Coronavirus: qué tan rápido se está extendiendo por América Latina
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Coronavirus: qué tan rápido se está extendiendo por América Latina (y cómo se compara con otras regiones)

En estos momentos América Latina registra menos del 0,1% de los casi 110.000 casos de covid-19 diagnosticados a nivel global. ¿Cómo se explica esa situación? ¿Y qué tan probable es que los números sigan manteniéndose bajos en comparación con los registrados en otras partes?
10 de marzo, 2020
Comparte
Hombre con mascarilla en el Canal de Panamá

EPA
Con la llegada del nuevo coronavirus a Panamá ya son 11 los países de América Latina que han registrados casos de covid-19.

Panamá se convirtió a inicios de esta semana en el decimoprimer país de América Latina en confirmar la presencia del nuevo coronavirus en su territorio.

La nación centroamericana se sumó así a Brasil, México, Ecuador, República Dominicana, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Costa Rica y Paraguay, donde también se han registrado casos de covid-19.

Juntos suman 106, en una región de 626 millones de habitantes.

Eso equivale a menos del 0,1% de los casi 110.000 casos contabilizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a las 09:00 GMT del lunes 9 de marzo.

Y también significa que las cifras latinoamericanas todavía están muy por detrás de las de Asia, Europa e incluso Estados Unidos, donde a inicios de este martes el número de infectados con el coronavirus ya sumaba 726.

El virus, sin embargo, llegó a la región el pasado 26 de febrero, lo que también implica que en menos de dos semanas el número de casos ha aumentado en un 10.500%.

Y aunque todos los primeros contagios se produjeron en el extranjero, según la OMS en al menos cinco países latinoamericanos ya se han registrado ejemplos de transmisión local.

Mujer con mascarilla en el aeropuerto argentino de Ezeiza

EPA
La primera muerte por el nuevo coronavirus en América Latina se registró en Argentina.

¿Cómo se compara entonces la situación latinoamericana con lo que ha estado ocurriendo en otras partes del mundo?

¿Y qué tan probable es que los números en América Latina se mantengan muy por detrás de los registrados en otras regiones?

Lejos del epicentro

Los expertos consultados por BBC Mundo advierten sobre la dificultad de predecir el comportamiento de una epidemia, especialmente en casos de nuevos virus como el del covid-19.

Pero el profesor Paul Hunter, un experto de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, identifica al menos cuatro factores que influyen en su posible propagación: la suerte, la capacidad de los sistemas de salud, el clima y la densidad poblacional.

El coronavirus en América Latina (09/08/2020)
País Casos confirmados Fecha 1er caso
Brasil 30 26 de febrero
Argentina 17 3 de marzo
Ecuador 15 29 de febrero
Chile 13 3 de marzo
Costa Rica 9 6 de marzo
Perú 7 6 de marzo
México 7 28 de febrero
República Dominicana 5 1 de marzo
Colombia 3 6 de marzo
Paraguay 1 7 de marzo
Panamá 1 9 de marzo
Fuente: Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, Organización Mundial de la Salud, Ministerios de Salud.

“La forma en la que un virus se propaga tiene mucho que ver con la suerte: por ejemplo si hay una persona que en su momento más infeccioso viaja a un lugar especialmente propicio”, explica Hunter.

“Y cuando se vieron los primeros contagios (de covid-19) fuera de China, estos se dieron en lugares con frecuentes conexiones aéreas a ese país“, le dice a BBC Mundo.

Así las cosas, la lejanía con el epicentro de la epidemia —la provincia china de Wuhan— protegió a América Latina de la explosión inicial.

Y lo mismo puede decirse en relación a los principales focos secundarios: Italia, Irán y Corea del Sur.

“Las distancias juegan un papel importante”, explica Marcos Espinal, el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Y esos tres países, además de China, son los que han contribuido a que en Europa, Asia y otras regiones la diseminación sea más rápida”, le dice a BBC Mundo.

Aumento del covid-19 en América Latina

BBC

De hecho, para Espinal no es coincidencia que la mayoría de los casos registrados en América Latina —incluyendo el primero— estuvieran vinculados a Italia.

Pero las estrechas relaciones que algunos países de la región mantienen con la nación europea no se comparan con las de sus vecinos inmediatos, lo que ayuda a entender la diferencia en el número de casos.

“La gran mayoría de los primeros casos registrados en varios países europeos pueden conectarse con Italia“, recuerda Hunter.

Y el experto de la Universidad de East Anglia cree que en la medida en que empiezan a registrarse casos de transmisiones comunitarias en países mucho más cercanos, el número de infectados en la región latinoamericana también podría multiplicarse.

“Creo que las cosas van a empeorar rápidamente en Estados Unidos”, vaticina Hunter.

“Y sospecho que lo que va a pasar en las próximas semanas es que muchos de los casos en Latinoamérica van a estar vinculados con EE.UU.“, le dice a BBC Mundo.

Origen de los primeros casos de coronavirus en América Latina
Italia Brasil, México, República Dominicana, Argentina, Colombia
España Ecuador, Perú, Panamá
Asia Chile
Estados Unidos Costa Rica
Ecuador Paraguay

De hecho, EE.UU. ya fue el origen de la infección de los primeros casos registrados en Costa Rica.

Mientras, el primer caso registrado en Paraguay fue el de un hombre de 32 años que había viajado a Ecuador.

Números oficiales vs realidad

La capacidad de detección temprana de los sistemas de salud también resulta clave para ralentizar la propagación.

Pero, si es deficiente, también puede ofrecer una idea equivocada de la dimensión del problema.

Personal de salud tomando la temperatura de una viajera en la frontera de Ecuador con Perú.

Reuters
Personal de salud tomando la temperatura de una viajera en la frontera de Ecuador con Perú.

“Es sencillo: si no se hacen las pruebas, no se puede saber cuántos casos se tienen”, explica Hunter.

“Hay varios países que no reportan casos, pero la pregunta es si le han hecho el examen a alguien“, le dice a BBC Mundo.

Y esa no es la única razón por la que él y Espinales coinciden en que hay que ser consciente de que las cifras reportadas tanto a nivel global como regional no ofrecen una fotografía completa.

“Hay que recordar que el virus en el 80% de los casos es leve“, recuerda Espinales.

“Y mucha gente no va al médico pensando que es una gripe leve, así que puede haber muchos casos no detectados”, dice el experto de la OPS.

“Tampoco hay que olvidar que la cifras oficiales forzosamente están desactualizadas en al menos una semana“, agrega Hunter.

“Es así porque pueden pasar cinco días antes de que una persona infectada empiece a sentirse enferma, porque una vez enfermas las personas no siempre van al doctor inmediatamente, y porque luego hay que esperar un tiempo a tener los resultados de las pruebas”, explica el experto británico.

Eso significa que el número de afectados podría subir rápidamente en países como México, donde si bien hasta el momento solamente se han registrado siete enfermos el número de casos sospechosos es de 35.

Aunque el país con más casos sospechosos de covid-19 es, de lejos, Brasil, con 930.

Viajeros llegando a Brasil

AFP
El número de casos sospechosos de covid-19 en Brasil ya suma 930.

Por lo demás, los 30 casos registrados en Braasil menos de dos semanas después de la identificación del paciente cero sugieren un ritmo de contagio inicial superior incluso al de Italia, que tardó tres semanas en llegar a 20 positivos.

Y, si se comparan únicamente las primeras dos semanas, Argentina, Ecuador y Chile también presentan un ritmo de contagio superior al de España, que para esa fecha registraba únicamente tres casos y tres semanas y media después ya suma 1.245 enfermos de coronavirus.

Esto, sin embargo, no significa necesariamente que estos países superarán a sus similares europeos en número de casos.

Pero la capacidad del sistema de salud para manejar a los afectados tendrá mucho que decir en el resultado final, como demuestra por ejemplo la situación de Irán.

Ayudados por el clima

Por lo demás, de los cuatro factores identificados por el profesor de la Universidad de East Anglia, la densidad poblacional no parece jugar a favor de América Latina.

Hombre con mascarilla en un autobús de CDMX

Reuters
La cercanía de millones de personas en gigantescas urbes como Ciudad de México puede ayudar a la propagación del virus.

Pero el factor climático probablemente sí ha ayudado a una más lenta propagación del coronavirus, especialmente en un hemisferio sur que apenas empieza a despedirse del verano.

“Si se comporta como la influenza y los virus gripales, es de esperar que en época de verano bajen los casos, y ese es un factor a considerar”, explica Espinales.

Y Hunter está de acuerdo, aunque puntualiza que el principal impacto del clima es indirecto.

“En países más cálidos, dónde no llueve tanto, la gente suele pasar menos tiempo en espacios cerrados y más tiempo afuera. Y no se necesita mucho de eso para cambiar el comportamiento de una infección“, explica.

Y aunque ninguno de los dos expertos quiere utilizar la palabra “inevitable” a la hora de predecir un posible empeoramiento de la situación con la llegada del invierno austral, los dos coinciden en que América Latina todavía no ha visto el pico de casos de nuevo coronavirus.

“Es bastante probable (que las cifras aumenten significativamente)”, le dice a BBC Mundo Espinales.

“Creo que van a subir. Lo más probable es que se vean más casos en la medida que se acerca el invierno“, coincide Hunter.

La historia del coronavirus en América Latina todavía no se ha dejado de escribir.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=4u7TwSwo0rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Recetas pendientes: Institutos de alta especialidad dan consulta gratis, pero no los medicamentos

En estas instituciones de tercer nivel ya no se cobran cuotas por atención médica, como se hacía antes de la entrada de este gobierno federal, pero a quienes acuden a consultas no les dan los fármacos, que en muchos casos son de alto costo.
Cuartoscuro
25 de octubre, 2021
Comparte

Los institutos nacionales de salud y hospitales de alta especialidad ya no cobran cuotas por atención médica, sin embargo no se ha cumplido con dar los medicamentos gratuitos que requieren los pacientes, como prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador que aplicaría a partir del primero de diciembre de 2020.

Pacientes del Instituto Nacional de Pediatría, el Hospital Infantil Federico Gómez y el Instituto Nacional de Rehabilitación narraron a Animal Político que solo reciben las recetas y después ellos tienen que comprar los medicamentos.

Leer más | Aumenta escasez de medicinas para atender a pacientes trasplantados

Nathaly, por ejemplo, tiene 10  años y padece esteatosis hepática moderada, un padecimiento en el que el hígado se llena de grasa, la niña tiene un nivel tan alto de triglicéridos que puede darle un paro cardiaco. Ella se atiende en el Hospital Infantil Federico Gómez, pero solo le extienden las recetas y la familia se tiene que encargar de comprar los medicamentos. 

“Tengo que comprarle bezafibrato, ese medicamento ya lo va a tomar de por vida porque es para nivelar el colesterol y triglicéridos. También le mandaron omega 3, lo va a tomar por seis meses, pero sale caro, en más de 500 pesos, y antes lo tomaba solo cada 24 horas, pero ahorita la endocrinóloga se lo mandó cada 8 horas, el frasco trae 28 cápsulas, así que para un mes no le alcanza con uno”, cuenta Maribel Cabrera, su madre.

Además, en el Hospital Infantil Federico Gómez la menor tiene cita hasta abril. “Me espacian las citas así, aunque me dicen que la niña está en riesgo de tener un paro cardiaco. Incluso una doctora me recomendó que le haga análisis por fuera y la lleve a un médico privado a que los vea, para que en caso de que esté en más riesgo entonces la lleve al hospital, y yo tengo que pagar todo eso, los estudios externos, la consulta, las medicinas y la alimentación especial que lleva”, dice Maribel. 

La familia no puede con todos los gastos. Maribel trabajaba como empleada en un puesto de desayunos, pero desde junio pasado, cuando Nathaly empezó con vómito y dolores fuertes de cabeza, dejó de trabajar para buscarle atención médica. El papá de la niña trabaja como empleado en una tienda de pinturas. 

Los estudios que necesita Nathaly cuestan más de dos mil pesos, a eso hay que agregarle la consulta con el médico particular, los gastos de la dieta y los fármacos. “Tengo que decidir si le compró los medicamentos o le hago los estudios o qué hago, porque también tengo otro hijo pequeño y gasto en leche, pañales, todo eso”.

Marlén, de 14 años, empezó hace tres con dolor en todas sus articulaciones. “La llevamos al centro de salud de la comunidad donde vivíamos en Perote, Veracruz. Le mandaron estudios, se los hicimos. Nos enviaron al hospital de Perote, ahí nos pidieron más estudios y nos dijeron que era algo grave pero que ahí no tenían cómo atenderla, que si teníamos los medios la lleváramos a la Ciudad de México. Al otro día, la niña, mi esposo y yo salimos para acá”, cuenta Isabel Fuentes, su madre. 

Llegaron a casa de unos familiares y llevaron a Marlén al Instituto Nacional de Pediatría, donde la adolescente ha estado varias veces internada y a donde va a consulta y estudios por su padecimiento del que aún no hay un diagnóstico contundente pero se sospecha que es Lupus, una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca a los propios órganos y tejidos del cuerpo. 

“Esta semana que pasó (la última de septiembre) estuvimos casi todos los días en el hospital para estudios, eso sí desde diciembre de 2020 ya no pagamos nada de cuotas, solo algunos estudios nos los cobraban, la última vez ya no, pero si ella no está ingresada en el hospital, no me dan los medicamentos que le recetan en consulta. Toma varios, uno es hidroxicloroquina y me sale muy cara, hasta en mil pesos está ahorita porque lo están usando para COVID”, dice Isabel.

En la comunidad de El Escobillo, en Perote, Veracruz, de donde es la familia, el esposo se empleaba como jornalero e Isabel se dedicaba a cuidar a sus dos hijos y a atender la casa. Cuando se vieron obligados a mudarse a la Ciudad de México para que la niña tuviera la atención médica que necesita, el señor consiguió trabajo como almacenista en una dulcería e Isabel se empleó como trabajadora del hogar, tres días acude a limpiar una casa. 

“Pagamos renta -explica Isabel- además de Marlén tengo otro hijo de 10 años, estamos con los gastos de la escuela porque ya regresaron y no he podido comprarle sus medicamentos”. 

Don Ladislao tiene 81 años, por la edad y el trabajo diario, el cartílago de sus rodillas ya está desgastado. Esa atrofia no lo deja caminar sin usar un bastón. Hay días que incluso no puede pararse para ir a trabajar como cuida autos, en una calle de la alcaldía Tlalpan, por el dolor intenso que siente. Necesita prótesis y una cirugía para colocárselas; pero en el Instituto Nacional de Rehabilitación, donde se atiende, le dijeron, en septiembre, que debe esperar hasta marzo porque no tienen unas disponibles para colocarle. 

En agosto, cuando el dolor en las rodillas ya no lo dejó pararse, una vecina lo llevó al Instituto de Rehabilitación, lo atendieron en urgencias, pero solo le recetaron un medicamento, que no le dieron y el señor y su vecina tuvieron que conseguir. Si va a valoración o consulta y le dan recetas tampoco se las surten. Con lo que gana de cuida coches y su pensión de adulto mayor apenas le alcanza para cubrir sus gastos y los de su esposa, quien depende de él, para las medicinas ya no le queda dinero. 

Los institutos nacionales y hospitales de alta especialidad pertenecen a la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSAHE), pero la encomienda de dotar a la población de medicamentos gratuitos, como lo ha explicado el propio presidente, la tiene el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi).  

Hasta antes de la entrada de la administración del presidente López Obrador, en estas instituciones -enfocadas en atender a las personas sin seguridad social, con padecimientos que requieren atención de tercer nivel o especialidad- cobraban cuotas, de acuerdo con un estudio socioeconómico que se hacía a los pacientes. 

En su conferencia matutina del 16 de enero de 2020, el presidente López Obrador ofreció eliminar esas cuotas y dotar a los pacientes de medicamentos gratuitos. Lo de las cuotas ya se cumplió, los pacientes ya no pagan por consultas o estudios, pero el acceso sin costo a medicinas sigue pendiente. 

Animal Político solicitó una entrevista para saber por qué siguen sin surtir las recetas a los pacientes de los institutos y hospitales de alta especialidad y si ya hay una fecha para que esto se haga, pero la dirección de comunicación social de la Secretaría de Salud no otorgó la entrevista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.