Día de Muertos: cuál es el origen y significado de la flor de cempasúchil
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Día de Muertos: cuál es el origen y significado de la flor de cempasúchil, la reina de los altares

El Día de Muertos en México es una celebración tradicional para honrar a los que ya no están. Y muchos mexicanos los homenajean con altares y ofrendas en las que la flor de cempasúchil no puede faltar.
31 de octubre, 2020
Comparte

Una vez al año México se tiñe de un color amarillo anaranjado.

Se debe a la flor de muerto o cempasúchil y es señal de que llega la festividad de Día de Muertos, una celebración cada 1 y 2 de noviembre de los vivos para honrar a los que ya no están físicamente.

Pero la tradicional festividad mexicana no es solo colores sino también aromas.

“Cada año olemos todos a cempasúchil”, dice el biólogo mexicano Jerónimo Reyes, quien explica a BBC Mundo que esta flor contiene aceites esenciales que la hacen muy aromática, entre otras características especiales.

Y el olor de la flor de cempasúchil también se fusiona con las diferentes comidas tradicionales mexicanas que ocupan un rol fundamental en las ofrendas a los muertos.

¿Cuál es el origen y qué significa el nombre cempasúchil?

La flor de 20

El nombre original de la flor de cempasúchil es sempôwalxôchitl y proviene de la lengua náhuatl.

Manos sostienen una flor de cempasúchil

Getty Images
La flor de cempasúchil está compuesta por muchas flores o pétalos. De ahí surge su nombre.

“La palabra viene de dos sustantivos: sempôwal, que significa 20 (o muchos), y xôchitl, que es flor. Su traducción sería flor de 20“, detalla Andrea Rodríguez, investigadora de la facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y especialista en el estudio de jardines prehispánicos.

“El códice florentino del náhuatl del siglo XVI menciona que hay flores machos y hembras y que estas últimas tienen muchas flores. Es como una bola con muchas flores juntas”, compara a BBC Mundo.

Según la investigadora, la flor tiene diferente nombre dependiendo de la región y el más común es el que conocemos del náhuatl, que se deformó con el español y terminó llamándose cempasúchil.

Una flor americana

En el plano científico, cempasúchil recibe el nombre de Tagetes erecta y es una planta exclusiva del continente americano. Crece en México, Centroamérica, y hasta Sudamérica.

Según explica Jerónimo Reyes, que es biólogo del jardín Botánico del Instituto de Biología de UNAM, hay cerca de 58 especies, pero muy pocas se utilizan para los fines del Día de Muertos.

“La gente en general se ha limitado a llamar flor de muerto o cempasúchil a una sola especie, que es la Tagetes erecta, pero en realidad en México hay más especies de cempasúchil”, explica.

Campo con la flor de cempasúchil.

Getty Images
La flor de cempasúchil es nativa del continente americano y crece de forma silvestre en zonas montañosas.

Las diferencias en las especies varían en la cantidad de flores, las hojas, el tamaño de la planta, el color de los pétalos o flores -hay algunas que tienen el filo del pétalo que es rojo-. Pero en todas predomina el color amarillo anaranjado.

La flor crece en lugares silvestres, sobre todo en las zonas montañosas y también se cultiva.

Pese a ser una especie nativa de México, China es el principal productor de cempasúchil para uso industrial, con las tres cuartas partes de lo sembrado en el mundo, informa el sitio web de la UNAM con datos de 2019.

Esta explotación del cultivo de cempasúchil por parte de China reside en las propiedades de esta planta, que tiene varios otros usos además del ritual.

De la planta se extraen aceites esenciales para fabricar agroquímicos para combatir insectos y se utilizan para la industria avícola, con el propósito de lograr que la carne del pollo y la yema de los huevos tome un color más amarillo.

“Es una flor con carotenoides, son sustancias que dan estos colorantes muy fuertes para que logre teñir la carne y la yema de huevo”, describe Reyes.

Un hombre con una gran montaña de flores de cempasúchil.

Getty Images
Los pigmentos de la flor de cempasúchil se utilizan para la industria avícola para intensificar el color de la carne del pollo y la yema de huevo.

Otras de las características de la flor de cempasúchil es su corta vida.

“La mayoría de las flores de cempasúchil son anuales, es decir, que nacen y solo viven una temporada. Pero como cuenta con muchas semillas, se reproducen muy fácilmente”, detalla Reyes.

Y desde hace siglos, se utilizan distintas partes de la la planta con fines medicinales, como infusión cuando se tiene una afección estomacal, para aliviar las flatulencias, para ayudar a las vías respiratorias, y hasta para mejorar el deseo sexual, según cita Rodríguez de la bibliografía del siglo XVI.

La leyenda y la flor del ritual

Dice la leyenda que Xóchitl y Huitzilin estaban enamorados desde que eran niños y que por las tardes subían a la montaña dedicada a Tonatiuh, el dios azteca del sol, y le ofrendaban ramos de flores.

Pero un día se desató la guerra y Huitzilin fue a pelear para defender las tierras aztecas y murió.

Destrozada de dolor, Xóchitl pidió al dios Tonatiuh que la librara de su sufrimiento y la reuniera con su amado.

Campo con la flor de cempasúchil.

Getty Images
La flor de cempasúchil también tiene su leyenda prehispánica.

El dios del sol cumplió con el pedido y dejó caer sus rayos sobre Xóchitl, y ella se transformó en una flor de color amarillo intenso.

Luego un colibrí se posó en el centro de la flor y ésta abrió sus 20 pétalos liberando un aroma intenso.

Siguiendo el mandato de Tonatiuh, el amor de la pareja azteca permanecerá mientras haya colibríes y flores de cempasúchil en los campos mexicanos.

Tal vez es por eso que la flor de cempasúchil es la reina de los altares de muertos en México. Lo cierto es que no hay ofrenda sin esa flor.

“En la época prehispánica, los mexicas utilizaban esta flor por el olor, porque es muy particular. Cuando viene el día de muertos en México, todos reconocemos ese olor . Y la tradición dice que lo que atrae a los muertos es el olor de esa flor”, describe Andrea Rodríguez.

Hasta el año pasado, cuando la pandemia de la covid-19 no se había declarado, la tradición anual mexicana era pasar la noche en los cementerios ofreciéndole a los muertos un banquete y decorando sus tumbas con flores y pétalos de cempasúchil.

Mujer coloca flor de cempasúchil en una tumba.

Getty Images
La flor de cempasúchil se utiliza para decorar las tumbas.
Ofrenda Día de Muertos 2016

Gentileza Carlos Feria Perez
En las ofrendas a los muertos no puede faltar la flor de cempasúchil.

Este año la festividad se ve opacada por la pandemia que causó la muerte de más de 90.000 personas en México, el cuarto país con más fallecidos en el mundo. Las autoridades decidieron que los panteones permanecerán cerrados para evitar aglomeraciones

Pero los mexicanos también honran a sus muertos en sus casas con altares hogareños en los que la comida casera y la flor de cempasúchil no puede faltar.

“Cuando vemos flor de muerto, estamos viendo mole, tamales…”, dice riéndose el biólogo Reyes.

Pero para que el alma del muerto llegue a la casa hay que ayudarlo.

“Se construyen unos caminos con los pétalos de la flor en la entrada de las casas para que el muerto se guie con el olor y pueda llegar al altar o a la ofrenda. Ver o entender a las flores por su olor y no por su color es un concepto muy prehispánico”, describe por su parte Rodríguez de la UNAM.

Un camino hecho con la flor de cempasúchil.

Getty Images
Muchos mexicanos decoran sus altares y forman caminos con la flor de cempasúchil para orientar a sus muertos hacia las ofrendas.

Entonces, si la flor de cempasúchil se asocia al Día de Muertos por su olor, ¿a qué huele?

Durante la entrevista, Andrea Rodríguez se levanta y va en busca de un florero con cempasúchil. Me dice que huelen a panteón, pero no se cansa de remarcar que es un olor agradable.

Minutos después me llega un correo electrónico. “Me dejaste pensando”, dice.

“Como dice mi amigo Mauricio Medina Sánchez: ‘Huele a pasado, pero un pasado muy vivo‘”.

Una mujer huele las flores de cempasúchil.

Getty Images
El olor de la flor de cempasúchil es clave para la cultura mexicana.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=YzNpZ77KNUM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Miguel Ángel Félix Gallardo se alista a quedar en prisión domiciliaria después de 33 años en la cárcel; deberá portar brazalete

El narcotraficante recibirá el beneficio legal debido a su edad —76 años— y a su deteriorado estado de salud. Fue fundador del extinto Cártel de Guadalajara, al que se atribuye enviar grandes cantidades de droga a EU.
Cuartoscuro
Por Alfredo Maza
23 de septiembre, 2022
Comparte

Tras 33 años preso, el narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo, uno de los fundadores del extinto Cártel de Guadalajara, se alista para salir del penal estatal de Puente Grande, Jalisco, y recibir la medida cautelar de prisión domiciliaria; a cambio, deberá portar un brazalete electrónico, entregar su pasaporte y estar bajo vigilancia constante. 

Bajo estas condiciones, el llamado ‘Jefe de Jefes’ terminará de cumplir en su domicilio la sentencia de 40 años de prisión que un juez federal le dictó por los delitos de acopio de armas y narcotráfico, y comenzará a pagar una segunda condena de 37 años por el homicidio de Enrique Camarena, agente de la DEA, y del piloto mexicano Alfredo Zavala, cometidos en 1985. 

Félix Gallardo, de 76 años, está en prisión desde 1989. La razón para dejarlo salir de Puente Grande no solo responde a su avanzada edad, sino a que se le han diagnosticado 22 padecimientos, como cáncer facial, diabetes y neumonía, informó el pasado 15 de septiembre, en conferencia de prensa, la secretaria de Seguridad federal, Rosa Icela Rodríguez. 

Después de más de tres décadas en prisión y de interponer diversos recursos legales, incluso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el 9 de septiembre un juzgado federal le concedió un amparo para sustituir la pena de prisión por una medida cautelar diferente, que —según sus abogados— se prevé se concrete este viernes bajo el resguardo del gobierno federal. 

Félix Gallardo, fundador del Cártel de Guadalajara

Miguel Ángel Félix Gallardo nació el 8 de enero de 1946 en Culiacán, Sinaloa. Sus padres, según sus propios dichos, fueron los primeros que exportaron legumbres de México a Estados Unidos. “Yo me dediqué a la agricultura y a la ganadería desde chico”, dijo en 2021 en una entrevista en exclusiva a Telemundo.

Sin embargo, aunque siempre ha asegurado ser un simple campesino, su nombre comenzó a ser identificado en investigaciones judiciales, académicas y periodísticas a raíz de que la DEA lo relacionó con Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo. Los señaló como fundadores del Cártel de Guadalajara, que en la década de los 80 adquirió notoriedad por traficar grandes cantidades de mariguana de México a EU.

En 1985, su nombre se volvió conocido a nivel internacional. La razón: el secuestro del agente Enrique Camarena y del piloto Alfredo Zavala, el 7 de febrero de 1985, cometido por integrantes del Cártel de Guadalajara que, después de torturarlos por horas y asesinarlos, abandonaron sus cadáveres en La Angostura, Michoacán. A partir de entonces, Félix Gallardo y sus cómplices se volvieron el objetivo prioritario de las autoridades estadounidenses

Ese mismo año, fueron detenidos tanto Caro Quintero como Fonseca Carrillo por su relación con el crimen. Años después, el 8 de abril de 1989, fue detenido Félix Gallardo señalado como autor intelectual de ambos asesinatos. 

En la entrevista que concedió a Telemundo, dijo ignorar por qué se le vincula con el homicidio de Camarena, a quien aseguró que nunca conoció. “Le vuelvo a repetir, yo no soy una persona de armas. Lamento mucho porque sé que era un buen hombre”, dijo, y también rechazó conocer a Caro Quintero y Fonseca Carrillo, así como haber liderado un cártel. “Han pasado 32 años (en la cárcel). Es una eternidad para un hombre que no cometió ningún delito”, dijo. 

—¿Cómo fue su captura en 1989? —se le preguntó. 

Estaba yo en una casa de Cosmos en Guadalajara cuando tumbaron la puerta sin ninguna orden de aprehensión, sin ninguna orden de presentación, con mi familia. Estaba mi hija, mi hijo. Fui golpeado, sacado en menos de un minuto y quebrado (de) cuatro costillas. Pregunté el motivo y lo único que recibí fue más tortura —respondió.

Tres décadas de pleito legal

Desde que ingresó a la cárcel, la defensa de Félix Gallardo comenzó a interponer recursos para lograr que las autoridades lo absolvieran, que le redujeran la condena o que le cambiaran la prisión por prisión domiciliaria. 

Estuvo en prisión por 28 años hasta que finalmente, en 2017, recibió la confirmación de su segunda sentencia por 37 años de prisión por el asesinato de Camarena y Zavala, misma que su defensa buscó sumar a la pena que ya pagaba. La petición fue rechazada, por lo que ahora deberá empezar a cumplir esta condena ya en prisión domiciliaria. El castigo acabará en 2066. 

Uno de los últimos recursos que promovió data de marzo cuando su caso llegó hasta la SCJN, que rechazó una solicitud con la que el capo buscaba pagar su pena de 40 años en prisión domiciliaria, argumentando problemas de salud derivados de su edad. 

Félix Gallardo tramitó un último amparo ante el Juzgado Séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México (671/2019), que en primera instancia rechazó cambiarle la medida de prisión, pero que finalmente, el 9 de septiembre, declaró como “procedente y fundada la solicitud de sustitución de la pena de prisión por una medida de seguridad”. 

AMLO da su visto bueno a la prisión domiciliaria

Luego de que Félix Gallardo diera la entrevista a Telemundo, en la que dijo ser “un cadáver, el cual no aspira más que a ser enterrado en la raíz de un árbol”, el presidente planteó por primera vez la posibilidad de que el capo saliera de la cárcel por la vía de una amnistía. 

¿Usted le daría la amnistía para reos de la tercera edad? —le preguntó una reportera. 

Si se justifica en lo que se está elaborando, desde luego que sí, porque él por edad, por enfermedad ya podría salir, pero hay que ver cómo se termina de elaborar el decreto —respondió. 

Poco más de un año después, se dio a conocer que Félix Gallardo recibió la prisión domiciliaria, pero no logró su salida de manera inmediata debido a que la Fiscalía General de la República (FGR) impugnó la resolución. 

En respuesta, el presidente López Obrador explicó que la decisión de dejarlo salir de Puente Grande y otorgarle la prisión domiciliaria fue porque “se hizo un análisis médico y el señor verdaderamente está mal de salud, tiene muchas enfermedades, está mal, y no puede ser atendido en el reclusorio, tiene que estar atendido en una casa con su familia”. 

Días después, la secretaria Rodríguez, a petición del mandatario, informó que la decisión del juez fue un ordenamiento de libertad condicionada debido a que desde el 25 de agosto el encargado de la coordinación del área médica de la Comisaría de Sentenciados de Jalisco recomendó “un arraigo domiciliario ya que su estado de salud requiere de atenciones que en el penal no se le podrían brindar, por ejemplo, atención especializada constante, vigilancia estrecha, supervisión”. 

La salida del narcotraficante se pospuso la noche del jueves 16 de septiembre, debido a que la Guardia Nacional señaló que no existían condiciones para el traslado a su domicilio, según dijo José Antonio Pérez Juárez, director general de Prevención y Reinserción Social de Jalisco, al diario Milenio. Aseguró que su traslado se recorrió para este 23 de septiembre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.