close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images
Las innovaciones más prometedoras en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer
Mientras aumenta la incidencia del cáncer en la población mundial, la comunidad científica desarrolla innovadores tratamientos para hacer frente al llamado desafío médico del siglo XXI.
Getty Images
7 de abril, 2019
Comparte

El cáncer sigue siendo letal.

En 2018, la enfermedad provocó la muerte de 9.6 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y se espera que, para 2030, la cifra supere los 13 millones.

Una de las causas por las que cada vez más personas mueren producto de la enfermedad es el aumento de la esperanza de vida a nivel global.

Sin embargo, durante los últimos 20 años la ciencia ha hecho considerables avances en el diagnóstico y tratamiento de esta condición.

Las tasas de supervivencia de los pacientes han aumentado, a la vez que la comunidad científica experimenta con nuevos tratamientos.

Hay mucho que todos podemos hacer para reducir el riesgo de padecer cáncer. Según la OMS, entre el 30% y el 50% de las muertes por esta enfermedad se pueden prevenir.

Eliminar factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, el exceso de peso corporal y los alimentos procesados (además de mantenerse activo) puede ayudar a evitar algunos tipos de cáncer.

“Cuando usamos la palabra cáncer, en realidad nos referimos a más de 200 enfermedades diferentes”, comenta el doctor Salvador Macip, especialista en cáncer de la Universidad de Leicester.

“Algunas de ellas las tenemos casi bajo control: las tasas de supervivencia en los casos más comunes como el cáncer de mama y próstata actualmente superan el 80%. Para para otros, como el de cerebro, pulmón o páncreas, tenemos pocas opciones”.

Según Macip, los esfuerzos para tratar la enfermedad toman tres direcciones principales simultáneamente: la detección temprana, los nuevos medicamentos y la prevención.

“Seguimos avanzando en todas estas áreas y las tasas de supervivencia global seguramente seguirán aumentando en los próximos años”, afirma.

Innovadores tratamientos como la terapia genética, la inmunoterapia y la experimentación con el microbioma humano son algunas de las alternativas más prometedoras para detectar y tratar la enfermedad.

Entonces, ¿qué es lo más reciente en la lucha contra el cáncer?

1- Cambios epigenéticos

Los expertos consideran que el diagnóstico temprano puede ser crucial para reducir la mortalidad por cáncer y un lugar crucial para buscar pistas es la sangre.

Investigadores del Centro de Cáncer Princess Margaret, en Canadá, han encontrado una manera de detectar cambios epigenéticos en muestras de sangre, con el fin de comprobar si ciertos genes están activados o desactivados.

Esto puede indicar no solo la presencia del cáncer, sino también la tipología que padece el paciente.

La investigación aún se encuentra en sus primeras etapas, pero este enfoque sería capaz de identificar la enfermedad incluso antes de que la persona comience a desarrollar síntomas.

2- El “momento de la penicilina”

La inmunoterapia está de moda en este momento.

En 2018, el inmunólogo estadounidense Jim Allison recibió el Premio Nobel de Medicina por el gran avance científico que significó su técnica conocida como el “momento de la penicilina”, en la investigación del cáncer.

Los descubrimientos de Allison abrieron una nueva ventana al tratamiento contra la enfermedad.

En esencia, la inmunoterapia se basa en el argumento de que nuestro sistema inmunológico ha estado siendo engañado para que ignore las células cancerosas. Y ese proceso puede revertirse con anticuerpos desarrollados de manera especial.

Un paciente famoso por beneficiarse de esta terapia fue el expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter, quien padeció un cáncer agresivo que pudo ser eliminado de su hígado y cerebro a la edad de 91 años.

3- El microbioma

Investigadores del Centro para el Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas, encontraron que un microbioma más diverso contribuye a mejores resultados de inmunoterapia entre pacientes con melanoma.

Los científicos descubrieron que aquellos con un grupo más diverso de bacterias “buenas” en sus intestinos podían ayudar a su sistema inmunológico a combatir mejor el cáncer.

La relevancia de este descubrimiento es la posibilidad de cambiar nuestro microbioma con bastante facilidad mediante dieta y ejercicio, proporcionando así formas menos invasivas y más accesibles para mejorar la posibilidad de combatir el cáncer con éxito.

4- Terapia de genes

Otro avance prometedor es el medicamento de terapia génica Kymriah, que se usa para tratar a pacientes jóvenes con leucemia linfoblástica aguda, cuando todos los demás tratamientos han fallado.

Desarrollado por investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia, el tratamiento consiste en extraer las células T (un glóbulo blanco que es un soldado de infantería en nuestro sistema inmunológico) sanas de un paciente y reprogramarlas para que reconozcan el cáncer.

Las células T supercargadas se vuelven a introducir en el paciente para que encuentren y maten las células cancerosas.

Durante los ensayos clínicos con este procedimiento, el 83% de los pacientes entraron en remisión a los tres meses, y aproximadamente la mitad de ellos permanecieron sanos dos años después.

El medicamento ha sido aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, este tipo de inmunoterapia es muy costoso.

5- La prevención es más efectiva

Prevenir, coinciden los científicos, es una de las alternativas más recomendables cuando de cáncer se trata.

Por eso es recomendable administrar determinadas vacunas para enfermedades que son potenciales desencadenantes de esta condición.

Por ejemplo, un programa de inmunización introducido en Escocia hace 10 años logró eliminar una cantidad sustancial de casos de precáncer cervical en mujeres jóvenes, según una investigación reciente publicada en el British Medical Journal.

La vacunación de rutina se administró a niñas de 12 y 13 años contra el virus del papiloma humano, una infección de transmisión sexual que a menudo puede desencadenar cáncer de cuello uterino.

Los investigadores descubrieron que la vacuna había provocado una reducción del 90% en las células precancerosas.

El uso de esta vacuna en Escocia es aproximadamente del 90%, pero incluso las mujeres no vacunadas mostraron una reducción de la enfermedad.

Estos resultados sugieren que la interrupción de la transmisión del virus del papiloma en Escocia ha creado una “protección de rebaño” sustancial.


(*) Este artículo es publicado en respuesta al interés mostrado por nuestros lectores cuando les preguntamos cuál era el desafío más urgente en materia de salud.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5pk11p8vZEY

https://www.youtube.com/watch?v=OPBtbIkRIUc

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cuartoscuro Archivo
México deberá registrar todas las detenciones en el país; estas son las claves de lo que plantea la iniciativa
Estos son los puntos clave de la ley del Registro Nacional de Detenciones, una de las tres complementarias a la reforma de Guardia Nacional.
Cuartoscuro Archivo
21 de marzo, 2019
Comparte

Por primera vez México tendrá un registro único y nacional de todas las personas que sean detenidas en el país por cualquier fuerza de seguridad local o federal, incluyendo policías o elementos de la nueva Guardia Nacional. En él deberá asentarse desde los datos generales de la persona detenida, hasta si padece de una discapacidad y si presenta lesiones que pudieran ser indicios de tortura.

¿Qué sigue para la Guardia Nacional? Luz verde del Senado, de 17 congresos estatales y tres leyes restantes

Pero no se tratará de un registro público pues todos los datos que contenga serán considerados confidenciales. A él solo tendrán acceso de forma general las autoridades que acrediten exámenes de control de confianza, y en casos específicos los representantes legales de una persona o sus familiares.

Así lo señala la iniciativa con proyecto de decreto por el que se expide la Ley del Registro Nacional de Detenciones, una de las tres leyes complementarias que el Congreso debe poner en marcha en las próximas semanas, por mandato de la reforma constitucional ya aprobada en materia de Guardia Nacional.

Las otras dos leyes complementarias son la Ley Nacional de Uso de la Fuerza y la Ley Orgánica de la Guardia Nacional cuyo proyecto deberá ser presentado por Morena en los siguientes días.

En el caso de la  Ley del Registro Nacional de Detenciones, el proyecto fue presentado por el senador Miguel Ángel Mancera, integrante de las comisiones que deberán dictaminarlo.

En la justificación del proyecto se establece que distintos organismos internacionales y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) han definido la necesidad de que exista un registro de detenidos que permita controlar la legalidad de cada detención y, con ello, prevenir abusos como detenciones ilegales.

“La Corte ha reconocido en relación con el derecho a la libertad personal y las personas privadas de la libertad, que el Estado se encuentra en una posición especial de garante de los derechos de los detenidos, por lo cual la privación de libertad en centros legalmente reconocidos y la existencia de registros de detenidos, constituyen salvaguardas fundamentales contra la desaparición forzada”, indica el proyecto.

¿Qué delitos va a combatir? ¿Qué pasará con los soldados? Las claves de la Guardia Nacional

A continuación te presentamos algunos de los puntos clave de esta iniciativa de ley que está compuesta de 38 artículos ordinarios y cinco transitorios.

¿Qué es el Registro?

Se busca una base de datos nacional en la cual deberán capturarse los detalles de cada una de las detenciones que hagan las fuerzas de seguridad pública y de procuración de justicia del país, ya sea por la comisión de algún ilícito en flagrancia o en su defecto en cumplimiento de una orden de aprehensión.

¿Qué datos tendrá?

El artículo 8 de la iniciativa establece una lista de 15 datos que como mínimo debe incluir cada registro de detención. Entre ellos está el nombre y edad del detenido, lugar de la detención, así como hora y fecha, autoridad que la realiza y que pone a disposición del Ministerio Público a la persona detenida, causa de la detención, cadena de custodia e imagen del detenido.

También deberá describir el estado físico aparente de la persona privada de la libertad, si pertenece a algún grupo vulnerable, si se trata de una persona con alguna discapacidad, o a una comunidad indígena. Además, deberá incluir un documento anexo con la descripción de los hechos que culminaron con la detención.

El artículo 19 indica que toda esta información será considerada como datos personales y estará protegida por la ley en la materia.

¿Quién podrá consultarlo y cómo?

De forma general el artículo 15 del proyecto establece que solo podrán consultarlo autoridades de seguridad pública, procuración e impartición de justicia. Es decir policías, agentes de investigación y jueces.

El artículo 16 indica que las personas que accedan al Registro deberán cumplir además con dos requisitos: haber acreditado los exámenes de control de confianza y haber acreditado las capacidades técnicas para manejarlo. Cada usuario tendrá una llave de acceso personalizada que registrará todas las consultas o modificaciones que lleve a cabo.

El artículo 18 indica que familiares o sus representantes también podrán tener acceso pero solo al registro específico de la persona que interese.

¿El público en general puede revisarlo?

No. El artículo 20  establece literalmente que los particulares no podrán solicitar datos de otro particular a no ser que haya una orden judicial que lo ordene. El artículo 21 señala que “el registro es confidencial”, y el artículo 22 establece que las publicaciones oficiales que se lleven a cabo del mismo solo podrán ser de carácter estadístico.

¿Dónde estará almacenada la información?

Aunque es obligación de todos los estados contar con un registro de detenciones, el artículo 7 establece que es el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) el responsable del almacenamiento, mantenimiento, respaldo y manejo del Registro Nacional.

Además, el artículo 26 subraya que el registro deberá contar con al menos dos centros de almacenamiento distintos como medida de protección y respaldo.

¿Quién es responsable de su operación y vigilancia?

La responsabilidad de alimentar y actualizar el registro depende de las distintas autoridades y fuerzas de seguridad que lleven a cabo las detenciones. El artículo 35 del proyecto de ley señala que los policías deberán contar con los dispositivos tecnológicos correspondientes para acceder al registro y buscar los datos de una persona o, en su defecto, para generar una nueva entrada.

El artículo 37 señala que se creará un Centro Único de Información que establecerá los lineamientos necesarios para el manejo y conservación de la información del Registro. Dicho centro  dependerá exclusivamente del SESNSP.

¿Se puede borrar el registro de una persona?

El artículo 25 establece que sí, pero solo a través de una orden judicial que así lo establezca y mediante un proceso que involucre a las áreas de validación, verificación y administración.

¿Y si el detenido fue torturado?

Uno de los objetivos de contar con un registro de personas detenidas es prevenir irregularidades como que se retenga por demasiado tiempo a una persona o que incluso sea sometida a actos de tortura.

Para reforzar lo anterior, el artículo 30 subraya que a las personas detenidas se les realizará de manera obligatoria un examen físico para valorar si han sido víctimas de tortura, y los resultados deberán agregarse a la entrada correspondiente del Registro Nacional.

¿Cuándo comenzará a funcionar?

Una vez que se promulgue el decreto de la reforma constitucional en materia de Guardia Nacional, que ya fue declarada válida por el Congreso luego de que todos los estados la aprobaron, el Senado tendrá un plazo de 90 días para expedir esta ley complementaria.

Si se mantiene lo que dicen los artículos transitorios del proyecto, la ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación. Luego se habilitarán 30 días para las reformas a los reglamentos correspondientes.

Lo anterior significa que si los tiempos se respetan no habría obstáculos legales para que antes de que concluya el año comience a funcionar el Registro Nacional de Detenciones. No obstante, y como el propio proyecto señala, la Federación, los estados y los municipios deberán realizar las adecuaciones tecnológicas y en telecomunicaciones necesarias para que el sistema sea compatible a nivel nacional.

Para lo anterior no hay una fecha límite. Y en cuanto a los costos, se establece que la Secretaría de Hacienda deberá realizar las adecuaciones necesarias al presupuesto para su implementación.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.