El curioso experimento para saber cómo se trasmite el COVID en eventos masivos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El curioso experimento de Alemania para estudiar cómo se trasmite el COVID en eventos masivos

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.
22 de agosto, 2020
Comparte

Los amantes de la música y los eventos masivos en Alemania tuvieron un raro privilegio en tiempos de coronavirus: participar en tres conciertos seguidos este fin de semana, previstos para miles de personas.

No se trata de que la situación con la covid-19 haya mejorado en la nación europea o que las restricciones se hayan aflojado.

De hecho, según el Instituto Robert Koch, durante las últimas 24 horas se registraron más de 2.000 casos allí, lo que eleva el número total de casos a 232.082.

Sin embargo, las autoridades de la ciudad de Leipzig organizaron tres recitales de música pop este sábado.

¿El objetivo? Que los científicos puedan investigar los riesgos de tales eventos masivos en espacios interiores durante la pandemia.

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.

Las autoridades alemanas no informaron de momento cuántas personas se presentaron como voluntarias.

Una ronda de conciertos

Según la Universidad de Halle, la investigación, llamada Restart-19, busca estudiar “las condiciones en las que tales eventos pueden llevarse a cabo a pesar de la pandemia”.

Para ello, los científicos diseñaron tres escenarios diferentes para cada uno de los tres conciertos que se celebraron en el Quarterback Immobilien Arena de Leipzig.

La meta del primero es simular las condiciones de un evento antes de la pandemia; el segundo, un concierto con mayor higiene y cierto distanciamiento social; y el tercero con la mitad de los asistentes y con cada persona a 1,5 m de distancia.

Cada escenario organizado incluye llegadas y salidas del estadio y actuaciones de Bendzko “para representar el comportamiento de los espectadores de la forma más realista posible”.

Participants watch a performance during the study

Getty Images
Each of the three events had different levels of social distancing

Antes del evento, a todos los participantes se les hace la prueba de covid-19 y se les dan mascarillas faciales y dispositivos de rastreo para medir su distancia.

La prensa alemana indica los investigadores utilizarán además desinfectantes fluorescentes para rastrear qué superficies tocan más los miembros de la audiencia.

Detrás del proyecto

Para su realización, el proyecto recibió una financiación de US$1.17 millones de los estados de Sajonia-Anhalt y Sajonia.

Los expertos creen que sus resultados pueden ayudar a allanar el camino para la reanudación de importantes eventos deportivos y musicales bajo techo mediante la determinación de niveles realistas de riesgo.

“La pandemia de coronavirus está paralizando la industria de los eventos”, dijo antes del evento el ministro de Economía y Ciencia de Sajonia-Anhalt, Armin Willingmann.

Concert-goers wore protective face masks for the study, in Leipzig, on 22 August 2020

Getty Images
Los asistentes debían utilizar mascarillas faciales.

“Mientras exista riesgo de infección, no se pueden realizar grandes conciertos, ferias y eventos deportivos. Por eso es tan importante averiguar qué condiciones técnicas y organizativas pueden minimizar eficazmente los riesgos”, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sQxT-oKkuko

https://www.youtube.com/watch?v=WBlUC1mCPRs&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Facebook: Victoria Esperanza Salazar

Localizan a Francela Yaritza, hija de Victoria, mujer asesinada por policías en Tulum

La Fiscalía del estado había activado la Alerta Amber para localizar a la hija mayor de Victoria.
Facebook: Victoria Esperanza Salazar
31 de marzo, 2021
Comparte

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, informó que Francela Yaritza Salazar Arriaza, hija mayor de Victoria Esperanza Salazar Arriaza, mujer salvadoreña asesinada por policías de Tulum, Quintana Roo, ya fue localizada.

El mandatario escribió en su cuenta de Twitter que la joven de 16 años está físicamente bien y está en custodia de la Fiscalía de Quintana Roo.

Por su parte, la Fiscalía del estado detalló que la menor se presentó voluntariamente a las oficinas del Ministerio Público y ya está recibiendo asistencia especializada.

Lee: Detienen a la expareja de Victoria, mujer asesinada por policías en Tulum

La Fiscalía había activado la Alerta Amber para localizar a la hija mayor de Victoria, pues se desconocía su paradero.

Una de las hijas menores de Victoria ya permanece bajo el cuidado de las autoridades.

Ayer, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, dio a conocer la detención de la expareja de Victoria por la violencia de género que presuntamente ejercía sobre ella.

Te puede interesar: Refugiada por motivos de género y con dos hijas menores: así era Victoria, la mujer asesinada por policías en Tulum

“Se pudo detener a la pareja de esta señora, que generaba o tenía abuso sobre ella y sobre alguna de las hijas”, comentó el gobernador en un enlace.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijo en Twitter que la mujer, Victoria Esperanza Salazar, había denunciado a su pareja hace semanas y que llevó a su hija a un albergue para protegerla de su agresor.

“Lastimosamente no actuaron hasta ahora, que ya asesinaron a Victoria y que se le está dando seguimiento al caso”, dijo.

Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de 36 años, salió de Sonsonate, El Salvador, buscando protección en 2016. Con ella iban sus hijas, que entonces tenían 11 y 10 años, respectivamente.

Las tres llegaron a Tapachula, Chiapas, donde solicitaron asilo ante la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) el 4 de septiembre de 2017, un año después de abandonar su país. Los trámites se alargaron dos meses y medio y el 17 de noviembre de ese mismo año, la mujer se convirtió en refugiada por motivos de género.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.