GameStop: los inversores aficionados que se enfrentan a Wall Street
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

GameStop: los inversores aficionados que se enfrentan a Wall Street

Un estudiante, un ingeniero y una enfermera. La BBC habló con algunos de los inversores minoristas afectados por el escándalo de GameStop, quienes aseguran que "los grandes fondos de inversión apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos".
30 de enero, 2021
Comparte

Antes de la pandemia, Alex Patton nunca había pensado en convertirse en un inversor aficionado.

Pero ahora, tras el alza frenética de las acciones de GameStop, una cadena de tiendas de videojuegos, es un veterano de los mercados financieros.

Antes del COVID no sabía nada sobre inversiones“, señaló el ingeniero de ciberseguridad de 28 años que vive en Kingston upon Thames, al suroeste de Londres.

Pero después de que el mercado de valores sufriera una fuerte caída en marzo del año pasado y asestara un golpe a sus ahorros para una pensión, Patton decidió que debería, como él mismo dice, “asumir un papel más activo en la gestión de mi dinero”.

Al tener doble nacionalidad británica y estadounidense, el ingeniero no tuvo problemas para abrir una cuenta con la plataforma estadounidense Robinhood, la corredora de inversiones minoristas en el centro del escándalo de GameStop.

Animado por sus amigos, Patten comenzó a revisar el foro “WallStreetBets” en la red social Reddit.

“Un amigo me dijo: ‘Deberías echarle un vistazo a GameStop’. Y me di cuenta de que algunas personas en Reddit hacen un trabajo realmente impresionante investigando acciones”.

Posición arriesgada

Los principales hedge funds (fondos de cobertura o fondos de inversiones de alto riesgo) habían apostado miles de millones de dólares a que las acciones de GameStop caerían, debido a que su modelo de negocios está basado en ventas físicas que han sido superadas por ventas en línea.

La investigación en Reddit indicó que las posiciones tomadas por los vendedores en corto representaban más del 100% de las acciones existentes de GameStop, señaló Alex.

(En una “venta en corto” se toman prestadas acciones de un corredor por un interés relativamente bajo para venderlas, con la intención de volver a comprarlas una vez que su precio haya caído aún más. La diferencia entre el precio más bajo y el más alto es la ganancia que obtiene el fondo de inversión).

“La gente había realizado investigaciones que mostraban la posición de riesgo en la que se encontraban esos hedge funds o fondos de cobertura. Y pensamos: ‘Podemos aprovechar eso. Esta es una oportunidad'”.

Los inversores aficionados comenzaron a comprar frenéticamente acciones de GameStop e hicieron subir el precio de las acciones en más de un 700% en una semana.

Patton invirtió US$1,000 en acciones de GameStop y obtuvo una ganancia de US$2,000. Pero fue uno de los afortunados que se salió a tiempo.

“La teoría era que a medida que el precio continuaba subiendo, los fondos de inversión que habían vendido en corto se verían obligados a comprar esas acciones a cualquier precio para evitar mayores pérdidas y cerrar sus posiciones en corto”, afirmó.

Pero la actividad atrajo la atención de los reguladores de la bolsa esta semana, y los inversores minoristas se vieron repentinamente excluidos por sus plataformas de negociación, incapaces de seguir comprando acciones de GameStop y de otras empresas.

Los precios cayeron bruscamente, lo que permitió que los fondos se salieran de su apuro.

“Los reguladores asumen que los inversores minoristas no podemos gestionar nuestro riesgo, mientras que los grandes fondos han asumido un riesgo enorme, un riesgo increíble, y simplemente se les permite continuar con sus actividades como de costumbre”, señaló el ingeniero.

Aunque Patton salió económicamente ileso, considera que la intervención de los reguladores fue una injusticia.

Existe una enorme brecha entre la clase media ordinaria, la gente de clase trabajadora, y estos fondos que tienen miles de millones“, señaló. “Otros inversores aficionados están sufriendo mucho más por esto que yo”.

“No es un libre mercado”

Myron Sakkas

MYRON SAKKAS
Myron Sakkas: “Los grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos”.

Myron Sakkas, de 18 años, es oriundo de la ciudad de Coventry en Inglaterra y estudia en la Universidad de Warwick.

Myron perdió 30 libras esterlinas (cerca de US$40) en acciones de GameStop, que tuvo durante “un par de horas” y vendió cuando vio lo que estaba sucediendo.

El estudiante tiene una cuenta en la plataforma Trading 212 desde agosto del año pasado y espera ingresar a la banca de inversión después de graduarse.

Sakkas aseguró estar desilusionado por lo que ve como una “manipulación del mercado” dirigida contra personas como él.

Para el estudiante había un objetivo claro en las “guerras de acciones” de GameStop, como él las llama: “los responsables de la crisis financiera de 2008 que nunca debieron rendir cuentas”.

“Entendemos que existen peligros, pero aquí no había un riesgo real de un colapso en la bolsa. La intervención fue generada por personas que protegen los intereses corporativos y las personas comunes fueron otras vez los grandes perjudicados“.

“Cuando la gente común intenta ganar dinero en un sistema en el que sólo los inversores ricos pueden hacerlo, eso es lo que sucede”, señaló Sakkas a la BBC.

Esos grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos. Lo que vimos ahora no fue un mercado libre y llevó a que mucha gente común perdiera mucho dinero”.

Sakkas señala que su cuenta sigue bloqueada y no puede usarla mientras se verifica su identidad.

Pero afirma que cuando vuelva a tener acceso retirará los US$1,000 que tiene en su cuenta.

“Tal vez deje de invertir por un tiempo”, señaló. “Tengo otras cosas que hacer”.

No parece correcto

Melissa Holdren

MELISSA HOLDREN
Melissa Holdren es muy crítica de las acciones de Wall Street.

En las redes sociales los inversores aficionados instaron a sus compañeros a retener sus acciones para evitar pérdidas adicionales, mientras cuestionaban al mismo tiempo a las plataformas que restringieron sus cuentas.

Melissa Holdren, una enfermera de 43 años que vive en Massachusetts, Estados Unidos, estaba tan indignada con la acción de las plataformas de inversión que compró acciones de una de las empresas afectadas.

Holdren usó su cuenta en Fidelity, una importante corredora conocida por sus fondos mutuos, para comprar acciones por un valor de US$500 en la cadena de cines AMC Entertainment.

Fue algo nuevo para la enfermera, que siempre ha confiado en las grandes empresas para administrar las inversiones de su jubilación.

“Me parece muy cuestionable que una corporación privada pueda bloquear en forma unilateral la compra de acciones”, afirmó.

“No parece correcto. Si les preocupa la volatilidad del mercado, ¿por qué están bloqueando sólo un lado de las transacciones?”

Holdren, cuyo abuelo se ganaba la vida como corredor de bolsa independiente, sabe que puede perder dinero si caen las acciones de AMC. Pero espera que su pequeña inversión ayude a sobrevivir a la cadena de cines.

La enfermera es muy crítica de las acciones de Wall Street.

“En general, necesitamos repensar muchas de nuestras estructuras financieras”, aseguró.

Después de la crisis de 2008 quedó claro que gran parte del mercado financiero estaba divorciado de la realidad de una manera que no era saludable“.

“Que se preocupen tanto de lo que está pasando en Reddit en este momento en lugar de preocuparse del panorama más amplio es engañoso”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EAzpg7J-OxA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Captura de pantalla

Activistas denuncian a Capital 21 por promover discursos transfóbicos; consejo contra discriminación investiga los hechos

El miércoles, el canal público de la CDMX invitó a uno de sus programas a dos integrantes de una agrupación acusada de promover la transfobia. La televisora dijo que defiende la libertad de expresión, mientras el Copred informó que ya tiene un expediente del caso.
Captura de pantalla
23 de septiembre, 2022
Comparte

Capital 21, televisora pública de la Ciudad de México, convocó a su programa El Aquelarre a integrantes de la Alianza LGB, organización denunciada a nivel mundial por promover la transfobia

Los invitados a la emisión fueron Itzel Suárez y Mauricio Dimeo, este último representante de dicha organización en México, con lo que la televisora pública abrió la puerta a “amplificar discursos discriminatorios en contra de la comunidad trans”, denunciaron activistas y académicos.

La presentadora del programa, Renata Turrent, dijo que ambos fueron convocados tras la cancelación de un foro sobre masculinidades que se realizaría en la UNAM. La institución académica canceló dicho foro luego de que se denunciaran los antecedentes de Dimeo como promotor del discurso transodiante

Suárez afirmó en su intervención que el foro fue cancelado “por demandas de personas que están en contra de las posturas y las ideas críticas del compañero Mauricio Dimeo”. A su vez, Dimeo dijo que el descontento se debió a lo que él llama “masculinidad crítica de género”, al considerar que “la teoría queer invade este tipo de espacios de feminismo y de mujeres”. 

Estos y otros comentarios generaron críticas hacia los invitados, Turrent y la propia televisora, a la que activistas denunciaron por promover discursos transexcluyentes y transodiantes. 

En respuesta, Canal 21 emitió un comunicado en el que aseguró defender la libertad de expresión y pidió formular observaciones y quejas contra el programa a través de medios electrónicos, para que sean evaluadas por su Defensoría de Audiencias. Sin embargo, activistas reportaron que los canales de comunicación ofrecidos por la televisora pública están saturados y no permiten enviar quejas.

Consultado por Animal Político, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) informó que el área de atención de la dependencia ya investiga el caso.

“Refuerzan estereotipos y legitiman violencias”

Alex Orué, activista integrante de It Gets Better México, señaló en redes sociales que es “preocupante y peligroso que el canal Capital 21 amplifique discursos discriminatorios en contra de la comunidad trans”, pues impulsa posturas que “deshumanizan, refuerzan estereotipos y legitiman violencias de todo tipo”.

Láurel Miranda, periodista y conferencista trans, criticó la postura de Dimeo, a quien señaló de “supuestamente hablar de masculinidades, pero centrar su discurso en invalidar la identidad de género de las personas trans. Para ello hace uso de una táctica propia de las feministas blancas: hablar de violencias que no les han atravesado”.

A este reclamo se sumaron voces como la del activista Alaín Pinzón, fundador de la colectiva VIHve Libre, quien dijo: “Los derechos de las personas trans y no binarias no se debaten, y la misión de un canal público es informar, no sesgar la información a partir de su odio y sus juicios de valor”.

Ytzel Maya, doctorante y activista, agregó: “Respetar los derechos humanos de las personas es lo mínimo que debería hacer un canal público que le responde a una administración ‘de izquierda’. De verdad, lo mínimo. Pero a Capital 21 creo que no le parece”.

Inconformes convocan a protesta

Activistas de la Red de Resistencia y Disidencia S&G convocaron a una manifestación frente a los estudios de Capital 21 el próximo 28 de septiembre a las 21:00 horas, durante la emisión del próximo capítulo de El Aquelarre, para protestar en contra de la participación de la Alianza LGB y exigir la renuncia de Turrent, a quien acusan de “promover a grupos extremistas con recursos del erario público”.

¿Qué es la Alianza LGB?

Según su acuerdo fundacional, la Alianza LGB se define como “un grupo de lesbianas, gays y bisexuales” organizados en “una agrupación propia para reivindicar la lucha por las orientaciones sexuales con una base materialista, ya que, en los colectivos populares LGBTIQ+ que dicen ver por nuestra causa, se ha adoptado un discurso aparentemente progresista que niega la atracción hacia el mismo sexo como una realidad, además de suponer que el sexo es un espectro y buscar su invisibilización al sustituirlo por ‘género’ autopercibido”.

El grupo, con presencia en Estados Unidos, Canadá, España, Brasil, Rusia, Australia y Reino Unido, afirma que “el concepto de identidad de género no tiene base científica y promueve los estereotipos sexistas al suponer que cada persona posee un sentimiento de identidad innata que toma prioridad sobre la realidad material del sexo biológico”, y que “la eliminación de la categoría sexo y/o sustitución por identidad de género es una maniobra reaccionaria que opera en contra de los derechos de las mujeres, de las personas LGB y de la infancia”.

Pese a estas posturas enfocadas en rechazar la identidad de género y promover el desconocimiento de los derechos humanos de la comunidad trans, la Alianza LGB niega ser un grupo que promueva la transfobia. 

Lee: 22.2% de las personas trans sufrió agresiones de sus padres y 13.9% fue llevado a “terapias de conversión”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.