India: los desesperados mensajes para salvar a pacientes con COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

India: los desesperados mensajes para salvar a pacientes con COVID

Avani Singh es una de las miles de personas en India que ha tenido que recurrir a las redes sociales para obtener ayuda para su familia.
1 de mayo, 2021
Comparte

Mientras una segunda ola de coronavirus causa estragos en India, con más de 350 mil  casos reportados a diario, las familias de los enfermos de covid-19 buscan desesperadamente ayuda en las redes sociales.

Desde la mañana hasta la noche, rastrean cuentas en Instagram, dejan mensajes en grupos de WhatsApp y revisan sus guías telefónicas. Buscan camas en un hospital, oxígeno, el fármaco remdesivir y donaciones de sangre.

Es caótico y abrumador. Un mensaje de WhatsApp comienza a circular: “Dos camas de UCI libres. Minutos después, ya no lo están. Pasaron a ser ocupadas por quien llegó primero.

Otro mensaje: “Se necesita con urgencia concentrador de oxígeno. Por favor, ayuda”.

A medida que el sistema de salud se debilita, es la comunidad, el esfuerzo personal y la suerte lo que decide entre la vida y la muerte.

La demanda supera a la oferta. Y los enfermos no pueden darse el lujo de perder tiempo.

“Buscamos en 200 lugares una cama de hospital”

Cuando comencé a redactar este artículo el viernes, hablé con un hombre que buscaba oxígeno en WhatsApp para su primo de 30 años en Uttar Pradesh, un estado en el norte de India. Cuando terminé de escribir el domingo, había muerto.

Otros están agotados y traumatizados, después de días cargando en sus hombros el peso de encontrar un tratamiento que salve la vida a sus seres queridos.

“Son las 6 de la mañana, la hora a la que comenzamos las llamadas. Nos informamos de cuáles son las necesidades de mi abuelo para el día -oxígeno e inyecciones- lo compartimos en WhatsApp y llamamos a todas las personas que conocemos”, explica Avani Singh.

Avani Singh con su abuelo, de 94 años, enfermo de covid en Delhi.

Avani Singh
Avani Singh con su abuelo, de 94 años, enfermo de covid en Delhi.

Su abuelo de 94 años está muy enfermo de covid en Delhi.

Desde su casa en Estados Unidos, Avani y su madre, Amrita, describen una extensa red de familiares, amigos, parientes y contactos profesionales, muchas veces lejanos, que les ayudaron cuando el abuelo cayó enfermo y su salud se deterioró rápidamente.

“Usamos todos los contactos que tenemos. Yo buscaba en las redes sociales. Algunas páginas que sigo dicen ‘tal lugar confirmado, tiene cama de UCI’ o ‘este sitio tiene oxígeno’. Entre todos probamos unos 200 lugares“, explica Avani.

Finalmente, a través de un amigo de la escuela, encontraron un hospital con camas, pero descubrieron que no tenía oxígeno. En esos momentos, el padre de Avani estaba inconsciente.

“Entonces publiqué una súplica en Facebook y un amigo sabía de una sala de emergencia con oxígeno. Gracias a ese amigo, mi padre sobrevivió aquella noche“, dice Amrita.

Cuando hablamos el sábado, su perspectiva había mejorado, pero la tarea que tenían por delante Avani y Amrita era conseguir inyecciones de remdesivir. Hicieron algunas llamadas, y el hermano de Amrita en Delhi viajó en auto hasta esos lugares, haciendo unos 160 km en un solo día.

“Mi abuelo es mi mejor amigo. No puedo agradecer lo suficiente a las personas que manejan esas páginas de Instagram por todo lo que están haciendo”, dice Avani.

Pero la información pronto se desactualiza. También les preocupan las informaciones falsas.

“Nos enteramos de que una farmacia tenía los medicamentos pero cuando mi primo llegó allí ya no quedaba ninguno. Abría a las 8:30 de la mañana y la gente llevaba haciendo cola desde medianoche. Solo los 100 primeros recibieron las inyecciones”.

“Ahora venden los medicamentos en el mercado negro. Deberían costar unas 1.200 rupias (US$16) y los venden por 100.000 rupias (US$1.334), y nadie te puede garantizar su autenticidad”, explica Amrita.

Como cualquier sistema que confía en conexiones personales, no todo el mundo recibe una oportunidad justa. El dinero, los contactos familiares y un alto estatus social brindan mayores posibilidades de éxito, así como el acceso a internet y los celulares.

Situaciones desesperadas

En medio del caos, algunas personas tratan de poner algo de orden, centralizando la información, creando grupos comunitarios y usando cuentas de Instagram para hacer circular los contactos.

Arpita Chowdhury, de 20 años, y un grupo de estudiantes en su universidad para mujeres en la capital gestionan una base de datos que ellas mismas recaban y verifican.

Arpita Chowdhury

Arpita Chowdhury
Arpita Chowdhury y otras estudiantes del Lady Shri Ram College, una Universidad en Nueva Delhi, crearon un grupo para coordinar la información en las redes sociales.

“Cambia hora a hora, minuto a minuto. Hace cinco minutos me dijeron que había un hospital con diez camas disponibles, pero cuando llamo ya no hay”, explica.

Con sus compañeras, llama a los números de contacto anunciados en las redes sociales que ofrecen oxígeno, camas, plasma o medicamentos, y publica la información verificada en internet.

Luego responde a las solicitudes de familiares de pacientes con covid que solicitan ayuda.

Es algo que podemos hacer para ayudar, a nivel más básico, dice.

Arpita Chowdhury comparte información verificada en WhatsApp

BBC
“Necesitamos dos camas de hospital para mis abuelos, ¿saben de algo?”, preguntan en un mensaje. “El Colegio Médico Doon tiene camas de UCI”, responden.
Arpita Chowdhury comparte información verificada en WhatsApp

BBC
-“SOS, oxígeno en Agra”. -“De acuerdo, averiguo”. “OXÍGENO. Ubicación: Agra, Uttar Pradesh. Disponible el 23 de abril a las 12 del mediodía. Verificado”.

El viernes, Aditya Gupta me dijo que estaba buscando un concentrador de oxígeno para su primo Saurabh Gupta, gravemente enfermo en Gorakhpur, una ciudad en el estado norteño de Uttar Pradesh en donde hubo un gran aumento de casos y muertes.

Saurabh, un ingeniero de 30 años, era el orgullo y la alegría de su familia. Su padre tenía una pequeña tienda y ahorró para que pudiera tener una educación.

“Visitamos casi todos los hospitales en Gorakhpur. Los hospitales más grandes estaban llenos y el resto nos dijeron: ‘Si logran obtener el oxígeno por su cuenta, podremos aceptar al paciente“, explicó Aditya.

A través de WhatsApp, la familia consiguió un cilindro de oxígeno, pero necesitaban un concentrador para hacerlo funcionar. Estaban agotados el viernes, aunque recibieron garantías de un proveedor de que podrían obtener uno.

Pero el dispositivo que tan desesperadamente necesitaban nunca llegó y Saurabh no puso ser ingresado en el hospital.

El domingo, Aditya me dijo: “Lo perdimos ayer por la mañana, murió delante de sus padres”.

Saurabh Gupta

Aditya Gupta
Saurabh tenía 30 años.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9Bbb1CsM8f0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

La orden de aprehensión girada contra agentes del MP denunciados por Gertz es ilegal: juez

Los afectados ganaron un amparo que señala que las órdenes de arresto no estaban sustentadas. Gertz los denunció por presuntas negligencias en la investigación de la muerte de su hermano.
Cuartoscuro
26 de julio, 2021
Comparte

Una jueza de la Ciudad de México ordenó aprehender de forma injustificada a dos agentes del Ministerio Público, luego de que fueran denunciados por el hoy fiscal General Alejandro Gertz Manero por supuestas negligencias en la investigación de la muerte de su hermano Federico.

Las órdenes de captura en contra de estos funcionarios fueron giradas en 2019, pero un juez federal de amparo las anuló tras concluir que eran improcedentes pues no estaban bien fundamentadas y se habían violado al menos cuatro derechos fundamentales de los dos servidores públicos durante el proceso.

Te puede interesar: Por litigio de Gertz, Conacyt reformó reglamento para evitar “discriminación” en el SNI

Aun así, los dos agentes ministeriales capitalinos denunciados, identificados como Jorge Octavio “N” y José Luis “N” perdieron su trabajo y no pueden ser reinstalados pues aún hay una apelación en contra del amparo que ganaron.

Animal Político y Quinto Elemento Lab revelaron en 2019 que existía una orden de arresto en contra de dos agentes de MP capitalinos denunciados por Gertz a través de su representante legal Juan Ramos (actual subprocurador de la FGR), por el presunto delito de negación del servicio.

Gertz sostenía, desde su perspectiva, que dichos funcionarios no habían investigado adecuadamente la muerte de su hermano Federico, pues no aceptaron diversas pruebas periciales para evidenciar que él había sido víctima de supuestos descuidos y abandonos a manos de su esposa Laura Morán Servín y, en lugar de ello, decidieron cerrar el caso.

La denuncia fue presentada desde 2016 pero fue hasta 2019, ya con Gertz al frente de la FGR, cuando la Fiscalía de la Ciudad de México trasladó la averiguación abierta a su unidad de “asuntos especiales”, y en menos de dos meses acabó la indagatoria y solicitó una orden de aprehensión en contra de Jorge Octavio “N” y José Luis “N”.

Las averiguaciones previas iniciadas FMH/MH-3/T3/00259/15-08 y FAO/AO-01/T3/01509/15-09 fueron consignadas ante la jueza 26 en Materia Penal de la CDMX, quien obsequió las órdenes de captura en contra de Jorge Octavio “N” y José Luis “N” dentro de la causa penal 146/2019.

Además de proceder en contra de sus propios agentes, la Fiscalía capitalina reabrió el caso en contra de Morán Servín, la viuda de Federico, y en contra de su hija Alejandra Cuevas Morán de 68 años de edad. Esta última fue detenida el año pasado y actualmente está encarcelada por su supuesta responsabilidad – por negligencia – en la muerte del hermano del Fiscal general.

Órdenes violatorias de derechos básicos

El juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal, Patricio Leopoldo Vargas Alarcón, concluyó que las órdenes de aprehensión giradas en contra de Jorge Octavio “N” y José Luis “N” violaron diversas garantías fundamentales, entre ellas sus derechos a la seguridad jurídica, a la legalidad, al acceso efectivo a la justicia y a adecuada defensa.

En sus dos resoluciones judiciales, de las que Animal Político tiene copia, el juez identificó al menos cuatro fallas importantes de la jueza que ordenó la captura de estos agentes ministeriales.

Una de las más importantes está relacionada con la falta de argumentación con la cual se sostiene, a partir de las propias pruebas presentadas por la Fiscalía de la ciudad, que los dos agentes presuntamente fueron omisos en sus funciones al punto de cometer el delito de negligencia en el servicio público.

Por ejemplo, las principales pruebas presentadas en contra de los agentes son las resoluciones en las que estos decidieron no llevar a cabo unas pruebas periciales en materia de medicina legal y química que pedían los abogados de Gertz, sumado a su decisión de proponer el cierre del caso al determinar que la muerte habría ocurrido por causas naturales.

De acuerdo con la Fiscalía capitalina esto prueba que Jorge Octavio “N” y José Luis “N” fueron negligentes en su actuación al no desahogar de forma adecuada la investigación ya que, además, había antecedentes de presunta desnutrición y abandono de Federico Gertz a mano de su esposa. Esto fue avalado por la jueza que ordenó la captura.

Sin embargo, el juez Vargas Alarcón consideró que esta mera valoración, por si sola, es insuficiente. Ello ya que los agentes del Ministerio Público tienen a facultad y autonomía constitucional para desahogar o no las pruebas que consideren convenientes, así como para proponer el cierre de una investigación. Es decir, esos por sí solos no son actos ilegales.

Pero a ello se suma que los dos inculpados aportaron también argumentos por los cuales consideraron adecuado el cierre del caso, entre los que se encontraban pruebas periciales que confirmaron el deceso por enfermedad de Federico Gertz.

“La ley exige que las autoridades no simplemente citen la ley aplicable, sino que también precisen con claridad y detallen el precepto o preceptos, la fracción o fracciones en que se apoyan su determinación y motiven el por qué resultan aplicables (…) la jueza debió especificar en qué omisiones incurrió el incriminado, que se adecuan a la hipótesis de este delito, para que, a partir de ahí, explicara con base en qué elementos de prueba se acreditan y su valoración en lo individual” señala la resolución.

La jueza que ordenó la captura también consideró que el supuesto delito que habían cometido los agentes tenía la agravante de ser “continuado”, es decir, que fue una negligencia cometida en repetidas ocasiones que terminaron por afectar gravemente a las víctimas.

Pero el juez de amparo identificó que esto tampoco se sostiene a partir de las pruebas que presentó la Fiscalía, o al menos no en la argumentación de la jueza que ordenó la captura.

“(La jueza) resuelve esto después de señalar que se hizo un análisis de los medios de prueba, pero sin explicar qué medios, cómo se relacionan y como prueban los hechos… tiene que establecerse una relación lógica de las evidencias… y no la simple referencia de probanzas y la conclusión a la que se arribó”, indica el juez.

Incluso, el documento en el que la jueza resuelve otorgar la orden de aprehensión también carece de fundamentación. Y es que si bien pareciera extenso pues cuenta con 171 páginas, el juez Vargas Alarcón identificó que 151 de ellas son solo transcripciones de declaraciones que además se repiten. Es casi el 90 por ciento del documento.

Lo anterior es una violación franca al derecho de la defensa adecuada, señala la resolución, pues al no haber argumentos detallados y un análisis técnico de las pruebas presentadas y como se relacionan, los defensores no tienen a su vez claridad en cuales son los puntos que hay que combatir.

En ese contexto, el juez federal consideró que había arteras violaciones a los derechos de los agentes del MP por lo que lo procedente era concederles el amparo y cancelar la orden de aprehensión que se les había girado. A su vez pidió a la jueza volver a analizar las pruebas y resolver la solicitud de la Fiscalía de manera argumentada.

El proceso ahora se encuentra detenido debido a que la Fiscalía capitalina promovió un recurso de apelación en contra de lo resuelto por el juez. Los abogados de los agentes del MP indicaron que el Tribunal colegiado responsable de analizar el caso aún no ha emitido su resolución. Dicha situación mantiene en la indefinición la situación legal de Jorge Octavio “N” y José Luis “N”.

Lee más: Asamblea de Conapred advierte uso político de la institución por el caso Gertz

Un caso polémico: de la negligencia al posible conflicto de interés

La investigación relacionada con la muerte de Federico Gertz Manero ha sido cuestionada por especialistas y las propias partes involucradas debido a las anomalías que se han venido presentando casi desde el inicio.

Alejandro Gertz ha cuestionado desde 2016 la investigación que la Fiscalía capitalina llevó a cabo en un inicio. Desde su punto de vista su hermano fue descuidado gravemente por Laura Servín, quien fuera su esposa por más de medio siglo, situación que derivó en su muerte en un hospital.

Aunque promovió una denuncia casi de inmediato en contra de Laura Servín y su hija la indagatoria, Gertz acusó que hubo influencias políticas que retrasaron la investigación, sobre todo por el parentesco político de una de las hijas de Laura con el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo.

Por otro lado, el reportaje publicado por este medio en 2019 reveló que para llevar el caso de su hermano Alejandro Gertz había contratado al despacho del abogado Javier Coello Trejo. El propio fiscal reconoció que él era su apoderado legal. Javier Coello Zuarth, hijo de cuello Trejo, incluso testificó a favor de Gertz en la denuncia promovida en contra de los agentes del MP capitalinos.

El punto es que al mismo tiempo Coello Trejo era abogado defensor del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, investigado por el propio Gertz por diversos casos de corrupción. Expertos consideraron que esto podría representar un claro conflicto de interés. Luego de la publicación del reportaje el fiscal de la FGR le retiró el poder legal que había concedido a Coello y su hijo.

La polémica en torno al caso ha continuado en los dos últimos años debido a que los nietos de Laura Servín han acusado al fiscal General de usar su influencia para encaminar la indagatoria a favor de sus intereses particulares y en contra de su abuela y de su madre Alejandra Cuevas, quien fue detenida y encarcelada en octubre de 2020.

En diversos medios los familiares de Cuevas han declarado en torno a las presuntas presiones que han padecido de parte de Gertz. Los hijos de cuevas entregaron a Animal Político diversos documentos, entre ellos una captura de un cheque por 3.5 millones de pesos que su abuela Laura Servín le envió a Gertz Manero. Esto como un presunto reclamo del fiscal general sobre recursos que eran de su hermano.

Pese a ceder a las supuestas peticiones del fiscal, los nietos de Servín acusan que el proceso penal en contra de su madre – quien no tenía nada que ver con los cuidados a Federico Gertz – ha continuado. La señora de 68 años de edad ya cumplió más de seis meses presa en el penal de Santa Martha Acatitla.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.