Coronavirus: nuevo récord de muertes en India, epicentro de la pandemia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
EPA

Coronavirus en India: un nuevo récord de muertes en el país epicentro mundial de la pandemia

India registró su mayor número diario de muertes por coronavirus desde que comenzó la pandemia, con 3 mil 689 casos en 24 horas, un día después de convertirse en el primer país en sumar más de 400 mil nuevos contagios.
EPA
2 de mayo, 2021
Comparte

India registró su mayor número diario de muertes por coronavirus desde que comenzó la pandemia, un día después de que se convirtiera en el primer país en sumar más de 400.000 casos nuevos.

El Ministerio de Salud informó que 3.689 personas murieron en 24 horas.

El primer ministro Narendra Modi se reunió con el ministro de Salud el domingo por la mañana para analizar la crisis.

Los hospitales están luchando para tratar a los pacientes en medio de una escasez crónica de camas y oxígeno médico.

En medio de la crisis, el domingo comenzó el conteo de votos de las elecciones celebradas en cinco estados: Assam, Bengala Occidental, Tamil Nadu, Kerala y Puducherry.

Los resultados están siendo analizados en busca de señales de cómo la pandemia ha afectado el apoyo a Modi y su partido nacionalista hindú, el BJP.

El mandatario ha sido criticado por permitir la organizaciones de mítines durante las elecciones de marzo y abril.

A última hora del domingo, los resultados provisionales en Bengala Occidental, donde Modi había estado buscando una victoria, sugerían que el partido TMC de la feroz crítica de Modi, Mamata Banerjee, retendrá el poder cómodamente.

Número de casos y muertes

BBC

¿Qué es lo último?

Hasta este domingo, India había registrado más de 19 millones de casos de coronavirus, sólo superada por Estados Unidos. También había confirmado más de 215.000 muertes, aunque se cree que la cifra real es mucho mayor.

Los expertos citan las bajas tasas de pruebas para detectar el covid y el número de personas que mueren en casa, especialmente en las zonas rurales, como factores que contribuyen a pensar que las cifras están subestimadas.

La anterior cifra más alta de muertes diarias en el país, también comunicada esta semana, era de 3.645.

Países como Brasil y EE.UU llegaron a registrar cifras diarias de más de 4.000 durante el transcurso de la pandemia.

En India, llevan más de 10 días apareciendo imágenes perturbadoras de familias mendigando camas de hospital y suministros vitales, mientras que las morgues y los crematorios siguen desbordados.

India

EPA
India ha registrado más de 19 millones de casos de coronavirus, pero los expertos creen que las cifras son mayores porque se realizan suficientes pruebas y mucha gent muere en casa.

Doce personas murieron el sábado en el Hospital Batra de Delhi después de quedarse sin oxígeno por segunda vez en una semana.

Y el periódico Times of India informó de 16 muertes en el estado sureño de Andhra Pradesh debido a la escasez de oxígeno en dos hospitales, y otras seis en el suburbio de Gurgaon, en Delhi.

Ante esta situación, el Tribunal Superior de Delhi dictaminó que empezará a sancionar a los funcionarios si los suministros necesarios para salvar vidas no llegan a los hospitales.

“Ya es suficiente”, aseguraron los jueces Vipin Sanghi y Rekha Patil.

Cómo va la vacunación en India

Todos los adultos del país pueden vacunarse contra el coronavirus. Pero el plan nacional de vacunación previsto para el sábado se tambaleó porque varios estados informaron de que no tenían suficientes dosis para empezar a vacunar a las personas de entre 18 y 44 años.

A pesar de ser el mayor productor mundial de vacunas, el país carece de ellas y ha suspendido temporalmente todas las exportaciones de AstraZeneca para satisfacer la demanda interna.

Vacunas

Reuters
A pesar de ser el mayor productor mundial de vacunas, el país sufre carestía de ellas y ha suspendido temporalmente todas las exportaciones de AstraZeneca.

El Ministerio de Sanidad anunció el domingo que 84.599 personas de la mencionada franja de edad habían recibido una primera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

India ha estado utilizando dos vacunas: la de Oxford-AstraZeneca (conocida localmente como Covishield) y otra fabricada por la empresa india Bharat Biotech (Covaxin).

También se ha aprobado el uso de la vacuna Sputnik V, de fabricación rusa, cuyas primeras 150.000 dosis llegaron el sábado.

Cómo ayudan otros países

Países de todo el mundo han enviado una avalancha de suministros médicos de emergencia al país. Hasta el jueves, 40 naciones habían enviado cargamentos de ayuda.

El primero de varios aviones procedentes de EE.UU. que transportaban bombonas de oxígeno, máscaras y pruebas de diagnóstico rápido llegó a Delhi el viernes.

“El vínculo entre la democracia más antigua y la más grande sigue fortaleciéndose”, tuiteó Harsh Vardhan, ministro de Sanidad indio.

Anteriormente, el Ejecutivo estadounidense había sido criticado por imponer una prohibición al envío de materias primas para vacunas en el extranjero, lo que limitaba la capacidad de India para fabricar más vacunas de AstraZeneca.

La medida se levantó la semana pasada.

Del mismo modo, un avión militar alemán con 120 respiradores llegó a la India el sábado, mientras que Reino Unido también ha enviado cientos de piezas de equipo médico.

El ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, declaró el domingo en el programa de la BBC Andrew Marr Show que “siempre estudiaría con mucho cuidado cualquier solicitud” de ayuda para que India pueda hacer frente a su aumento récord de casos de covid.

Pero cuando se le preguntó si Reino Unido debía interrumpir la vacunación de las personas más jóvenes y menos vulnerables para enviar dosis al extranjero, Raab sostuvo que no había recibido ninguna petición de la India “sobre esa cuestión específica”.

¿Por qué India no está confinada?

El gobierno central es reacio a imponer un confinamiento nacional, que el primer ministro calificó de “último recurso”.

Los altos cargos temen el impacto económico de la medida, después de que el año pasado la producción del país cayera un 24% entre abril y junio en comparación con el año anterior.

El coste humano también podría ser grave. El año pasado, el confinamiento de 68 días hizo que millones de trabajadores migrantes de India emprendieran arduos viajes de regreso a sus pueblos de origen al encontrarse sin empleo y sin dinero.

Los pobres, especialmente los niños desnutridos y las mujeres embarazadas que dependen de los programas gubernamentales, tuvieron dificultades para acceder a las prestaciones.

Los programas de vacunación se interrumpieron y quienes padecían enfermedades graves tuvieron dificultades para acceder a servicios sanitarios básicos.

Mitin Calcuta

Reuters
Las autoridades rechazan confinar al país, en el que se siguen celebrando eventos multitudinarios como este mitín en Calcuta en abril.

Sin embargo, varios estados y territorios están adoptando restricciones.

Odisha fue el último en anunciar un cierre de dos semanas, uniéndose a Delhi, Maharashtra, Karnataka y Bengala Occidental, que se han visto muy afectados.

Otros estados, entre ello Uttar Pradesh, que está muy poblado, tienen toques de queda nocturnos o confinamientos de fin de semana.

El periódico The Indian Express informa que el grupo de trabajo Covid-19 de India, que asesora al gobierno, está presionando para que se imponga un cierre en todo el país para ayudar a contener la devastadora segunda ola.

Algunas voces, como la del doctor Anthony Fauci, máximo experto en enfermedades infecciosas de EE.UU., afirman que un cierre “inmediato” durante unas “pocas semanas” podría romper la cadena de transmisión en la India.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Facebook: Jazmín Zulema

Jazmín y Juan Carlos, los enfermeros hospitalizados en su lugar de trabajo tras colapso en el Metro

La pareja de enfermeros de la primera línea contra el coronavirus están heridos graves. Salieron del Belisario Domínguez, tomaron el Metro y el puente colapsó una parada después.
Facebook: Jazmín Zulema
Comparte

Jazmín Zulema Sixto Moreno, de 28 años, y Juan Carlos Ortiz, de 31, salieron en la noche del lunes de su turno en el hospital Belisario Domínguez. Ambos son pareja, enfermeros y trabajan desde el inicio de la pandemia de COVID-19 en la primera línea contra el coronavirus, en el área de Terapia Intensiva. La fatalidad los atrapó en el vagón de la Línea 12 que se vino abajo cuando se dirigían hacia su domicilio en Chalco. Ahora, sus compañeros, los mismos con los que llevan meses luchando codo con codo contra la pandemia, luchan para salvarles la vida.

Esta pareja forma parte de los más de 69 heridos registrados tras el accidente en la Línea 12 de Metro ocurrido en la noche del lunes a la altura de la avenida Tláhuac. Además, 25 personas perdieron la vida. Hasta el momento, en el Belisario Domínguez solo se había registrado un fallecimiento, el de Juan Luis Díaz Galicia, un chofer que trabajaba en Coyoacán y que murió en su camino a casa. La mayoría de decesos fueron trasladados a la Coordinación Territorial Iztapalapa 6 de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Durante toda la jornada, familiares de las víctimas peregrinaron por los hospitales hasta dar con sus allegados. 

“Salieron de trabajar y abordaron el metro una estación antes, en la siguiente fue cuando colapsó”, explicó Norberto Moreno Rodríguez, tío de Jazmín Zulema. El hombre pasó todo el día en el exterior del hospital, a la espera de noticias. Al interior, otros dos integrantes de la familia y seis más donando sangre.

El recorrido de Sixto Moreno y Ortiz es trágico. Salieron juntos del hospital y accedieron al metro en la parada Tezonco, apenas a unos metros del Belisario Domínguez. Por delante tenían hora y media de transporte público hasta llegar a su domicilio. No llegaron a avanzar más de 500 metros. El lugar del siniestro, justo después de la parada, es prácticamente visible desde el centro hospitalario. 

En medio de la confusión la mujer logró agarrar su teléfono y marcar a su papá. Muy cerca del lugar del colapso vive su hermano, así que en 20 minutos había sido ingresada en el Belisario Domínguez, su lugar de trabajo, el hospital que acababa de abandonar. 

Él, sin embargo, tuvo otro recorrido. Cuenta Moreno Rodríguez que las emergencias lo enviaron a otro hospital más alejado. Y que, una vez allí, le dieron el alta. Sin embargo, él no se encontraba bien. Lo primero que hizo nada más abandonar el centro hospitalario fue acudir al Belisario Domínguez a ver cómo estaba su esposa. Pero al llegar, sus compañeros le dijeron que no se encontraba bien, que no les gustaban sus contusiones en la cabeza y que creían que podía tener daños en el riñón. Y lo enviaron a Terapia Intensiva.

Allí estaban a última hora los dos. Ella perdió mucha sangre, hasta cuatro litros, y tuvo que sufrir una intervención de bazo que se alargó durante cuatro horas. Él, por su parte, se recupera de las contusiones en la cabeza y los daños en el riñón. 

“La más grave es mi sobrina, pero confiamos en que mejore, ya que no ha tenido que ser intervenida después de la primera operación”, dijo su tío, sentado en una silla junto a la puerta de Urgencias. 

Para Jazmín Zulema, el último año estaba siendo intenso. Fue contratada para trabajar frente a la pandemia en uno de los hospitales especializados en tratar a los pacientes COVID-19. Su pareja, Juan Carlos, ya llevaba tiempo laborando en el mismo lugar. 

Desde entonces, ambos realizaban el trayecto desde Tláhuac hasta Chalco, siempre en metro, en la malograda Línea 12. Dice su tío que ellos “nunca se percataron” de que el peligro fuese tan real. Aunque sí reconoce que “se escuchaba que los rieles no eran aptos”, pero tampoco tenían otra opción. Teniendo en cuenta que tenían uno de los trabajos más arriesgados en tiempos de pandemia, quién iba a pensar que el peligro acechaba en forma de negligencia en cadena que derivaría en catástrofe. 

Aunque se trata de un hospital especializado para la COVID-19, tras el siniestro recibió a al menos 12 pacientes, entre ellos sus propios trabajadores. Durante toda la jornada los familiares pudieron resguardarse al interior del centro hospitalario para estar más cerca de sus allegados. Sin embargo, a última hora la situación cambió.

“Nos desalojaron y nos dijeron que solo darían informes telefónicos debido a que habían llegado pacientes COVID”, explica Moreno Rodríguez. Aunque los datos en México van a la baja y los hospitales no sufren el colapso de meses anteriores, todavía hay infecciones y la necesidad del aislamiento. 

Por eso, se queja su tío, los familiares de la pareja tuvieron que quedarse fuera. Al interior del hospital, sin embargo, seguían Jazmín y Juan Carlos, dos enfermeros con la certeza de estar en buenas manos. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.