El reactor experimental que podría darle a China el 'santo grial' de la energía nuclear
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El reactor experimental que podría darle a China el 'santo grial' de la energía nuclear

En China un pequeño reactor de tres metros de altura va a ser puesto a prueba. Si funciona, dará a China una gran ventaja en la búsqueda de una energía eficiente y limpia.
30 de septiembre, 2021
Comparte

Lo que está a punto de probar China es pequeño, pero tiene una enorme importancia para el futuro energético de ese país y del mundo.

Cerca de la ciudad de Wuwéi (provincia de Gansu, centro-norte) será puesto en marcha un reactor nuclear de unos tres metros de alto y con capacidad para generar dos megavatios, lo cual es suficiente para alimentar unas 1.000 viviendas.

Generar tan poca energía no parece ser un buen negocio para la inversión de cientos de millones de dólares que ha hecho China en este programa energético.

Pero es el tipo de reacción nuclear y el procesamiento que se pondrá a prueba lo que tiene al borde de la silla a científicos del mundo que esperan ver sus resultados.

“La pregunta de hoy es: ¿están las tecnologías de soporte preparadas para hacer del Reactor de Sal Fundida (RSF) la tecnología de próxima generación?”, dice el ingeniero nuclear Charles Forsberg, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) de EE.UU.

“La prueba china es importante porque es el primer paso para repensar el camino de la energía nuclear: si las cosas han cambiado y ahora hay otra dirección”, explica a BBC Mundo.

Sal fundida y torio

Una de las mejores fuentes para producir electricidad -a pesar de su imagen afectada por accidentes como Chernóbil o Fukushima- ha sido desde su invención la energía nuclear.

Genera más electricidad que otras, casi no emite dióxido de carbono, garantiza un suministro continuo, usa combustibles relativamente accesibles y sus desechos son mucho más controlables que los de otras fuentes.

La mayoría de las centrales nucleares del mundo utilizan el uranio como combustible.

Una planta nuclear

Getty Images
Las plantas de energía termodinámica producen vapor, pero no dióxido de carbono.

Pero lo que están probando en China es un método que, aunque no es nuevo, nunca se había puesto a prueba a una escala tan importante.

Están empleando sal fundida de fluoruro en combinación con torio, el cual es un elemento químico que se encuentra en minerales y que escuatro veces” más abundante en el planetaque el uranio, señala Forsberg.

En un reactor, ambos elementos se combinan para producir una reacción física (fisión) que genera máscalorque la emanada del uranio-235/238 combinado con plutonio del método tradicional.

“Los RSF suministran calor a temperaturas más altas que otros reactores, entre 600 y 700° C. El calor a temperaturas más altas es más valioso“, indica Forsberg.

Diagrama del reactor de sal fundida

BBC

Otra ventaja, según la teoría, es que los desechos radiactivos se pueden eliminar en el mismo proceso, lo que evita que puedan caer en manos equivocadas, como los fabricantes de armas nucleares.

Y ya que este tipo de proceso no requiere agua, como en las plantas nucleares que usan uranio-235, los RFS pueden ser construidos en lugares apartados y así evitar cualquier posible riesgo para la población, como los vistos en Chernóbil o Fukushima.

Todo eso ha hecho que esta sea descrita como el “santo grial” de las fuentes de energía.

Pelets de torio

Getty Images
El torio es cuatro veces más abundante en la tierra que el uranio.

Pero los expertos dicen que todo esto está aún por comprobarse en la prueba china, de ahí que sea tan importante.

“Con la necesidad crítica de reducir las emisiones de carbono y la creciente demanda mundial de electricidad, es urgente comercializar tecnologías avanzadas de reactores”, señala el ingeniero nuclear Everett Redmond, del Instituto de Energía Nuclear de EE.UU., a BBC Mundo.

Para Forsberg, “el reactor de sales fundidas con torio/uranio-233 es el camino no tomado” en la industria eléctrica que usa una fuente nuclear.

“Existen grandes ventajas potenciales en materia de seguridad y gestión de residuos, pero importantes desafíos técnicos”, señala el científico del MIT.

¿Qué es lo que viene?

China reveló en agosto pasado que está por realizar las primeras pruebas en su reactor experimental construido en el desierto del Gobi, en la provincia de Gansu.

El gigante asiático ha invertido unos 3.000 millones de yuanes (US$500 millones) en un programa iniciado en 2011 para investigar el uso de sal fundida y torio/uranio-233.

El reactor construido y operado por el Instituto de Física Aplicada de Shanghái (IFAS) es el primero en intentarlo para un uso comercial: el suministro de electricidad.

Una planta nuclear en construcción en China

Getty Images
China ha construido múltiples plantas de energía, pero la de la provincia de Gansu es única en el mundo.

Otros países ya habían experimentado hace décadas este proceso, pero se quedaron solo en ensayos porque no existía la tecnología necesaria para manejarlo.

No solo requieren que la fisión nuclear funcione bien, sino que el proceso para obtener el calor y transportarlo a una planta termodinámica trabaje adecuadamente. Y que laspruebas de fallassean controlables.

“Muchos de los desafíos del RFS han desaparecido debido a los avances en otros campos durante 50 años”, como la tecnología de bombeo necesaria para este tipo de reactor, la cual ya se usa en plantas solares, explica Forsberg.

Lo que los operadores del IFAS esperan es que todo salga como está planeado para llevar la tecnología a una escala más grande.

¿Por qué es futurista?

La energía que genere el reactor experimental de Wuwéi tendrá una capacidad mínima de 2 megavatios para abastecer un millar de casas.

El plan es que para 2030 sea construido un reactor que genere alrededor de 370 megavatios, una capacidad que daría electricidad a más de 185.000 viviendas.

Al generar una mayor temperatura, cercana a los 700° C., un RSF se vuelve más valioso para la industria eléctrica.

Una planta solar en Gansu

Getty Images
En el mismo desierto de la provincia de Gansu, China ya tiene varios proyectos que buscan sustituir a las energías contaminantes.

“El calor a temperatura más alta da como resultado ciclos de energía más eficientes: una fracción mayor de calor se convierte en más electricidad“, explica el científico del MIT.

Y ya que en teoría su construcción tiene un costo similar a otras centrales nucleares ya existentes, el beneficio aumenta.

“Si dos reactores tienen características de costo idénticas, el reactor que produce temperaturas más altas produce un producto más valioso”, señala Forsberg.

China se aseguraría entonces poseer la tecnología más avanzada, segura y limpia, para la generación de energía del mundo.

No exclusiva, pues Redmond explica que en EE.UU. algunas firmas están también buscando crear reactores de sales fundidas. Pero sí probada.

“Todos los diseños de reactores avanzados tienen un gran potencial, por eso apoyamos y alentamos el desarrollo acelerado, la demostración y el despliegue comercial de tecnologías de reactores avanzados”, dice Redmond.

Aun así, los científicos que están atentos a lo que sucede en China aún tienen sus preguntas, ¿funcionará?

Pero solo hecho de que una idea concebida hace décadas esté por ser puesta a prueba los mantiene con los ojos en el pequeño reactor de Wuwéi.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1rCiZT9naEE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Instagram de Keila Simpson

Migración incomunica y deporta a mujer trans de Brasil que hablaría en un foro en la CDMX; activistas denuncian discriminación 

Autoridades retuvieron a Keila Simpson, una reconocida activista, por considerar que no tenía “perfil de turista”. Organizaciones mexicanas interpusieron quejas por el hecho, pero no fueron atendidas.
Instagram de Keila Simpson
Comparte

Keila Simpson, mujer trans de 55 años originaria de Brasil, era esperada este domingo en la Ciudad de México por los organizadores del Foro Mundial Social, donde hablaría sobre derechos humanos. Sin embargo, agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) la detuvieron a su llegada al Aeropuerto Internacional Benito Juárez, debido a que no pudo mostrar sus comprobantes de vuelo redondo y hospedaje por no tener internet en su teléfono celular. Por esos motivos, la deportaron.

De acuerdo con Jessica Marjane, abogada integrante de Juventudes Trans, la defensora de derechos humanos fue incomunicada por más de 10 horas, pese a la presencia en el lugar de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Aunque los organizadores del evento acudieron al aeropuerto con los documentos para que permitieran su acceso a México, personal de Migración les negó la posibilidad de que recibiera los papeles.

Animal Político solicitó una postura sobre los hechos al INM y a la CNDH, sin que al momento de la publicación dieran respuesta.

Sin medidas cautelares contra la discriminación

Marjane relata que Simpson formaba parte de una delegación de 20 personas provenientes de Brasil que participarían en el Foro Mundial Social, que se celebra en la capital del país desde el 1 y hasta el 6 de mayo. De todas ellas, la mujer trans de rasgos afro fue la única a quien las autoridades migratorias impidieron el acceso, aunque varias de ellas —quienes llegaron a México en distintos vuelos— se encontraban en la misma situación de no contar con documentos impresos ni acceso a internet.

Al no tener noticias de ella, sus compañeros brasileños que ya estaban en México se pusieron en contacto con Marjane, para que como defensora de derechos humanos los auxiliara.

“Puse simultáneamente (queja) en la CNDH y en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), pero me di cuenta que en la página del Conapred —a través de la cual se pueden interponer quejas— no da folio, lo que imposibilitó que Keila accediera a medidas cautelares por parte del organismo”, detalla Marjane.

Hasta el momento, el Conapred no se ha comunicado con Marjane. Por el contrario, ante la urgencia del caso la CNDH se puso en contacto casi de inmediato con la abogada de Juventudes Trans, y un representante del organismo acudió al aeropuerto cuando Keila aún no había sido deportada. 

“La persona que la CNDH encomendó de su personal jurídico para acudir al lugar me informa que hasta ese momento Keila recibió por primera vez información con una persona que le tradujo al portugués. Le informó que no cumplió con el perfil de turista debido a que no pudo descargar de internet su boleto de regreso y el hotel, y por la situación de que no tenía un cambio de nombre en su pasaporte, pero hay que recordar que en Brasil es muy difícil el acceso a este derecho”, señala Marjane.

A su regreso a Brasil, Keila relató que fue entrevistada por personal de Migración que no sabía portugués. Ella no habla español. A pesar de estar en otro país, con miedo, logró responder algunas preguntas a la persona de la CNDH, pero de igual forma fue retornada.

En Brasil, los integrantes de la organización de defensa de derechos humanos en la que colabora Keila le dijeron que durante las horas que estuvo incomunicada y detenida ellos solo tuvieron información a medias: les llamaron desde México, pero el audio era solo una grabación en la que el INM explicaba en español lo que ocurría con el estatus jurídico de la defensora, mismo que no entendieron. Intentaron comunicarse de nuevo a ese número para pedir más datos, pero nadie contestó.

Parámetros discrecionales

Para Marjane, es preocupante que “se viven temas de perfilamiento racial” entre personas migrantes y turistas que visitan México, y reclama que no exista un parámetro público sobre cómo se define quiénes cuentan con “perfil de turista”.

Por lo ocurrido, anuncia que organizaciones civiles de Brasil y de México buscarán que los protocolos de atención a personas transgénero migrantes, turistas y solicitantes de asilo incluyan un trato digno, y que las autoridades implicadas se disculpen con Keila, quien en Brasil es reconocida por su labor de defensa de los derechos humanos.

“Lo que es importante es que el actuar del INM no pase desapercibido, porque sabemos que es una lucha no solo de las personas trans, sino que es importante que el Estado actúe con análisis diferenciado y comparado en las situaciones de personas históricamente vulneradas. Es un asunto de política pública, de derechos humanos”, dijo Marjane.

Sobre la queja que se interpuso ante el Conapred, reclamó que hasta la tarde de este lunes no se ha obtenido respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.