4 formas en que la guerra comercial entre EU y China ya impacta en América Latina - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

4 formas en que la guerra comercial entre EU y China ya impacta en América Latina

Latinoamérica ha comenzado a sentir los efectos de la disputa comercial entre Estados Unidos y China de distintas formas, desde una pérdida de valor de sus monedas frente al dólar hasta el traslado de fábricas a México.
25 de mayo, 2019
Comparte

América Latina se convirtió en un espectador ansioso de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que impacta de forma despareja en la región: muchos ya la sufren, algunos la aprovechan.

Las señales de que la escalada arancelaria entre los dos gigantes de la economía mundial se extenderá en el tiempo son cada vez más claras.

El gobierno de Donald Trump en EE.UU. anunció el jueves que dará US$16.000 millones en ayudas a agricultores afectados por la disputa, un día después que el secretario del Tesoro dijera que no haya nuevas negociaciones con China previstas en la agenda.

El presidente chino, Xi Jinping, llamó a su país a prepararse para “una serie de situaciones difíciles” ante el contexto internacional cada vez más complejo.

El fenómeno parece mucho más amplio que problemas puntuales como las restricciones impuestas por EE.UU. al gigante tecnológico chino Huawei.

De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió el jueves que el pulso entre ambos países puede “poner en peligro la recuperación” del crecimiento económico global para este año.

Entonces, ¿cómo afecta todo esto a América Latina?

1. Mayor riesgo, dólar más caro

Cuando la guerra comercial entre EE.UU. y China asomaba unos meses atrás, la expectativa de muchos latinoamericanos era que la región se beneficiara vendiéndole a ambos gigantes lo que ellos dejaran de comprarse entre sí.

Pero la perspectiva de una pugna comercial prolongada que disminuya el crecimiento mundial ha traído otras consecuencias menos auspiciosas para América Latina.

“La guerra (comercial) como factor generador de incertidumbre para la economía global acaba salpicando muy fuertemente a la región, en particular a los países más vulnerables”, dice Monica de Bolle, investigadora principal del Instituto Peterson para la Economía Internacional y directora de estudios latinoamericanos en la Universidad Johns Hopkins.

Hombre con dólares

AFP
Las monedas latinoamericanas están bajo presión frente al dólar.

Esto se tradujo por ejemplo en la caída que registrada el jueves en varias bolsas de la región, así como en un debilitamiento de monedas latinoamericanas frente al dólar.

Es algo que se ha reiterado en los últimos meses, al ritmo de la escalada entre EE.UU. y China.

“Los inversores en general están más cautelosos”, explica de Bolle a BBC Mundo. “La tentación de sacar dinero de esos países termina siendo mayor, cambiar la moneda local en que esos recursos están invertidos… y comprar dólares”.

2. Caen precios de materias primas

Latinoamérica se benefició en años recientes del boom económico de China, vendiendo a buenos precios materias primas que el gigante asiático devoraba de forma insaciable.

Pero la perspectiva de un enfriamiento de la economía china ya provoca un efecto inverso.

Los precios de productos como la soja argentina, el cobre chileno o los minerales peruanos se desplomaron en los últimos días o semanas, lo que reduce las ganancias exportadoras y la recaudación de los gobiernos.

Esto también ha disminuye el beneficio potencial de una mayor colocación en China de productos como la soja argentina o brasileña, después que el país asiático gravara el año pasado la importación de la soja estadounidense.

“Por causa de la guerra comercial no hubo grandes ganancias exportando hacia China o a EE.UU.“, dice Welber Barral, exsecretario brasileño de Comercio Exterior, a BBC Mundo.

“La mayoría de los países de América Latina reflejan lo mismo: no hubo gran desvío de comercio a favor de exportaciones latinoamericanas”, agrega.

3. México más presente en EE.UU.

Aunque no escape a las amenazas del nuevo escenario internacional, México parece tener algunos beneficios al mismo tiempo.

La presencia relativa del país latinoamericano en la canasta de importaciones de EE.UU. ha crecido mientras cae la china.

banderas

AFP
México aspira a desplazar a China en algunas exportaciones a Estados Unidos.

En el primer trimestre de 2019, la participación de China en el mercado importador estadounidense se redujo a 17,7% contra 21% del año pasado, mientras México la aumentó a 14,5% desde 13,5% en el mismo período, señala Luis de la Calle, exsubsecretario mexicano de negociaciones comerciales internacionales.

“Un punto en el mercado de EE.UU. es enorme, entonces México ha ganado participación en promedio y hemos desplazado a China en ciertos productos, algunos que están en las listas de aranceles y represalias entre EE.UU. y China”, dice De la Calle a BBC Mundo.

La clave aquí es el tratado de libre comercio que México tiene con EE.UU. y Canadá.

Esto podría acentuarse después que Trump eliminara la semana pasada aranceles que había puesto a las importaciones de acero y aluminio de México y Canadá, que se comprometieron a retirar gravámenes sobre productos agrícolas de EE.UU.

De este modo, en medio de su disputa con China, Trump buscó apagar un diferendo que mantenía con sus dos vecinos tras negociar con ellos un nuevo acuerdo comercial que aguarda ratificación.

4. Mudanza de fábricas a México

Otro efecto sorpresivo de la guerra comercial entre Washington y Pekín ha sido la llegada a México de compañías multinacionales para evitar quedar atrapadas en la creciente red arancelaria.

En la lista figuran desde Fuling Global, el fabricante chino de utensilios desechables de plástico y papel que anunció que abrirá una planta en Monterrey, hasta el fabricante de cámaras de acción GoPro, que planea comenzar a producir en Guadalajara para exportar a EE.UU.

Trabajadores en una planta de México.

Getty Images
Fabricar en México se ha vuelto una opción atractiva para algunas empresas.

“La amenaza de aranceles sirvió como un catalizador para que pensáramos en trasladar la producción fuera de China“, dijo el fundador y CEO de GoPro, Nick Woodman, en una entrevista con Bloomberg.

De la Calle señala que las compañías que procuran esquivar los aranceles de Trump poseen diferentes banderas.

“No solo son chinas”, explica, “sino también japonesas, coreanas u otras que tienen operaciones en China y dicen: si el mercado de EE.UU. es importante para nosotros y existe un riesgo potencial de que mis exportaciones sean bloqueadas, preferimos evitar ese riesgo instalándonos en México“.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Fuga de involucrados, destrucción de evidencia: los riesgos por las filtraciones en caso Lozoya

Es prematuro decir que se ha violado la integridad del proceso, pero las filtraciones pueden generar otras dificultades para investigadores, señalan especialistas.
Cuartoscuro Archivo
21 de agosto, 2020
Comparte

La publicación de un video en donde se muestra pago de supuestos sobornos a senadores, así como la filtración de la denuncia íntegra que el exdirector de Pemex Emilio Lozoya presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR), por presunta corrupción en los dos últimos sexenios, no anula la apertura de eventuales procesos contra los implicados, pero sí genera riesgos.

Así lo señalaron cinco abogados investigadores y expertos en Derecho entrevistados por Animal Político. Coincidieron en que, si bien es prematuro decir que se ha violado irremediablemente la integridad del proceso, la información que se ha dado a conocer puede generar otras dificultades para los investigadores.

Entérate: La denuncia de Lozoya en frases: alianzas, odios y extorsiones entre políticos

Por ejemplo, algunos señalan que se habría afectado el principio de presunción de inocencia, sobre todo si se confirma que la filtración fue resultado de una omisión de la autoridad, lo que puede generar demandas. Otros difieren, pero apuntan un riesgo distinto: un alertamiento prematuro que complique la localización de posibles implicados o que facilite la destrucción de evidencia.

La primera filtración se registró el lunes pasado, luego de que en la plataforma You Tube se publicó un video en el que se aprecia a asistentes de exsenadores del PAN recibiendo un presunto soborno de un funcionario de Pemex, en el contexto de la discusión de la reforma energética.

A ello se sumó la filtración ocurrida el miércoles de la denuncia de 63 páginas que Lozoya presentó el pasado 11 de agosto ante la FGR y en la que, entre otras cosas, acusa que en los últimos dos sexenios funcionó un esquema de corrupción encabezado por expresidentes en México, donde igual se recibieron sobornos de empresas como Odebrecht, se extorsionaron a empresarios, o se traficaron influencias.

En dicha denuncia se revelan los nombres de más de 15 personas denunciadas, así como varias de las pruebas y de los testigos (incluso con teléfonos personales) que Lozoya se ha comprometido a aportar.

Sobre ello se detalla el análisis de cada uno de los especialistas entrevistados.

Adriana Greaves Muñoz

Maestra en Derecho Comparado e Internacional, y experta en sistema penal acusatorio

La especialista advierte que la revelación de datos personales y reservados contenidos en la denuncia, así como la imagen de personas que aparecen en el video de los sobornos, sí genera una violación al principio de presunción de inocencia de los implicados y abre la puerta a demandas civiles contra quien resulte responsable.

Incluso, fue la propia FGR la que anunció que había iniciado una carpeta de investigación para identificar cémo es que esta información, que solo debería estar en sus manos y en la de Lozoya y sus abogados, se filtró.

Pero esta irregularidad, aclara Greaves, por sí sola no representa una violación a eventuales procesos en contra de los denunciados por Lozoya, si es que la FGR integra bien la indagatoria.

“La línea del proceso penal de estos hechos criminales que se dieron a conocer a partir de la denuncia de Lozoya y está corroborando la FGR es distinta. No veo una violación al debido proceso ni que haya un efecto corruptor que en un futuro pudiera demeritar las acciones que lleve a cabo la Fiscalía, para corroborar la información. Si la FGR la corrobora bien y se allega de datos de prueba no existe ese efecto corruptor…”, dijo Greaves.

Donde la maestra sí advierte un riesgo preocupante, es en el hecho de que las filtraciones anulan en automático la secrecía de la indagatoria, al revelar quiénes son los indagados y qué hechos se están corroborando.

“Se abre la puerta a que se oculten datos de prueba o a que los implicados se deshagan de evidencia o que, por ejemplo, se escondan o cierren cuentas bancarias. Se hace mas difícil un trabajo que de por sí es complicado”, dijo Greaves.

Javier Martín Reyes

Licenciado en Derecho y Ciencia Política; Maestro por la Universidad de Columbia

Martín Reyes señala que si bien de momento no es posible llegar a una conclusión, las filtraciones que derivan en la construcción de una imagen negativa de personas que podrían haber cometido un delito abren la puerta a riesgos, y a la larga pueden comprometer un juicio exitoso.

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha sido contundente cuando afirma que la sola exhibición de personas imputadas en los medios de comunicación representa una forma de maltrato que favorece el terreno de ilegalidad, y que propicia otras violaciones a derechos humanos”, indica Reyes.

El experto señala que cuando el Estado es el responsable de llevar a cabo dichas filtraciones se pone en duda la fiabilidad de las pruebas que a la postre reúna. La Corte, señala Reyes, ha señalado que los jueces deben ser “especialmente escépticos” para juzgar el material probatorio en los casos donde la autoridad ha generado de forma deliberada una imagen negativa de los investigados.

“El tema es que no tenemos certeza aún de dónde provienen las filtraciones, pero sí sabemos que el presidente de la República sistemáticamente ha difundido –y exigido – la difusión del video”, concluye Reyes.

Gabriel Regino García

Abogado experto en Derecho Penal exsubsecretario de Seguridad de CDMX

Regino concuerda con Greaves en el sentido de que la filtración de la denuncia y del video no echan abajo una investigación por temas del debido proceso. Lo que sí se ocasiona, en todo caso, son complicaciones en el terreno operativo.

“La filtración de una denuncia y una evidencia incriminatoria no compromete la investigación de la Fiscalía, salvo que las personas ahí filmadas se den a la fuga y se tornen ilocalizables. De ahí en fuera, su validez dependerá de la forma en que la Fiscalía relacione la denuncia con el video y demás pruebas que obtenga para acreditar la existencia de una organización delictiva”, dice Regino.

Pero el abogado pone además en duda de que se haya violentado la presunción de inocencia de los implicados con la filtración de la denuncia. Desde su perspectiva, los particulares pueden ocasionarse un daño moral (lo que podría ser el caso), pero solo las autoridades pueden vulnerar el derecho a la presunción de inocencia.

En ese sentido, añade Regino, lo que se tendría que verificar es si es la FGR la responsable de filtrar la denuncia, situación que es independiente de la indagatoria por las acusaciones hechas por Lozoya.

Juan Jesús Garza Onofre

Abogado. Maestro en Argumentación Jurídica por la Universidad de Alicante

Desde el punto de vista de Garza Onofre las filtraciones registradas en el caso sí abren las puertas para considerar una violación a la presunción de inocencia e incluso, llegado el momento, que se contemple una eventual violación al debido proceso. No obstante, ello dependería de clarificar cuál es el origen de dichas filtraciones.

Pero Garza añade otro riesgo: que el manejo político del caso a través de las referidas filtraciones o discursos como los del presidente terminen rebasando la importancia de llevar un proceso jurídico buen cuidado, donde el juicio público pese más que una eventual sentencia.

“Que esté tan politizado va a terminar influyendo, no sé qué tanto, pero de que va a terminar influyendo lo va a hacer y puede comprometer el éxito jurídico del caso a cargo de la Fiscalía”, dice.

Estefanía Medina Ruvalcaba

Licenciada en Derecho y especialista en la implementación del sistema penal acusatorio

Medina coincide con otros expertos en que resulta prematuro hablar de una violación al debido proceso, e incluso a la presunción de inocencia a partir de las filtraciones que han ocurrido. Pero subraya que estas informaciones generan un riesgo serio para una indagatoria exitosa por la divulgación anticipada de datos clasificados.

“Creo que en estos momentos esto es lo más grave: que se afecte la adecuada investigación de los hechos porque alertas a los investigados que aun no tendrían porque conocer el caso”, dijo la experta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.