Las "inusuales" causas detrás de la contaminación del aire en Ciudad de México - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Las "inusuales" causas detrás de la contaminación del aire en Ciudad de México

El gobierno de la capital decretó "contingencia ambiental extraordinaria", pues el nivel de partículas nocivas en el aire ha superado los estándares admitidos.
AFP
15 de mayo, 2019
Comparte

Cuentan que en 1804, cuando Alexander von Humboldt vislumbró por primera vez la Ciudad de México incrustada en el Valle de Anáhuac, apenas pudo contener la emoción ante el espectáculo: el cielo, las nubes, los volcanes, el azul y el verde intenso, la luz…

“Viajero: has llegado a la región más transparente del aire”, escribió en su diario.

Más de dos siglos después, la CDMX se ahoga en su propio vaho: una bruma densa de partículas contaminantes que lo envuelve y lo oscurece casi todo.

Los altos edificios que perfilan la ciudad se ocultan desde hace más de cuatro días en una nube oscura que apenas deja ver el sol y las imágenes y los videos que se publican parecen recordar el Día del Juicio.

Mientras, cientos de personas se quejan de sensaciones extrañas en la piel y los ojos, y las autoridades llaman a pasar el menor tiempo posible el aire libre.

El gobierno de la capital decretó en la mañana de este martes una “contingencia ambiental atmosférica extraordinaria”, lo que indica que el nivel de partículas nocivas en el aire ha superado los estándares admitidos.

Luego, en horas de la tarde, anunciaron que a esa medida se sumaba otra “contingencia ambiental” por ozono, lo que llevará a reducir el número de vehículos que circulan por la urbe.

CDMX

AFP
El nivel de partículas nocivas en el aire ha superado los estándares admitidos.

Es la quinta vez en lo que va de año que la CDMX necesita ponerse a resguardo por los altos índices de contaminación atmosférica.

Sin embargo, las autoridades aseguran que en esta ocasión han coincidido una serie de circunstancias “inusuales”.

Según aseguró este martes la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, la principal causa detrás de los actuales niveles de contaminación son una serie de incendios que han afectado regiones cercanas a la capital desde el fin de semana.

¿Incendios?

Efectivamente, incendios. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que desde inicios de mes se han reportado al menos 66 incendios en la capital y otros 130 en el Estado de México, que colinda con la CDMX.

De hecho, la NASA publicó esta foto ayer en la que se muestra cómo se ve el fuego desde el espacio.

https://twitter.com/NASAEarthData/status/1127944409998397440

Al parecer, la propia agencia espacial estadounidense quedó tan impresionada que la nombró “foto de la semana”.

Pero de acuerdo con las autoridades, al humo y las partículas generados por el fuego se han unido también otras condiciones ambientales que han contribuido a empeorar la situación.

¿Qué condiciones ambientales?

Ricardo Prieto González, del Servicio Meteorológico Nacional, explicó este martes en una conferencia de prensa que varios factores meteorológicos reportados en los últimos tiempos no solo han generado los incendios, sino que también hacen que las partículas nocivas permanezcan más tiempo en la atmósfera.

Entre ellos mencionó:

  • Temperaturas por encima del promedio
  • Bajo nivel de precipitaciones y prolongada sequía
  • Mayor radiación solar
  • Un sistema de altas presión que evita la dispersión de contaminantes.

La cuestión geográfica

Pero además del incendio y las inusuales condiciones meteorológicas, esta la cuestión geográfica.

Bernardo Bolaños, profesor de Derecho Ambiental de la Universidad Autónoma Metropolitana, explica a BBC Mundo que la ubicación de la CDMX es un factor que por años ha contribuido a la contaminación del aire.

“En la Ciudad de México vivimos en una cuenca rodeada de montañas, que es una especie de olla. Si a esto se suma que estamos a una altura considerable, se explica también por qué históricamente ha sido un lugar donde la contaminación queda atrapada”, comenta.

CDMX

AFP
Las autoridades piden a las personas evitar los espacios públicos.

Y, también, señala, están los volcanes.

Que aunque no hayan sido señalados en esta ocasión, hay que tener en cuenta que la frecuente actividad del Popocatépetl en el pasado ha sido relacionada por el gobierno con un aumento en los niveles de contaminación en la CDMX, como ya sucedió este año.

Entonces tenemos: los incendios, condiciones del tiempo inusuales y la geografía peculiar de la ciudad...

Algunos expertos, como Bolaños, también creen que una causa hay que buscarla en los carros. “Hay críticos que atribuyen también lo que pasa a errores humanos”, señala.

¿Los carros?

Según Bolaño, actualmente hay más autos en circulación en la ciudad que el pasado año.

“La jefa de Gobierno en los cinco meses que lleva de gestión ha permitido circular 200.000 autos más a diario y esto ha tenido un impacto”, agrega.

https://twitter.com/Santiago_Arau/status/1128061707887112193

El académico explica que para que un carro pueda moverse por la CDMX, necesita pasar antes por un proceso de verificación que, en dependencia de la cantidad de contaminantes que expida, se le permitirá transitar en determinados días de la semana.

Sin embargo, en su criterio, nuevas reglas de verificación que entraron en vigencia este año han contribuido a que se relajen los controles y circulen más vehículos, algo que el gobierno de la ciudad niega.

Bolaños ganó a inicios de este mes un proceso legal por un aire limpio, que obliga al gobierno de la ciudad a implementar cambios en su proceso de verificación vehicular.

“Ahora queda ver si lo acata o tendremos que continuar las demandas a través de la Justicia”, señala.

¿Cuán grave es la situación actual?

Según la Secretaría de Medio Ambiente, el Índice de Calidad de Aire era “muy malo”, con una puntuación superior a los 150, aunque no alcanzaba los límites de 2016, cuando la ciudad vivió una de las peores crisis ambientales de su historia.

Pero pese a esto, también hay buenas noticias: la CDMX no es una de las ciudades más contaminada del mundo.

CDMX

AFP
No, no es un filtro de Instagram: así se ve la ciudad.

De hecho, no es ni la más contaminada de México.

“Ni siquiera está ya entre las más 15 contaminadas del América Latina. Pero ha habido tanto esfuerzo por controlar la contaminación que resulta escandaloso que tengamos algunos días esta contingencia”, agrega Bolaños.

Según el experto, México tiene uno de los sistemas de vigilancia de la calidad del aire más desarrollados de la región.

“No solo es una ciudad contaminada, sino una ciudad vigilada, por eso existe la percepción de que la contaminación es mayor de lo que en la realidad es”, señala.

¿Volverá a ser México “la región más transparente”?

Por ahora, lo que vio Humboldt en 1804 parece más distante y la CDMX más cercana a la que describió en 1917 Alfonso Reyes en su Visión de Anáhuac.

“¿Es esta la región más transparente del aire?, ¿qué habéis hecho, entonces, de mi alto valle metafísico?”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBlOELSWjFI

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Irma perdió a su bebé después de ser golpeada por su expareja; fue sentenciada a 40 años de prisión y hoy busca amnistía

En 2005, Irma perdió a su bebé tras ser golpeada por su pareja, quien argumentaba que ella la engañaba. Irma quedó presa y fue condenada a 40 años de cárcel. Ahora, busca quedar en libertad.
Cuartoscuro
Comparte

Hace 17 años, la madrugada del 22 de febrero de 2005, Irma Rafael Esquivel, en ese entonces de 25 años, fue golpeada por su entonces pareja quien la tiró de la cama, la tomó del cabello y la arrastró rumbo a una barranca colindante a la casa en donde vivían en el municipio de Ixtlahuaca, en el Estado de México. Irma estaba embarazada, a días de tener a su tercer hijo.

Zenaida, la madre de Irma, cuenta que ya en la barranca la expareja de su hija la golpeó, se subió en ella y siguió agrediéndola. A raíz de ello le hizo perder al niño, argumentando que “él no quería ese engendro” porque, de acuerdo con Zenaida, toda su familia le había llenado la cabeza con ideas de que Irma, con quien ya tenía dos hijos -un niño de 4 años y una niña de 3 años-, lo engañaba.

Sin la presencia de un abogado, a Irma se le tomó su declaración en el hospital a donde su mamá la llevó para recibir atención médica. Horas después fue trasladada al Centro Preventivo de Readaptación Social Ixtlahuaca y meses más tarde fue condenada a 40 años de cárcel por el homicidio de su bebé.

Han pasado 17 años desde aquella madrugada. La expareja de Irma tramitó inmediatamente un amparo y desapareció. De acuerdo con Zenaida, nunca volvió al pueblo, mientras que Irma suma años en la cárcel -en los que no pudo ver crecer a sus hijos- pagando por un delito que ella no cometió.

 “Su proceso está concluido totalmente. Ya hubo una sentencia, ya se apeló la sentencia, ya hubo un amparo que fue negado. Las tres instancias que tendríamos posibilidad de buscar están agotadas, concluidas y perdidas”, explica la abogada de Irma, Leticia Fernández, de la Fundación Mujeres Construyendo.

La publicación de la Ley de Amnistía del Estado de México en enero de 2021 representó un aliciente para darle trámite a este tipo de casos en los que se han violado los derechos fundamentales.

La madre de la víctima contó que al revisar el expediente, las abogadas advirtieron que a ella se le tomó su declaración en el hospital sin la presencia de un abogado. De hecho, supuestamente es ahí cuando Irma se declaró culpable, por lo que las defensoras consideran que esto constituye una violación a sus derechos.

Desde la aprobación de la Ley de Amnistía estatal, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) ha recibido 3 mil 224 solicitudes. De estas, 305 han sido peticiones de mujeres.

En entrevista, la presidenta de la Codhem, Myrna García, detalló que mil 169 expedientes han sido concluidos y el resto se encuentra en estudio.

En el último año la Codhem ha emitido cuatro pronunciamientos favorables a mujeres privadas de su libertad que han resultado en la liberación de tres de ellas. El cuarto caso fue turnado al Tribunal de Justicia estatal para que lo analice y emita una resolución.

“El bebé está muerto”

Zenaida, de 60 años de edad, y quien quedó a cargo de sus nietos, no ha podido visitar a su hija desde hace dos años. Primero por la emergencia sanitaria por COVID-19; y  ahora por falta de dinero, ya que Irma fue trasladada al Reclusorio Femenil de Tepozanes, en Nezahualcóyotl.

En entrevista telefónica con Animal Político, Zenaida rememora la tragedia ocurrida en la madrugada del 22 de febrero de 2005.

“Viene este fulano (la expareja de Irma) y me dice que mi hija no está, que posiblemente se había ido con otro wey. Yo le dije: no, Abel, a mí se me hace que tú le hiciste algo porque ¿a dónde se va a ir a estas horas de la noche?”, recordó la mujer.

La casa de Zenaida estaba como a un kilómetro de distancia de donde Irma vivía con su pareja y sus dos hijos, por lo que de inmediato la mujer salió rumbo al lugar para buscar a su hija y ver a sus nietos. Su sorpresa fue que al llegar encontró todas las pertenencias de Irma: su bolsa, sus zapatos y su chamarra.

Zenaida entró, salió y regresó varias veces al domicilio. Preguntó a los vecinos y familiares que vivían en las cercanías si habían visto a Irma, pero nadie tenía noticias… otros ni siquiera le abrieron la puerta.

“Hasta la tercera vez que fui a su casa, mi nieto, que en ese entonces tenía 4 años y meses me dijo: ¿buscas a mi mamá, abuelita?, ten una lamparita”.

Zenaida no entendía qué sucedía y por qué su nieto le estaba dando una lámpara de baterías. Inmediatamente, la entonces pareja de Irma tomó la lámpara y salió caminando rumbo a la barranca que estaba a unos 400 metros de distancia. Ella no lo siguió porque se quedó con sus nietos.

Al poco rato, él regresó a la casa. Estaba sentado en la sala y respiraba con dificultad, parecía que había hecho un esfuerzo grande. Zenaida salió del cuarto en donde estaba con los niños para rogarle que le dijera qué había pasado con su hija.

“Cuando veo hacia la puerta ahí estaba mi hija, tenía la mirada perdida; veía sin ver. Yo vi que mi hija se moría (…) en ese momento yo pensé que le había pegado y que estaba a punto de perder a su bebé. Le dije a él que me dijera qué había pasado, le pregunté por el bebé y él me dijo que estaba muerto”, narró la mujer.

 De inmediato, Zenaida le pidió que prendiera el carro y las llevara al hospital. Cuando llegaron, él se fue argumentando que tenía que ir a su trabajo a pedir permiso para faltar. Esa fue la última vez que se le vio.

“Las lesiones que tenía mi hija le llegaban hasta el muslo, algo cruel que hicieron con ella. Había un charco de sangre y el doctor me dijo que no la podía atender, que necesitaba la ayuda de un ginecólogo”.

Mientras Zenaida esperaba que atendieran a su hija, al hospital llegaron unos policías que le preguntaron si conocía la barranca de Santa Cruz. Ella asintió y los llevó a ese lugar.

De acuerdo con lo que recuerda, ella y las autoridades revisaron el lugar dos veces, pero no encontraron nada más que un charco de sangre. Fue hasta la tercera ocasión, en unas grietas, cuando encontraron una bolsa plástica; el bebé estaba dentro.

Cuando las autoridades preguntaron quién iba a reclamar al bebé, Zenaida y su familia decidieron no hacerlo, por lo que la familia de la entonces pareja de Irma fue quien lo reclamó.

La mujer quiso llevarle flores, ver dónde estaba sepultado el bebé, pero nunca supo dónde lo enterraron o qué hicieron con el cuerpo.

Zenaida asegura que Abel, expareja de su hija, se juntó con su familia para pagar un abogado y lograr ampararse.

“Después de víctima que era mi hija terminó siendo la responsable… desgraciadamente terminó siendo ella quien pagara por el homicidio de mi bebé (su nieto)”, reclamó Zenaida entre lágrimas.

“Quise defender a mi mamita”

Unos 20 días después de todo lo sucedido; y cuando Irma ya estaba en prisión señalada por el homicidio de su bebé, Zenaida recuerda que estaba dándole de comer a sus nietos cuando el mayor le dijo: “abuelita, yo sé por qué mi mamá no está”.

 Según Zenaida, el niño le narró con  lujo de detalle lo que ocurrió esa madrugada.

“Mi papá la tiró de la cama, la jaló del cabello y se la llevó a las espinas, porque por ahí hay mucho nopal; yo quise defender a mi mamita, le pegué a Abel con el palo de la escoba, pero él se quitó el cinturón y me pegó, me dijo que me durmiera”.

La familia de Irma buscó la posibilidad de que el relato del menor pudiera ayudar a liberar a su madre; sin embargo, el abogado les informó que eso no sería posible por ser menor de edad.

“La opinión del médico no contó, ni sus lesiones, nadie la escuchó…”, reclama Zenaida.

“Pido me ayuden, fue una injusticia lo que hicieron con ella porque aparte de haber perdido a su hijo que todavía no había nacido, perdió a los otros chiquitos que se quedaron solos. Si no me los hubiera traído yo, ¿dónde hubieran quedado mis nietos?”

“Mi hija está pagando por un delito que no cometió, pero hay un Dios y tarde o temprano la justicia divina los ha de alcanzar”, sentenció Zenaida.

En busca de la amnistía

La abogada Leticia Fernández y la Fundación Mujeres Construyendo, a la cual pertenece, alistan la presentación del expediente directamente a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) para que en el ámbito de sus facultades analice el caso y emita un pronunciamiento a favor de Irma.

“Tenemos que centrarnos en el área de competencia estatal porque es un delito del fuero común y por tanto solo tendrán competencia las autoridades del Estado de México”, subrayó Fernández.

En entrevista, la titular de la Codhem, Myrna García, explicó que desde la Comisión se dieron a la tarea de hacer una interpretación sistémica de esta ley y otros ordenamientos para entender claramente cuál era el objetivo de los legisladores con respecto a la amnistía y cuál era el papel que desempeñaría el organismo a su cargo.

Al revisar la legislación advirtieron que la fracción 12 del artículo 4 de la Ley hacía mención de la atribución que tenían para pronunciarse y hacer recomendaciones de amnistía a personas que están privadas de su libertad y a quienes se les violaron sus derechos humanos o se les violó el debido proceso, por lo que comenzaron con el trabajo de recepción y análisis de expedientes.

“(Esta atribución) nos permite que cierta exclusión, que cierta desventaja de cierto grupo de personas se mire con un distinto crisol y como una nueva oportunidad para reconstruir una vida”, subrayó García.

Desde que llegó a la presidencia de la Codhem, en agosto de 2021, han estado en posibilidad de pronunciarse de forma positiva por la amnistía de tres mujeres que estaban en prisión por delitos de alto impacto.

Las tres mujeres han sido liberadas y se tiene un expediente con opinión positiva que se envió el 1 de junio pasado al Poder Judicial del Edomex para que lo valore y en su caso, como en los otros tres, conceda amnistía a una cuarta mujer.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.