China vuelve a los confinamientos y pone en cuarentena a millones de personas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

China vuelve a los confinamientos y pone en cuarentena a más de 36 millones de personas

Millones de personas en todo el país se enfrentan ahora a duras restricciones por el repunte de los casos de coronavirus.
15 de marzo, 2022
Comparte

Escuelas cerradas, teletrabajo y paquetes rociados con desinfectante a las puertas de casa.

Las escenas que se sucedían hace dos años en China, en el periodo más duro del confinamiento que trató de frenar la expansión de la covid-19, han vuelto a algunas grandes urbes del gigante asiático.

Millones de personas en todo el país se enfrentan ahora a duras restricciones por el repunte de los casos de coronavirus.

Entre las zonas afectadas por nuevas medidas se encuentran algunos puntos neurálgicos del país como el centro tecnológico Shenzhen y la megaurbe de Shanghái.

Incluso grandes empresas multinacionales han detenido algunas operaciones a medida que China amplía las zonas confinadas.

Toyota, Volkswagen y el proveedor de Apple, Foxconn, se encuentran entre las empresas afectadas y preocupa que las cadenas de suministro vuelvan a verse interrumpidas.

Filas en un centro de examinación en Hong Kong.

Reuters
Filas en un centro de examinación en Hong Kong.

Toda la provincia de Jilin

China informó el martes un récord de más de 5, 000 casos, la mayoría en la provincia de Jilin, lo que ha llevado a las autoridades a cerrar por completo el área.

Los 24 millones de residentes de esta provincia nororiental recibieron órdenes de cuarentena el pasado lunes.

Es la primera vez que China restringe una provincia entera desde el cierre de Wuhan y Hebei al comienzo de la pandemia.

A los residentes de Jilin se les ha prohibido moverse y cualquiera que quiera salir de la provincia debe solicitar un permiso policial.

Las medidas se producen un día después de que impusiera un bloqueo de cinco días a los 12.5 millones de residentes de la ciudad sureña de Shenzhen, donde todos los servicios de autobuses y metro están suspendidos.

Hombre con mascarilla

Getty Images

El martes, las autoridades de la ciudad de Langfang, que limita con la capital, Beijing, así como de Dongguan, en la provincia sureña de Guangdong, también impusieron cierres de forma inmediata.

Se ha dicho a las empresas en muchas de las regiones afectadas que cierren o que sus empleados trabajen desde casa, a menos que proporcionen servicios esenciales como alimentos, servicios públicos u otras necesidades.

Foxconn, que fabrica iPhones para Apple, detuvo sus operaciones en Shenzhen el lunes y dijo que la fecha de reanudación de sus actividades “será informada por el gobierno local”.

Algunos áreas residenciales están aplicando reglas estrictas sobre quién puede entrar.

Los paquetes se están rociando con desinfectante nuevamente a las puertas de las casas.


Análisis de Robin Brant, corresponsal de la BBC en Shanghái

Parece que China ha retrocedido dos años. Ha vuelto a los primeros días del brote que surgió por primera vez en el gigante asiático.

De nuevo se están imponiendo medidas drásticas y a gran escala para intentar contener el virus. Toda una provincia ha sido sellada.

El cierre de Jilin es similar en muchos aspectos al de Hubei a principios de 2020, el área de China donde comenzó todo.

Shenzhen, el centro tecnológico de importancia mundial, también es una ciudad confinada.

Shanghái, desde donde escribo esto es el hogar de 24 millones de personas y un importante centro global.

Todas las escuelas están cerradas, los niños han vuelto a las clases online y cada vez más personas trabajan desde casa.

Todo esto forma parte del esfuerzo de China para mantener/retener/recuperar la estrategia de “covid cero”.

Este objetivo se ha visto impulsado por el despliegue masivo de vacunas de producción china y por el cierre efectivo de fronteras.

Sin embargo, ese objetivo está siendo significativamente socavado por la variante ómicron.


Hombre desinfectando

Getty Images

China ha visto relativamente menos casos de covid gracias a su estricta política de “covid cero”, que le permite llevar a cabo cierres rápidos, pruebas masivas y restricciones de viaje cada vez que surge un brote.

Sin embargo, la rápida transmisibilidad de la variante ómicron ha hecho que apegarse a ese enfoque sea cada vez más desafiante.

Desde principios de año, China ha notificado más casos de transmisión interna que en todo 2021.

El principal experto chino en enfermedades infecciosas, Zhang Wenhong, calificó los brotes recientes como “el período más difícil en los últimos dos años de lucha contra el covid”.

Y afirmó en una publicación online de amplia difusión que todavía estaban en “la etapa inicial de un aumento exponencial”.

Pero agregó que aunque era necesario que China mantuviera su estrategia de “covid cero” para controlar los brotes por ahora, “esto no significa necesariamente que continuaremos implementando la estrategia de bloqueos y pruebas masivas para siempre”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=w2uUxfNiMD4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cortesía de las editoriales

De mujeres y libros: 3 obras recientes para acompañar este #8M

De cara a las próximas manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer, presentamos una selección de tres títulos recientes sobre la exigencia de justicia contra casos de abuso, las experiencias de las mujeres que abortan y la historia de una feminista revolucionaria en México.
Cortesía de las editoriales
Comparte

El 8 de marzo está a dos días de conmemorarse. Mujeres y colectivas feministas nuevamente se preparan para salir a las calles y manifestarse en contra de la violencia machista en México, donde al día —en promedio— 10 niñas, adolescentes y mujeres son asesinadas.

La sororidad y la lucha contra la violencia de género también encuentran un espacio en los libros. Desde ellos y con diferentes géneros y estilos, autoras denuncian los feminicidios en el país, explican el aborto y abordan la diversidad de los feminismos en el siglo XXI.

Con una selección de tres obras, queremos que en este #8M te sientas acompañada con las historias de mujeres que decidieron abandonar el silencio y exigir justicia por los abusos y las violencias de las que fueron víctimas, pero también para aquellas que ya no están.

Estas historias recientes con mirada feminista incluyen una batalla judicial, la experiencia de mujeres que han vivido el aborto y la vida de Hermila Galindo, una mujer mexicana, feminista y revolucionaria que luchó por el derecho de las mujeres a ejercer el voto.

‘El roedor’

Comenzamos con El roedor, de la abogada y maestra en Derechos Humanos Heidi Putscher Basave (editorial Grijalbo, 2022). En este libro, la autora habla de los abusos y las violaciones que el fundador de La Ciudad de las Ideas, el diplomático y empresario Andres Roemer, cometió en contra de 61 mujeres.

Putscher revisa 41 denuncias y hace una serie cronológica de los hechos atribuidos a Roemer. Con ello, narra el proceso que enfrentó para encontrar las palabras y los canales de denuncia y comunicación que la llevarían a contar su experiencia como una de las víctimas de Roemer. 

En un comunicado emitido el pasado 18 de febrero, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) recordó que desde 2021 suspendió de todo tipo de cooperación con Roemer, además de su política de cero tolerancia a todas las formas de acoso.

“La Unesco expresa su consideración para todas y cada una de las mujeres denunciantes y su confianza en las autoridades mexicanas para el ejercicio del debido proceso en este caso”, reiteró.

‘Interrupción’

Con Interrupción (editorial Ariel, 2022), Sandra Vizzavona, abogada en Derecho Laboral e integrante del Colegio de Abogados de París desde enero del 2000, presenta su primer libro, en el que aborda el tema del aborto a partir de los testimonios de mujeres de distintas edades.

Entre el sometimiento y el silencio a la decisión de si se desea ser madre o no, Vizzavona habla desde la intimidad, el dolor, las dudas y los miedos que genera la decisión de abortar. También subraya que ser madre debe ser una decisión voluntaria y deseada, no impuesta.

Interrupción se divide en dos partes. En la primera, Vizzavona presenta testimonios de mujeres que lograron realizar un aborto legal, lo cual —en muchos de los casos— no impide que las pacientes sean maltratadas, ofendidas y tratadas con frialdad.

En la segunda parte de la obra se encuentran las experiencias de mujeres que tuvieron que recurrir a un aborto clandestino. En ambos casos, el miedo y el sentimiento de culpa están latentes.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualizadas hasta noviembre de 2021, señalan que seis de cada 10 embarazos no deseados se interrumpen voluntariamente, mientras que cerca de 45% de los abortos se realiza en condiciones peligrosas y 97% de ellos se practica en países en desarrollo. 

“Me negaba a permitir que otros hablaran por ellas”, escribe Vizzavona.

‘No me cerrarán los labios’

Finalmente, la tercera recomendación para acompañar este #8M es la novela histórica No me cerrarán los labios (editorial Gijalbo, 2021), de Abia Castillo, guionista y autora mexicana que escribe sobre Hermila Galindo, mujer feminista, revolucionaria y sufragista en México.

Hermila Galindo nació en Durango y fue una de las mujeres que en el periodo de la Revolución participaron de manera activa en la vida pública y política del país. Su labor fue pieza importante en las primeras decisiones enfocadas en beneficio de los derechos de las mujeres mexicanas.

Además, fue periodista y encabezó diversas luchas feministas. Su activismo en favor de las mujeres consiguió, junto con otras mexicanas feministas —Elena Torres, Refugio García, Amalia Caballero de Castillo Ledón, Margarita García Flores y muchas más—, que en 1955 las mexicanas acudieran por primera vez a las urnas y ejercieran su derecho al voto en elecciones federales. 

Si bien No me cerrarán los labios es una novela —ficción—, gran parte de lo que la autora narra se basa en lo documentado por la doctora Rosa María Valles Ruiz, quien ha sido la principal biógrafa de Hermila Galindo.

“Es muy interesante lo poco que conocemos de Hermila Galindo. Fue la gran sufragista de México a inicios del siglo XX. Luchó por que el voto femenino se incluyera en la Constitución de 1917 y se convirtió en la primera mujer que se lanzó a competir por una candidatura a una diputación federal, eso la hace un personaje bastante interesante y definitorio en la historia de México”, dijo Abia Castillo en entrevista para Animal Político.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.