Francia: Agresión de policías reenciende protestas por polémica ley de seguridad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Agresión de policías a músico reenciende protestas en Francia por polémica ley de seguridad

El ataque a un productor de música negro, que fue golpeado por policías de París, ha elevado la indignación en Francia en momentos en que el gobierno promueve una polémica ley de seguridad.
28 de noviembre, 2020
Comparte

Los policías involucrados “han manchado el uniforme de la república”, sentenció este viernes el ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin.

Y es que la golpiza que recibió el productor de música Michel Zecler el pasado 21 de noviembre ha indignado al país luego de que se diera a conocer un video del incidente que tuvo con policías en París.

Un caso que ha reavivado las protestas que se registran en el país por una ley de seguridad que propone el gobierno y que los manifestantes advierten hará invisibles casos de abuso de las fuerzas del orden.

Las imágenes de una cámara de seguridad, difundidas primero por el sitio de noticias Loopsider, muestran a tres agentes pateando y golpeando con porras a Zecler, cuando este entraba a su propio estudio musical.

El productor de Black Gold Studios presuntamente se había cruzado con una patrulla y, al no llevar puesta una mascarilla, trató de entrar rápido a su oficina para evitar ser multado.

Tres agentes lo siguieron e ingresaron al estudio para sacarlo a la calle. Para conseguirlo, hicieron uso de la fuerza, hecho que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dice que es “inaceptable” y “vergonzoso.

Tras pedirles ayuda, artistas que estaban en el estudio consiguieron liberarlo de los agentes y cerrar la puerta, pero los policías reingresaron y lanzaron una granada lacrimógena en el interior.

Zecler asegura que, además de ser golpeado, fue objeto de insultos racistas por ser negro durante los cinco minutos de golpiza que le dejó hematomas en todo el cuerpo, además de necesitar puntos en la cabeza.

Inicialmente había sido acusado de violencia y resistencia al arresto, pero los fiscales desestimaron los cargos y en su lugar abrieron una investigación contra los agentes.

“Me atacaron personas que deberían haberme protegido. No hice nada para merecer esto. Solo quiero que estas tres personas sean castigadas según la ley”, dijo Zecler a la prensa afuera de la jefatura de policía el jueves, a la que llegó con su abogado para presentar una denuncia.

Los tres policías que aparecen en el video han sido suspendidos y están bajo investigación. Fueron interrogados el viernes.

Pero este caso y otros de uso excesivo de la fuerza solo ha reavivado las protestas en el país contra el gobierno de Macron.

Una protesta en París

EPA
Miles de manifestantes tomaron las calles, a pesar de las restricciones de movilidad por la pandemia de covid-19.

La policía lanzó gases lacrimógenos contra los manifestantes que se manifestaban en París este sábado.

Los enfrentamientos comenzaron después de que algunos en la multitud arrojaron piedras y fuegos artificiales a los agentes. Autos fueron incendiados y se levantaron barricadas.

Una protesta en París

Reuters
Hubo algunos disturbios en París durante una marcha multitudinaria.

Macron exigió el viernes una respuesta rápida de sus subalternos para reconstruir la confianza entre la policía y los ciudadanos. Dijo que Francia nunca debería “resignarse a la violencia” o “dejar que prospere el odio o el racismo”.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo estar “profundamente conmocionada” por este “acto intolerable”.

El ojo sobre la policía

El gobierno francés ha emprendido un controvertido proyecto de ley de seguridad, que según los opositores podría socavar la capacidad de los medios para examinar el comportamiento de la policía.

El artículo 24 del proyecto de ley tipifica como delito la publicación de imágenes de policías o soldados en las redes sociales que puedan afectar a los uniformados en su seguridad física y psicológica.

Los críticos de la legislación dicen que sin tales imágenes, ninguno de los incidentes como el de Zecler, o el desalojo de un campamento de migrantes la semana pasada en París, habría salido a la luz.

El gobierno argumenta que el nuevo proyecto de ley no compromete los derechos de los medios de comunicación ni de los ciudadanos comunes a denunciar los abusos policiales.

Una protesta en París

Reuters
Tras las protestas, el artículo 24 del proyecto de ley ha sido enmendado.

Ante las críticas, el gobierno agregó una enmienda, especificando que el artículo 24 “sólo tendrá como objetivo controlar la difusión de imágenes claramente dirigidas a dañar la integridad física o psicológica de un oficial de policía o soldado”.

Las personas declaradas culpables podrían ser castigadas con un año de prisión o con una multa de hasta 45.000 euros (US$53.800).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Eréndira Aquino

"Ni víctimas, ni criminales": Trabajadoras sexuales exigen justicia por feminicidios y reconocimiento de sus derechos

El 60% de las trabajadoras sexuales de la Ciudad de México ha experimentado violencia, ya sea por algún cliente o incluso por las autoridades.
Eréndira Aquino
Comparte

“¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las putas en la cara de la gente!”.

Con este grito de lucha, mujeres, activistas y colectivas marcharon este 2 de junio, desde el metro Revolución al Zócalo capitalino, para exigir justicia por las trabajadoras sexuales que han sido víctimas de feminicidio o han sufrido agresiones mientras realizan su labor.

“Marchamos por nuestros derechos y por las compañeras asesinadas. El gobierno no nos ha dado respuesta, no han agarrado a los asesinos y ya no se puede trabajar así en la calle, la verdad nosotras tenemos mucho miedo”, comentó Sandra, una de las asistentes.

Antes de que el contingente comenzara a avanzar por la avenida Puente de Alvarado, en la que se ejerce trabajo sexual, Sandra tomó un megáfono y, a nombre de las trabajadoras independientes, aclaró que la movilización no era liderada por ninguna asociación, pues dijo, “según nos ayudan, pero solo lucran con nosotras, incluso andan diciendo que por ellas el gobierno nos dio 5 mil pesos de apoyo cada mes durante la pandemia, que daban despensas, pero todo eso es mentira”.

Posteriormente, Midori, integrante de la Alianza Mexicana de Trabajadorxs Sexuales, explicó que la marcha se convocó en conmemoración del Día Internacional de la Trabajadora Sexual, en el que se recuerda a un grupo de 150 mujeres que en 1975 se atrincheraron durante una semana en una iglesia para exigir sus derechos por ejercer esta labor.

“150 mujeres lograron llamar la atención sobre el estigma y la violencia que estaban viviendo, cosa que no ha cambiado, seguimos viviendo los estragos de la discriminación y la violencia institucional que nos niega el acceso a la justicia, a la salud y a la vivienda. Por eso nos juntamos, porque no somos reconocidas como sujetos de derecho”, reclamó. 

Un minuto de silencio por las víctimas

La marcha transcurrió entre consignas como: “Ni víctimas, ni criminales, somos trabajadoras sexuales”, “las vidas de las trabajadoras sexuales importan” y “las putas en la esquina mantenemos a nuestras familias”.

El contingente se trasladó hacia el Antiguo Palacio del Ayuntamiento. Ahí, guardaron un minuto de silencio por las mujeres que han sido asesinadas o agredidas por su trabajo. Los segundos fueron marcados por el golpe de un cucharón contra una sartén.

De acuerdo con Rocío Suárez, del Centro de Apoyo a las Identidades Trans, en los últimos dos meses fueron asesinadas dos trabajadoras sexuales dentro de hoteles de la Ciudad de México; y una más fue víctima de intento de homicidio. Todos los casos ocurrieron en la alcaldía Cuauhtémoc.

La violencia es algo que el 60% de las trabajadoras sexuales ha vivido durante el ejercicio de su profesión, esto de acuerdo con la Segunda Encuesta Trabajo Sexual, Derechos y No Discriminación. 

El documento revela que quienes más ejercen violencia son los clientes y la policía.

Al finalizar el minuto de silencio, Natalia Lane, trabajadora sexual sobreviviente de un intento de transfeminicidio, tomó el megáfono para leer un pliego petitorio que fue firmado por las asistentes y entregado a Jaime Morales, funcionario del gobierno capitalino que salió del Palacio del Ayuntamiento para recibir el documento y se comprometió a llamar a mesas de trabajo para gestionar las exigencias de las manifestantes.

Trabajadores sexuales exigen justicia por feminicidios de sus compañeras. Foto: Eréndira Aquino.

El pliego reúne las exigencias de reconocer el trabajo sexual legalmente como una labor no asalariada, que se garanticen programas de acceso a la salud y de atención a víctimas de procedimientos estéticos negligentes.

Así como facilidades para que las mujeres en situación de calle tramiten sus documentos de identidad.

También pidieron que se establezcan programas de acceso a la educación de trabajadoras sexuales, de capacitación laboral y que haya guarderías para que puedan llevar a sus hijos e hijas.

Trabajadores sexuales, el sostén de familias

Según la Segunda Encuesta Trabajo Sexual, Derechos y No Discriminación elaborada por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred), el 55.3% de las personas que ejercen esta labor en la capital señalaron que optaron por este medio de vida ante la falta de oportunidades laborales.

El 89.9% señaló que ejerce el trabajo sexual por motivos económicos, mientras que el 12% dijo que lo hizo por decisión propia. El 2.3% reconoció que es obligada a prostituirse.

De ellas, el 76% dijo contar con dependientes económicos, principalmente su familia o su pareja.

Actualmente, en la Ciudad de México se han identificado zonas de trabajo sexual en 12 de las 16 alcaldías. La que cuenta con más trabajadoras es Cuauhtémoc (37.7%), seguida de Iztapalapa (29.5%), Benito Juárez (9.7%), Miguel Hidalgo (7.4%), Azcapotzalco (6.9%) y Tláhuac (6.9%).

En la encuesta, algunas señalaron que ejercen el trabajo sexual por discriminación, falta de estudios, que son migrantes o padecen alguna enfermedad. Siete de cada 10 afirmó que estaría dispuesta a dejar de realizar esta actividad; sin embargo, no lo hacen porque en otras labores no ganan lo mismo y no tendrían tiempo para cuidar a sus hijos.

La protesta concluyó luego de que algunas trabajadoras sexuales tomaron el megáfono para contar algunas vivencias que ejemplifican las situaciones de discriminación y desigualdad que experimentan por su labor en las calles y hasta en redes sociales, pero antes de retirarse del Zócalo, las trabajadoras sexuales entonaron juntas su himno:

No somos santas, ni somos cosas,

pero tampoco tan peligrosas.

Somos mujeres de carne y hueso,

tenemos esto, tenemos eso,

tenemos ganas, entre otras cosas,

de mantener nuestra dignidad…

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.