Qué es la dexametasona y qué pruebas y limitaciones tiene ante el COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Qué es la dexametasona y qué pruebas y limitaciones tiene contra el COVID

Investigadores en Reino Unido han demostrado que la dexametasona puede ayudar a prevenir la muerte de pacientes graves de COVID-19. La ventaja para todo el mundo es que es un fármaco barato y de fácil acceso.
Getty Images
16 de junio, 2020
Comparte

Un medicamento barato y de amplia disponibilidad en el mundo se ha convertido en una esperanza para el tratamiento de pacientes graves de COVID-19.

Se trata de la dexametasona, un fármaco esteroide que al ser suministrado en dosis bajas ha demostrado ser uno de los mejores avances en la lucha contra el virus, dicen los expertos de Reino Unido que lo probaron

El medicamento es parte de la prueba más grande del mundo de tratamientos farmacológicos que ya existen y que trata de averiguar si pueden funcionar para el coronavirus.

En el caso de la dexametasona, disminuyó en un tercio el riesgo de muerte en pacientes graves que ya estaban conectados a respiradores artificiales.

Y en los enfermos que necesitaban oxígeno, el riesgo de muerte se redujo en una quinta parte.

Una dosis de dexametasona

Reuters
La dexametasona es un fármaco esteroide.

En Reino Unido, donde han muerto más de 42.000 personas hasta este martes, se podrían haber salvado hasta 5.000 vidas con este medicamento si se hubiera aplicado desde el inicio de la pandemia, dicen los investigadores.

Y el potencial benéfico puede ser mayor en los países más pobres que tienen un alto número de pacientes de COVID-19.

¿Para quién funcionaría?

La dexametasona ya se usa para reducir la inflamación en una variedad de otras afecciones.

En las pruebas sobre el COVID-19, ha ayudado a detener parte del daño que puede ocurrir cuando el sistema inmunitario del cuerpo se sobrecarga mientras trata de combatir el coronavirus.

Esa reacción del cuerpo al virus, que genera una tormenta de citoquinas, puede ser mortal.

Un respirador artificial

Sofya Sandurskaya/Moscow News Agency(Reuters
La dexamesatona ayuda a pacientes graves, como los que están conectados a respiradores.

Casi 19 de cada 20 pacientes con COVID-19 en Reino Unido se recuperan de la enfermedad sin ser hospitalizados. De los que ingresan, la mayoría también se recupera, pero algunos pueden necesitar oxígeno o ventilación mecánica.

Y estos son los pacientes de alto riesgo para los que la dexametasona ha sido efectiva.

En la prueba, dirigida por un equipo de la Universidad de Oxford, se administró dexametasona a unos 2.000 pacientes hospitalizados y se comparó con 4.000 que no recibieron el tratamiento.

Para los pacientes con necesidad de respiración artificial, el riesgo de muerte pasó de 40% a 28%. Para los pacientes que necesitan oxígeno, redujo el riesgo de muerte del 25% al 20%.

“Este es el único medicamento hasta ahora que se ha demostrado que reduce la mortalidad y la reduce significativamente. Es un gran avance”, dijo el investigador en jefe del estudio, Peter Horby.

Una caja de dexametasona

Getty Images
No es recomendable el consumo de dexametasona sin control médico.

El director de las pruebas, Martin Landray, dijo que “hay un beneficio claro, muy claro” y explicó que los resultados sugieren que se podría salvar una vida en:

  • cada ocho pacientes con respirador artificial
  • cada 20-25 tratados con oxígeno

“El tratamiento es de hasta 10 días con dexametasona y cuesta alrededor de £5 (US$6,80) por paciente. Así que esencialmente cuesta 44 dólares salvar una vida“, señaló.

Además destacó que la dexametasona “es un medicamento que está disponible a nivel mundial“.

Landray sugirió que los pacientes hospitalizados podrían comenzar a recibir el tratamiento sin demora.

Pero no es recomendable para el público en general ir a comprarlo a las farmacias para llevárselo a casa ni consumirlo ahí.

La dexametasona no ha mostrado beneficio para los pacientes con síntomas leves de COVID-19, los cuales no necesitan apoyo mecánico o suplementario para su respiración.

Una prueba de laboratorio

Reuters
Investigadores en Reino Unido han probado los medicamentos ya existentes y cómo actúan contra el COVID-19.

El ensayo The Recovery Trial, que se ha llevado a cabo desde marzo, también analizó el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina, el cual fue descartado porque aumenta las muertes y los problemas cardíacos.

Mientras tanto, el medicamento antiviral remdesivir, que parece acortar el tiempo de recuperación para las personas con coronavirus, ya ha sido distribuido entre los servicios de salud.


Análisis de Fergus Walsh, corresponsal de Salud de la BBC

El primer fármaco probado para reducir las muertes por covid-19 no es un medicamento nuevo ni costoso, sino un esteroide antiguo y barato.

Eso es algo para celebrar, pues significa que los pacientes de todo el mundo podrían beneficiarse de inmediato.

Y es por eso que los resultados de este ensayo han sido publicados rápidamente, porque las implicaciones son muy grandes a nivel mundial.

La dexametasona se ha utilizado desde principios de la década de 1960 para tratar una amplia gama de afecciones, como la artritis reumatoide y el asma.

La mitad de los pacientes de coivd-19 que requieren un respirador no sobreviven, por lo que reducir ese riesgo en un tercio tendría un gran impacto.

El medicamento se administra por vía intravenosa en cuidados intensivos y en forma de tabletas para pacientes con enfermedades menos graves.

Hasta ahora, el único otro fármaco comprobado que beneficia a los pacientes de coronavirus es remdesivir, que se ha utilizado para el ébola.

Se ha demostrado que reduce la duración de los síntomas del coronavirus de 15 a 11 días.

Pero la evidencia no fue lo suficientemente fuerte como para mostrar si redujo la mortalidad.

A diferencia de la dexametasona, remdesivir es un medicamento nuevo con suministros limitados y aún no se ha anunciado un precio.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=dDHHLysaCHg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Conacyt ignoró opinión de su área jurídica para nombramiento de Gertz como investigador SNI

La Unidad de Asuntos Jurídicos del Conacyt señaló que para ingresar al SNI en nivel II y III era obligatorio que el postulante hubiera dirigido tesis de posgrado, requisito que Gertz Manero no cumplía.
Cuartoscuro
14 de junio, 2021
Comparte

La resolución del Conapred que señaló “discriminación” y pidió “reparación de daño” al fiscal Alejandro Gertz Manero por rechazar su ingreso al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) durante 11 años fue la razón por la que el Conacyt, según informó, reconoció al funcionario como “investigador” nivel III. Sin embargo, la resolución del caso ignoró la opinión de su área jurídica respecto a los requisitos indispensables que debían cumplir los postulantes. 

Animal Político obtuvo el oficio I1000/235/2020 en el que la Unidad de Asuntos Jurídicos del Conacyt señaló que para ingresar al SNI en nivel II y III era obligatorio que el postulante hubiera dirigido tesis de posgrado, requisito que Gertz Manero no cumplía y que se encontraba entre las razones por las que le negaron el ingreso al SNI desde 2010 cuando lo solicitó por primera vez.

En dicho documento del 29 de septiembre de 2020, el director de Consulta y estudios normativos del Conacyt, José Antonio Ruiz Martínez, explica que respondía al memorándum en el que le consultaban si “investigadores en proceso de evaluación, nuevo ingreso o reingreso deben cumplir o no con la dirección de tesis de posgrado como requisito para continuar y/o obtener el nombramiento de investigador nivel II y III”. 

Ruiz Martínez citó el artículo 48 del reglamento del SNI en el que se detallan los requisitos y, por lo tanto, escribió, “no existe lagunas o hechos sobre los cuales haya duda con la aplicación de la normativa”, pues “para recibir la distinción de investigador nivel II y III, además de cumplir con lo establecido en el citado reglamento, el solicitante deberá demostrar haber dirigido tesis de posgrado”. 

Sin embargo, la “Comisión Especial Dictaminadora”, conformada exclusivamente para este caso, resolvió que este requisito no era indispensable, lo que permitió que el fiscal Gertz Manero obtuviera el nombramiento de investigador nivel III en el SNI, el sistema de reconocimiento curricular y económico destinado a los investigadores más prolíficos del país que aprueban procesos rigurosos de evaluación.

Su nombramiento ocurrió después de 11 años de litigio en tribunales y luego de una resolución a una queja que interpuso ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), en la cual determinó el 28 de agosto de 2020 un “trato diferenciado” y pidió al Conacyt evaluarlo nuevamente y revisar los reglamentos para evitar posibles actos de discriminación. 

La directora del Conacyt, Elena Álvarez-Buylla aceptó la recomendación por lo que se creó una “Comisión Especial Dictaminadora” –sin estar contemplada en el reglamento– para analizar el caso de Gertz Manero por quinta ocasión, aunque los investigadores que evaluaron su obra confirmaron el rechazo en cuatro ocasiones debido a que tenía una “insuficiente producción científica” y “no demostró una productividad para la generación y transmisión de nuevos conocimientos”.

Dicha comisión hizo un análisis jurídico ex profeso y bajo un criterio “pro persona”, es decir, privilegiar las normas que beneficien al quejoso, por el cual determinó interpretar entre dos de los artículos del reglamento del SNI que el requisito de dirigir tesis no debía tomarse como obligatorio, sino como uno posible. 

Aunque el artículo 37 del reglamento del SNI preveía que quien aspirara a ingresar al sistema debía tener “formación de comunidad científica” mediante la dirección de “tesis de licenciatura o posgrado terminadas; y/o formación de grupos de investigadores y de grupos de investigación; y/o impartición de cursos de licenciatura y posgrado”. 

Te puede interesar: Por incumplir requisitos, Conacyt negó 11 años a Gertz Manero ingresar al SNI; gestión de Buylla lo concede

La clave estuvo en la interpretación del “y/o”, pues, según la Comisión Especial Dictaminadora, presidida por Ernesto Villanueva, no era obligatorio cumplir con todos pues “puede ser una u otra. Acaso el ‘y‘ deba interpretarse como deseablemente las tres, pero basta y sobra con una de ellas por el ‘o‘. Una interpretación a la luz del principio pro persona debe interpretar la norma como mejor le beneficie al justiciable”. 

En este caso, Gertz Manero ha sido docente, pero en la última evaluación que hizo el Conacyt en 2015, advierte que presentó “35 cursos de docencia, de los cuales 24 son de licenciatura y 10 de maestría; cabe señalar que dichos programas de licenciatura y de posgrado no se encuentran en el padrón de CIES, SEP ni del padrón de excelencia del Conacyt. Sólo uno de ellos en el periodo reciente “Prácticas procesales penal III” y no dirigió ninguna tesis”, dice el expediente obtenido por Animal Político

Por lo tanto, el solicitante “no demostró una productividad integral dentro de las actividades que definen el quehacer científico y tecnológico, orientado a la generación, aplicación y transmisión de nuevos conocimientos”, y “no se acredita que el solicitante realice habitual y sistemáticamente actividades de investigación científica”, consideró el Conacyt en su última evaluación realizada en 2015. 

El Conacyt y la discriminación 

Este sábado, el Conacyt difundió un comunicado de presa donde explica que otorgó el nombramiento a Gertz Manero luego de acatar la resolución del Conapred en la que mandataba la reparación de daño, por la “discriminación” cometida en su contra. 

“El Conacyt atendió la resolución del Conapred y eliminó del Reglamento del SNI todas aquellas categorías que propiciaban desigualdad y discriminación. Esto se ve reflejado en la reforma del Reglamento del SNI vigente, publicada en el DOF el pasado 20 de abril, donde se establece claramente que las Comisiones Evaluadoras tienen la obligación de observar el principio de igualdad y no discriminación”.

Sin embargo, el reglamento al que se refiere el Conacyt entró en vigor el 20 de abril de 2021, un día antes de que la “Comisión Especial Dictaminadora” resolviera que Gertz ingresaría al SNI en el nivel más alto. 

Animal Político ha buscado la postura del Conacyt desde el jueves a través de Cristina Pouliot, coordinadora de Proyectos, Comunicación e Información Estratégica; entrevista con la titular, Elena Álvarez-Buylla, a través de la subdirectora de Gestión, Sandra Arcos, pero hasta este domingo, en ningún caso han respondido las llamadas telefónicas, chats ni correo. 

En tanto, el Conapred también emitió un comunicado el viernes por la tarde en el que se deslindó del nombramiento de Gertz como investigador, pues “correspondió estrictamente al Conacyt evaluar si se cumplía con los requisitos con total libertad e independencia y emitir una resolución”.

“En ningún sentido la resolución ordenó que el C. Alejandro “N” ingresara al Sistema Nacional de Investigadores (SNI); tampoco decidir si su trayectoria académica cumplía con los méritos para ser parte del SNI”, explicó el Consejo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.