Las amenazas de antivacunas a paciente al que acusan de fingió COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

COVID: las amenazas de los antivacunas a un paciente al que acusan de ser un actor que fingió la enfermedad

Henry Dyne no podía imaginar las consecuencias de su aparición en un reportaje de la BBC donde habló de su experiencia con la COVID.
22 de enero, 2022
Comparte

Henry Dyne recibió cientos de mensajes ofensivos después de aparecer en un reportaje de fin de año de la BBC. ¿La fuente? Activistas antivacunas que creían falsamente que se trataba de un “actor de crisis” que fingió estar enfermo de covid-19.


Pocos días después de Navidad, Henry Dyne miró su teléfono despreocupadamente mientras pedía unas copas en un bar. Al desbloquear el dispositivo, se encontró con más de 600 notificaciones.

Empezó a desesperarse -era algo que ya había experimentado antes- pero, cuenta el joven de 29 años de Surrey, Inglaterra, esta vez era “cien veces peor”.

Los mensajes eran desagradables, abusivos, incluso amenazantes.

“La próxima vez que estés en la cama de un hospital”, decía uno, “no será con coronavirus”.

Sin suerte y en el hospital

El infortunio de Dyne empezó cuando contrajo la enfermedad en el verano de 2021.

No se había vacunado, explica, porque pensaba que su relativa juventud haría que cualquier contagio fuera suave.

Pero el consultor tecnológico, que también disfruta compartiendo bromas en su cuenta de Instagram, no tuvo suerte.

“Cada vez que me iba a la cama, no dormía, daba vueltas por todos lados. Y un día simplemente me desperté a las 6:00 de la mañana y dije: ‘voy a llamar una ambulancia'”, cuenta.

“Lo más aterrador fueron la fiebre y las alucinaciones”.

Un hombre y una mujer en una protesta contra la obligatoriedad de las vacunas

EPA
Grupos antivacunas han surgido en distintos países.

En julio, Dyne terminó en el hospital, conectado a una bomba de oxígeno, y habló con periodistas de la BBC que realizaban un reportaje sobre la subida de casos de covid entre los jóvenes.

“Solo pensé que sería bueno dar la cara y decir: ‘esta es mi experiencia, es mucho peor de lo que pensaba, así que vacúnense'”, dice.

No pensó que en poco tiempo se convertiría en el objetivo de un grupo de activistas antivacunas.

La primera de las acusaciones era que Dyne era un “actor de crisis”.

¿Qué es un actor de crisis?

La idea de “actores de crisis”, personas que fingen o son contratadas para interpretar alguna tragedia o desastre, es parte de muchas de las teorías de la conspiración contemporáneas.

El concepto se usó para inventar que los padres de los niños muertos en el tiroteo de la escuela Sandy Hook (diciembre de 2012) estaban fingiendo sus tragedias personales.

Por supuesto que la BBC no usa “actores de crisis” ni paga a los entrevistados. Dyne no recibió ningún pago por su contribución.

Pero eso no impidió que los activistas antivacunas se inventaran información falsa y pasaran al ataque.

“¿Cuánto te pagó la BBC para que fingieras tener covid-19?”, decía un mensaje. Otro: “Eres una basura, colega. El karma es real, amigo”.

Hubo comentarios mucho peores, demasiado explícitos para compartirlos aquí.

Las teorías más salvajes se salieron de control a medida que los activistas rastrearon las cuentas online de Dyne.

Algunos descubrieron su perfil de LinkedIn, donde aparecía uno de sus antiguos empleadores, una empresa que obtuvo contratos del gobierno para suministrar computadoras a escuelas durante la pandemia.

El detalle era verdad, pero Dyne ya no era empleado de la empresa, la conexión era endeble, una coincidencia.

Segunda parte

Después de que se suavizara la ola inicial de ataques, de camino a una recuperación total, Dyne intentó bromear sobre el tema en su biografía de Instagram, donde se describió, sarcásticamente, como “Actor de Crisis ganador de un premio de la Academia”.

Henry Dyne con una bebida

Henry Dyne

“El humor es mi forma de lidiar con las cosas, solo puedes reírte”, explica. “No podía imaginar que esa broma me metería en problemas”.

La segunda parte de los ataques llegó después de la emisión de un especial de la BBC el 27 de diciembre titulado “Repaso de 2021: la pandemia de coronavirus”.

Incluía un clip de la entrevista original a Dyne.

Alguien se grabó en video mientras miraba el especial, buscaba el nombre de Henry Dyne en Google, encontraba su bio de Instagram y leía la frase “actor de crisis”.

Y lo compartió en internet.

No está claro quién hizo el video original, pero rápidamente se compartió en círculos antivacunas en YouTube y Facebook antes de despegar en Twitter.

Uno de los principales impulsores de la tormenta de Twitter fue un político galés en ciernes, Richard Taylor. Compartió el video en Facebook y generó miles de reacciones con un tuit.

Taylor recibió el 20% de los votos en la localidad de Blaenau Gwent como candidato del Partido del Brexit en las elecciones de 2019. Recientemente montó una campaña con la que recaudó más de US$80.000 para un cine que fue cerrado por violar las normas de la pandemia.

Las publicaciones del político decían “Te vemos” junto al video, pero cuando la BBC lo contactó, respondió por email: “En mi publicación original no quise insinuar nada… Son mis seguidores de redes sociales quienes sacan conclusiones de lo que ven o leen”.

“Es desafortunado que Dyne decidiera referirse a sí mismo de forma sarcástica en sus cuentas de redes sociales”.

“Toda mi vida he creído que cuando alguien te dice quién o qué es, debes creerle, así que tomé a Dyne en serio cuando se refirió a sí mismo como actor de crisis”, escribió Taylor.

El político también condenó los abusos y amenazas.

“Nunca contribuiría intencionadamente al abuso o amenaza a otro individuo, tras haber pasado una gran parte de mi vida dedicado a ayudar y servir a otros”, precisó.

Imagen del tuit de Richard Taylor

Twitter
El tuit de Richard Taylor tuvo miles de retuits.

Otra oleada

Pero el video viral se tradujo en otros cientos de mensajes abusivos y amenazantes contra Dyne.

Calcula que fueron el triple de los que recibió en julio, incluidas varias amenazas de muerte y cuentas falsas creadas con su nombre.

Pantallazo de una cuenta falsa a nombre de Henry Dyne

Instagram
Una de las cuentas falsas creadas a nombre de Henry Dyne.

La publicación de Taylor en Facebook fue etiquetada como falsa por quienes comprueban datos. Un video sigue activo en YouTube, así como varios tuits que muestran el citado video en Twitter.

La empresa Meta, propietaria de Instagram y Facebook, ha eliminado las cuentas falsas.

“Nos disculpamos ante Henry por la angustia que esto debe haberle creado”, dijo Meta en un comunicado.

“Cuentas que se hacen pasar por otra persona no están permitidas en Instagram y hemos eliminado las cuentas denunciadas”.

Por su parte, Twitter dijo en un comunicado: “Seguimos adoptando acciones firmes contra el contenido y las cuentas que promueven información demostrablemente falsa sobre la covid-19 y que constituye un peligro”.

YouTube está investigando el video en cuestión.

Las tres compañías condenaron el acoso online y señalaron que tienen reglas y herramientas para proteger a los usuarios.

Si bien lamenta las distintas rondas de abuso, Henry Dyne continúa provocando a quienes lo acusan, y dice, por ejemplo, que está “disponible para fingir otros desastres”.

“Eso es literalmente todo lo que puedes hacer”, indica. “Hay que hacer algo con las redes sociales. Es demasiado evidente que se han salido de control”.

Sin descartar una carrera en los monólogos cómicos, Dyne dice que su episodio con la covid-19 no fue para nada gracioso, sino demasiado real.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e4xWoH-aijs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: La Prensa

Nueva Escuela Mexicana: "aún no sabemos si será inclusiva"

El Plan y Programas de Estudio para la Educación Básica 2022 que durante ocho semanas se discutió en asambleas a lo largo del país, prioriza un enfoque comunitario donde no se nombra lo suficiente a los grupos vulnerables.
Foto: La Prensa
Por Regina Moctezuma/Yo También
2 de abril, 2022
Comparte

En las últimas ocho semanas se celebraron en todos los estados del país un total de 32 asambleas para analizar con la comunidad educativa el Plan y Programas de Estudio para la Educación Básica 2022, modificar lo necesario y, con ello, elaborar los Libros de Texto Gratuitos en el marco de la Nueva Escuela Mexicana.

La propuesta educativa de la 4T “concibe el aprendizaje como un proceso integrador de los distintos saberes y valores humanos”, poniendo a la inclusión al frente de los siete ejes transversales que la guían, sin embargo, el concepto ‘educación incluyente’ se menciona una única vez en las 159 páginas del marco curricular.

Si bien se expone la importancia de considerar la diversidad en general, no se nombra lo suficiente a las poblaciones a las que deberían enfocarse dichas estrategias, como son los alumnos indígenas o con discapacidad. “Es muy importante que se nombren, se describan, se delimiten y se repitan cuantas veces sea necesario. Si no se nombran, no existen. El lenguaje es muy poderoso”, comenta Concepción Fernández, Jefa de Servicios Educativos de la Dirección de Educación Especial de la Secretaría de Educación de Yucatán.

Para la especialista en educación especial debe quedar claro que la educación inclusiva no está relacionada sólo con las personas con discapacidad (pcd), sino que consiste en atender las necesidades, características, estilos y ritmos de aprendizaje de todos los alumnos del aula. En la asamblea celebrada en Yucatán participaron junto con ella dos docentes de educación especial y dos padres de alumnos con discapacidad.

Lee: En 2021, cada día 4 mil alumnos abandonaron sus estudios; aquellos con discapacidad tuvieron mayor incidencia

El concepto ‘educación especial’ también se menciona una única vez en el marco curricular, aun cuando constituye un apoyo clave para los estudiantes con necesidades educativas especiales. Este servicio se brinda desde mediados de los años 90 por medio de los Centros de Atención Múltiple (CAM), mismos que fueron concebidos para apoyar a niños con o sin discapacidad.

“Aspirábamos a que estos centros fueran un espacio transitorio por el que los padres pudieran optar en lo que se convencían de que su hijo o hija ingresara a la escuela regular, por eso era importante llevar los mismos planes de estudio”, recuerda Eliseo Guajardo, profesor investigador en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) e impulsor de la inclusión escolar.

Sin embargo, a los pocos años de su creación, se empezó a vincular a las necesidades educativas especiales principalmente con los alumnos con discapacidad y los CAM se convirtieron en un servicio paralelo donde se hacen programas a la medida, dejando de lado aprendizajes básicos, advierte el especialista en inclusión escolar. “Esto ha abonado a la exclusión de los estudiantes con discapacidad. Elaborar contenidos específicos los desintegra”, agrega.

Para Guajardo, que ahora trabaja con jóvenes provenientes de los CAM que aspiran a ingresar a la preparatoria, son precisamente los estudiantes con necesidades educativas especiales quienes requieren un seguimiento de largo plazo, pero los niveles tan estratificados de la educación básica en nuestro país fragmentan ese alcance. “Si los distintos niveles educativos se integraran más entre sí y se diluyeran esas líneas, sería aún mejor para la inclusión”, señala y reconoce el desgaste por el que pasan las familias al tener que repetir la misma lucha para que su hijo entre a cada nivel escolar.

Aprovechando su enfoque comunitario, la Nueva Escuela Mexicana tendría que tomar mucho más en cuenta a los familiares de los alumnos con discapacidad por ser quienes mejor conocen sus necesidades y capacidades. “El especialista pretende decirle a la familia cómo hacerle, en lugar de hacerlo al revés, y ahí se pierde información valiosísima”, advierte Guajardo, quien considera que este grupo poblacional tiene un rol clave en el impulso de la calidad educativa, pues implica a los docentes generar procesos didácticos que permitan enseñar de forma distinta para incluir a todos los alumnos. “Estos factores llevan a los maestros a estar en constante reflexión, siempre pensando qué y cómo hacer las cosas, sin automatizarse”, agrega.

Te puede interesar: Estudiantes indígenas y con discapacidad enfrentan rezago educativo superior al promedio tras la COVID-19

Sin inclusión no hay comunidad

La Nueva Escuela Mexicana prioriza una perspectiva comunitaria con énfasis en el aprendizaje activo de los alumnos, es decir, aquel “derivado de la investigación en su medio ambiente social y natural, de cuestionamientos, y de la búsqueda de información en sus comunidades o más allá de ellas”, se explica en el marco curricular de la propuesta.

Esto implica pasar de un modelo educativo basado en asignaturas (Aprendizajes Clave) a uno interdisciplinario (Campos Formativos). Para la 4T, el modelo educativo vigente “propicia una fragmentación de la enseñanza y del aprendizaje de los conocimientos”, mientras que el propuesto promovería “la construcción de hábitos intelectuales para que los estudiantes aprendan a mirar críticamente los fenómenos de la realidad desde diferentes perspectivas”.

¿Es alguno de los modelos mejor que el otro? En realidad, tendrían que ser complementarios. El primero es necesario para el desarrollo de las competencias individuales que el contexto global exige en el ámbito laboral, comercial y social, mientras que el segundo es clave para que el individuo pueda aportar a su entorno y construir comunidad.

“El modelo de Aprendizajes Clave tiene un enfoque personal que ahora, en el nuevo Plan de Estudios, se busca evolucione hacia uno comunitario, de bien común, que le permita a la persona trascender en lo material, social, emocional, ambiental”, explica Fernández. En dicha transición será importante cuidar que la perspectiva colectiva no le reste peso al individuo, aun cuando el artículo tercero constitucional señale que la educación tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano. “Justo ahí debe quedar protegida la individualidad”, señala Guajardo.

El éxito del nuevo programa educativo estará en gran parte en la capacitación de los maestros y maestras, en especial desde el punto de vista de la inclusión.  “La capacitación y el acompañamiento a los docentes podría marcar la diferencia. Y no se debe tratar de un apoyo inicial para su implementación, sino por lo menos los primeros dos años”, recomienda Fernández.

Lo cierto es que el contexto post-pandemia es un campo fértil para aprovechar ambos enfoques. Los alumnos necesitan reforzar los Aprendizajes Clave atrasados o inconclusos, al mismo tiempo que se han reinventado las maneras de aprender. Los maestros han diversificado sus métodos de enseñanza, y los espacios para enseñar y aprender han superado las cuatro paredes del aula.

Sin embargo, el enfoque comunitario difícilmente será una realidad sin estrategias tangibles para asegurar en las aulas la inclusión y la diversidad. Queda por ver si lo recabado y concluido en las asambleas se verá reflejado en la propuesta educativa de la 4T.

Si te gustó esta nota y te interesa saber sobre discapacidad, inclusión y accesibilidad visita https://www.yotambien.mx/

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.