Los gráficos que muestran la caída global de casos y muertes por COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los gráficos que muestran la caída global de casos y muertes por COVID-19 (y que hay detrás)

Los datos de la OMS que revelan una tendencia a la baja en cuanto al número contagios y de muertos por covid-19, son una noticia alentadora. No obstante, debemos tomar la noticia con cautela.
26 de febrero, 2021
Comparte

Es, sin duda, la noticia más esperada de todas: después de un año en que el SARS-CoV-2 mantuvo al mundo en vilo, el número global de casos ha bajado por sexta semana consecutiva y el número de muertes va en su tercera semana de descenso.

De 836.463 casos de covid-19 el 10 de enero, a 314.816 el 22 de febrero. Y de 16.667 muertes el 28 de enero, a 7.658 el 22 de febrero, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

De acuerdo a un informe de la OMS del 23 de febrero, un total de cuatro de las seis regiones reportadas por la OMS mostró una reducción del número de casos Américas, Europa, África, Pacífico Occidental (que incluye entre otros países a China, Australia, Nueva Zelanda y Japón)- mientras que solo dos -Sudeste asiático y el Mediterráneo Oriental (que incluye entre otros a Afganistán, Egipto, Líbano, EUA e Irán)- mostraron un leve aumento del 2% y el 7% respectivamente).

Gráfico casos y muertes globales

BBC

Las cifras, por supuesto, reflejan el número de casos reportados, que no necesariamente coinciden con el número de casos reales.

Las Américas, entre tanto, continúa siendo la región con el descenso más marcado en el número absoluto de casos.

La OMS destacó que, basándonos en estas cifras, el descenso de casos y muertes en los últimos dos meses es tangible.

“Esto muestra que simples medidas de salud pública funcionan, incluso ante la presencia de variantes”, señaló recientemente en conferencia de prensa Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS.

“Lo que importa ahora es cómo respondemos a esta tendencia. El fuego no está apagado, pero hemos reducido su tamaño. Si dejamos de luchar contra él en cualquier frente, volverá a rugir otra vez”.

¿Pero qué hay exactamente detrás de este descenso? ¿La implementación de los programas de vacunación? ¿El uso de mascarillas? ¿Algo inherente al virus mismo?

Simples, pero efectivas

La mayoría de expertos sanitarios coincide en que esta caída se debe en gran medida al éxito de las restricciones impuestas por los distintos gobiernos para frenar el alcance de la pandemia desde finales de 2020 y comienzos de 2021, más que a las campañas de vacunación, dado que la tendencia también puede verse en países donde esta no ha avanzado de forma significativa.

Casos confirmados Reino Unido

BBC

Para Adam Kamradt-Scott, profesor de la Universidad de Sídney, quien escribió un artículo sobre el tema en The Conversation, estas alentadoras noticias muestran el poder de las políticas públicas sanitarias, pero debemos mantenernos alerta”.

“Bajar la guardia ahora, cuando están emergiendo nuevas variantes, podría fácilmente revertir la tendencia”.

Según le explica a BBC Mundo Elvis García, doctor en Salud Pública de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, “los países que en principio han dirigido este incremento han sido aquellos con muchos habitantes e infectados como el caso de Reino Unido y Estados Unidos”.

“Como en estos países ha empezado a bajar, porque durante los últimos dos meses han empezado a hacer las cosas bien, están de algún modo arrastrando la tendencia global”, agrega.

Y, por otro lado, “hay lugares como por ejemplo África, donde no sabemos bien lo que está ocurriendo. Aunque allí hubiera un pico, no lo sabríamos porque no registran los datos”, dice.

El doctor Julian Tang, virólogo de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, coincide en que la principal razón detrás de la caída es la imposición de medidas sanitarias, desde el distanciamiento social y el uso de mascarillas, hasta la delimitación de zonas, toques de queda y confinamientos.

Casos confirmados EE.UU.

BBC

“Hubo un pico en múltiples países, sociedades y culturas en Navidad y Año Nuevo alrededor de enero y ahora, un poco más tarde, un descenso por todas las medidas que se han implementado”, explica.

“El cierre de restaurantes, bares, escuelas, reduce de muchas maneras la transmisión”.

“No creo que haya algo más allá de eso. No creo que las vacunas hayan tenido aún un impacto global, excepto en unos pocos lugares como Israel y Reino Unido, donde están empezando a tener cierto impacto”, añade.

Cuestión de aprendizaje

Aunque no todos cumplen a rajatabla con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, García considerada que, en doce meses de pandemia, “la gente poco a poco ha ido aprendiendo bastante: a lavarse las manos, a usar mascarillas en espacios cerrados. Todo eso es algo que se nos ha quedado grabado y esto va notándose”.

“Aunque la gente esté un poco cansada, va adoptando las medidas y una gran parte de la población entiende ahora cómo se propaga el virus (no solo la comunidad científica) y qué es lo que puede y no puede hacerse”, dice el experto.

Casos confirmados América Latina

BBC

Si la punta de lanza son las medidas, cabe preguntarse entonces cómo se explica entonces el descenso en países de América Latina, por ejemplo, donde las medidas, por el contrario, se han flexibilizado.

“Ahora allí es verano. No es época de picos, eso vendrá más adelante”, señala García.

“El clima es muy importante, porque cuando más nos contagiamos es cuando estamos en lugares cerrados, a través de los aerosoles. Al aire libre hay muchas menos posibilidades de contagiarse”.

Cuando los casos aumenten en esa región del mundo, se compensará con la llegada del verano al hemisferio norte, dice.

“Creo que los niveles de antes no se van a recuperar. Puede que suban un poco, pero la tendencia será a la baja“.

No bajar la guardia

Si bien con la expansión de los programas de vacunación la inmunidad estará más extendida, esto afectará seguramente el número de muertes, ya que las vacunas evitan el desarrollo de la enfermedad, pero no necesariamente el número de casos, ya que aún no se ha investigado si sirven para limitar el contagio.

Por todas estas razones, los expertos coinciden en la necesidad de ser extremadamente cautelosos a la hora de aprovechar esta tendencia para flexibilizar las medidas.

“Relajarse ahora no es una buena idea: piensa en los dos confinamientos previos”, le dice a BBC Mundo Tang, en referencia a la situación crítica que atravesó Reino Unido. “Nos relajamos y volvimos al confinamiento otra vez”.

“El virus aún está presente. Hay mucho virus en circulación. No estamos hablando de unos pocos cientos de casos al día como en julio del año pasado. Estamos viendo entre 5.000 y 10.000 al día en Reino Unido”, recuerda Tang.

“Si flexibilizas todo, tendrás otro aumento marcado. Puede que no se vean tantas muertes y hospitalizaciones, porque las personas mayores y más vulnerables están ahora mejor protegidas, pero verás un aumento entre la gente joven y en los casos de covid de larga duración“.

Esa mentalidad, concluye Tang, “es la que nos llevó a estar en un problema tan grande en los últimos doce meses”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=snPpsQj8Wk4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Facebook de Ernesto Núñez, líder estatal del PVEM

César Valencia, un alcalde en medio de la violencia que solo estuvo seis meses en el cargo

El asesinato del alcalde de Aguililla llega solo un mes después del despliegue del Ejército en la zona, de donde sacó al CJNG. Vecinos habían advertido de la posibilidad de que llegaran otros grupos criminales y ahora expresan temor.
Facebook de Ernesto Núñez, líder estatal del PVEM
Comparte

Uno de los últimos actos públicos de César Arturo Valencia Caballero, presidente municipal de Aguililla, Michoacán, tuvo lugar el jueves 24 de febrero. Ese día se celebró un evento en el que mandos militares y representantes de los gobiernos federal y estatal prometieron estabilizar la zona después de la entrada del Ejército a principios de mes. 

Tras el encuentro, oficiales repartieron despensas y cobijas a los residentes que todavía permanecen en uno de los municipios más castigados por la violencia y la presencia del crimen organizado. Valencia Caballero no se quedó en la plaza. Lo esperaban para mantener otra reunión de la Mesa de Paz que funciona desde julio de 2021, poco antes de que asumiera el cargo el 1 de septiembre. Hoy, dos semanas después de ese encuentro, Valencia Caballero fue asesinado

La paz no ha llegado a Aguililla, a pesar de los anuncios oficiales. A Valencia Caballero lo mataron el jueves de tres disparos cuando manejaba su camioneta junto al campo de futbol del municipio. El alcalde era originario de Dos Aguas, una comunidad a la que se accede por un camino de terracería en dirección a Coalcomán, y ganadero de profesión, actividad que había heredado de su padre. 

Estaba casado y tenía tres hijos y una hija. Casi no tuvo tiempo de ejercer su mandato. Fue elegido en las elecciones del 6 de junio de 2021 y tomó el cargo en septiembre. Solamente estuvo en el puesto poco más de seis meses, hasta que este jueves los sicarios terminaron con su vida.

Elecciones bajo control del narco

La llegada de Valencia Caballero a la presidencia municipal fue en un contexto complejo. En abril de 2021, integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) tomaron la cabecera e instalaron retenes en la carretera que conduce a Apatzingán, municipio ubicado a unos 80 kilómetros. 

En ese tiempo, las autoridades apenas estaban presentes en el lugar, que se convirtió en zona de guerra debido a los combates entre el CJNG y Cárteles Unidos, un grupo formado por mafias locales y los antiguos autodefensas. Días antes de las elecciones, el Instituto Nacional Electoral (INE) advirtió sobre el riesgo que cubría los comicios, que finalmente se llevaron a cabo. 

El alcalde se presentó bajo las siglas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que fue el único partido que llegó a hacer campaña a la gubernatura desde Aguililla. Las principales formaciones, como Morena o la coalición Va por México, eludieron la localidad debido a falta de garantías para lograr acceder a ella. Dos meses antes, el entonces gobernador, Silvano Aureoles, había enfurecido a los vecinos al presentarse en Aguililla en helicóptero y agredir a un maestro que exigía seguridad. 

Finalmente, las elecciones tuvieron lugar y Valencia Caballero obtuvo algo más de mil 600 votos con una participación de apenas el 35%. Para entonces, cientos de vecinos de Aguililla ya habían abandonado sus domicilios y se refugiaban en Apatzingán o Uruapan o trataban de cruzar a Estados Unidos, pidiendo refugio desde Tijuana, Baja California. 

Durante meses, el municipio estuvo controlado por el CJNG, hasta que en febrero, cientos de efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Guardia Nacional retomaron el control del lugar y reabrieron la carretera. A pesar de esto, ocurrió el asesinato de la principal figura política de la localidad. 

“Estaba haciendo un trabajo bien, estaba a favor de la paz del pueblo”, dijo un vecino de Aguililla entrevistado telefónicamente, quien no quiso dar su nombre por miedo a represalias. “Ahorita no hay confianza. Estuvo una tranquilidad, pero que da mucha zozobra, mucha incertidumbre. Nosotros estamos pasmados, dolidos. Por parte de su trabajo de este muchacho estaban bien las cosas, comparadas como se venían viendo”.

“Igual no había tenido la protección del cártel. Como el gobierno tomó la zona, igual le pidieron que se opusiera. Pero, ¿qué iba a hacer él?”, consideró otro poblador, que también habló bajo condición de anonimato. 

Ambiente tenso

El ambiente en Aguililla es tenso y el asesinato viene a confirmar los miedos expresados por Gilberto Vergara, párroco de la localidad: que la llegada del Ejército podía abrir el camino a Los Viagra, rivales del CJNG, y abrir una etapa de “vendettas”. 

Animal Político recorrió la zona a finales de febrero y pudo platicar con varias personas que regresaban a sus hogares tras meses desplazadas. Todas ellas rechazaron ser identificadas y apuntaron a un miedo generalizado: ser señaladas como simpatizantes de uno u otro grupo, lo que les pondría una diana en la cabeza. Este es un municipio pequeño en el que todos sus vecinos se conocen, por lo que cada movimiento es observado con lupa: quién abandonó el pueblo ante la llegada de “los jaliscos”, quién regresa ahora con los militares. 

Por el momento, las autoridades no han hecho pública ninguna línea de investigación. El gobernador, Alfredo Ramírez Bedolla, aseguró haber girado instrucciones para que se investiguen los hechos y se encuentre a los culpables. Sin embargo, esta es una frase hecha en boca de representantes políticos cada vez que ocurre un homicidio. 

En el municipio ahora todo son rumores. Hay quien apunta a que el responsable del crimen podría ser el CJNG, molesto con la posición que habría adoptado ante la llegada del Ejército. Otros aseguran que tiene la firma de Cárteles Unidos, que se habrían vengando de un alcalde que llegó al gobierno cuando sus rivales controlaban la localidad. Por ahora, entre los pobladores hay una certeza: este nuevo asesinato viene a probar que el control militar en Aguililla y la tranquilidad que se esperaba con él son apenas una ficción.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.