¿Por qué nos duelen los músculos cuando contraemos gripe o COVID?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué nos duelen los músculos cuando contraemos la gripe o el coronavirus?

Se llama mialgia y es el terrible dolor muscular que se manifiesta como uno de los síntomas comunes asociados a la gripe o la COVID-19. Te explicamos por qué se desarrolla y cómo se controla.
8 de febrero, 2022
Comparte

Antes de la pandemia de COVID-19 ya nos habíamos acostumbrado a las anuales olas de gripe en las que los hospitales aparecían en los noticiarios atestados de personas en los pasillos sufriendo los estragos de los peores síntomas de la gripe, entre ellos la neumonía.

Para la mayoría de los pacientes, por suerte, los síntomas de la gripe son más benignos y no requieren de hospitalización.

Entre estos síntomas los más comunes son fiebre que provoca los escalofríos y el sudor frío, dolor de cabeza, tos persistente o seca acompañada de dolor de garganta, nariz congestionada, debilidad y… un terrible dolor muscular y de las articulaciones.

¿Por qué, si el virus de la gripe —como el de la COVID-19— se introduce en nuestro cuerpo a través de las vías respiratorias, afectando a las mucosas de la nariz, la garganta y los pulmones?

La reacción inmunitaria es un arma de doble filo

En la mayoría de las infecciones víricas respiratorias, los síntomas no se deben directamente a la acción del virus sino a la respuesta del sistema inmunitario para eliminarlo.

Dolor de garganta, tos, incremento de la mucosidad, fiebre no son más que síntomas asociados a la respuesta del cuerpo frente a la acción del sistema inmunitario. Por eso son comunes a un sinfín de enfermedades víricas y bacterianas.

En general, casi cualquier enfermedad que produce inflamación acaba dando lugar a estos síntomas comunes que también incluyen debilidad y dolor muscular y dolor articular.

Es la respuesta inflamatoria la que causa todos estos síntomas, con independencia del patógeno que los provoque.

A la inflamación muscular acompañada de debilidad se la conoce como miositis, mientras que mialgia es el nombre que recibe el dolor en músculos y articulaciones.

Cuando se produce una respuesta inmunitaria frente a un patógeno, las diferentes células que intervienen liberan una serie de proteínas de pequeño tamaño conocidas como citoquinas.

Las citoquinas son de diferentes familias que regulan múltiples actividades de las células del sistema inmunitario y de otros órganos.

Algunas sirven para señalizar el lugar donde se encuentra la infección, otras regulan el tipo de respuesta que se debe producir según el patógeno que haya infectado, otras controlan la intensidad de la respuesta inmunitaria y otras incluso regulan la reparación de los daños en los órganos y tejidos.

Mujer con dolor en el tobillo se frota el pie

Getty Images
La mialgia también incluye dolor en las articulaciones.

Las citoquinas forman parte de todo un complejo sistema de señalización que las células del sistema inmunitario necesitan para controlar la respuesta inmunitaria pero que también influye en otros tejidos y órganos.

Muchas de estas citoquinas producen inflamación no solo en el lugar de la infección sino también en otros órganos incluyendo músculos y articulaciones.

De ahí que en gripes y en otras infecciones respiratorias, incluyendo la covid-19, se produzca dolor muscular, bastante parecido al que se sufre con una artritis leve.

Dentro de estas citoquinas, la interleuquina 1-beta (IL-1b), que produce fiebre, y las interleuquinas 6 (IL-6) y 17 (IL-17), junto con el factor de necrosis tumoral-alfa (TNF-a), son las más relevantes para explicar el dolor muscular.

En los casos de gripe y en otras infecciones víricas, altos niveles de IL-6 en el músculo han sido asociados con el dolor.

Probablemente este dolor está asociado con la pérdida de músculo que se produce por la gripe pero también con otras infecciones víricas capaces de producir rotura de las fibras musculares o rabdomiolisis. Estas roturas musculares han sido asociadas a altos niveles de IL-6 o de TNF-a tras estas infecciones.

En respuesta a estas citoquinas, el músculo produce niveles elevados de prostaglandina E₂ (PGE₂), una molécula lipídica asociada con la inflamación y con el dolor.

Por esa razón, contra el dolor y el debilitamiento muscular se prescriben antiinflamatorios no esteroideos cuyo mecanismo de acción consiste en inhibir la producción de PGE₂. Como el ibuprofeno o el paracetamol.

Tejido muscular inflamado

Getty Images
La presencia de citoquinas inflamatorias provoca los síntomas de dolor en el músculo.

Atajar el dolor, ¿sí o no?

Acabamos de explicar que tanto el dolor muscular como el articular son efectos secundarios de la respuesta inflamatoria del sistema inmunitario en su intento de atajar la infección.

Y que con independencia del origen que causa la inflamación, es la presencia de citoquinas inflamatorias la que provoca los síntomas más graves en el músculo y articulaciones. Síntomas que incluyen no solo el dolor sino también la pérdida de fibras musculares.

Ahora bien, existe una paradoja.

La inflamación es la primera estrategia que usa el sistema inmunitario cuando intenta atajar una infección vírica. Es más, la respuesta inflamatoria es esencial para mantener la infección controlada, y también para reparar los daños producidos por virus y bacterias.

Si estas respuestas forman parte de la batería de armas que nuestro organismo utiliza en su lucha continua contra los patógenos, ¿tiene sentido anularlas?

Las manos de una mujer sostienen pastillas y un vaso de agua

Getty Images
Para controlar el dolor se aconsejan antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o paracetamol.

El dolor y la debilidad musculares en una infección vírica pueden ser daños colaterales soportables.

Otra cosa muy distinta es cuando se convierten en un síntoma crónico asociado con el desequilibrio del sistema inmunitario que está provocando una inflamación crónica muscular sin origen claro.

Y posiblemente eso sea lo que ocurre en otros tipos de mialgias y fibromialgias, aunque aún hay mucha discusión al respecto.

Se hace necesario encontrar las claves que afectan al dolor crónico muscular acompañado por debilidad, y una liberación descontrolada de citoquinas proinflamatorias podría ser la causa.

De ahí la importancia de controlar los niveles de estas citoquinas en el tratamiento de este tipo de enfermedades.

*Guillermo López Lluch es catedrático del área de Biología Celular e investigador asociado del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo. También es investigador en metabolismo, envejecimiento y sistemas inmunológicos y antioxidantes de la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla. Su artículo original fue publicado en The Conversation que puedes leer aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lnguZxmcK-k

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Los homicidios aumentan en Michoacán pese al despliegue de elementos del Ejército y la Guardia Nacional

Aunque en los primeros meses de 2022 el gobierno federal ha desplegado al menos 3 mil 100 elementos de seguridad en el estado, los asesinatos están al alza y entre sus víctimas se cuentan alcaldes y periodistas.
AFP
17 de marzo, 2022
Comparte

La estrategia gubernamental de desplegar fuerzas federales en Michoacán no ha traído una reducción de la violencia: al contrario, ha habido un aumento en la cifra de homicidios dolosos en el periodo en el que fueron enviados a la entidad más elementos del Ejército y la Guardia Nacional.

De acuerdo con informes oficiales y reportes de prensa, como parte de una estrategia federal y estatal, entre el 10 de enero y el 15 de marzo fueron desplegados al menos 3 mil 100 elementos de seguridad federales en municipios de Michoacán, con la finalidad de combatir a grupos del crimen organizado y recuperar la paz social.

Pero en ese mismo periodo, y a pocos meses de que entró en funciones el gobierno del morenista Alfredo Ramírez Bedolla, el número de asesinatos no ha hecho sino crecer. 

Por ejemplo, en enero de este año se registraron 234 asesinatos, un aumento del 14.7% respecto del mismo mes en 2021, cuando hubo 204, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). De hecho, en enero pasado, Michoacán fue el segundo estado de todo el país con más homicidios dolosos

En febrero de este año hubo 246 asesinatos, según el conteo diario del gobierno federal, un 22.3% más que en el mismo periodo de 2021, en el que se registraron 201.

En marzo del año pasado hubo 216 homicidios dolosos y, en lo que va del mismo mes en 2022, ha habido 124, lo que indica que otra vez se podría rebasar la cifra de 2021.

Las víctimas de la violencia en el estado

Entre los hechos de violencia ocurridos este año —a pesar del despliegue de fuerzas federales— se cuentan asesinatos de periodistas, alcaldes e incluso de grupos de personas en un mismo evento.

Este martes fue asesinado Armando Linares López, periodista y director del medio Monitor Michoacán. Su cuerpo, con impactos de bala, fue hallado en su domicilio ubicado en Zitácuaro.

Linares López había denunciado desde el 31 de enero el asesinato de otro colega de su medio, Roberto Toledo, también en Zitácuaro, y lo atribuyó a la labor periodística de Monitor.

“Nuestra única defensa es una pluma. Lamentamos este hecho y lo condenamos, hay nombres, sabemos de dónde viene todo esto. Hoy lo cumplieron, la información va a seguir fluyendo, vamos a seguir sacando corrupciones y a políticos corruptos aunque la vida se nos vaya en ello”, dijo entonces en un video.

Zitácuaro es uno de los municipios donde fueron desplegados elementos federales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional (GN) el 10 y el 19 de enero.

El 10 de marzo, fue asesinado a balazos el alcalde de Aguililla, César Arturo Valencia Caballero, por un hombre armado que lo atacó a plena luz del día. Un día después, fue hallado el cuerpo del asesor del munícipe, René Cervantes Gaytán, quien había sido reportado como desaparecido.

Ambos asesinatos ocurrieron aun cuando, desde el 8 de febrero, efectivos del Ejército y la GN ingresaron a Aguililla a realizar operativos de vigilancia “para restablecer el Estado de derecho”. En un comunicado, la Sedena destacó que liberó las principales vialidades del municipio e hizo aseguramientos de drogas, armas y vehículos.

“Cabe señalar que se logró restablecer la transitabilidad y la paz social; asimismo, se fortaleció el Estado de derecho en 43 localidades ubicadas en los municipios de Aguililla, Buenavista, Coalcomán y Tepalcatepec, Mich., así como las condiciones que permiten que los habitantes regresen a sus hogares y que los productos agrícolas de esa zona puedan ser cosechados y comercializados”, aseguró la institución castrense.

El 27 de febrero, en San José de Gracia, municipio de Marcos Castellanos, al menos 11 personas fueron sacadas de un velorio por hombres armados, sometidas y asesinadas a balazos

Los atacantes se llevaron los cuerpos de las víctimas y limpiaron la escena del crimen, todo ello en un lapso de cuatro horas en las que no aparecieron autoridades municipales, estatales ni federales

Hasta ahora, la versión oficial del gobierno federal es que el multihomicidio pudo tratarse de una “venganza” entre líderes de dos células rivales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los despliegues militares

El 1 de octubre, rindió protesta como gobernador de Michoacán el morenista Alfredo Ramírez Bedolla. Días después, el 9, desde Morelia, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el Plan de Apoyo a Michoacán.

El titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, precisó que, como parte de la estrategia, se enviarían a la entidad 4 mil 402 elementos del Ejército y 4 mil 990 de la GN. Para ese momento, precisó, en Michoacán ya se encontraban desplegados 2 mil 232 efectivos federales, además de 7 mil 500 policías estatales.

Como parte de ese plan, el 9 de enero de este año fueron enviados mil 300 elementos federales a Zamora, Uruapan, Jacona, Zitácuaro y Morelia, y el 19 de enero fueron reforzados con otros mil 800 efectivos

El 12 de marzo arribaron más tropas para relevar de sus labores a elementos castrenses desplegados en Zamora, Uruapan y Morelia, aunque la Sedena no precisó la cifra.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.