'Impeachment a Trump': 6 preguntas para entender el proceso en su contra - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

'Impeachment a Trump': 6 preguntas para entender el proceso en su contra

Este miércoles comenzaron las audiencias públicas de la investigación para el juicio político que podría acabar con la destitución de Donald Trump, algo que nunca ha sucedido en la historia de EU.
Getty Images
13 de noviembre, 2019
Comparte

Este miércoles comenzaron las audiencias públicas en el Congreso en el marco de la investigación para el “impeachment” contra Trump.

En medio de una gran expectación y ante cientos de periodistas, este miércoles comenzaron las primeras audiencias públicas de la investigación que podría acabar con la destitución de Donald Trump.

Son las primeras audiencias para un juicio político a un presidente de Estados Unidos en las últimas dos décadas, centrado en este caso en aclarar si Trump buscó o no ayuda de Ucrania para aumentar sus posibilidades de ser reelegido en 2020.

Con las primeras declaraciones de testigos retransmitidas en directo desde el Congreso, la investigación entró este miércoles en una fase crucial.

Pero lo cierto es que el proceso aún está en una etapa temprana y todavía quedan semanas para determinar si el mandatario acabará o no enfrentándose a un “impeachment“.

En BBC Mundo respondemos algunas de las preguntas básicas para entender este proceso y su importancia histórica en la política estadounidense.

1. ¿De qué se le acusa a Trump?

Trump está acusado de presionar al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, para que encontrara información perjudicial sobre uno de sus principales rivales demócratas, Joe Biden, y su hijo Hunter.

Hunter trabajó para una empresa ucraniana cuando Joe Biden era vicepresidente de EE.UU.

Volodymyr Zelensky y Donald Trump
Getty Images

La denuncia se centra en una llamada entre Trump y el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky.

Pedir ayuda a entidades extranjeras para ganar una elección estadounidense es completamente ilegal.

2. ¿Cuáles son las pruebas?

En el centro de la historia está la queja de un denunciante, un funcionario de inteligencia no identificado, que escribió una carta expresando su preocupación por una llamada telefónica del pasado 25 de julio entre Trump y Zelensky.

Una transcripción de la llamada reveló que Trump había instado al presidente Zelensky a investigar acusaciones contra Joe y Hunter Biden.

La llamada tuvo lugar poco después de que Trump bloqueara millones de dólares en ayuda militar estadounidense destinada a Ucrania.

Bill Taylor

AFP
El embajador interino de EE.UU. en Ucrania, Bill Taylor, es uno de los dos testigos en declarar en las audiencias públicas de este miércoles en el Congreso.

Bill Taylor, embajador de EE.UU. en Ucrania y uno de los dos primeros testigos en declarar este miércoles, aseguró con anterioridad que Trump había dejado claro que la liberación de las ayudas estaba condicionada a que Biden fuera investigado. La Casa Blanca lo niega.

3. ¿Cuál es la respuesta de Trump?

Trump niega haber utilizado la ayuda militar estadounidense como moneda de cambio con Zelensky y ha insistido reiteradamente en que su llamada al líder de Ucrania fue “perfecta“.

Califica la investigación para el juicio político como una “caza de brujas” por parte de sus rivales los demócratas y algunos medios de comunicación.

“Es todo muy simple. Están intentando detenerme porque estoy luchando por ustedes”, dijo Trump en un video publicado en su cuenta de Twitter este miércoles.

4. ¿Qué es el juicio político o “impeachment”?

Para llevar a cabo un “impeachment“, se deben presentar cargos en el Congreso que constituirán la base de un juicio.

La Constitución estadounidense establece que un presidente “será destituido de su cargo si es acusado en juicio político y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

5. ¿Cuál es el proceso?

Tiene lugar en dos fases. Los procesos deben ser iniciados por la Cámara de Representantes.

La Cámara Baja del Congreso -actualmente con mayoría demócrata- solo necesita una mayoría simple para aprobar un proceso de juicio político.

De ser así, el proceso pasa al Senado, donde se celebra el juicio.

Proceso de destitución

BBC

Pero en esta Cámara, de mayoría republicana, es necesaria para aprobar la destitución del presidente una mayoría de dos tercios, algo que nunca se ha logrado en la historia de EU.

6. ¿Quién sustituiría a Trump?

La Ley de Sucesión Presidencial de 1947, que establece la línea de sucesión para el gobierno de EU, establece que sería el vicepresidente Mike Pence quien ocupara la Oficina Oval durante el resto de mandato presidencial si Trump es destituido.


¿Qué otros presidentes de EU se enfrentaron a un juicio político?

Bill Clinton fue acusado de perjurio y obstrucción a la Justicia después de mentir sobre el tipo de relación que mantenía con su becaria Monica Lewinsky y, supuestamente, pedirle después que mintiera al respecto.

Pero cuando el juicio llegó al Senado en 1999, la votación no alcanzó el respaldo necesario de dos tercios de la Cámara para destituir al presidente demócrata.

Bill Clinton

AFP
Bill Clinton fue acusado de perjurio y obstrucción a la Justicia pero su juicio político no logró la mayoría necesaria en el Senado para destituirlo.

El único otro presidente que se enfrentó a este tipo de juicio en la historia de EU fue el también demócrata Andrew Johnson en 1868.

Fue acusado, entre otras cosas, de despedir a su secretario de Guerra contra la voluntad del Congreso. Johnson se escapó del “impeachment” por la mínima: la mayoría de dos tercios en el Senado no se consiguió por un solo voto.

Ilustración de juicio contra Andrew Johnson

Getty Images
El presidente Andrew Johnson no fue destituido de su cargo por un solo voto.

Richard Nixon, el 37º presidente de Estados Unidos, renunció en 1974 antes de que pudiera ser acusado por el escándalo de Watergate.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw

https://www.youtube.com/watch?v=vFY6U5zH1-4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado
Foto ilustrativa Pixabay

Medicamentos biocomparables, una alternativa para que la salud llegue a más personas

Este tipo de medicamentos representa una alternativa, que puede generar ahorros a los sistemas de salud pública de los países en el tratamiento de padecimientos como diversos tipos de cáncer.
Foto ilustrativa Pixabay
26 de septiembre, 2022
Comparte

Los medicamentos biocomparables son sustancias muy parecidas a medicamentos biológicos: tienen la misma efectividad pero no son idénticos. Tampoco son similares.

El artículo 222 de la Ley General de Salud define medicamento biotecnológico como “toda sustancia que haya sido producida por biotecnología molecular, que tenga efecto terapéutico, preventivo o rehabilitatorio, que se presente en forma farmacéutica, que se identifique como tal por su actividad farmacológica y propiedades físicas, químicas y biológicas”. La legislación aclara que estas sustancias podrán ser referencia para los medicamentos biotecnológicos no innovadores, a los cuales se les denominará biocomparables. 

Es decir, se trata de medicamentos desarrollados después de que la patente de un biológico innovador expiró, pero detrás de su desarrollo hay investigación, así como altos estándares de calidad para lograr la aprobación de las agencias regulatorias.

“Hay un número de biológicos que son aprobados con los años. Los biocomparables, al no ser idénticos, tienen los mismos estándares regulares que los bioriginales, solo que llegaron más tarde ya sea porque se venció la patente o la exclusividad”, explicó en entrevista Sandra Milligan, directora global de investigación y desarrollo en Organon, una compañía de atención médica global que tiene como misión ofrecer medicamentos y soluciones impactantes para un día a día más saludable, enfocados principalmente en salud para la mujer.

Este tipo de medicamentos representa una alternativa, que puede generar ahorros a los sistemas de salud pública de los países en el tratamiento de padecimientos como diversos tipos de cáncer, así como lupus, artritis reumatoide y osteoporosis.

“Los biocomparables son un componente importante para cualquier país para incrementar la cantidad de medicinas disponibles para atender a más pacientes. Biológicos y biocomparables han sido aprobados para tratar algunas de las más significantes y severas enfermedades que conocemos”, agregó Milligan.

FOTO: Alejandra Sousa

Oportunidad de ahorro

El 29 de noviembre de 2017, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) afirmó que los medicamentos biocomparables representan una opción para el Sistema Nacional de Salud, ya que generan ahorros en la atención de pacientes. 

El organismo detalló que estos medicamentos son efectivos para tratar enfermedades no transmisibles como la diabetes mellitus, la obesidad y padecimientos cardiovasculares que han crecido en años recientes y, de hecho, los describió como “la medicina del futuro” y adelantó que impulsaría una regulación responsable que permita su ingreso al mercado mexicano de forma rápida y transparente.

En ese entonces, se informó que 35% de las sustancias innovadoras en México están relacionadas con moléculas biocomparables, lo que representa importantes ahorros para la economía de las familias y el sector público.

En opinión de Milligan, incorporar biocomparables al mercado genera una oportunidad para el gobierno de ofrecer medicamentos a más personas porque los precios son más bajos. 

“Una vez que los biocomparables estén en el mercado, hay más competencia entre los biológicos y los biocomparables, y el costo baja para todos. Hay una oportunidad en México de colaborar más con países como Estados Unidos y Canadá para promover el reconocimiento mutuo  y compartir los mecanismos de aprobación”, afirmó.

No obstante, estimó que el ahorro es de aproximadamente la mitad respecto de los medicamentos biológicos, otra diferencia con los genéricos, cuyo costo sí puede llegar a ser hasta cuatro o cinco veces más bajo.

“Los biomedicamentos son costosos de hacer; los biocomparables también son costoso de hacer; no esperamos que la diferencia en precio sea la mismo que los genéricos, pero puede esperarse que los biocomparables sean de la mitad del precio de los biológicos originales”, dijo.

La directiva consideró que nuestro país y sus agencias regulatorias podrían tener procesos de aprobación más rápidos, tomando como base las decisiones adoptadas en otros países donde se ofrecieron estudios científicos rigurosos para documentar la eficacia de estos medicamentos.

“El gobierno mexicano puede trabajar de cerca con la industria farmacéutica para aumentar el nivel de diálogo. En los últimos años no hemos visto el nivel de cooperación que tuvimos anteriormente. Es importante señalar que la industria mantiene los altos niveles de calidad de siempre y, al colaborar con nosotros, transparentamos la información que necesitan”, comentó Milligan. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.