Incendios en la Amazonia: el número récord de fuegos que se registran en Brasil y otros países de Sudamérica - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Incendios en la Amazonia: el número récord de fuegos que se registran en Brasil y otros países de Sudamérica

En lo que va de 2019 y en medio de una deforestación creciente, los incendios en Brasil han aumentado en un 83% en comparación con el mismo periodo de 2018.
21 de agosto, 2019
Comparte

El corazón de Sudamérica se quema a un ritmo récord.

Los incendios forestales que padece Brasil este 2019 no tienen precedentes, desde que en 2013 comenzó a monitorearlos desde el espacio. Y el fuego también está siendo noticia en países como Bolivia o Paraguay.

El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE, por sus siglas en portugués) ha registrado este 2019 un aumento de alrededor un 83% en comparación con el mismo período en 2018.

En Bolivia, la región oriental de Santa Cruz se convirtió en epicentro de una serie de incendios que en más de tres semanas consumieron alrededor de 500,000 hectáreas de bosque y pastizales.

Las autoridades cruceñas, que el fin de semana declararon la situación de “desastre departamental”, atribuyen el fuego a los “chaqueos”, la quema de vegetación para preparar terrenos de cultivo y pastoreo por parte de los agricultores.

Bolivia

AFP
La región de Santa Cruz, en Bolivia, también enfrenta numerosos incendios forestales.

También llegó a Bolivia el incendio declarado el fin de semana en el Pantanal paraguayo, un humedal que comparten ambos países con Brasil. El incendio arrasó más de 21,000 hectáreas.

En Perú, el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) informó que en menos de un mes había registrado 98 incendios forestales en 18 regiones de ese país. La mayoría de los siniestros fueron causados por acción humana, de acuerdo a Indeci.

Sin embargo, la NASA dice que en 2019 la actividad general de incendios en la cuenca del Amazonas es hasta ahora ligeramente inferior al promedio.

La agencia espacial estadounidense dijo que si bien la actividad había aumentado en los estados brasileños de Amazonas y Rondonia, había disminuido en los estados de Mato Grosso y Pará.

Mapa de los estados brasileños de Roraima, Amazonas y Rondonia.

BBC
Más del 52% de los incendios de 2019 en Brasil se desataron en la Amazonía.

La selva tropical más grande del mundo, la Amazonía, es una reserva vital de carbono que ralentiza el ritmo del calentamiento global.

También alberga alrededor de tres millones de especies de plantas y animales, y un millón de indígenas.

Incendios en la Amazonía brasileña

En Brasil, más de la mitad de los incendios (52.6%) se han registrado en la selva amazónica, de acuerdo al INPE.

Los conservacionistas culpan al presidente Jair Bolsonaro por la difícil situación de la Amazonía, diciendo que ha alentado a los madereros y agricultores a quemar la vegetación para “despejar” la tierra.

Científicos aseguran que la selva tropical ha sufrido pérdidas a un ritmo acelerado desde que asumió el cargo en enero.

Los incendios forestales a menudo ocurren en la estación seca en Brasil, pero también pueden iniciarse deliberadamente con el fin de deforestar ilegalmente las tierras para la cría de ganado.

Gráfico del número de incendios entre enero y agosto de 2013 a 2019

BBC

El INPE dijo que había detectado más de 74,000 incendios entre enero y agosto en todo el país, el número más alto desde que comenzaron los registros en 2013.

Esto significa que ha habido unos 40,000 incendios más que en el mismo período de 2018.

Solo desde el jueves, el INPE ha observado más de 9,500 incendios forestales, detalló el organismo, la mayoría en la región amazónica.

Sin embargo, el segundo peor año reciente en términos de incendios forestales fue 2016, con más de 68,000 entre enero y agosto.

Las imágenes satelitales muestran al estado de Roraima, en el norte de Brasil, cubierto de humo oscuro, mientras que el vecino estado de Amazonas declaró una emergencia por los incendios.

Sao Paulo oscurecido por el humo

Reuters
Los incendios han afectado ciudades tan lejanas como Sao Paulo, cercana al Atlántico.

El lunes, en la ciudad de Sao Paulo oscureció dos horas antes de lo esperado a causa del humo de los incendios en la Amazonía.

Pero algunos meteorólogos dijeron que el humo provenía de grandes incendios en Paraguay, que está mucho más cerca de la ciudad, y no de la región amazónica.

Bolsonaro señala a las ONG

El presidente brasileño descartó los últimos datos y dijo que era la “temporada de la queimada“, el periodo en el que los agricultores abren fuego para despejar sus tierras.

“Solían ​​llamarme Capitán Motosierra. Ahora soy Nerón, incendiando el Amazonas”, dijo, según la agencia de noticias Reuters.

Además, este miércoles sugirió que activistas podrían estar detrás de los incendios, como venganza por el recorte de los fondos que el gobierno les entregaba.

No presentó evidencia y no dio nombres para apoyar esta tesis, diciendo que “no había registros escritos sobre las sospechas”.

“Podría haber…, no lo estoy afirmando, acciones criminales de estas ‘ONG’ para llamar la atención contra mi persona, contra el gobierno de Brasil. Esta es la guerra que estamos enfrentando”, dijo en Facebook Live el miércoles.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

Reuters
Jair Bolsonaro recibe fuertes críticas por sus políticas ambientales.

El INPE señaló que el número de incendios no estaba en línea con los reportados normalmente durante la estación seca.

“No hay nada anormal sobre el clima este año o la lluvia en la región amazónica, que está un poco por debajo del promedio”, dijo Alberto Setzer, investigador del INPE, a Reuters.

“La estación seca crea las condiciones favorables para la propagación del fuego, pero iniciar un incendio es trabajo de los humanos, ya sea deliberadamente o por accidente“, añadió.

Ricardo Mello, jefe del Programa Amazónico del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), dijo que los incendios son “consecuencia del aumento de la deforestación visto en cifras recientes”.

¿Por qué se critica a Bolsonaro?

Los informes del aumento en los incendios forestales llegan en medio de críticas sobre las políticas ambientales de Bolsonaro.

Los científicos dicen que la Amazonía ha sufrido pérdidas a un ritmo acelerado desde que el presidente asumió el cargo en enero, con políticas que favorecen el desarrollo sobre la conservación.

Durante la última década, los gobiernos anteriores habían logrado reducir la deforestación con la acción de agencias federales y un sistema de multas. Pero Bolsonaro y sus ministros criticaron las sanciones y supervisaron la caída de las confiscaciones de madera y las condenas por delitos ambientales.

En julio, el presidente acusó al entonces director del INPE, Ricardo Galvao, de mentir sobre la magnitud de la deforestación en la Amazonía y tratar de socavar al gobierno.

Un tractor delante de llamas y humo.

Reuters
En lo que va de 2019 los incendios han aumentado en un 84% con respecto a 2018.

El roce se produjo después de que el INPE publicara datos que muestran un aumento del 88% en la deforestación allí en junio en comparación con el mismo mes de 2018.

A inicios de agosto, el director del instituto anunció que lo habían despedido.

El INPE ha insistido previamente en que sus datos son 95% precisos. La fiabilidad de la agencia también ha sido defendida por varias instituciones científicas, incluida la Academia de Ciencias de Brasil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Op_reZynv3o

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Parir en los tiempos de COVID-19: parteras ofrecen alternativa a hospitales

Entre abril y junio de 2020 habrá 235 mil nacimientos en todo México, calcula el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.
Cuartoscuro Archivo
30 de abril, 2020
Comparte

Alexandra Sánchez tiene 38 semanas de embarazo, o sea que en las próximas dos puede entrar en labor de parto, justo cuando las autoridades calculan que la pandemia de COVID-19 tenga su pico de contagios en México. Cuando su ginecólogo particular le empezó a decir que ninguna clínica era segura en estas circunstancias, y que para garantizar que tuviera espacio era mejor programar una cesárea de una vez, se asustó y supo que eso no era lo que quería.

Le apareció en internet publicidad sobre un curso de preparación para tener parto natural en casa y le encantó la idea. Empezó a buscar y encontró que existe una casa de partería, para tener hijos fuera del hospital, en pleno Querétaro, la ciudad más cercana a donde vive, en el municipio de Doctor Mora, Guanajuato. Junto con su marido, Emmanuel Olvera, contactaron a la partera y sintieron tanta confianza con el plan alternativo que les planteaba, que aunque el embarazo esté tan adelantado, hace menos de un mes decidieron que van a tener a su bebé con ella.

Claudia Bravo es la partera en Querétaro. No en la Sierra Gorda ni en las zonas indígenas, sino en la capital del estado. Atiende partos a domicilio o en su casa llamada Nacer Tranquilo. Normalmente, solía tener dos o tres nacimientos al mes, pero para este mayo y junio tiene programados ya siete, incluido el de la niña de Alexandra y Emmanuel. Ante la contingencia por la pandemia de COVID-19, muchas mujeres que no quieren exponerse a estar en un hospital o que les limiten la presencia del papá del bebé y las visitas familiares, han buscado esta opción de parto natural y fuera de un hospital.

Entre abril y junio de 2020 habrá 235 mil nacimientos en todo México, calcula el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) de la Secretaría de Salud.

El pasado 10 de abril publicó los Lineamientos para la prevención y mitigación de COVID-19 en la atención del embarazo, parto, puerperio y de la persona recién nacida, en los que reconoce que “debido al escenario epidemiológico en que nos encontramos, con presencia de transmisión comunitaria y reconociendo las estimaciones de casos asintomáticos, no podemos establecer unidades libres de COVID-19”.

Ese documento explica que ningún hospital dedicado a atención ginecobstétrica será reconvertido en centro para pacientes de COVID-19. Pero sugiere, entre varias medidas para ampliar la atención primaria, la habilitación de casas maternas, y para garantizar que haya personal suficiente, incorporar parteras tradicionales y profesionales para atender embarazos de bajo riesgo.

Sin embargo, la iniciativa La Cueva de la Partera y Osa Mayor enviaron al gobierno una propuesta para impulsar la creación de “Espacios Matriz” y derivar partos a ellas, que hasta ahora no ha tenido respuesta.

Por el contrario, los nacimientos han sido el servicio que más ha pedido el gobierno a hospitales privados dentro del convenio de subrogación de servicios médicos firmado con la Asociación Nacional de Hospitales Privados y el Consorcio Mexicano de Hospitales. El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, dijo en la conferencia matutina de presidencia del 28 de abril que en una semana habían derivado 159 pacientes, de los cuales, 127 fueron partos, embarazos y puerperios, y 22 cesáreas. Es decir, el 94% de lo que el sistema público ha enviado al privado.

Entérate: AMLO acuerda con hospitales privados que presten 50% de sus camas para pacientes del sector público

La propuesta de Espacios Matriz es acondicionar lugares como albergues u hoteles que se encuentren cerca de un hospital para dar atención a mujeres con embarazos de bajo riesgo. Nancy Paola Chávez, investigadora sobre el parto de Osa Mayor y fundadora del blog Mi Parto es Mi Decisión, explica que desde que lanzaron la propuesta el 23 de marzo y un directorio de parteras y doulas (que acompañan el proceso de embarazo) que se puede consultar aquí, han notado más interés en esta opción.

“Ahorita en abril no se ha notado en la red de parteras que han atendido más partos de lo normal, sin embargo sí han estado recibiendo muchísimas más llamadas para pedir información. Pero lo que ellas están percibiendo es que la mujer está hablando desde el miedo, desde el miedo a contraer COVID obviamente en los hospitales, y por eso buscar a una partera, pero también es un miedo y una desconfianza a algo que no conocen aún, porque está instalado el prejuicio de que la partera es para las zonas rurales, cuando no hay medicina, no hay ciencia”, explica Chávez en entrevista desde Chetumal.

Por desgracia, dice, llevan al menos dos décadas luchando porque se les reconozca como personal calificado y no solo como una tradición indígena para zonas rurales, ya que desde el año 2000 el sistema de salud mexicano ha intentado que todos los partos sean medicados y en hospitales.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) muestran que en 1985, primer año de registro, hubo 810 mil nacimientos en domicilio atendidos por enfermera o partera, que fueron cayendo progresivamente hasta 74 mil 549 en 2018, una reducción del 91%. Mientras que los atendidos por médicos en una clínica u hospital subieron de 1.5 a 1.9 millones, 23% más.

Eso también ha incrementado las operaciones para sacar al bebé, en lugar de los partos naturales, lo que ha llevado a México a ser el cuarto lugar internacional en tasa de cesáreas, que aumentaron 50% este siglo, según un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) de 2016.

Sin baby shower y conociendo al bebé por foto: los nacimientos en pandemia

Ana Rosas se lamenta. No esperaba que sus últimos días de embarazo y los primeros como mamá fueran así, tan sola.

Tenía programado el baby shower en el salón de un hotel para marzo, cuando en México empezaron los contagios comunitarios de COVID-19 y las autoridades pidieron que no hubiera reuniones masivas, y que la gente se quedara en su casa lo más posible. El hotel canceló todos sus eventos, incluido el baby shower. Ana y su marido, Roberto Torres, se quedaron sin compartir la emoción del fin del embarazo con sus amigos y familiares, y sin regalos para el pequeño Charlie, así que de último momento hubo que comprar más ropita, sábanas y otros insumos, todo por internet y con la desesperación de que las tiendas tuvieran retrasos en la entrega.

A toda velocidad se fue agravando la situación: se supo que dos mujeres embarazadas habían muerto por la nueva enfermedad, el médico le prohibió a Ana salir y recibir visitas, y el hospital donde la atendía anunció que nadie, más que el papá del bebé, podría entrar a partir de ese momento, ni para el día del nacimiento.

El 12 de abril, Charlie nació por cesárea. No hubo visitas familiares al hospital. Y de vuelta en su casa, las mínimas. Los papás y la hermana de Roberto, como no viven en Querétaro, no han podido ir a conocer al nuevo miembro de la familia. Todos los días, Ana toma fotos y videos para mandárselos por celular.

Ella dice que tuvo suerte de que todavía dejaron entrar a Roberto al quirófano, porque a otras amigas embarazadas que tiene ya les avisaron que absolutamente nadie podrá estar, más que ellas.

Ese punto tiene a María José Mondragón al borde de la decisión entre tener a su bebé el próximo mes en una clínica o en una casa de nacimientos. Tomó con la partera Claudia Bravo el curso sobre parto natural y respetado, y así lo pidió a su médico. Pero si le dicen que su marido, Francisco Garza, no puede estar presente, buscará la segunda opción.

Las casas de nacimiento permiten a las mujeres decidir quién quieren que esté con ellas. Al ser espacios mucho más pequeños y sin pacientes de enfermedades, hay menor riesgo de contagio.

“El coronavirus ha hecho una mirada con una lupa gigante hacia los partos en domicilio y fuera del hospital, y están empezando a considerar una alternativa más saludable por el hecho de la infección. Evidentemente lo es: aquí no hay casos de coronavirus, las parteras atendemos un número limitado de personas, nunca limitaríamos la entrada del padre, que es protagonista también”, señala Bravo.

Aunque la pandemia también les está implicando muchas más precauciones. Ella, por ejemplo, ha decidido que por ahora no va a atender partos en tina de agua, como muchas mujeres quieren.

“Yo de entrada estoy dando muchas consultas en línea. Todos tenemos que estar con cubrebocas. El cuarto donde se atiende, se desinfecta antes y después, por precaución. Si voy a atender en agua, aunque toda la evidencia médica dice que no hay transmisión, yo sí tomo mis precauciones, entonces la madre puede relajarse en agua pero no voy a dejar que dé a luz ahí, o sea, se sale de agua para dar a luz”, detalla.

Tanto para ir a una casa como en la suya de nacimientos, tiene tanque de oxígeno, sueros, soluciones especiales, respiradores, y material estéril que de preferencia no se utiliza, pero siempre lo tiene disponible por si hace falta. Además, todas las parteras, aclara, tienen un equipo médico de respaldo con el que tienen contacto por si se complica el nacimiento en domicilio y hace falta hacer una cesárea de emergencia. Aunque en sus 15 años de experiencia, estas complicaciones solo se han dado en alrededor de 10% de los casos.

Bravo invita a las mujeres embarazadas a informarse sobre el parto natural y respetado, aunque vayan a ir a un hospital, y que en esta temporada busquen cursos en línea y consideren la opción más allá de la emergencia sanitaria.

“Es un mundo muy diferente. Y la verdad, por un lado dices qué triste todo lo del COVID, lo que está pasando, pero por otro lado nos está moviendo a reflexionar, reflexionar en nosotras mismas y en nuestro gran poder para dar vida, que lo hemos tenido siempre, y simplemente dejamos de confiar”, concluye.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.