Qué es la "generación confinada" que sufrirá los efectos económicos del COVID por al menos una década - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Qué es la "generación confinada" que sufrirá los efectos económicos del COVID por al menos una década

También llamada "generación cuarentena", este grupo de jóvenes se enfrentará a un futuro mucho más duro que el resto de la población durante la pandemia de coronavirus y después de ella.
30 de mayo, 2020
Comparte

Los jóvenes entre 15 y 24 años serán más golpeados que el resto de la población por la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus. Ya se habla de la “generación confinada”.

Y es que las dificultades que enfrentan actualmente en el mercado laboral y las que les esperan en el futuro pospandemia, según un análisis de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Uno de cada seis jóvenes en el mundo ha perdido su empleo desde el comienzo de la epidemia y los que siguen ocupados vieron reducir sus horas de trabajo en un 23%, señala el organismo.

“Es una generación que quedará marcada por el virus”, le dice a BBC Mundo Susana Puerto, especialista en empleo juvenil de la OIT, al tiempo que agrega que los efectos de esta crisis se extenderán por al menos una década, como ocurrió con la crisis económica de 2008.

“Esta vez es mucho peor y por eso pensamos que los efectos serán duraderos“, explica Puerto.

La experta explica que la pandemia no hizo sino agudizar las vulnerabilidades que los jóvenes ya tenían en el mercado laboral.

Y advierte que la situación podría ser mucho más dura de lo que muestran las cifras hasta ahora, ya que las estimaciones fueron hechas con un sondeo por internet y muchos de los empleados jóvenes más vulnerables no tienen acceso al servicio.

El triple efecto de la pandemia

Desde otras perspectiva, como una gran parte de los centros educacionales tuvieron que cerrar su puertas en los momentos más difíciles de la pandemia, existe el riesgo de que algunos jóvenes se retrasen o no regresen al sistema.

En ese sentido, señala la OIT, la pandemia tiene un triple impacto sobre los jóvenes: destruye sus empleos, su educación y pone obstáculos para los que quieren incorporarse al mundo laboral.

Familia en una villa miseria en Buenos Aires.

Getty Images
Las mujeres jóvenes serán las más afectadas en el mercado laboral de acuerdo a las proyecciones de la OIT.

Antes de la pandemia la tasa de desempleo juvenil en el mundo era de 13,6% (comparada con un 4,9% de toda la población activa) y en Latinoamérica de 17,9% (comparada con un 8,1%), lo cual refleja la vulnerabilidad de este grupo.

Además, aquellos jóvenes con trabajo tenían ocupaciones mal remuneradas o pertenecían a la economía informal.

Así las cosas, el panorama no es muy alentador. La experta anticipa un aumento en el número de jóvenes que no estudia ni trabaja a nivel global, con un efecto más pronunciado en el caso de las mujeres jóvenes.

Miedo o desconfianza en el futuro

“La mitad de los jóvenes encuestados siente miedo o desconfianza en el futuro”, explica Puerto, agregando que eso puede llegar a ser peligroso.

“Los jóvenes pueden caer en estados de depresión o ansiedad y eso es devastador”, apunta.

Joven detrás de una reja

Getty Images
Tres de cada cuatro jóvenes activos en el mercado laboral realiza empleos informales que no le proporcionan acceso directo a la protección social.

Tres de cada cuatro jóvenes activos en el mercado laboral trabaja en el sector informal, lo que no le proporcionan acceso directo a la protección social ni a las ayudas de emergencia que está entregando el Estado en medio de la crisis.

Frente a esta situación, la OIT propone la aplicación de algunas políticas que se implementaron tras la Gran Recesión de 2008, que requieren un aumento del gasto público para apoyar la creación de empleo.

El organismo plantea que ante las actuales circunstancias, los gobiernos deben tomar medidas urgentes y a gran escala con el foco puesto en este sector más vulnerable de la población.

Eso requiere, señala la OIT, estimular la economía, apoyar a las empresas, los empleos y los ingresos, además de proteger a los empleados en el lugar de trabajo.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

¿Por qué NL y Jalisco tienen el doble de casos de COVID-19 que los registrados por la Federación?

Desde mayo pasado, la Secretaría de Salud federal no incluye en el conteo nacional los casi 35 mil casos positivos que provienen de laboratorios y hospitales privados de esas entidades.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán y Proyecto Li
22 de julio, 2020
Comparte

Aunque en estados como Nuevo León, Jalisco y Sonora se realizan más pruebas para detectar coronavirus, la Secretaría de Salud ha decidido no incluir en el conteo nacional los casos positivos que provienen de laboratorios y hospitales privados de esas entidades al menos desde mayo pasado.

Es por ello que hasta este 21 de julio hay un acumulado de 32 mil 198 casos positivos confirmados en estas entidades y en otras 12 que la Federación no ha incluido en la estadística nacional. Esto representa 9.8% de los 356 mil casos acumulados en el país y que de incluirlo, haría más alta la curva epidemiológica del país, aseguran autoridades de Nuevo León, Jalisco y Sonora entrevistadas por Animal Político. 

La mayor diferencia entre lo que reporta la Federación y un estado es Nuevo León, con la mitad de casos totales sin contabilizar a nivel nacional. Mientras la entidad tiene 25 mil 478 casos confirmados, la Federación sólo incluye a su reporte nacional 13 mil 144 casos de la entidad. Es decir, existe una diferencia de 12 mil 334 casos.  

Esto se explica porque la Secretaría de Salud Federal no suma los resultados de las pruebas que aplican laboratorios y hospitales privados en la entidad, dice el secretario de Salud de Nuevo León, Manuel de la O Cavazos. Mientras que en el estado decidieron que informarían a la población “con transparencia y veracidad todos los casos que tuviéramos”.

Los laboratorios privados han servido para sumar 107 mil pruebas en la entidad, aunque esto signifique que en la comparación en el número de confirmados en el país estén sólo por detrás de la Ciudad de México y el Estado de México, y aunque tengan una población menor.

Lee: Da Salud la lista de los 10 municipios con mayor incidencia de COVID

“El que busca encuentra: realizamos más pruebas, tenemos más contagios. Sería fácil que no hubiéramos hecho pruebas, tendríamos pocos casos y estaríamos en los últimos lugares, como algunas entidades federativas, ‘no diagnosticas, no reportas’. Esa es la diferencia”, dice De la O.

Aunque los laboratorios y hospitales privados en la entidad no tienen el aval del Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (InDRE), como se estableció al principio de la pandemia, sí tienen certificaciones ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), del Consejo Nacional de Salubridad, y certificaciones nacionales y extranjeras. Además, sus casos confirmados cumplen con el cuadro de síntomas de la covid, explica el secretario De la O.

“Tomamos la decisión de irnos por las acciones concretas. Actuar con velocidad, independientemente que los laboratorios estén reconocidos o no por el InDRE. Algunas veces el gobierno es bloqueador no facilitador, y lo que queremos es facilitar las cosas y reportar todos los diagnósticos que tengamos en el estado”, agrega.

Sin embargo, según el gobierno Federal, ya no es necesario el reconocimiento del InDRE. Si bien al inicio de la pandemia la Secretaría de Salud dijo que sólo los laboratorios privados que confirmaran la “evaluación comparativa” ante el InDRE es decir, que aplicaban una metodología y utilizaban insumos fiables, podrían realizar pruebas y sus resultados serían reconocidos, conforme avanzó la evaluación y certificación de pruebas en el mercado, el criterio cambió.

De acuerdo con el director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud Federal, José Luis Alomía, “cuando prácticamente todas las pruebas están evaluadas con registro de la Cofepris, basta con que un laboratorio esté certificado, que tenga un registro sanitario para operar y si está utilizando los kits que ya tienen un proceso de evaluación comparativa, entonces pueden realizar las pruebas y sus resultados pueden en su momento ser reconocidas”, dijo en la conferencia de prensa vespertina de este lunes.

Por eso es que la decisión de no integrar más de 12 mil casos en Nuevo León cobra más relevancia, pues de acuerdo con los datos abiertos de la Secretaría de Salud, la Federación solo ha registrado 727 casos positivos de laboratorios privados y universitarios, es decir, 6% de los reconocidos por la entidad.

Animal Político solicitó desde el 15 de julio una entrevista con el director Alomía a través del área de prensa de la Secretaría de Salud y de mensajes a su correo electrónico para saber bajo qué criterio deciden omitir esos resultados en la curva nacional, pero no hubo respuesta.

Si no se cuentan, no existen

Animal Político en colaboración con Proyecto Li, una plataforma ciudadana que publica visualizaciones sobre el avance de la pandemia, realizó esta investigación en la que detectó una tendencia en la discrepancia de datos en 14 entidades que se ha mantenido desde mayo pasado, cuando se comenzó el análisis.      

Proyecto Li hizo un programa para recabar los datos de algunos estados de manera automática en cada una de sus páginas, mientras que los reportes en PDF es con revisión manual, para luego compararlos con los datos abiertos del reporte diario de la Secretaría de Salud. También, con un sistema automatizado se logra la actualización diaria de dicho comparativo.

La programación, realizada por Ernesto Cervantes, creador de Proyecto Li, compara las pruebas realizadas en al entidad por su origen (laboratorios público/privado/académico); la entidad, pero tomada en cuenta como lugar de atención y no de residencia de los casos positivos y el porcentaje de positividad contra las pruebas aplicadas.

Lee: México suma 915 decesos y supera las 40 mil muertes por COVID; son ya 356 mil casos confirmados

Es así que las discrepancias acumuladas desde mayo, cuando comenzó este análisis, se concentran sólo en 14 entidades (Nuevo León, Jalisco, Puebla, Guanajuato, Sonora, Tamaulipas, Michoacán, Yucatán, Chihuahua, Quintana Roo, Aguascalientes, Morelos, Nayarit y Zacatecas), mientras que en el resto de los estados, las diferencias en sus números sólo obedece al desfase en la fecha de corte.

Jalisco es la segunda entidad con el mayor número de casos de diferencia. La Secretaría de Salud Federal sólo reconoce 10 mil 862 casos, de los 22 mil 702 casos positivos que la entidad tiene confirmados hasta este lunes.

Mientras que en los datos abiertos, la Secretaría de Salud sólo tiene registrados 270 casos positivos que provienen del sector privado y académico, pero en realidad no contabiliza la totalidad de pruebas de los 4 laboratorios de la Universidad de Guadalajara y los 6 laboratorios privados, pese a que todos consiguieron aval del InDRE.

Así lo explica Bárbara Casillas García, coordinadora general estratégica de Desarrollo Social de Jalisco, y por lo tanto, dice, sólo el Laboratorio Estatal y el IMSS tienen permiso para registrar sus pruebas en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Respiratoria Viral (SISVER), la plataforma que concentra los reportes de la covid de todo el país.

Esto porque la Secretaría de Salud hace vigilancia epidemiológica con base al modelo centinela que, según su “definición operacional” sólo aplica pruebas a los enfermos hospitalizados y a uno de cada 10 ambulatorios, es decir, quienes tienen síntomas pero no de gravedad y llevan la enfermedad en casa.

Pero en Jalisco consideraron que este sistema “se quedaba corto”, por eso es que decidieron tomar pruebas también a los contactos de los casos positivos, asintomáticos y a más del 10% de no hospitalizados con síntomas, además del personal médico cada dos o tres semanas, explica Casillas.

De ahí que se han aplicado 79 mil pruebas hasta el momento, de las cuales 19 mil son serológicas, las llamadas “rápidas” que aplican sólo en determinado momento del contagio para detectar el nivel de anticuerpos y que el resultado sea confiable, asegura la funcionaria de Jalisco.

Hasta jueves 16 de julio, cuando se realizó la entrevista con Casillas, la entidad reportaba la mayor proporción de positivos detectados a través de los laboratorios del IMSS (9,511 casos), que son los reconocidos por la Federación, pero también 3 mil 365 positivos de la Universidad de Guadalajara; 4 mil 869 casos de laboratorios privados, y 2 mil 67 de pruebas serológicas positivas.

“No tenemos miedo en encontrar los casos, no le tenemos miedo a los números. La idea de encontrarlos es que los puedas aislar y se evite la propagación, pero sin duda (los positivos) afectaría la situación nacional y si todos los estados lo hicieran (más pruebas) sería lo mejor”, asegura Bárbara Casillas.

Aunque este ha sido un tema recurrente durante meses en las reuniones con secretarios de salud con la Secretaría de Salud Federal para que ésta reconsidere los casos que no contabiliza, no ha habido respuesta. “Hay estados que sólo hacen centinela y sería un poco injusto a estas alturas van a salir con pocos casos y en cambio quienes estamos haciendo un esfuerzo importante, nos castiguen por encontrar más positivos”.

Estas diferencias impactan en las estrategias locales, por eso es que las autoridades de Nuevo León y Jalisco decidieron informar a sus habitantes sus propios datos y con ellos toman decisiones, aunque a nivel nacional parezca que tienen menos contagios. 

En Sonora, por ejemplo, aunque la diferencia es de 411 casos, sí impacta en su número total, pues la Federación sólo reconoce 14 mil 671 positivos, mientras que el estado tiene 15 mil 112 casos confirmados.

Aquí la diferencia no es por laboratorios privados sino por una supuesta verificación de datos por parte de la Federación, porque en Sonora, dice la autoridad, también le han apostado al “esfuerzo” de aumentar el número de pruebas que ya suman 20 mil 336.

La diferencia en los datos reconocidos genera un problema en el estado “porque si la Federación dice que tengo menos contagios, el problema mediático es serio porque se nos acusa de mal manejo de información o que estamos inflando casos”, asegura la directora de Epidemiología de Sonora, Denica Cruz Loustaunau.

 “Es por eso que hemos insistido, he hablado con los funcionarios, les envío mis tablas con el informe que ellos emiten, preguntando por qué tenemos esta diferencia y la respuesta es la misma, que son procesos de validación y cortes distintos de información”, explica en entrevista. 

Los estados que siguen en mayor diferencia Guanajuato, con 1,799 y cuya área de prensa sólo dijo que la razón es que “la Federación tarda en actualizar los datos”; Chihuahua, con 2 mil 368; Tamaulipas, con 1, 348; Puebla con 623; Aguascalientes, con 832 casos.; Morelos, 356 casos de diferencia. Y Michoacán, Yucatán, Quintana Roo, Querétaro, Nayarit y Zacatecas tienen menos de 120 casos de diferencia cada uno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.