El extraordinario caso del hombre que dio positivo 43 veces a COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Coronavirus: el extraordinario caso del hombre que dio positivo 43 veces a COVID

Dave Smith es uno de los pocos pacientes que permaneció cerca de 300 días con el virus SARS-CoV-2 activo dentro de su cuerpo y vivió para contarlo.
19 de julio, 2021
Comparte

En marzo de 2020, Dave Smith, un instructor de manejo británico de 72 años, se contagió de covid-19.

Reino Unido estaba en ese momento atravesando la primera ola de la pandemia y Smith tenía una serie de afecciones de salud preexistentes —había sido diagnosticado con leucemia y tratado exitosamente con quimioterapia en 2019— que lo hacían particularmente vulnerable ante el virus.

La mayoría de las personas infectadas con SARS-CoV-2, incluso aquellas que sufren la llamada covid-19 de larga duración, eliminan el virus de su cuerpo en un promedio de 10 días.

En el caso de Smith, en cambio, este se quedó en estado activo dentro de su cuerpo por más de 290 días.

“Las conté. Fueron 43 veces“, le dice Smith a la BBC, rememorando la cantidad de pruebas PCR que dieron positivo.

“Rezaba todo el tiempo pidiendo que la próxima fuera negativa, pero nunca lo era”.

Los médicos confirmaron que no se trataba de una reinfección sino de una infección persistente tras secuenciar el virus en el laboratorio.

Dave Smith y su esposa Lyn

BBC
Smith conversó con su esposa para dejar las cosas en orden, pues no creía que se recuperaría.

Los cerca de 10 meses que Smith pasó enfermo —que incluyeron siete internaciones hospitalarias— fueron una agonía para él: sus niveles de energía eran mínimos, y necesitaba ayuda para casi todo.

“En un momento dado estuve tosiendo cinco horas sin parar. Desde las cinco de la mañana hasta las diez de la noche. No puedes imaginar el agotamiento que genera esto en tu cuerpo”, dice el paciente, que perdió 60 kilos en el transcurso de su enfermedad.

El de Smith es uno de los casos de infección activa por covid-19 más prolongados que se haya registrado hasta el momento en el mundo.

Infección persistente vs. covid de larga duración

El caso de Smith es extremadamente poco común, sobre todo por la cantidad de tiempo que le llevó eliminar el virus, pero es algo que puede ocurrir en personas inmunocomprometidas.

Así se lo explica a BBC Mundo Andrew Davidson, profesor de virología de la Escuela de Medicina Celular y Molecular de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, y parte del equipo que investigó el caso de Smith.

“Normalmente tu sistema inmune se deshace del virus produciendo anticuerpos que se le unen, impidiéndole así que infecte a las células, y también con linfocitos T, que destruyen a las células infectadas con el virus y otros mecanismos”, dice.

Pero como el sistema inmunitario de Smith estaba debilitado, no podía combatirlo.

Esto puede ocurrir no solo con el SARS-CoV-2 sino también con muchos otras virus que pueden quedar dentro del cuerpo de forma permanente.

Mujer enferma

Getty Images
En la covid de larga duración los síntomas continúan pese a que el virus fue eliminado, mientras en una infección persistente sigue presente y activo.

“Algunos virus causan una infección persistente y una vez que te has infectado es muy poco probable que te liberes del virus”, explica Davidson, y da como ejemplo el virus del VIH que se queda dentro del cuerpo, en estado latente.

“Puedes tratarlo con antivirales que suprimen al virus, pero no lo eliminas”, agrega.

El virólogo aclara que la covid-19 de larga duración y la infección de covid persistente son dos cosas diferentes: mientras que en la primera ciertos síntomas como el cansancio o la dificultad para respirar subsisten pese a que el virus ya fue eliminado, en la segunda el virus está presente y activo.

Una hipótesis que está siendo investigada en el caso de la covid de larga duración es la posibilidad de que el virus siga estando dentro del paciente, escondido dentro de algún órgano, y por eso no es detectable.

Hasta el momento esto no ha sido confirmado y esta forma de enfermedad sigue siendo un enigma para los médicos.

El tratamiento de Trump

Smith logró finalmente superar la enfermedad con un cóctel de fármacos antivirales de la farmacéutica estadounidense Regeneron que contienen dos anticuerpos monoclonales (casirivimab y imdevimab).

El tratamiento —el mismo que recibió el expresidente de Estados Unidos Donald Trump— no está aprobado en Reino Unido, pero le fue suministrado a Smith por razones humanitarias, dada la particularidad de su caso.

Después de 45 días de recibir la medicación, la PCR dio por primera vez un resultado negativo.

Expresidente de EE.UU. Donald Trump

Getty Images
Smith fue medicado con los mismos fármacos que se utilizaron para tratar a Trump.

“Fue como haber recibido una nueva vida”, recuerda Smith, quien confiesa que estaba “listo para abandonar la pelea” y que había conversado con su esposa Lyn para “dejar los asuntos en orden”, pensando en que no sobreviviría.

Sus médicos creen que fueron los fármacos lo que permitió curar la enfermedad, aunque estiman que existe una posibilidad mínima de que el paciente estuviera a punto de mejorar por sí mismo y lo que sucedió fuera una coincidencia, más que una relación causa consecuencia.

“La única manera de probarlo es con un ensayo clínico adecuado”, señala Davidson.

Peligros de una infección persistente

Más allá de las implicancias personales de sufrir una infección persistente, la situación crea un riesgo epidemiológico a nivel de la comunidad.

En primer lugar, un paciente con una infección activa es potencialmente contagioso, aunque es difícil saber en qué grado en comparación con una persona que tiene una infección adquirida recientemente.

En el caso de Smith, este no pudo pasar el virus a otras personas ya que, por su debilidad, en la mayor parte del tiempo no salió de casa.

“Pero esto nos hace preguntarnos si no puede haber gente (con una infección persistente) dentro de la comunidad expulsando y propagando el virus”, señala Davidson.

PCR

Getty Images
Con cada prueba positiva, Smith iba perdiendo las esperanzas de recuperarse.

Por otro lado, mientras el virus continúe activo dentro de una persona, seguirá evolucionando y cambiando.

“Sabemos que en este caso cambió rápidamente y algunos de estos cambios fueron encontrados también en las variantes preocupantes”, explica el virólogo.

“El virus tiene la posibilidad de probar todo tipo de mutaciones y ver qué puede hacer, y puede evolucionar para volverse más transmisible”, agrega.

Ahora, fuera de peligro, Smith vive cada día agradecido, como si fuera un regalo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

FGR mantiene abierta investigación contra académicos del Conacyt y la reserva indefinidamente

La defensa pidió cerrar el caso ante la inexistencia de un delito que perseguir, pero no han recibido respuesta. La Fiscalía de Gertz Manero clasificó como reservada la indagatoria sin someterla a un análisis del comité de transparencia.
Cuartoscuro
1 de diciembre, 2021
Comparte

Bajo el argumento de que se trata de una investigación que sigue en marcha y sin someter la decisión a su comité de transparencia, la Fiscalía General de la República (FGR) decidió clasificar como información reservada por tiempo indefinido la carpeta de investigación iniciada en contra de los académicos denunciados por el Conacyt por delincuencia organizada, lavado de dinero y peculado.

En respuesta a una solicitud de información enviada por Animal Político en la que se pedía acceso a una versión pública de la indagatoria, la Fiscalía respondió que “bajo ninguna circunstancia” revelaría datos del expediente pues dijo, se trata de una investigación que continúa integrándose y no se ha cerrado.

“La información solicitada se encuentra en un expediente en trámite, es decir, expresión documental solicitada se clasifica como reservada, de conformidad con lo previsto por el artículo 110 fracción XII de la Ley Federal de Transparencia, motivo por el cual no es posible hacerla del conocimiento, ni revelarla en su totalidad ni en versión pública, bajo ninguna circunstancia”, señaló la institución.

Ricardo Reyes Retana, abogado de una de las académicas denunciadas, reveló que desde hace un mes pidieron formalmente al Ministerio Público cerrar el caso ante la inexistencia —ya confirmada por el juez que negó las órdenes de aprehensión— de un delito cometido. Sin embargo, hasta ahora no han recibido ninguna respuesta de la FGR.

La carpeta de investigación que sigue en curso en contra de 31 académicos es la FED/FEMDO/UEIORPIFAM-CDMX/0000222/2021 a cargo de la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada de la FGR (antes SEIDO). Dicha indagatoria se inició a partir de la denuncia presentada por la administración de María Elena Álvarez-Buylla en el Conacyt.

De lo que se les acusa es de haberse coludido en un “entramado criminal organizado” para desviar entre 2013 y 2018 casi 244 millones de pesos que fueron asignados al denominado Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C. Dicha asignación, según la indagatoria, fue indebida ya que el foro se trataba de una asociación civil que no podía recibir dichos recursos.

Con esos argumentos la FGR pretendía que un juez federal ordenara la detención de todos los científicos por su presunta participación en tres delitos, y que los encerrara de forma preventiva en el penal federal del Altiplano, en el Estado de México. Sin embargo, el juez rechazó esa petición al considerar que no existe delito que perseguir, pues la asociación civil a la que se destinó el recurso estaba contemplada en los estatutos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

En ese contexto se requirió a la FGR a través de una solicitud de transparencia acceso a una versión pública de la carpeta de investigación por tratarse de posibles hechos de corrupción. Un argumento con el cual el INAI ya ha instruido la apertura de otros expedientes relacionados con posible corrupción como el asunto de Odebrecht.

Sin embargo, la Fiscalía respondió en un oficio fechado el 29 de noviembre que no era posible la referida desclasificación, pues la carpeta de investigación sigue en integración. Entre los argumentos que esgrimió dijo que revelar los datos podría poner en riesgo el éxito de esta ya que se pondrían sobre aviso a “aquellos que forman parte de la delincuencia organizada”.

“La información solicitada se encuentra relacionada con una indagatoria en trámite que al ser difundida deja expuesta información sobre la capacidad para llevar a cabo las diligencias e investigaciones que repercutirían en la vinculación a proceso y por ende la acusación contra el imputado y la reparación del daño”, añadió la Fiscalía.

La institución dirigida por el fiscal Alejandro Gertz Manero sostuvo que no era necesario someter al Comité de Transparencia de la institución la decisión de clasificar indefinidamente esta indagatoria, debido a que dicho comité no tiene autoridad alguna sobre las decisiones que adopta un área de inteligencia y seguridad como en este caso es la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada. Esto de acuerdo con el artículo 62 de la Ley Federal de Acceso a la Información Pública.


El pasado 22 de septiembre un juez federal con sede en Almoloya de Juárez, estado de México, rechazó la solicitud de órdenes de aprehensión en contra de los académicos denunciados tras considerar que estos no cometieron delito alguno. Ello ya que la asignación de los recursos a la asociación civil se hizo de acuerdo con las normas vigentes en aquel momento.

“Todos los hechos que invoca la fiscalía en los que se involucra el otorgamiento de financiamiento al foro consultivo científico y tecnológico, asociación civil, de ninguna manera pueden ser analizados a la luz del derecho penal, porque la obligación del Conacyt de dotarlo de los recursos económicos para su adecuado funcionamiento, en su momento estuvieron previstos en la ley que regula precisamente el funcionamiento de dicho foro y en el estatuto entonces vigente”, señala la resolución del juez.

A partir de dicha resolución la defensa de Patricia Zúñiga Cendejas, exsecretaria y fundadora del Foro Consultivo, solicitó formalmente al Ministerio Público de la Federación decretar el no ejercicio de la acción penal y cerrar la carpeta de investigación. Una solicitud que hasta ahora no ha recibido respuesta.

En el escrito presentado por la académica ante la FGR, del que este medio tiene copia, los abogados argumentan que el juez que negó las órdenes de arresto, ya que concluyó que los hechos sobre los cuales se sustenta la indagatoria de la FGR no se traducen en ningún delito y, por lo tanto, no es posible mantener abierta la indagatoria ni siquiera por un ilícito distinto.

“Esta fiscalía federal puede realizar cambios respecto de la calificación jurídica, pero nunca podrá cambiar y/o variar los hechos circunstanciados que le atribuye a mi defendida (…) no existe, jurídicamente, reclasificación, revalorización o conversión que le pueda asistir a esta fiscalía federal para superar una resolución jurisdiccional que señala que en el fondo del asunto -en los hechos atribuidos- no existe delito alguno en contra de los imputados, por haber estado éstos amparados por el espectro de la legalidad”, indica el escrito de los abogados.

La defensa de la académica añade que al haberse determinado que la asignación de recursos del Conacyt al Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C. se realizó al amparo de la ley, es imposible que esta acción sea el punto de partida para concluir que se cometieron delitos como el lavado de dinero, peculado o crimen organizado. En términos legales: las conductas no se ajustan al tipo delictivo.

“En el presente caso, esta fiscalía nunca podrá acreditar el elemento típico ilícito debido a que, mi defendida, en la temporalidad de los hechos que le atribuyen, cometió las conductas en cuestión amparada por el derecho aplicable; tal como lo manifestó el juez federal”, añade el escrito.

Estos argumentos, entre otros, sustentaron la solicitud de la académica Zúñiga Cendejas de dar por concluida la indagatoria. Sin embargo, hasta ahora no se ha recibido una respuesta a dicha petición, como confirmó a este medio el abogado Ricardo Reyes Retana, quien lidera el equipo de defensa.

Por otro lado, el litigante confirmó que la Fiscalía ya les entregó una copia de la carpeta de investigación luego de que su representada se presentara a conocer el contenido de la misma tras recibir un citatorio ministerial. Hasta ahora son al menos seis los académicos que han comparecido en el Ministerio Público

“De la revisión de la carpeta de investigación es claro que no está acreditado el delito de delincuencia organizada ni ningún otro”, dijo Reyes Retana.

Desclasificación contra corrupción

Aunque las leyes general y federal de transparencia consideran por regla a las carpetas de investigación como información reservada, existen excepciones: que se trate de casos relacionados con graves violaciones de derechos humanos o que tengan que ver con hechos de posible corrupción.

En ese contexto el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (INAI) ha resuelto con anterioridad la desclasificación de indagatorias que se encuentran en curso y la elaboración de versiones públicas. Entre esos casos figuran, por ejemplo, la indagatoria por las desapariciones de los normalistas de Ayotzinapa, la investigación por los presuntos sobornos y desvíos de Odebrecht, o las averiguaciones relacionadas con el accidente de la Línea 12 del Metro.

Incluso, en mayo el pleno del INAI instruyó a la Fiscalía General de la República desclasificar la información relacionada con posibles indagatorias de corrupción en contra de la administración del expresidente Enrique Peña Nieto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.