Héctor Cabrera, el científico mexicano al que acusan de espionaje en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Héctor Cabrera Fuentes, el científico mexicano detenido en EU al que acusan de espionaje

El mexicano Héctor Cabrera, un investigador de medicina, fue detenido en Miami y acusado de "actuar dentro de EE.UU. en nombre del gobierno de Rusia" ilegalmente. El detenido y su esposa realizaron el seguimiento de una "fuente" del gobierno de EE.UU. en Miami, pero fueron descubiertos.
20 de febrero, 2020
Comparte

El nombre de Héctor Alejandro Cabrera Fuentes solía aparecer en los titulares de la prensa por sus desarrollos en la medicina y los reconocimientos que había recibido. Pero el martes fue noticia por algo totalmente diferente.

Una operación de presunto espionaje llevada a cabo por este científico mexicano fue frustrada por agentes federales de Estados Unidos en Miami, reveló el Departamento de Justicia de ese país.

El hombre y su esposa fueron detenidos en esa ciudad de Florida en posesión de información que el gobierno de EE.UU. considera parte de una acción ilegal en su territorio.

El sospechoso tenía como objetivo ubicar el vehículo de “una fuente del gobierno de Estados Unidos” y tomar una fotografía de su matrícula, sostiene el Departamento de Justicia.

Según la investigación, lograron el cometido, pero fueron detenidos en el Aeropuerto Internacional de Miami, cuando pretendían viajar a México.

Agentes del CBP y pasajeros en Miami

Getty Images
Agentes del CBP realizaron la detención en el Aeropuerto Internacional de Miami, Florida.

Cabrera Fuentes está acusado de “actuar dentro de Estados Unidos en nombre de un gobierno extranjero (Rusia), sin notificar al Fiscal General, y conspiración para hacer lo mismo”.

El hombre tendrá una audiencia de cargos en un tribunal de Miami el 3 de marzo próximo. Las autoridades en Rusia no ofrecieron comentarios sobre el caso de forma inmediata, reportó el servicio ruso de la BBC.

La presunta misión de “espionaje”

El Departamento de Justicia de EE.UU. afirma que un funcionario ruso “reclutó” al mexicano en 2019.

Según los investigadores estadounidenses, el funcionario ruso le encargó primero que rentara una propiedad específica ubicada en el condado Miami-Dade, Florida, bajo la condición de que no fuera alquilada a su nombre.

Después de hacerlo, el científico mexicano viajó a Rusia e informó a su contacto del gobierno sobre los arreglos: “el funcionario lo aprobó y le dijo a Cabrera Fuentes que lo volviera a ver en su próximo viaje a Rusia”, dicen los documentos judiciales.

No podía contar de las reuniones con los rusos, ni siquiera a familiares.

Este mes, y siempre de acuerdo a la acusación, el mexicano viajó nuevamente a Moscú y se reunió con el funcionario ruso que le proporcionó la “descripción física del vehículo de una fuente del gobierno de EE.UU.” que debía encontrar en Miami.

“Le dijo a Cabrera Fuentes que localizara el automóvil, obtuviera el número de matrícula de la fuente y anotara la ubicación física del vehículo”, dice el Departamento de Justicia.

Una vista de Miami

Getty Images
El mexicano recibió las instrucciones de dónde ubicar el vehículo en un edificio donde vivía el objetivo en Miami.

Luego de completar la misión, el mexicano debía viajar a Rusia en abril o mayo de este año para informar de su averiguación.

Cabrera Fuentes viajó a Miami desde Ciudad de México el pasado 13 de febrero.

Al día siguiente, según la acusación, usó un auto rentado para seguir a su objetivo y al ingresar a la propiedad donde este residía “llamó la atención de un guardia de seguridad”, pues obtuvo acceso al lugar siguiendo a otro vehículo.

Mientras un guardia de seguridad se aproximaba al vehículo del mexicano para averiguar qué pasaba, su esposa se acercó al vehículo de la fuente del gobierno de EE.UU. y “tomó una fotografía de la matrícula”, denuncia el Departamento de Justicia.

“Cuando la seguridad le preguntó a Cabrera Fuentes y a su compañera sobre la naturaleza de su presencia en el edificio, Cabrera Fuentes proporcionó el nombre de una persona a quien supuestamente estaban visitando”, señala.

El pasado 16 de febrero, el mexicano y su esposa fueron interceptados en el aeropuerto de Miami por agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) cuando intentaban partir hacia Ciudad de México.

Agentes del CBP y pasajeros en Miami

Getty Images
Los agentes del CBP revisaron las posesiones de los mexicanos en el aeropuerto de Miami.

Los agentes inspeccionaron el teléfono de la esposa de Cabrera Fuentes y “encontraron una imagen de primer plano de la placa del vehículo de la fuente del gobierno de EE.UU. en la carpeta de ‘eliminados recientemente’ de su teléfono”.

“Cuando se le preguntó sobre la imagen, Cabrera Fuentes admitió que le había encargado a su compañera que tomara la foto de la matrícula del vehículo. La revisión de los agentes del teléfono de Cabrera Fuentes reveló un mensaje de WhatsApp de su compañera enviado a Cabrera Fuentes con la misma fotografía de la placa del vehículo”, detalla la acusación.

“Admitió ante los agentes de la ley que un funcionario del gobierno ruso le ordenó que realizara esta operación”, añade.

Los nombres del funcionario ruso o la “fuente del gobierno estadounidense” no se especifican en el documento.

¿Quién es Fuentes Cabrera?

Nacido en la región del Istmo del estado de Oaxaca, una de las zonas con más pobreza en México, Cabrera Fuentes actualmente tenía residencia en Singapur, según el Departamento de Justicia de EE.UU.

Hizo sus primeros estudios en México y después obtuvo un doctorado de Microbiología Molecular en la Universidad de Kazán (Rusia), y en Cardiología Molecular en la Universidad de Giessen (Alemania).

El Instituto de los Mexicanos en el Exterior lo menciona como uno de los connacionales destacados en el extranjero.

Héctor Cabrera Fuentes

Agencia El Universal
Cabrera Fuentes fue entrevistado por el diario mexicano El Universal en 2019 para hablar sobre sus desarrollos científicos.

Entre sus trabajos está el desarrollo de un tratamiento para regenerar la piel quemada elaborado en el Centro de Biotecnología-Femsa del Instituto Tecnológico de Monterrey (México).

También desarrolló una técnica para evitar la muerte celular después de un episodio cardiaco, como un infarto, lo cual ayuda a que los pacientes tengan más probabilidades de tener atención de emergencia oportuna y salvar su vida.

“Yo soñaba con ser científico y lo logré”, le dijo al diario mexicano El Universal en 2019, luego de recibir un reconocimiento de la Universidad de Giessen por sus logros científicos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Locales del Centro ofertan cientos de pruebas caseras COVID no autorizadas; son un peligro, alertan especialistas

Las pruebas que pueden conseguirse en locales del Centro de CDMX no están autorizadas, y de acuerdo con COFEPRS representan un riesgo para la salud.
Cuartoscuro
27 de enero, 2022
Comparte

ocales del Centro ofertan cientos de pruebas COVID no autorizadas

En las calles de República de Uruguay, Bolívar y Venustiano Carranza, en el Centro de la Ciudad de México, hay al menos diez locales donde se venden, además de cubrebocas, caretas y gel antibacterial, pruebas “caseras” de COVID, que cualquier persona puede comprar y llevarse a su casa. 

Estos productos no están autorizados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), es más, la propia dependencia confirmó a Animal Político, a través de su oficina de Comunicación, que son irregulares y representan un riesgo a la salud. 

Te puede interesar: Autoridades de Salud alertan por venta de pruebas rápidas y tratamiento contra COVID irregular

En las tiendas del Centro donde venden las pruebas de COVID caseras no autorizadas, que oscilan entre los 250 y los 330 pesos, hay locales donde las tienen anunciadas y a la vista, en otros hasta las promocionan con megáfono, en dos modalidades: para hacerla en casa o con la opción de que alguien se las haga ahí mismo en el local, que, por cierto, no es una farmacia. 

En ese establecimiento había una fila de unas diez personas para hacerse la prueba, supuestamente, de antígeno y con hisopo, por un costo de 210 pesos. 

Los clientes pueden comprar, en estos locales, una sola prueba o llevarse cajas con 15 por unos mil 400 pesos. Son las que, probablemente, se venden después en automóviles, que también ofrecen cubrebocas y caretas, como uno que se estaciona por El Ángel de la Independencia, frente al Starbucks de Reforma, o por redes sociales. 

Una persona contó a este portal que en un grupo de vecinos donde se ofertan diferentes productos, una mujer vende pruebas caseras de la marca Realy, que se hacen con una muestra de saliva, esta se coloca en un dispositivo como los de las pruebas de embarazo y se esperan diez minutos para el resultado. 

“Mi hija tenía síntomas, pero no quise arriesgarla a formarse por cuatro horas en una farmacia o un centro de salud para hacerse la prueba, así que la compré”, cuenta. 

En el Centro las que más se venden son justo estas pruebas de la marca Realy y algunas cajas hasta traen el sello de Cofepris, pero la dependencia confirma a este portal que no cuentan con su autorización, y, en efecto, en una revisión a la lista de las que sí cuentan con el aval, estas no se encontraron. 

Pero aunque sí lo tuvieran, no tendrían por qué venderse para hacerse en casa. En México, las pruebas caseras de COVID no están autorizadas, como sí lo están en otros países como Estados Unidos, donde el gobierno se las envía a las personas a su domicilio, lo mismo que en Inglaterra. En tanto que en España se venden solo en farmacias. 

En México, “el principal riesgo de la venta informal de estas pruebas que no están avaladas por ninguna autoridad son los falsos negativos, eso es un gran problema, porque la gente las usa para comprobar si tiene COVID y si esta prueba no avalada ni regulada da un falso negativo, lo cual es muy probable, y la persona sí está enferma, no se va a aislar y va a contagiar a otros”, explica Alejandro Sánchez, doctor en Ciencias Bioquímicas del Instituto de Biotecnología de la UNAM e integrante del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica (CoViGen-Mex) de virus respiratorios. 

Andreu Comas, doctor en Ciencias, virólogo y también integrante de este Consorcio, agrega que además del alto riesgo de los falsos negativos, estas pruebas caseras o que se hacen en lugares no autorizados llevan un peligro adicional para la población y para quien las hace. 

“Con las que son de hisopo y son caseras, las personas se pueden lastimar. Mientras que en los locales no regulados hasta se pueden usar hisopos que no estén estériles o las personas que las hacen no cuentan con el equipo de protección necesario, así que el riesgo es tanto para quien se las hace como para quien la está realizando”.  

Puesto que estos productos son irregulares y su venta es ilegal, la autoridad sanitaria local, en este caso la Agencia de Protección Sanitaria del Gobierno de la Ciudad de México (Agepsa), debe hacer los decomisos correspondientes. 

Lee más: Instalan 11 macro quioscos para pruebas COVID en la CDMX: dónde y cuándo encontrarlos

Animal Político solicitó una entrevista a Agepsa o información sobre lo que se está haciendo ante esto, a lo que la agencia, a través de comunicación social, respondió con un boletín. 

Este, fechado el 26 de enero de 2022, señala que Agepsa aseguró en cuatro establecimientos 459 pruebas rápidas para la detección de COVID-19 debido a que carecen de etiquetado en español que permita leer las instrucciones para su correcta aplicación, así como la autorización de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Este operativo de verificación sanitaria se realizó en 28 establecimientos ubicados en las plazas de Izazaga 38 e Izazaga 89 de la alcaldía Cuauhtémoc, donde se venden al público en general pruebas rápidas de detección de COVID-19.

Durante el mes de enero, dice el boletín, la Agepsa ha realizado visitas de verificación a 58 establecimientos dedicados a la venta de pruebas rápidas para COVID-19, con el propósito de constatar que se encuentren autorizadas por la Coferpis y cumplan con lo estipulado en la Norma Oficial Mexicana NOM-137-SSA1-2008.

La oficina de comunicación social de Agepsa no dio información de cuánto se ha decomisado en esas otras visitas de verificación. La Agencia aseguró que los operativos para decomisar pruebas caseras irregulares continuarán, pero no dio más detalles al respecto. 

Cofepris tampoco accedió a dar una entrevista, hasta el cierre de esta nota, para saber si las pruebas caseras se autorizarán en México, bajo qué condiciones y por qué esto no se ha permitido hasta el momento, para evitar esta venta irregular.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.