significa que no fue tan horrible”.

El operario bromea sobre la escena en la que los buceadores son aplaudidos cuando salen del reactor a salvo.

Era nuestro trabajo. ¿Quién aplaudiría eso?”.

Escena de la serie

SKY UK LTD/HBO
En la realidad, los buceadores usaban simplemente un traje de neopreno y no tenían la cabeza cubierta.

Estereotipos soviéticos

La miniserie también muestra a los buceadores bebiendo vodka directamente de la botella después de completar su misión.

Pero Ananenko confirma: “no bebí nada”.

Breus dice que una desventaja de la serie es la versión estereotipada de los soviéticos, que coincide con las percepciones occidentales comunes.

“Se muestran muchos estereotipos, típicos de la representación occidental de la Unión Soviética: muchos vodka, KGB en todas partes … es un aspecto negativo de la serie”, dice Breus.

Sin embargo, está de acuerdo con la descripción de la Unión Soviética como un régimen excesivamente reservado, cuyas malas prácticas de gestión y comunicación contribuyeron aún más a agravar el accidente.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

DO NOT DELETE OR TRANSLATE! Digihub tracking code for 48580587

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Capitol Ministries

EU financia a grupos religiosos con intereses políticos en seis países latinos, incluido México

Desde 2017, Capitol Ministries, un movimiento religioso y con influencia política en Estados Unidos, ha logrado abrir sedes en distintos países de América Latina, pese a que viola los principios de separación de Estado e Iglesia de la Constitución estadounidense.
Capitol Ministries
Por Andrea DiP y Natalia Viana / Agência Pública
28 de septiembre, 2019
Comparte

Traducción de Diajanida Hernández

“Ese estudio no es sobre si Dios acepta o no una guerra. Él acepta”, anuncia el pastor estadounidense Ralph Drollinger, en uno de sus estudios bíblicos semanales, con una voz emotiva aunque pausada, calculada para que los visitantes de su sitio sigan su razonamiento. En seguida, explica que la frase bíblica “bienaventurados los que trabajan por la paz porque serán llamados hijos de Dios” (Mateo 5:9) dice solo respecto a “cómo los fieles deben llevar sus vida personales”.

Publicado en mayo de 2018, aquel “estudio bíblico” tenía razón de ser, según el propio pastor para ayudar a los miembros del gobierno estadounidense a reflexionar sobre “la amenaza de guerra con Siria, Irán y Corea del Norte” ―movimientos iniciados por el presidente estadounidense Donald Trump― y convencerlos de que ir a la guerra está bendecido por la propia Biblia. Días después, Drollinger sería todavía más explícito en su prédica, al pedir que “usted, como servidor público, ayude a reducir la tendencia antibíblica secular en dirección al pacifismo y no intervencionismo, ¡eso va a llevar a un creciente caos global!”.

No fue la primera vez ni sería la última en que el fundador del ministerio evangélico Capitol Ministries encontraría en la Biblia una justificación para las acciones más radicales del gobierno de Trump. Al final, el objetivo de la iglesia fundada por Drollinger es básicamente “convertir” políticos y servidores públicos a una visión cristiana evangélica de la política que se casa perfectamente con la visión de la ultraderecha estadounidense. “Sin esa orientación, es mucho más difícil llegar a políticas públicas que satisfagan a Dios y sean beneficiosas al progreso de la nación”, resume Drollinger en uno de los estudios en su sitio.

Mientras el presidente estadounidense niega los acuerdos sobre el calentamiento global ―y cuestiona abiertamente si de hecho existe―, Drollinger rechaza en otro estudio bíblico que el hombre pueda impactar en el medio ambiente. “Todos deben estar seguros sobre la habilidad y voluntad de Él de sustentar el ecosistema de nuestro mundo”, dice, concluyendo con voz exaltada: “¡Qué verdades gloriosas Dios nos dio! Son una bofetada a los teóricos de moda que intentan asustarnos con el calentamiento global”.

Y si alguien cuestiona si la mayor promesa de Trump ―construir un muro en la frontera con México para evitar la entrada de inmigrantes y refugiados― puede convivir con el principio cristiano de la compasión, él tiene una respuesta lista: “Se comprende del Génesis 11 que las naciones, por los designios de Dios, deben tener diferentes lenguas, culturas y fronteras”, razona. “Las leyes migratorias de cada nación deben estar basadas en la Biblia y ser estrictamente aplicadas ―con la absoluta confianza y garantía de que Dios aprueba tales acciones”. Quien lo garantiza es el pastor.

El Capitol Ministries ―nombre que significa “Ministerio del Capitolio”, símbolo del congreso estadounidense― fue fundado por el exjugador de básquet Ralph Drollinger en 1996, para “crear discípulos de Jesucristo en la arena política por todo el mundo”. La idea del pastor era llevar a la política su trabajo anterior, enfocado en evangelizar atletas.

Pero fue en 2017 que Drollinger dio su salto al primer plano de la política mundial, cuando fundó el primer grupo de estudios dedicado solo a miembros del gobierno de Donald Trump. El encuentro semanal, en un lugar no revelado, reúne a 10 miembros del alto escalafón del gobierno, incluyendo al vicepresidente, Mike Pence, y al secretario de Estado, Mike Pompeo, que dirige la política exterior; el exdirector de la Agencia de Protección Ambiental, Scott Pruitt, que articuló la salida de los Estados Unidos del Acuerdo de París, también llegó a participar.

Las prédicas de Drollinger tienen efecto práctico en un gobierno que más de una vez reconoció haber sido electo gracias al voto evangélico. En el pasado, uno de sus sermones fue usado por el exprocurador general Jeff Sessions para justificar la detención de miles de niños inmigrantes en pésimas condiciones en la frontera con México. “Yo les citaría al apóstol Pablo y su orden clara y sabia en Romanos 13, para obedecer las leyes del gobierno porque Dios ordenó al gobierno para sus propósitos”, dijo Sessions, invocando la Biblia, y no a la legislación estadounidense, como respuesta.

Mientras la prensa estadounidense reaccionaba impactada, Drollinger insistió en exponer sus huellas detrás de la declaración, “yo tuve la honra de enseñarle sobre ese asunto y muchos otros”, dijo. La frase, de hecho, es una repetición del manual básico de Drollinger, y Sessions, cuando estaba en el gobierno, realmente frecuentaba sus estudios bíblicos.

En busca de Bolsonaro, Capitol llega a Brasil

Financiado por el vicepresidente Mike Pence y por el secretario de Estado Mike Pompeo, según afirmó el propio Drollinger en su sitio, el Capitol Ministries también se vale de la influencia del gobierno estadounidense para cumplir su misión “divina”: dominar el mundo. Desde el año pasado, abrió capítulos en cinco países latinoamericanos ―México, Honduras, Paraguay, Costa Rica y Uruguay―. Anunció que abrirá en otros dos ―Nicaragua y Panamá― y acaba de aterrizar en Brasil, con lanzamiento oficial programado para la segunda quincena de agosto en el Senado Federal.

El pastor de la Iglesia Bautista, Raul José Ferreira Jr., que será el responsable de conducir los estudios bíblicos en el Senado y en la Cámara de Diputados, dice que, “si Dios lo permite”, va a guiar también estudios bíblicos en la Casa Civil junto al presidente Jair Bolsonaro y sus ministros. “Nosotros estamos realmente trabajando firme para que pueda haber al menos un encuentro del pastor Drollinger con el presidente Bolsonaro ahora en agosto, para que a partir de ahí podamos desarrollar un trabajo. Pero, aunque el presidente no esté entre ellos, nosotros vamos a intentar construir un trabajo dentro de la Casa Civil, junto a los ministros directamente ligados al palacio”, dice.

“Nuestra idea es llegar al nivel de Presidencia de la República y ministros, primer escalón. Nosotros tenemos un eslogan que es ‘first the firsts’, o sea, primero los primeros. A través de esas personas con relevancia nosotros podemos cambiar el destino de nuestra nación”, dice el pastor Ferreira Jr., que, nominado por el director regional en Brasil, pasó por una semana de entrenamiento en Seattle con Ralph Drollinger y su equipo.

Las aspiraciones de Capitol Ministries en Brasil son ambiciosas: conducir, a puertas cerradas en las oficinas, reuniones bíblicas individuales con parlamentarios, especialmente con los no convertidos, más allá de reuniones colectivas semanales ―e incluso garantizar que cada parlamentario del Congreso Nacional reciba los estudios impresos, por correo electrónico y por mensaje al celular. “Nuestro objetivo es reconstruir la nación a partir de valores cristianos que son forjados a través del estudio de la palabra”, define Ferreira Jr.

El director del ministerio en Brasil y pastor de la Iglesia Bautista, Giovaldo Freitas, señala para la Agência Pública que existe una distinción entre el trabajo de Capitol Ministries y el del Frente Parlamentario Evangélico, compuesto por políticos de diferentes partidos que actúan de forma organizada en la Cámara de Diputados y en el Senado, principalmente en relación con las pautas morales. “Nuestro objetivo allá adentro no son los evangélicos. Los estudios bíblicos son para quien no tiene una relación con la iglesia, con Dios. Es de evangelización, caminar juntos, orar. Ahí, si por ventura algunos reconocen a Cristo como su Señor y salvador, ellos podrán venir a ser parte del FPE ”, dice, a pesar de reconocer que la colaboración con parlamentarios evangélicos es fundamental y que los primeros estudios bíblicos serán conducidos en oficinas de diputados y senadores del Frente.

Lazos religiosos, frutos políticos

Las negociaciones para la llegada de Capitol Ministries al Brasil comenzaron en 2017, como explicó Giovaldo. En aquel año, el pastor era parte de Global Leadership Summit, una organización evangélica estadounidense que realiza grandes eventos de capacitación para líderes empresariales en todo el mundo. En uno de los eventos del grupo en Chicago, el pastor fue invitado por el coordinador de Capitol Ministries en América Latina a participar de la organización de la venida del ministerio a Brasil.

Giovaldo pasó entonces por el entrenamiento de Drollinger en Washington con personas de todo el mundo: “Había varias personas de América Latina, algunas del Caribe, de Europa, gente de Asia… Gente de Argentina, Paraguay, Uruguay, Ecuador, Colombia, Bermudas, Bahamas, Guatemala, Honduras, Costa Rica, México, Holanda, Rumania, Rusia…”, recuerda. Y agrega: “En esa reunión había ocho senadores y dos diputados ”. El pastor no quiso revelar los nombres de los políticos estadounidenses presentes, pero dijo que también hubo, para la ocasión, un panel con la presencia de tres secretarios de Trump: la secretaria de educación, Betsy DeVos, el secretario de Energía, Rick Perry, y el de Agricultura, Sonny Perdue.

Según él, los lazos religiosos han dado sus frutos políticos: “Inclusive, ese secretario de Energía ha mantenido conversaciones con nuestro ministro de Minas y Energía exactamente por la llegada de Capitol Ministries”, revela.

Desde entonces, el pastor describe que varias negociaciones sucedieron en el Congreso brasileño, además de reuniones con embajadores de Itamaraty y con el jefe de gabinete del entonces presidente Michel Temer, “para decidir algunas cosas” sobre el lanzamiento en Brasil, según Giovaldo.

Aunque diga que la intención del ministerio no es “levantar banderas”, el pastor admite que existe una aproximación natural con los partidos más a la derecha. El nuevo gobierno es, para él, el escenario ideal para la llegada de Capitol Ministries al país.

Según la profesora de Derecho y directora del Centro Jurídico sobre Género y Sexualidad en la Universidad de Columbia, Katherine Franke, la exportación de misiones fundamentalistas de los Estados Unidos para América Latina, con la bendición del gobierno federal, viola los principios de separación de Estado e Iglesia determinada por la Constitución de los Estados Unidos. “El gobierno está promoviendo la religión como un proyecto oficial del gobierno y eso claramente viola una de las cláusulas. Todavía más, el gobierno está promoviendo una visión particular de la religión, sin hacerlo imparcialmente. Y ese es un segundo tipo de violación”, dice la especialista a la coalición de medios que forman parte del proyecto “Transnacionales de la Fe”.

En América Latina

Drollinger niega que su organización haga lobby, reconociendo apenas que su objetivo es convertir políticos para Cristo. Pero el Capitol Ministries llegó a Honduras por las manos del propio vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence. En junio de 2018, cuando el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, hacía una visita oficial a Washington, Mike Pence y el secretario de Estado, Mike Pompeo, le sugirieron que iniciase un capítulo de Capitol Ministries en la presidencia y en su congreso.

En 2017, Drollinger reclutó a Oscar Zamora, un pastor peruano que estudió Teología en el West Coast Christian College, en California. Desde entonces, Zamora viaja por el continente negociando la apertura de ministerios en los parlamentos de la región, manteniendo un perfil discreto y evitando dar entrevistas. Los pastores, como sucedió con Giovaldo, son reclutados en el Global Leadership Summit, programa que él lidera en América del Sur. Tres de los pastores de Drollinger afirmaron a las reporteras que las reuniones son financiadas con recursos estadounidenses.

En marzo de este año, Ralph Drollinger y su esposa fueron hasta Costa Rica para reunirse con un grupo de congresistas en un desayuno convocado bajo el lema “Reconstruyendo una Nación” ―nombre del libro de su autoría― en el hotel Radisson, en un elegante barrio de la capital.

“Quiero decirles que el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado Mike Pompeo me pidieron que los saludara. Esos dos hombres aman a Jesucristo con todo su corazón y ellos están impactando, literalmente, al mundo entero”, dijo Drollinger en el evento. Y previó: “Si usted conquista líderes políticos para Cristo, va a tener conquistas residuales para su país; va a tener efectos enormes, muy positivos sobre la dirección que tomará Costa Rica”.

Pero no es solo a gobiernos orgullosamente de derecha que Capitol Ministries se ha aproximado. Durante las conmemoraciones de los 40 años de la Revolución Sandinista en Nicaragua, lideradas con pompa por Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, en medio de una crisis política que mató más de 300 personas, llevó más de 500 manifestantes a la cárcel y a miles a exiliarse, Ralph Drollinger estaba allá.

Según una nota de prensa, fue el propio Ortega quien invitó a Capitol Ministries a abrir el ministerio en el país. La guerra contra la Iglesia Católica liderada por el gobierno de Ortega, uno de los puntos sensibles para la reelección en 2021, ciertamente entra en esa cuenta. En el evento, Ortega declaró: “Sabemos que, si las personas a quien Dios confió el destino de la nación nacieran de nuevo, nuestros diputados legislarían de acuerdo con la Biblia”.

Y fue así que, delante de miles de personas, Drollinger resaltó los valores cristianos del país y agradeció la oportunidad ofrecida por el gobierno de Ortega. “Oro por su nación, oro por usted, oro por los líderes del gobierno para que todos podamos reflejar los valores de Cristo todos los días”, dijo Drollinger, según el periódico oficialista La Voz del Sandinismo.

Este reportaje es parte del proyecto “Transnacionales de la Fe”, una colaboración de 16 medioa latinoamericanos, bajo el liderazgo de Columbia Journalism Investigations de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia (Estados Unidos). Los colaboradores latinoamericanos son: Agência Pública (Brasil); El País (Uruguay); CIPER (Chile); El Surtidor (Paraguay); La República (Perú); Armando.info (Venezuela); El Tiempo (Colombia); La Voz de Guanacaste y Semanario Universidad (Costa Rica); El Faro (El Salvador); Nómada y Plaza Pública (Guatemala); Contracorriente (Honduras); Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México); Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP); y Univisión (Estados Unidos).

Reportaje originalmente publicado en Agência Pública.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.