Por qué las cucarachas se están volviendo resistentes a los insecticidas (y por qué debería preocuparnos) - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Por qué las cucarachas se están volviendo resistentes a los insecticidas (y por qué debería preocuparnos)

La resistencia de estos insectos a los químicos podría desencadenar una propagación de plagas y enfermedades.
Getty Images
8 de julio, 2019
Comparte

Como si no bastara con que las cucarachas sean uno de los seres vivos que más rápido se reproducen en nuestro planeta, ahora se están volviendo resistentes a los insecticidas.

Por años se ha intentado controlar la población de estos insectos mediante químicos.

Recientemente científicos de la Universidad de Purdue, en Indiana, EE.UU., publicaron un estudio que indica que las cucarachas están desarrollando resistencia a los insecticidas.

Generalmente se usa un agente químico para combatir las plagas de cucarachas, y si ese no es efectivo se prueba con otro, o incluso se hace un coctel de sustancias para exterminarlas.

De acuerdo con los investigadores, la cucaracha alemana (Blattella germanica L.), que es una de las plagas más extendidas en ciudades de todo el mundo, mostró resistencia a varios insecticidas.

Hombre fumigando

Getty Images
Los químicos siguen siendo la primera opción para contrarrestar las plagas.

Los científicos experimentaron con pesticidas que están a la venta al público y algunos que usan las empresas fumigadoras.

En su estudio utilizaron una versión comestible de esos pesticidas que atraía a las cucarachas, explicó a BBC Mundo, Ameya D. Gondhalekar, uno de los autores del estudio publicado en Scientist Report.

“No se había realizado ninguna investigación sobre si las cucarachas estaban creando resistencia. Uno de los hallazgos más sorprendentes fue que la siguiente generación de cucarachas que fue expuesta al pesticida comestible ya había creado resistencia”, dice Gondhalekar.

Los científicos rotaron el uso de insecticidas en sus muestras para ver si así podían evitar que crearan resistencia, pero fue imposible.

Cucaracha comiendo pan

Getty Images
Estos insectos transmiten enfermedades infecciosas tanto respiratorias como estomacales.

Aumento de plagas y daños a la salud

Para los expertos la resistencia que desarrollan estos insectos a los insecticidas hará que sea cada vez más difícil controlar las plagas. Por lo tanto aumentarán los riesgos sanitarios por las enfermedades que propagan estos organismos.

“Las heces (de las cucarachas) pueden producir alérgenos que pueden desencadenar ataques de asma y también algunas otras reacciones alérgicas como la rinitis u otras reacciones alérgicas respiratorias”, dice Gondhalekar a BBC Mundo.

Estos insectos suelen preferir lugares donde hay alimentos como las superficies de las cocinas, las estanterías o las estufas, por lo que pueden esparcir patógenos de la salmonela y el E. coli, que producen severas afectaciones estomacales y diarrea.

Los científicos coinciden en que el control de las cucarachas dependerá del desarrollo de las ciudades y su capacidad para lidiar con las plagas. Aquellos lugares con menos recursos enfrentarán más problemas para combatir a estos insectos.

Basura tirada en la calle

Getty Images
Las ciudades que no tienen un buen manejo de desechos enfrentan con más frecuencia plagas.

¿Cómo se puede contralar la plaga?

Las cucarachas son insectos de ciudad. Los edificios y los enormes cestos de basura son los hogares perfectos para estas criaturas.

Cuando un insecticida deja de funcionar, generalmente se crea otro que lo sustituya, pero lleva tiempo crear una fórmula efectiva.

Por ello Gondhalekar propone una serie de medidas básicas para evitar al menos que las cucarachas colonicen tu casa.

Cucaracha sobre una llave de agua

Getty Images
Una correcta limpieza dentro de casa podría evitar que las cucarachas creen un ecosistema apto para su existencia.

-Limpia frecuentemente las áreas dónde se pueda acumular polvo, calor, o restos de comida

-No uses el mismo insecticida una y otra vez. Si el problema de plagas no se resuelve tras una aplicación, la siguiente debe ser con un nuevo químico, de lo contrario crearán resistencia

-Reparar las goteras, ya que son las principales fuentes de agua para estos insectos

-No dejar comida expuesta al aire libre

-Vaciar el cesto de basura con regularidad

-Aspirar las alfombras y lugares que acumulen humedad

Gondhalekar asegura que buenos hábitos de limpieza pueden ayudar a minimizar el impacto de estas plagas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9FLmNVZ57xo

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4

https://www.youtube.com/watch?v=gYz4XUuO_rk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
FOTOS: Yo También

“Si tienes un sueño, no pares hasta conseguirlo, y no permitas que nada te limite”: Arlet, violinista con discapacidad

Arlet Michelle Méndez Galindo, de 17 años, nació con una amputación congénita, pero eso no le impidió aprender a tocar el violín y soñar con “interpretar mil piezas distintas sin importar su dificultad”.
FOTOS: Yo También
Por Karina González Fauerman / Yo También
4 de junio, 2022
Comparte

Arlet nació con amputación congénita. Durante el embarazo, una obstrucción vascular no permitió que su brazo izquierdo se desarrollara totalmente. La joven, que hoy tiene 17 años, ha luchado y perseguido sus sueños hasta convertir uno de ellos en realidad: tocar el violín.

Durante un concierto en el que su hermano tocó el piano, se sintió atrapada por el sonido y el movimiento del arco del violín. Sin saber cómo ni dónde lo haría, decidió dominar su aprendizaje. Gracias al uso de una prótesis y a diferentes adaptaciones, como el cambio de caja musical y la colocación de las cuerdas del lado contrario del instrumento, pudo lograrlo.

Originaria del Estado de México, Arlet actualmente estudia en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) la carrera de Técnico en Construcción. Además, practica el violín dos o tres horas al día y anhela viajar por el mundo. Como toda joven, tiene hobbies y entre ellos están bailar, escuchar música y cantar a todo volumen, hacer ejercicio, diseñar planos y ver películas con su mamá.

En entrevista, Arlet Michelle Méndez Galindo explica los retos a los que se ha enfrentado para superar las adversidades y cómo ha salido adelante con la frente en alto.

¿Cómo fue el proceso para tener tu prótesis?

Mi mamá me llevó al Hospital Shriners cuando tenía un par de meses, pero le dijeron que regresara cuando estuviera más grande y adquiriera conciencia de cómo usar una prótesis. Volví a los cuatro años y me la dieron. Recuerdo que tuve que tomar terapia ocupacional por un tiempo para aprender cómo usarla; sin embargo, me adapté muy rápido a ella y desde ese momento se volvió parte de mí.

¿De qué forma descubriste tu pasión por el violín?

Fue gracias a mi hermano, pues él toca el piano y me gustaba cómo sonaban las melodías. Un día tuvo un concierto, le presté mucha atención al violín y de inmediato me atrapó cómo se producía el sonido y el movimiento del arco. Entonces, decidí que quería tocarlo y se lo comuniqué a mi mamá. Realmente no sabíamos cómo ni dónde estudiaría, pero sabía que podía lograrlo.

A los 11 años me inscribí a una convocatoria en la Escuela de Iniciación Artística de Bellas Artes, ubicada en la alcaldía Gustavo A. Madero, y ahí estudié durante tres años continuos. Me he presentado en el auditorio de la misma escuela y también en el Museo Diego Rivera.

¿Cómo fue la adaptación para que pudieras aprender a tocarlo?

Cambiaron la caja musical del violín y las cuerdas del lado contrario del instrumento, labor que realizó un gran laudero de la Facultad de Música de la UNAM. Después de diferentes ideas, distintos ortesistas y terapeutas del Hospital Shriners adaptaron un pequeño arco de metal donde colocaron un socket para después amoldarlo a mi muñón.

¿Qué sientes al tocar este instrumento?

Me da mucha paz, me gusta expresar mis sentimientos sin importar si estoy triste o feliz. Solo trato de disfrutar ese momento.

Debido a tu condición, ¿has sufrido bullying? De ser así, ¿cómo lo has enfrentado?

Sí, muchas veces. Creo que se burlan al verme extraña con una prótesis. Mi mamá y mi hermano siempre me apoyan para enfrentarlo y resolverlo. Incluso, mis maestros y algunos psicólogos con los que he ido me ayudan a verlo de la mejor manera. Antes me sentía mal cuando pasaba, pero ahora ya no tanto porque sé que el problema no es mío sino de ellos por hacer burlas.

¿Cuál es el mayor reto de tocar el violín con una prótesis?

Adaptarse a la movilidad del arco porque está fijo al socket y las notas muy altas o muy bajas o que van rápido son un poco más difíciles de tocar, pero con práctica en cada una llego a lograrlo. A través de la música quisiera expresar a todos que si tienes un sueño, no pares hasta conseguirlo, y no permitas que nada te limite. 

¿Crees que la música pueda contribuir a construir un mundo más inclusivo?

Sí, porque facilita la comunicación y la expresión favorece el contacto y las relaciones con nuestro entorno. 

¿Cuál es tu mayor sueño?

Me gustaría terminar de aprender a tocar el violín y poder interpretar mil piezas distintas sin importar su dificultad. También quiero ser una gran arquitecta y que todos los diseños que elabore puedan estar alrededor del mundo. 

¿Encuentras algún vínculo entre la música y la arquitectura?

Para mí son muy parecidas porque en las dos disciplinas debe existir una estructura exacta: en la música son las notas y así suena una buena melodía; de lo contrario, se escucharía desafinada, mientras que en la arquitectura es importante que todas las medidas y los materiales sean precisos para construir una buena casa o edificio.

Puedes leer más historias como está en la página de Yo También.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.