5 cifras que muestran cómo el COVID-19 está fuera de control en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

5 cifras que muestran cómo el COVID-19 está fuera de control en EU

Con la cercanía del invierno y ante la carencia de un plan gubernamental nacional para hacer frente a los nuevos brotes, los casos, las hospitalizaciones y las muertes se multiplican.
14 de noviembre, 2020
Comparte

La incertidumbre política y la emergencia sanitaria se cruzan en EE.UU.: mientras el gobierno de Donald Trump se enfoca en pedir recuentos y disputar el resultado de las elecciones, la pandemia de coronavirus vive su peor momento en el país.

Con la cercanía del invierno y ante la carencia de un plan nacional para hacer frente a los nuevos brotes, los nuevos casos, las hospitalizaciones y las muertes se multiplican.

Desde hace días, medios de EE.UU. críticos con la gestión de Trump habían señalado que el presidente, que pasó más de una semana sin hablar ante la prensa, no parecía mostrar interés en sus obligaciones y en el curso de la pandemia, mientras intenta revertir desde Twitter y los tribunales el resultado de los comicios.

En la tarde de este viernes, sin embargo, Trump apareció otra vez frente a las cámaras para prometer que una potencial vacuna estará lista ante de finales de año y descartó la posibilidad de que su gobierno imponga una nueva cuarentena para hacer frente a la pandemia.

“Este gobierno no se cerrará. Ojalá el… pase lo que pase en el futuro, ¿quién sabe qué gobierno será? Supongo que el tiempo lo dirá. Pero puedo decirles que este gobierno no irá a un cierre“, dijo.

TRump

Getty Images
Trump reapareció esta semana tras más de una semana sin dar una conferencia de prensa.

Un día antes, el doctor Anthony Fauci, la principal autoridad en enfermedades infecciosas del país, había llamado a redoblar los esfuerzos ante el aumento de los casos porque una vacuna efectiva, dijo, no iba a estar disponible de forma inmediata.

“La ayuda está en camino. Pero aún no está aquí”, afirmó.

Fauci no ha sido el único en llamar la atención sobre el creciente número de contagios en EE.UU.

Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), consideró que la nación atraviesa una “temporada peligrosa“, mientras el corresponsal médico de CNN, Sanjay Gupta, calificó la situación como un “desastre humanitario“.

En tanto, el epidemiólogo Michael Osterholm, quien recientemente fue nombrado miembro del grupo de trabajo sobre el coronavirus del presidente electo, Joe Biden, describió el panorama actual como un “infierno covid”.

Según Osterholm, aunque EE.UU. no el único lugar del mundo donde los casos repuntan de nuevo, la situación se vuelve más crítica por dos motivos: primero, porque es el país con más contagios y muertes en el mundo y, segundo, porque el gobierno saliente no parece interesado en tomar medidas de mitigación en lo que le queda en el cargo.

Nos podemos hacer una idea de lo sombría de la situación repasando algunas de las cifras que han sonado las alarmas de la comunidad médica y científica.

1. Un récord histórico de casos

Desde hace meses, EE.UU. ocupa la triste posición de ser el país con más casos y muertes por coronavirus del mundo.

De los más de 53 millones de contagios reportados a nivel global, más de 10,3 millones son de habitantes de Estados Unidos, casi un 20% del total global en una nación cuya población representa el 4% del planeta.

Pero si las cifras totales son alarmantes, lo que ha pasado en los últimos días ha sido motivo de preocupación mayor.

Solo el jueves, EE.UU. superó los 160.000 nuevos casos en un día, casi una semana después de cruzar el récord de los 100.000 contagios diarios.

Dos estados, Texas y California, fueron los primeros esta semana en reportar más de un millón de personas infectadas, mientras otros, como Florida, le siguen los pasos.

El aumento ha sido una tendencia en las últimas semanas en más de 40 estados y, según los modelos de varias universidades, la cifra podría ir a peor en los días venideros.

De acuerdo con los CDC, se prevé que antes del 5 de diciembre se reportarán entre 630.000 y 1.700.000 nuevos casos en el país, aunque la agencia señala que la estimación puede quedarse por debajo.

“Durante las últimas semanas, se han reportado más casos de los esperados en la predicción. Esto sugiere que el pronóstico actual puede no reflejar la gama completa de casos que se notificarán en el futuro. Las previsiones para nuevos casos deben interpretarse en consecuencia”, indica en su página web.

2. Creciente número hospitalizaciones

La escena es conocida: como pasó en la primavera y el verano, los hospitales de muchos estados comienzan otra vez a quedarse sin camas, ahora en una proporción mayor.

Actualmente, hay más estadounidenses hospitalizados con covid-19 en EE.UU. que en cualquier otro momento anterior de la pandemia.

Hasta el 12 de noviembre, más de 67.000 personas recibían atención hospitalaria tras dar positivo por coronavirus, según datos del Covid Tracking Project, un sistema de monitoreo de la pandemia.

Hasta este viernes, 17 estados reportaban un incremento general de hospitalizaciones.

pandemia

AFP
Actualmente, hay más estadounidenses hospitalizados con covid-19 en EE.UU. que en cualquier otro punto anterior de la pandemia.

El récord anterior se remontaba al 15 de abril, cuando Nueva York era el epicentro del covid-19 en EE.UU., y se reportaron 59.940 hospitalizaciones a nivel nacional.

El nuevo récord de hospitalizaciones muestra que hemos entrado en el peor período de la pandemia desde el brote original en el noreste (en Nueva York y estados cercanos)”, escribieron los creadores del Covid Tracking Project el miércoles.

3. Las muertes vuelven a aumentar

Los CDC registraban hasta este viernes más de 242.200 fallecidos, una tasa de mortalidad de 73 por cada 100.000 habitantes en EE.UU.

Y reportaron el 10 de noviembre 1.859 muertos por covid-19, la cifra más alta desde los más de 2.500 registrados el 25 de junio, un día anómalo pues para entonces la media semanal había estado cayendo hasta unos 600.

De hecho, el 10 de noviembre se superó por primera vez la cifra de 1.000 muertos de media en los siete días anteriores, algo que no pasaba desde agosto.

Trevor Bedford, analista del Instituto de Investigación Fred Hutchinson de Seattle, recordó en Twitter que las muertes durante la pandemia generalmente comienzan a aumentar tres semanas después de que se disparan los casos.

“Estimo que Estados Unidos reportará más de 2.000 muertes por día en tres semanas”, escribió.

corona

Getty Images
El número de casos positivos se ha multiplicado en las últimas semanas.

El modelo matemático del Institute for Health Metrics and Evaluation proyecta unas 399.162 muertes en EE.UU. para el 1 de febrero si se mantiene las condiciones actuales, pero si se flexibilizan aún más las medidas de protección, estima que la cifra rondaría los 513.657.

4. Situación crítica en numerosos estados

Si al inicio de la pandemia el epicentro estuvo más “concentrado” en algunos estados (como Nueva York y después Florida), ahora los epidemiólogos advierten que la situación es más complicada por el creciente número de casos que se reportan a lo largo y ancho del país.

Según tuiteó Frieden, esto se debe a que Estados Unidos entró en “la fase exponencial” de propagación del virus, por lo que es previsible que la situación empeore significativamente en la mayoría de los estados.

No obstante, aclaró que no todos los lugares están experimentando actualmente la misma tasa de propagación del covid-19.

“Por ejemplo, Dakota del Sur (el estado con la tasa más alta) tiene 100 veces más propagación que Vermont”, dijo.

corona

Getty Images
Las filas de autos para hacerse pruebas de coronavirus han vuelto a aumentar.

Numerosos estados y ciudades muestran otras cifras preocupantes.

  • El área de Minot, en Dakota del Norte, ha reportado más casos per cápita que cualquier otra parte del país.
  • El brote en Wisconsin ha aumentado más rápido que en cualquier otro estado.
  • El condado que incluye Los Ángeles ha reportado más casos de covid-19 desde el inicio de la pandemia que cualquier otro lugar.
  • Texas tiene más casos que cualquier otro estado y el mayor número de contagios en campus universitarios.
  • En la ciudad de El Paso, las autoridades han pedido el traslado de más morgues móviles ante el creciente aumento de muertes y han necesitado trasladar enfermos por vía aérea a otras localidades porque se han quedado sin capacidad en los hospitales.

“La gente no quiere escuchar que lo que está sucediendo en El Paso no es un evento aislado. Se convertirá en la norma”, le dijo el epidemiólogo Michael Osterholm a Yahoo Finance.

5. La Casa Blanca como epicentro

Para muchos medios de EE.UU., un reflejo de cómo la pandemia está fuera de control en el país es la propia situación en la Casa Blanca, en la que casi 200 personas, desde el presidente hasta miembros de su equipo servicio personal y de seguridad, han dado positivo o han tenido que aislarse por estar en contacto con el virus.

Más de 30 personas, incluido Trump, su esposa y su hijo menor, en fechas cercanas al evento para la nominación de Amy Conney Barret para la Corte Suprema.

El mismo presidente tuvo que ser hospitalizado y unas semanas más tarde varios asistentes del vicepresidente Mike Pence también se enfermaron.

A inicios de noviembre, tras un evento durante la noche de las elecciones en el que Trump se proclamó ganador cuando aún continuaban los conteos, se reportó un nuevo brote: el jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, uno de sus jefes de campaña y otra decena de funcionarios dieron positivo.

corona

Getty Images
Unos 130 imembros del Servicio Secreto se han contagiado o han tenido que aislarse por estar en contacto con el virus.

Este viernes, medios de EE.UU. reportaron que al menos 130 miembros del Servicio Secreto, que se encargan de la seguridad de Trump y la Casa Blanca, dieron positivo o han tenido que aislarse tras exponerse a personas enfermas con covid-19.

Además, al menos ocho miembros del personal del Comité Nacional Republicano, incluido el Jefe de Gabinete, Richard Walters, tienen el virus, según informó la organización.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Robles acusa presión para delatar a exfuncionarios; pide citar a excolaborador y auditor federal

Argumenta que la quieren obligar a delatar a otros a cambio de recibir beneficios y sostiene que su caso es político. Asegura que no fue omisa, y que alertó a Meade y a Meyer Falcón de observaciones pendientes de la Auditoría.
Cuartoscuro
29 de septiembre, 2020
Comparte

La extitular de Sedesol y Sedatu en el sexenio pasado, Rosario Robles Berlanga, procesada desde hace mas de un año por presuntas omisiones que habrían facilitado desvíos de sus dependencias bajo el esquema de La Estafa Maestra, se declaró formalmente inocente ante el juez, y acusó presiones de la Fiscalía para que delate a exfuncionarios a cambio de recibir beneficios.

En su respuesta oficial a la acusación presentada por la Fiscalía General de la República (FGR) en agosto pasado, Robles pidió al juez que cite a 15 funcionarios y exfuncionarios al juicio, entre ellos el exoficial Mayor de sus dependencias Emilio Zebadúa, personaje clave en el entramado de La Estafa Maestra, y al actual titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), David Colmenares Páramo.

Leer más: FGR arma acusación contra Robles usando como testigos a 18 funcionarios y exfuncionarios de Sedesol y Sedatu

Además, acusó a la FGR de caer en una ilegalidad al pretender que ella cubra un pago superior a 5 mil millones de pesos por reparación del daño, pese a que no la responsabiliza de habérselos robado ni presenta una sola prueba relacionada con el destino final del dinero.

La respuesta de Robles a la acusación de FGR, a la que Animal Político tuvo acceso, es un documento de 42 páginas enviado al juez federal el pasado 21 de septiembre. En dicho escrito -como lo marcan las reglas del sistema penal acusatorio- la defensa fija su posición y las pruebas con las que pretende debatir en juicio los argumentos de los fiscales.

En su acusación, la FGR asegura que Robles es responsable de dos cargos de ejercicio indebido del servicio público en la modalidad de omisión, por no haber impedido que la Sedesol y Sedatu a su cargo firmaran convenios presuntamente irregulares con universidades y otros entes públicos que facilitaron el desvío de mas de cinco mil millones de pesos.

En contraparte, Robles sostiene que es inocente y que en todo momento ordenó que se atendieran las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que alertaban de estas irregularidades, e incluso ordenó en 2017 que se detuviera la firma de estos convenios.

“Niego total y categóricamente las acusaciones delictivas que en contra de mi persona formula la Agente del Ministerio Público de la Federación, pues se aparta de la verdad y pretende atribuirme la responsabilidad de hechos presuntamente constitutivos de delito en los que nunca he participado, ni son atribuibles a mi persona”, señala Robles.

La exsecretaria de Estado del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto advierte al juez que, desde su punto de vista, el proceso iniciado en su contra y la prisión preventiva que se le impuso desde hace mas de un año por un delito que no es grave, son resultado de una persecución política en la que se le pretende orillar a delatar a otros a cambio de un beneficio. Esto de forma similar a lo ocurrido en otros casos como el de Emilio Lozoya.

Te puede interesar: FGR solicita pena de 21 años de cárcel contra Rosario Robles y una multa económica

“En palabras del propio Fiscal General de la República, se me exhibe ante la opinión pública y en los medios de comunicación, como un trofeo a la lucha de la corrupción del gobierno anterior, y se me mantiene en prisión… por no ser solidaria con el Estado”, dejando entrever que para obtener la libertad “debo delatar a otros funcionarios”, señala Robles.

En ese contexto, la defensa de la exfuncionaria añade que la acusación de FGR de que “no hizo nada” para evitar el presunto desvío de recursos es insostenible por dos razones fundamentales.

La primera de ellas es porque al momento en que se firmaron y ejecutaron los 18 convenios que Sedesol firmó con universidades de 2013 a 2015, y los 7 convenios que por su parte firmó Sedatu en 2016, no había notificaciones o señalamientos de los órganos de control sobre que este tipo de contrataciones fueran ilegales.

Y la segunda es que cuando la ASF reveló a través de informes de auditorías que había detectado posibles irregularidades en el destino de los recursos asignado en los convenios, Robles ordenó que se atendieran dichas observaciones y se trabajara con los auditores en el esclarecimiento de estas.

Incluso sostiene que sus sucesores tanto en Sedesol y Sedatu, José Antonio Meade y Román Meyer Falcón, recibieron oficios de entrega recepción de su administración en los que se indica la existencia de las observaciones de la Auditoría y la necesidad de que las mismas continuaran siendo atendidas.

Colmenares, Zebadúa y las pruebas

Para desvirtuar las acusaciones de la FGR, la defensa de Robles ha propuesto al juez al menos 55 datos de prueba para que sean desahogados en el juicio. De ellos, 38 son pruebas documentales, 15 son testimonios y dos son peritajes.

Los testigos que la defensa propone que sean llamados corresponden, en su mayoría, a altos exfuncionarios de las dependencias que encabezó (subsecretarios, oficiales mayores y apoderados) con la finalidad de que estos corroboren que recibieron instrucciones de atender las observaciones de la Auditoría.

Aun cuando la cifra de exfuncionarios es menor a los que la FGR ha propuesto como testigo de su lado, se trata de servidores públicos de mayor jerarquía.

Entre ellos destaca el caso de Emilio Zebadúa, quien fuera oficial Mayor de Sedesol y Sedatu, y que la defensa pide que sea presentado e interrogado con la finalidad de que explique las acciones que habría llevado a cabo por instrucciones de Robles para atender las observaciones de los auditores.

Se trata de un testigo clave ya que, de acuerdo con investigaciones oficiales y periodísticas, Zebadúa fue el principal operador de los pagos realizados mediante este tipo de convenios.

No obstante, hasta ahora el exfuncionario ha tramitado demandas de amparo para no comparecer ante el juez. En ese contexto la defensa ha pedido al Poder judicial que en el caso de este y otros testigos se realice una búsqueda de todos sus domicilios y se les giren los citatorios, ya que comparecer en un juicio es obligatorio de acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Otro testigo importante que la defensa ha propuesto en el juicio es el actual titular de la ASF, David Colmenares Páramo. Ello para que explique en qué estado se encuentras las auditorías practicadas de 2013 a 2017 relacionadas con los convenios de dependencias con universidades y entes públicos.

La defensa no da mayores detales en torno a la intención de citar a Colmenares, pero su presencia cobra relevancia pues la ASF es la principal denunciante de estos convenios. Se trataría además de una respuesta a la petición e FGR de citar como testigos a funcionarios de la ASF, entre ellos su extitular Juan Manuel Portal y la exjefa de auditorías forenses Muna Buchahín, pero no a su actual dirigente.

Por otro lado, en las pruebas documentales ofrecidas por la defensa destacan diversos oficios que Robles habría dirigido a sus funcionarios –entre ellos el propio Zebadúa- para que se atendieran los informes de los auditores y se solventaran las observaciones realizadas en los distintos años.

También ha ofrecido como prueba el acta de entrega -recepción de la titularidad de la Sedesol fechada el 17 de septiembre de 2015 y dirigida a José Antonio Meade- en la que le señala que existen diversas observaciones realizadas por la Auditoría respecto a los convenios firmados con universidades, y que estaban en proceso de atención.

En cuanto a los peritajes, la defensa reveló que presentará uno en materia de administración pública y otro en materia contable, de los cuales no se adelantaron conclusiones pues a la fecha en que fue presentada la respuesta continuaban en elaboración.

Pago exigido es ilegal: defensa

En la acusación que la FGR presentó ante el juez en agosto pasado, los fiscales afirman que si bien Rosario Robles está acusada de omisiones debe pagar mas de 5 mil millones de pesos que presuntamente fueron desviados como consecuencia de la supuesta negligencia. Se trata de la denominada reparación del daño

En su respuesta a este punto, la defensa de la exsecretaria de Estado calificó como ilegal dicha petición, con el argumento de que en ningún momento la investigación de a Fiscalía prueba que ella se haya apoderado de ese dinero. Tan es así que no está acusada de peculado, enriquecimiento ilícito o lavado de dinero.

“La petición planteada por el Agente del Ministerio Público de la Federación, para que se considere procedente condenar al pago de la reparación del daño es completamente violatoria a los principios de exacta aplicación de la ley, certeza jurídica, legalidad y debido proceso” indica el escrito.

Tras realizar un amplio análisis fundamentado en jurisprudencias de la propia Corte, la defensa de Robles concluye que los fiscales buscan imponer como parte de la pena una reparación del daño que no está sustentada en los delitos que se imputan a su defendida, y cuyo monto se concluye solo “por simple analogía”.

¿Qué sigue en el caso?

Con la presentación de la respuesta de la defensa a la acusación formal presentada por la FGR concluye la fase escrita de la etapa intermedia del proceso penal iniciado el año pasado en contra de Rosario Robles. 

Lo que sigue ahora es la exposición oral de estos argumentos en una audiencia intermedia que ha sido programada para el próximo 26 de octubre. En esa audiencia el juez definirá qué pruebas son las que permanecen de cada una de las partes, de cara al juicio oral que se estaría llevando a cabo a finales de diciembre o principio de enero de 2021.

Mientras esto sucede Robles debe permanecer detenida de forma preventiva en las instalaciones del penal femenil de Santa Martha Acatitla. Hasta ahora su defensa ha promovido diversos recursos bajo el argumento de que dicha prisión está sustentada en evidencia falsa y recientemente ganó una suspensión para que el 9 de octubre sea revisada por un juez de amparo dicha prisión preventiva.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.