La imagen que se tomó con la 'cámara digital más grande del mundo'
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La imagen que se tomó con la 'cámara digital más grande del mundo'

Científicos enfocados en la exploración espacial probaron con éxito un dispositivo óptico. Su primer objetivo, aunque inusual, demostró el éxito de la resolución deseada.
9 de septiembre, 2020
Comparte
Una cabeza de brócoli fotografiada por la cámara de 3.200 megapíxeles Observatorio Vera Rubin en Chile.

LSST Camera Team/SLAC/VRO
Una cabeza de brócoli fue fotografiada por la cámara de 3,200 megapíxeles que se instalará en el Observatorio Vera Rubin en Chile.

¿Cuál sería un buen objetivo para probar el nuevo sensor de la cámara digital más grande del mundo?

Un brócoli, por supuesto.

Esto puede sonar extraño, pero las intrincadas formas que se encuentran en la variedad Romanesco de esta planta sirven para probar bien la calidad de los detalles.

Y para la cámara que se instalará en el Observatorio Vera Rubin (OVR) en Chile, el rendimiento lo es todo.

Este dispositivo de 3.2 gigapíxeles ayudará a resolver algunas de las cuestiones clave en astronomía que aún están pendientes.

Incluso podría acercarnos a la comprensión de esa “energía oscura” y “materia oscura” del cosmos que parecen estar controlando la evolución de muchas cosas que vemos en el firmamento.

El plano focal del OVR

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
El plano focal está compuesto por 189 sensores individuales, también llamados dispositivos de carga acoplada.

El OVR hará esto creando lo que solo se puede describir como un estupendo mapa del cielo. El observatorio inspeccionará todo su campo de visión en las noches durante 10 años.

No solo registrará las posiciones de miles de millones de estrellas y galaxias, sino que también captará cualquier cosa que se mueva o parpadee. Será un tesoro de datos que mantendrá ocupados a los científicos durante décadas.

Pero para realizar un estudio de este tipo, el OVR necesita una cámara especial, como la que se está ensamblando ahora en el Laboratorio Nacional de Aceleración SLAC en California.

La instalación del objetivo para la cámara

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
Para probar el detector de la cámara, el equipo usó una caja con un pequeño orificio para proyectar luz sobre los sensores.

En su centro hay un plano focal de 64 cm de ancho compuesto por 189 sensores individuales o dispositivos de carga acoplada (CCD, por sus siglas en inglés).

Lograr que todos estén montados de forma segura y precisa y que sus complejos componentes electrónicos respondan al unísono ha sido un desafío inmenso.

Pero las imágenes publicadas el martes demuestran que la tarea se completó con éxito.

Ilustración de la experimentación

Greg Stewart/SLAC National Accelerator Laboratory
La cámara servirá para obtener imágenes del espacio muy detalladas como las de la fase de experimentación.

El equipo del SLAC aún no está en posesión de todos los componentes de la cámara, como sus lentes, por lo que utilizó un orificio de 150 micrones para proyectar imágenes en la matriz CCD.

El brócoli, de la familia brassica, fue elegido deliberadamente por su estructura superficial compleja. Tiene innumerables bultos y protuberancias. Un montón de detalles para focalizar.

¿Qué tan buenas son las fotos obtenidas? Si quisieras verlas en tamaño y resolución completos, necesitarías 378 pantallas de TV de resolución 4K con su ultra alta definición.

Inspección de las imágenes

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
Hacer que todos los CCD y sus componentes electrónicos funcionen al unísono fue un desafío.

“Si vamos a completar este estudio del cielo, necesitaremos un gran telescopio y una gran cámara”, explicó el director de OVR, Steve Kahn.

“Esta cámara de 3,000 millones de píxeles cubrirá aproximadamente 10 grados cuadrados de cielo; y para que sepas, eso es aproximadamente 40 veces el tamaño de una Luna llena. Y tomaremos fotografías del cielo esencialmente cada 15 segundos”, le dijo Kahn a la BBC.

“Obtendremos imágenes muy profundas de todo el cielo. Pero, lo que es más importante, obtendremos una secuencia de tiempo. Veremos qué estrellas han cambiado de brillo y cualquier cosa que se haya movido por el cielo, como asteroides y cometas”

La cima con el OVR

Rubin Observatory/NSF/AURA
The OVR está siendo construido en la cima del cerro Pachón, a 2.682 m sobre el nivel del mar en el norte de Chile

El VRO ha aparecido en las noticias recientemente debido a la posible interferencia que generen las megaconstelaciones de satélites artificiales que se están lanzando recientemente.

Un gran número de dispositivos espaciales de telecomunicaciones en órbita baja que atraviesen el campo de visión de la cámara podrían arruinar sus imágenes.

La más grande de las nuevas megaconstelaciones de satélites en la actualidad es la que está instalando el empresario Elon Musk y su compañía SpaceX.

El profesor Kahn dijo que el OVR estaba en diálogo con Musk y que los ingenieros estaban trabajando en soluciones para limitar la interferencia.

Vera Rubin

LSST Camera Team/SLAC/VRO/Carnegie Institution
Vera Rubin (1928-2016) fue una astrónoma estadounidense pionera en el concepto de la materia oscura. El nuevo observatorio lleva su nombre.

Sin embargo, el director del observatorio dijo que ahora se necesitaba un mayor compromiso de otra compañía, OneWeb, propiedad de India y Gran Bretaña.

Los satélites de esta red podrían eventualmente plantear un problema mayor que SpaceX porque sus artefactos espaciales están a mayor altura en el cielo y permanecerán en el campo de visión del VRO por mucho más tiempo.

Un brócoli en una caja

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
El éxito con las fotografías del brócoli hace sentirse confiados a los científicos.

“Estos problemas no son completamente irresolubles, pero se necesita una cooperación razonable”, dijo Kahn.

Se espera que la cámara del OVR comience a tomar imágenes del cielo (en lugar de cabezas de brócoli) a fines de 2022.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=vGFBBkfuOZk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cortesía de editorial Grijalbo

“Tener una presidenta no necesariamente traerá una mejora para los derechos de las mujeres”: Norma Cerros, autora

La especialista en género, autora del libro ‘Rompe la brecha’, subraya que acabar con las desigualdades que enfrentan las mujeres implica atender un problema sistémico y exige la participación de familias, gobiernos y empresas.
Cortesía de editorial Grijalbo
11 de noviembre, 2022
Comparte

Las mujeres en México ganan entre 13.57% y 27% menos que los hombres, ocupan apenas 35% de los puestos de liderazgo, directivos y gerenciales, y realizan 73.3% de los trabajos de cuidado no remunerados. 

Norma Cerros advierte sobre esa realidad en su libro Rompe la brecha. Un feminismo que nos falta: la igualdad de género en el trabajo (Grijalbo), al tiempo que alerta sobre las dificultades para superar esos problemas, incluso si una mujer llegara a la Presidencia de la República en los próximos años.

“Yo creo que aquí, tristemente, contrario a lo que se pudiera pensar, el hecho de que una mujer suba a la presidencia no necesariamente se va a ver en una mejora de los derechos de las mujeres”, dice en entrevista.

En su libro, Cerros plantea preguntas como ¿en qué momento la desigualdad de género y la brecha salarial se hicieron tan profundas?, ¿por qué las mujeres llegan tarde al mundo laboral y se sigue considerando que el trabajo doméstico y de cuidado no remunerado es casi exclusivo de la mujer? y ¿por qué no se ha logrado que las mujeres tengan un equilibrio en la vida laboral y personal?

Con datos sobre de dónde viene México y hacia dónde va en materia de igualdad, la autora no solo busca hacer un diagnóstico, sino también exponer propuestas para cerrar la brecha de género en el trabajo.

Así, plantea que su obra sea “una guía o un manual para que las mujeres que lo lean tengan acceso a información”, de manera que puedan reconocer “el poder que tienen a pesar de los muchos obstáculos” y, con base en ello, diseñar la vida que quieren vivir.

“Es como una cachetada, pero también un apapacho al corazón”, dice.

Cerros sostiene que Rompe la brecha muestra una realidad que afecta a todas las mujeres del país: la desigualdad de género y los prejuicios que las limitan para participar en el trabajo pagado.

Afirma que esta desigualdad es parte de “un problema sistémico” que no se va a solucionar solo con el empoderamiento de las mujeres, sino que estas deben “tener información, herramientas para confrontar el sexismo, para ir cambiando la conversación y evidenciar el trato desigual”.

En ese camino, Cerros —especialista egresada de la Universidad de Berkeley en California— advierte que la familia, los gobiernos y la iniciativa privada deben reconocer su corresponsabilidad en las problemáticas históricas que enfrentan las mujeres.

Te puede interesar: ¿A trabajo igual, salario igual? En México, las mujeres deben trabajar 51 días más al año para ganar lo mismo que los hombres

Romper estereotipos y trazar nuevos caminos

La autora señala que es momento de comenzar a trazar un camino en el que, con la ayuda de la familia y de quienes toman decisiones, se pueda cambiar la realidad laboral de las mujeres y lograr que tengan escenarios de oportunidades.

“La asignatura más importante que tenemos como sociedad es reconocer el valor que tiene el trabajo no remunerado, doméstico y de cuidado para hacer posible la economía y la vida de un país”, argumenta.

“Se debe de reconocer el valor que tiene este trabajo para la sociedad, transitar hacia acuerdos familiares a donde se compartan más equitativamente estas tareas; que gobierno e iniciativa privada también reconozcan la corresponsabilidad que tienen”.

Para la autora, es momento de romper estereotipos, la idea de que la mujer “tiene que ver por todos antes de por sí misma” y la idealización de la maternidad, porque “nos invitan a estar dudando constantemente de nosotras mismas” y, con ello, a no buscar puestos de liderazgo.

“Hay mucho que podamos hacer, empezando por reconocer cómo juegan estas creencias, estereotipos y prejuicios, y reconocerlos en acción para poder cambiar la narrativa”, insiste.

“Una presidenta no se traduce en mejoras”

En su libro, Cerros advierte que paridad de género no es lo mismo que igualdad de género.

Si bien en la Cámara de Diputados se logró la paridad, esta no se ha traducido en cerrar la brecha de género que existe en el país ni en velar por los derechos de las mujeres.

Con base en ese antecedente, descarta que la eventual llegada de una mujer a la Presidencia de la República se traduzca en automático en una mejora en los derechos de las mujeres y en que se erradique la desigualdad de género, pues muchas mujeres que se dedican a la política piensan más en sus partidos que en beneficiar a su sector de la población.

“Muchas de las mujeres que han llegado a ocupar estos puestos de representación en el Congreso tienen la camiseta más puesta con su partido que con los derechos de las mujeres. Paridad no significa igualdad”, sostiene.

“Yo creo que aquí, tristemente, contrario a lo que se pudiera pensar, el hecho de que una mujer suba a la presidencia no necesariamente se va a ver en una mejora de los derechos de las mujeres”.

Frente a ello, argumenta que hay muchos otros factores que se deben considerar para elegir a una persona en la presidencia, entre ellos, la trayectoria que demuestren y su compromiso a favor de los derechos de las mujeres.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.