Miami: 'edificio se estaba hundiendo pero eso solo no explica su colapso'
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Miami: "edificio que colapsó se estaba hundiendo hacía décadas, pero eso solo no explica el derrumbe"

Según explica a BBC Mundo Shimon Wdowinski, el edificio fue el único lugar en el lado este de la isla que hace de barrera frente a la costa de Florida donde se detectó un hundimiento de la tierra entre 1993 y 1999.
26 de junio, 2021
Comparte

Miami se debate entre el desconcierto, el dolor y la incredulidad.

El Champlain Towers South, un edificio de 100 apartamentos junto a la playa, colapsó el jueves en la madrugada, lo que ha generado una de las mayores operaciones de rescate y salvamento en la historia reciente del condado de Miami-Dade.

Mientras familiares de más de un centenar de personas aún esperan noticias de los suyos y otros viven el duelo por las pérdidas, muchos también se preguntan cómo se explica que la construcción de 12 plantas se desplomara.

Las autoridades insisten que es muy pronto para determinar las causas y que tomará meses llegar a conclusiones.

La mayoría de los expertos, sin embargo, apunta a una conjunción de factores, que podrían ir desde problemas estructurales en el edificio (que acababa de cumplir 40 años) a posibles socavones hasta construcciones en la zona o factores asociados al cambio climático.

Tras el derrumbe, medios locales se hicieron eco de un estudio realizado en 2020 por la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en inglés) en el que el geólogo Shimon Wdowinski detectó un hundimiento de hasta 2 milímetros (mm) por año en el área donde se encuentra el Champlain Towers South.

Según explica Wdowinski, el edificio fue el único lugar en la zona donde se detectó este fenómeno entre 1993 y 1999, periodo en que se basó el estudio.

Sin embargo, el experto aclara que esto por sí solo no explica la tragedia de la madrugada del jueves.

En BBC Mundo conversamos con Wdowinski para conocer más sobre su estudio, lo que puede implicar para otras zonas afectadas por hundimientos y para el futuro de Miami.


¿Por qué estudió esta área del edificio que colapsó?

El estudio que hicimos buscaba determinar los niveles de hundimiento como parte de una investigación sobre el impacto y los costos de las inundaciones costeras por el cambio climático.

Estudiamos toda la isla de Miami Beach durante un período de seis años (1993-1999) y lo usamos para detectar movimientos en estas comunidades que sufren el impacto de las inundaciones.

Shimon Wdowinski

FIU
Shimon Wdowinski es experto en geodesia espacial, peligros naturales y aumento del nivel del mar.

Entonces el propósito era ver cuánto impactan los hundimientos, cómo contribuyen a las inundaciones e identificar las áreas donde son más frecuentes.

¿Qué encontraron en particular sobre el Champlain Towers South?

El estudio no se centró en ese edificio en particular, pero el Champlain sobresalió como uno de los lugares que mostraba más hundimiento, de aproximadamente dos milímetros al año.

Esto no es mucho, pero no sabemos qué pasó después de 1999, a qué nivel se siguió hundiendo, si se siguió hundiendo, y cómo esto pudo haber afectado sus cimientos y estructura.

En algunos lugares como la Ciudad de México, el nivel de hundimiento del suelo es mucho mayor que el que ustedes detectaron en esa área. Sin embargo, hay construcciones, desde mansiones coloniales hasta catedrales, que tienen más de tres siglos y siguen en pie. ¿Cómo entonces este hundimiento pueda haber contribuido al derrumbe?

No es tan común que los edificios donde se da una subsidencia se derrumben. De hecho, es muy inusual.

Lo que sugerimos con el estudio es que el movimiento del edificio no comenzó justo antes del colapso.

mexico

Getty Images
Algunos edificios de México se han inclinado por el hundimiento del suelo.

Hubo algunos procesos que afectaron la estructura por un largo período de tiempo. Y tal vez se llegó a un punto en el que la estructura no pudo sostener la carga y colapsó. Pero este es un problema estructural. No son cosas que yo estudio.

Lo que sí sabemos es que el edificio que se desplomó en Miami se estaba hundiendo desde hacía décadas, pero eso solo no explica el derrumbe.

Tras el colapso, y también al conocerse los resultados de su investigación sobre el hundimiento, muchas personas que viven en Miami se preguntan si otros edificios cercanos también podrían estar en peligro.

Mirando el mapa que publicamos en nuestra investigación, hay otros puntos que aparecen como de riesgo de hundimiento, pero no en ese lugar. Ese era un punto muy localizado.

También quiero recordar que con esta investigación estamos hablando de algo que ocurrió hace 20 o 30 años. No contamos con datos para saber qué ha pasado después.

edificio

Getty Images

Sin embargo, yo diría que lo que vimos aquí fue un movimiento muy peculiar en ese edificio que no vimos en otros.

Hablemos un poco de las tecnologías que utilizó, ¿cómo se puede detectar que un edificio se está hundiendo?

Contamos con una tecnología que se llama radar interferométrico de apertura sintética (o InSAR) que se basa en un radar que envía señales desde el espacio que luego se comparan con otras observaciones que el satélite toma desde el mismo lugar en el espacio.

Se envían señales que impactan el suelo, árboles o edificios, cualquier objeto en la superficie y luego algunas de las señales regresan al satélite.

familia

AFP
Decenas de personas todavía esperan noticias de sus familiares.

Así puedes detectar pequeños movimientos del orden de centímetros y milímetros. Es así como se pueden identificar edificios que estén experimentando subsidencia y que en el futuro pueden verse comprometidos.

Pero ¿de qué forma podría verse comprometido por estos pequeños hundimientos? Si volvemos al ejemplo de México, el nivel de hundimiento de la capital es de varios centímetros al año y solo hemos visto caerse edificios así durante los terremotos.

Es sorprendente que Ciudad de México se hunda a ese ritmo y todavía millones de personas vivan allí.

Sus ingenieros están acostumbrados a eso y están construyendo edificios que responden a esas circunstancias. Deben asegurarse de que el edificio no esté construido en bases suficientemente fuertes para que se pueda hundir junto con la superficie.

Sin embargo, pasa que algunas de las líneas del metro se construyeron con una base muy sólida y eso se está volviendo un problema. Tenemos otro estudio que ahora está en revisión sobre el sistema de metro y cómo algunas de las líneas de Ciudad de México están en condiciones muy críticas debido al hundimiento.

De hecho, la línea que colapsó el mes pasado estaba entre unos de los lugares que detectamos como los más peligrosos del sistema del metro de la ciudad. Desafortunadamente, no pudo ser publicado antes de que ocurriera ese accidente.

edificio

AFP

Sin embargo, el artículo donde alertaba sobre el hundimiento del edificio de Surfside sí fue publicado antes de que colapsara. ¿Hubo alguna reacción de las autoridades tras su estudio? ¿Se tomó alguna medida o se hizo otro tipo de investigación para determinar el impacto o el peligro del hundimiento detectado?

La investigación que hicimos trataba sobre el peligro de las inundaciones costeras. Entonces, el enfoque de ese estudio era comprender cuánto contribuía el hundimiento de la tierra a la inundación.

Así fue cómo lo presentamos y cómo lo discutimos en foros científicos.

Es ahora, tras el accidente, que el estudio ha cobrado esa otra dimensión que no fue la que originalmente nos propusimos.

Pero sí creemos que la tecnología que utilizamos podría servir para detectar situaciones similares.

Miami Beach es una de las zonas más afectadas por este problema, según su estudio ¿por qué pasa eso en una isla que esuna de las zonas más caras del sur de Florida?

Miami Beach está construida sobre una isla-barrera que es tierra natural. La parte este de la ciudad, que es una elevación más alta, está construida sobre rocas de piedra caliza.

La parte occidental de la ciudad está construida sobre humedales recuperados. Es decir, cuando la ciudad se expandió, arrasaron con el manglar. Pusieron tierra y construyeron otros barrios allí.

Antes y después del edificio colapsado en Miami Beach.

BBC

Entonces, esta parte de la ciudad no se asienta sobre rocas muy fuertes y es por eso que tenemos cada vez más hundimientos e inundaciones en la parte occidental de la ciudad.

Además, está el hecho de que esa área donde se encuentran Surfside, Miami Beach y otras comunidades están en una elevación muy baja y la piedra caliza es muy porosa.

Eso significa que no podemos usar el modelo de Países Bajos, donde levantan diques, porque el agua puede venir de abajo.

Es necesario diseñar otras estructuras, como barreras, estaciones de bombeo y sistemas de drenaje.

¿Qué podría pasar en los próximos años con el cambio climático, la subida del nivel del mar y la situación de hundimiento en esa zona?

Esa es la razón por la que hicimos el estudio, porque estamos preocupados por la ciudad y otras comunidades en Florida y a lo largo de la costa atlántica.

Ahora enfrentamos lo que llaman la situación intermedia, en la que se prevé que vaya aumentando el nivel del mar al ritmo actual durante los próximos 20 o 30 años.

A largo plazo, depende de la rapidez con que suba el nivel.

Todo depende de cómo la gente responda al llamado para reducir la cantidad de emisiones de carbono.

Tenemos diferentes escenarios sobre cómo impactará el cambio climático y el derretimiento que vendrá de las regiones polares, pero casi todos implican una amenaza muy grande tanto para Miami Beach como para muchas otras comunidades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3gwP5X5szQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

"Le prometimos y no le cumplimos": Guerrerenses ‘castigan’ al PRI y PRD y ven en Morena un cambio

En Guerrero, en la elección del pasado domingo, hubo zonas en las que el PRI y el PRD, partidos enquistado durante décadas en cacicazgos regionales, no tuvieron un solo voto.
AFP
9 de junio, 2021
Comparte

“A mí del PRI me ofrecieron 800 pesos; los agarré, pero ni siquiera fui a votar. Ahora sí que al PRI le estamos devolviendo lo que siempre nos hizo: le prometimos y no le cumplimos”, dice Raúl Ramírez, habitante de Acapulco, divirtiéndose con el ingenioso ejemplo que acaba de poner.

En Guerrero, en la elección del pasado domingo, hubo zonas en las que el PRI y el PRD, partidos enquistado durante décadas en cacicazgos regionales, no tuvieron un solo voto. Por ejemplo, en la sección 1759 de Cochoapa el Grande, en la región de la Montaña, Morena obtuvo 323 sufragios en una casilla para la elección de gubernatura, contra cero del PRI y el PRD, que se aliaron en este proceso electoral, y cero del PAN, aunque este último partido nunca logró extender su presencia en el estado.

Te puede interesar: Coalición PRI-PRD buscará recuento de votos en Guerrero; acusa irregularidades en PREP

Morena arrebató al tricolor y el sol azteca alcaldías importantes, como Chilpancingo, la capital del estado, y Tixtla, donde gobernaba el PRD, lo mismo que Olinalá y Atoyac, que ahora son expriistas. Al revés, Morena perdió ante al tricolor los ayuntamientos de Iguala y Tlapa, de acuerdo con los informes disponibles del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que reportó la situación de 55 de los 81 municipios guerrerenses (de los restantes, el Instituto Electoral estatal no logró procesar la información, lo que ha propiciado que este martes las dirigencias del PRI y el PRD advirtieran que impugnarán un conteo que calificaron de “manipulado”).

Para los guerrerenses, sin embargo, no se trató de ningún recuento amañado. Al contrario, dicen, la realidad es que ya no querían votar por ninguno de ambos partidos.

“El PRI ya valió verijas; ahora es de oposición, pero ni eso. En todos los partidos hay gente mala, pero si el presidente (de la República) fuera del PRI, ya habría endeudado al país y eso lo tendría que pagar el pueblo. Aquí ese Mario Moreno (el candidato aliancista a la gubernatura, quien quedó segundo en el PREP) siguió diciendo que iban a dar medicinas gratis, que uniformes para los chamacos, lo que el PRI lleva diciendo siempre, nunca dieron nada”, explica el señor Adrián.

Los guerrerenses sostienen que en su estado está en marcha un proceso de cambio, pero les cuesta decir hacia dónde, o desde qué lugar.

Aquí continúa arraigada la práctica de la compra (y la venta) del voto, y la movilización de ciudadanos a las casillas. Según los relatos de los lugareños, el mismo domingo 6 de junio, día de la jornada electoral, atraparon en el Zócalo de Acapulco a una “mapache electoral”, supuestamente priista, con un montón de credenciales de votar y dinero.

“El PRI anduvo comprando los votos, de hecho me ofrecieron dinero, pero no acepté; yo dije: ‘bueno, échenmelo (el dinero)’, pero dijeron que querían ver las cuatro boletas, que tomara foto de cómo voté y de ahí me daban 500 pesos, querían la prueba para que me dieran el dinero, pero les dije que yo así no”, cuenta Octavio Gallardo, vecino de Llano Largo, que trabaja en unos viveros y se declara obradorista desde hace dos décadas.

“Ahí en mi pueblo llanero compraron votos de a 200, 300 y 500 pesos. Yo sí lo habría aceptado, pero al tiempo de votar, el voto es secreto; yo esperaba a que me dieran los 500, pero, como me pedían pruebas, ya no acepté. Nosotros votamos por Morena sin despensas y sin dinero. Es mejor, así nadie te reclama después: ‘oye, ¿qué pasó?, si yo te pagué’”.

Para estar enfilándose hacia un cambio de régimen, hay cosas que siguen muy parecidas a lo que había antes. Aquí, en el Zócalo de Acapulco, bajo un solazo de 32 grados, cerca de la Costera Miguel Alemán, a unos metros del mar, de la brisa caliente que empapa las ropas, Morena organizó un concierto y un mitin el lunes en la tarde –un día después de la jornada electoral– para festejar a su candidata a la gubernatura, Evelyn Salgado, a la que ungió ya como “gobernadora electa”, aun cuando el Instituto Electoral guerrerense continuaba haciendo el conteo preliminar de votos.

Para el acto político, bautizado como “La victoria del pueblo”, fueron contratados grupos musicales –Los Yonics, Mar Azul, Dinastía Magallón–; se regalaron sombreros calentanos, una moda que impuso el padre de la candidata, Félix Salgado Macedonio; hubo animadores en zancos y banderas de México, de Morena y de la otrora priista central sindical CTM; cientos de personas, muchas ya sin cubrebocas, se aglomeraron como si no hubiera algo que temer.

Luego por allá llega la abanderada, Evelyn Salgado Pineda, “La Torita”, pues es la hija del “Toro”, relación de subordinación que, según su padre, va a cambiar a partir de ahora. “Antes era: Evelyn, la hija de Félix; ahora es: el papá de la gobernadora”, dice Salgado Macedonio en el templete. Pero desde ahí él ya se pone a darle instrucciones a su primogénita de 39 años, a la que, dice, permitirá gobernar en solitario porque es muy capaz, porque tiene licenciatura y maestría.

“Evelyn va a sacar un memorándum, al igual que López Obrador, donde va a decir: ningún familiar de Evelyn Salgado Pineda va a quedar en el gobierno, los familiares no van a estar en el gobierno de Evelyn”, instruye él.

El padre también adelanta que sí va a tener injerencia en la administración, pero como mero ciudadano, nada más haciendo recomendaciones, como si fuese un consejero, pero sin cargo.

“Por supuesto que voy a dar mis opiniones como cualquier ciudadano: ‘Evelyn, este cabrón no (lo pongas en el gobierno) porque trae la cola larga’, ‘éste es mañoso’; sí voy a opinar, y ustedes también van a opinar, ‘éste, cuando estuvo en tal parte, se llevó hasta los platos’”, dice.

Lee más: ‘Hay tora’: Así vivió Félix Salgado el virtual triunfo de su hija Evelyn a la gubernatura de Guerrero

Votar por el mismo partido para buscar un cambio

En el templete, flanqueando a Evelyn y a Félix, los dos Salgados, está también Abelina López, que ganó la elección de la alcaldía de Acapulco, donde sucederá a otra morenista, Adela Román.

En este mitin hay vecinos de Acapulco que dicen querer el cambio pero volvieron a votar por Morena, como si olvidaran que este partido ya ha gobernado tres años la ciudad turística más poblada y más rica de todo el estado.

“Vino Santa Clos, le pedí que arreglaran mi calle, no me lo cumplió. Vinieron los Reyes Magos, les pedí que arreglaran mi calle, no me lo cumplieron. Vino Adela Román, le pedí que arreglada mi calle… ¡y tampoco!”, dice un taxista riéndose.

Constantino Páez, de 73 años, y su esposa Nicolasa Elías, de 64, cuentan que en su colonia, La Cuesta, el municipio morenista les sigue cobrando el agua potable, aunque normalmente ni les llega el servicio.

“Luego no tenemos agua ahí, tenemos los tubos y no nos la echan, años y no pasa nada, llegan y llegan los recibos ¿y cómo vamos a pagar si no nos la echan? Queremos ver si hay un cambio ahora con el nuevo gobierno, ahora que ganó ella (Evelyn), a ver si nos ayudan”, dice Nicolasa. Su esposo añade:

“Se ve que va a hacer algo bueno, esperemos; ahora a ver si lo hace; a ver cómo nos responde, ahora que va a estar ella. Porque sabemos que todos los que entran quieren el voto y prometen y prometen, y es lo mismo, ahora hay que ver con ella”.

No sólo en el templete se desarrolla una escena de padres e hijos. Aquí abajo está Esaú, un transportista de 54 años, que trajo a su hijo de 7, a quien carga en sus hombros y que lleva en la mano una bandera de México. Dice que lo trae a estos eventos “para que aprenda que la democracia hay que defenderla”. También lo llevó el domingo cuando él fue a emitir su voto.

“Le enseñé que debe defender su derecho al voto y votar por la gente que debe de votar”, explica.

Esaú dice recordar otra época, que suena a lejana, en la que el PRI y el PRD coaccionaban a su gremio de transportistas para que apoyaran a sus candidatos. En esta elección, cuenta, los querían obligar a votar por el candidato de la alianza a la alcaldía de Acapulco, Ricardo Taja.

“Nos amenazaban con chicos malos, que votáramos por él, pero no nos amedrentaron y votamos por Morena. No puedo explicarle más, pero hubo amenazas, nos querían dar mil pesos para votar por él, y siempre nos acarreaban de manera intimidatoria, teníamos que ir con él a fuerzas, pero sabíamos que teníamos que votar por Morena”, cuenta Esaú delante de su hijo, como dándole una lección. De pronto el padre añade, viéndolo con una mirada de orgullo:

“Me siento contento de que mi hijo está chico, pero él dice que es de Morena, aunque tiene 7 años”. Y, mientras en el templete un padre le marca la pauta a su hija, este otro padre le pregunta al suyo, anticipándose 11 años:

—¿Por quién votarías, el PRI o Morena?

—Yo no voto por esos, de grande no sé si quiera votar —le dice el niño de segundo grado de primaria.

—¿No sabes? —insiste el padre.

—No. Estoy pequeño.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.