Joshua vs Andy Ruiz: qué es el 'sportswashing' y por qué acusan a los boxeadores de prestarse a esa práctica - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Joshua vs Andy Ruiz: qué es el 'sportswashing' y por qué acusan a los boxeadores de prestarse a esa práctica

Mientras Anthony Joshua se prepara para luchar contra Andy Ruiz en el "Choque en las dunas", Amnistía Internacional sugiere que los sauditas están tratando de "blanquear" su reputación a través del deporte.
7 de diciembre, 2019
Comparte

Existen muchos grandes eventos deportivos en Arabia Saudita: por ejemplo, la pelea de Anthony Joshua contra Andy Ruiz tiene atento al mundo del boxeo este fin de semana.

Al combate, hay que sumar la primera carrera de la temporada de Fórmula E, que fue en Riad el pasado noviembre, y los planes de organizar una nueva carrera de F1 allí.

También se anunció recientemente que la Supercopa de España, con el nuevo formato de cuatro equipos también se celebrará en Arabia Saudita durante los próximos tres años.

Una decisión que ha sido muy criticada, con la ministra española de Deportes en funciones, María José Rienda, diciendo que el gobierno no apoyaría la celebración de competencias “en países donde no se respetan los derechos de las mujeres”.

Una declaración clave para entender cómo y por qué Arabia Saudita es el último país en ser acusado de sportswashing o blanqueo de imagen deportivo”: la práctica de usar eventos deportivos para cambiar la percepción pública de un país.

Término nuevo, estrategia antigua

El término “sportwashing”, que combina las palabras en inglés “sport” (deportes) y “washing” (lavar), fue acuñado en 2015.

Pero entonces se usaba para Azerbaiyán, país con riqueza petrolera pero también un historial de violaciones de derechos humanos.

Chelsea celebrando

Etsuo Hara
La final de la Liga Europa se celebró en Bakú, Azerbaiyán, a pesar de muchas quejas.

Ese año, después de haber patrocinado al Atlético de Madrid, Azerbaiyán apostó por mejorar su imagen con el deporte.

Invirtieron dinero en la organización de los “Juegos Olímpicos Europeos” y un año después organizó su primera carrera de Fórmula 1, inicialmente bajo el nombre de Gran Premio de Europa pero luego simplemente se llamó el Gran Premio de Azerbaiyán.

Bakú también se hizo con la final de la Liga Europa 2019.

Y ahora, cuando se busca el nombre del país en internet, te encuentras, por ejemplo, éxitos de la F1 o de atletismo, haciendo que las violaciones de los derechos humanos bajen de posición.

Cuando el nombre del país aparece en las noticias, suele ser más en el contexto de grandes eventos deportivos y figuras de alto perfil.

Y, sutilmente, esperan los estrategas, ver a estas figuras jugando en ese país transmite al público la señal de que las cosas no pueden ser tan malas allí.

La palabra puede ser nueva pero la práctica no. La Sudáfrica del apartheid participó en muchos esfuerzos para organizar eventos deportivos, incluido una carrera de F1 en la década de 1980 que fue muy controvertida.

Deporte en vez de abusos

Ahora, según sugiere Amnistía Internacional, Arabia Saudita está haciendo lo mismo. La organización defensora de los derechos humanos no quiere que pase a un segundo plano el historial “abismal” de ese país.

Se han implantado fuertes restricciones a la libertad de expresión y a los derechos de las mujeres, al igual que el uso de la pena de muerte para delitos no reconocidos como crímenes por el derecho internacional.

El asesinato del periodista Jamal Khashoggi dentro de la embajada de este país en Turquía también ocupa un lugar destacado en la conciencia mundial.

Seguridad llevándose a una manifestante

Getty Images
Los servicios de seguridad en los Juegos Olímpicos de Pekín se llevaban rápidamente a cualquiera que protestara por la causa tibetana.

Los sauditas tal vez esperan que, a través del deporte, la gente piense menos en estas cosas y más en los grandes momentos deportivos cuando escuchen las palabras “Arabia Saudita”.

La teoría dice que el “sportwashing” funciona particularmente bien por dos razones.

Primero, está el hecho de que la mayoría de los organismos que rigen el deporte insisten en que sus eventos son apolíticos.

La separación del deporte y la política es intrínseca para muchos de ellos. La FIFA castiga a los países donde el gobierno intenta desempeñar un papel en la federación de fútbol de la nación, hasta el punto de vetarlos de torneos.

Esto hace que resulte atractivo para las naciones donde el debate político es limitado. Existe una presión activa de organizaciones como la FIFA o el Comité Olímpico Internacional para que los temas controvertidos se mantengan alejados de sus eventos.

El COI fue muy cauteloso con las protestas pro-Tíbet en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, por ejemplo. Y a los suizos Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri, la FIFA casi los suspende por celebrar goles contra Serbia con un gesto que imitaba la bandera albanesa en el Mundial de 2018.

El efecto Streisand

Fórmula E

Getty Images
El Diriyah E-Prix en Riad abrió la temporada de Fórmula E.

La segunda razón es que, si bien los temas controvertidos se mencionan mientras se prepara un evento, una vez que este comienza, el enfoque inevitablemente se pone en el deporte y eso no cambia.

El gran volumen de historias, una Copa del Mundo tiene hasta cuatro partidos cada día, lo que significa que no hay oportunidad para que los periodistas se concentren en otra cosa.

Las historias sobre protestas en Brasil por el costo de los Juegos Olímpicos de Río 2016, por ejemplo, desaparecieron una vez que el evento empezó. Simplemente, había demasiadas cosas ocurriendo a la vez.

Amnistía Internacional dijo que Anthony Joshua está siendo “engañado” al aceptar pelear en Arabia Saudita y agregó que “cualquiera que haya criticado al régimen ha sido exiliado, arrestado o amenazado”.

“No hay nada parecido a libertad de expresión o derecho a protestar”, denuncia AI.

Pero Joshua respondió que, si bien le daba las gracias a los grupos de derechos humanos que “expresaban su opinión”, sentía que era mejor interactuar con el régimen que simplemente “acusar, señalar con el dedo y gritar desde Reino Unido“.

Añadió que un hombre no podía “ponerse una capa y salvar al mundo”.

Pero, solo el hecho de que Joshua tenga que responder preguntas como esas ya es algo que los organizadores de la pelea quizás no hubieran querido.

Es posible que al tratar de hacer “sportwashing”, los países terminen creando su propia versión del efecto Streisand, por el cual terminan llamando la atención sobre lo que estaban buscando esconder.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=MQ1p_q3xrHU

https://www.youtube.com/watch?v=zfMvqmn0Bb4

https://www.youtube.com/watch?v=da40FCAN4KI&list=PLLhUyPZ7578fM4Kk57tNx01dvsvmI-9TD&index=13&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

NOM-046 ignorada: estados aún eluden garantizar el acceso al aborto en casos de violación

Aunque la NOM-046 establece la obligación de las instituciones de salud de dar este servicio a las mujeres que hayan sufrido una violación, en entidades como Aguascalientes se les siguen poniendo trabas para acceder a este derecho.
Cuartoscuro
Por Marcela Nochebuena 
24 de mayo, 2022
Comparte

En febrero pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) discutió y resolvió el caso de Carlota, a quien a los 16 años le negaron su derecho al aborto por violación en Hidalgo. La Corte determinó que sus derechos humanos fueron violados y que podría acceder a una reparación integral para que situaciones como esta no se repitan. 

Aunque el aborto por violación sexual es legal en todo el país, y su acceso debería garantizarse solo con la declaración de la víctima bajo protesta de decir verdad, estos casos se siguen presentando ante la falta de capacitación al personal de salud y de conocimiento de las autoridades estatales sobre su obligación de brindar este servicio, que niegan con frecuencia.

Desde 2009, la NOM-046, de aplicación nacional, establece que las instituciones de salud deben prestar este servicio, pero como en el caso de Carlota, en muchos aún es necesario el acompañamiento jurídico para presentar demandas de amparo cuando se niega este derecho. El Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) continúa haciendo esta labor, mientras una iniciativa federal para incluir la NOM en la Ley General de Salud sigue en espera de dictaminación y aprobación en el Congreso federal. 

“Esta Norma Oficial Mexicana es de observancia obligatoria para las instituciones del Sistema Nacional de Salud, así como para los y las prestadoras de servicios de salud de los sectores público, social y privado que componen el Sistema Nacional de Salud. Su incumplimiento dará origen a sanción penal, civil o administrativa que corresponda, conforme a las disposiciones legales aplicables”, dice la NOM-046.

Sin embargo, aunque aplica y obliga a todos los estados, en muchas ocasiones estos le niegan el acceso al aborto por violación a las niñas, mujeres y adolescentes que han sido víctimas de violencia sexual, coinciden GIRE y la senadora Patricia Mercado, quien presentó la iniciativa que busca incorporar la NOM-046 a la Ley General de Salud. 

“Existen estados donde, efectivamente, esto ya ocurre, se presta el servicio, pero existen otros donde seguimos teniendo problemas. También ya hemos ganado sentencias en la Corte, donde se ha dicho que negar el acceso al servicio de aborto por violación es inconstitucional, se violan los derechos de las mujeres a las que se les negó y, además, es violencia de género”, señala Melissa Ayala, de GIRE.

Durante 2021, GIRE señaló particularmente el caso de Aguascalientes, donde entre abril y julio la organización tuvo conocimiento de varios casos de mujeres criminalizadas, algo preocupante no solo por la cantidad en un periodo muy corto, sino por el patrón de atención por parte del personal de salud y de la Fiscalía General del Estado.

“Es necesario capacitar no solamente en términos médicos, sino también jurídicos, al personal de salud, porque en muchas ocasiones nos topamos con personal de salud que no conoce sus obligaciones; es bien importante el hacer capacitaciones adecuadas, en términos técnicos, pero también accesibles para el personal de salud”, subraya Ayala.

Del mismo modo, añade, esa capacitación tendría que ser extensiva a las secretarías de Salud locales, para comunicarles por qué es obligatoria la aplicación de la NOM-046, y advertirles que podrían enfrentar sanciones administrativas en caso de no aplicarla.  

La NOM establece también que las instituciones públicas de atención médica deben contar con personas médicas y enfermeras no objetoras de conciencia. “Si en el momento de la solicitud de atención no se pudiera prestar el servicio de manera oportuna y adecuada, se deberá referir de inmediato a la usuaria, a una unidad de salud que cuente con este tipo de personal y con infraestructura de atención con calidad”, dice su última reforma, publicada en 2016.

El tema de salud sexual y reproductiva, congelado a nivel federal

Animal Político publicó este lunes que la despenalización del aborto en los estados es indispensable porque el delito se persigue a nivel local; sin embargo, a nivel federal la despenalización también sigue pendiente, y particularmente la legislación relativa a la garantía de acceso por parte de los servicios de salud federales, como el IMSS y el ISSSTE.

A raíz de la resolución de la SCJN de septiembre de 2021, sobre la inconstitucionalidad de criminalizar el aborto, 11 senadoras de todos los grupos parlamentarios —incluidos el PAN y el PES— presentaron una iniciativa que reforma la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia, la Ley General de Salud y el Código Penal Federal.

“Es un delito del fuero común, difícilmente tiene que ver con el Código (Penal) Federal, no hay nadie en la cárcel por eso; la acusación no se hace a nivel federal, sino a nivel estatal. Lo más importante es el cambio en la Ley General de Salud, porque tiene que ver con el aborto como servicio de salud gratuito que ofrecen tanto la Secretaría de Salud como, ahí está un poco la discusión, también se obligaría al IMSS y al ISSSTE”, señala en entrevista la senadora Patricia Mercado.

Además de esta iniciativa, que permanece sin ser siquiera discutida en el Congreso federal, Mercado promovió una más para que la NOM-046 sea parte del cuerpo de la Ley General de Salud. Mediante la reforma propuesta, se añadiría un apartado a la ley para especificar que, en caso de embarazo por violación, las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica deben dar servicios de interrupción voluntaria del embarazo. “El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante”, dice el texto propuesto. 

“Aunque la norma es obligatoria, y también puedes ampararte y demás, y ganas los amparos, estamos hablando de embarazos: no puedes esperar un día y otro más. Las senadoras Citlalli Hernández, Jesusa Rodríguez y Malú Mícher metieron una propuesta bastante integral sobre salud sexual y reproductiva. Ahí entró también mi iniciativa, en el sentido de meter en toda esta reforma a la salud sexual y reproductiva en la Ley General de Salud el tema de la interrupción del embarazo en condiciones seguras, según la pertinencia de la ley en el estado que se trate, pero con la NOM-046”, explica Mercado.

La legisladora agrega que hasta ahora sucede frecuentemente que las mujeres no son informadas de la existencia de la NOM o las envían a los DIF, que tampoco les dan respuesta, y en ningún momento se les proporciona información adecuada y clara acerca de las opciones que tienen. 

Junto con las reformas a las tres leyes federales para despenalizar el aborto y asegurar su acceso, las iniciativas en torno a salud sexual reproductiva completan el piso legislativo necesario para garantizar los derechos de las mujeres.

“Aquí la cuestión es ver si generamos la voluntad política y los acuerdos necesarios para echarlo adelante. A nivel local ha existido esa voluntad, más que hacerlo a nivel nacional, que ya se meten los grandes poderes fácticos, tanto económicos como eclesiásticos, ahí como que no se quiere enfrentar eso”, señala Mercado.

La legisladora no está segura de si las iniciativas podrán avanzar en el Congreso federal, pues hasta ahora no ha sido una prioridad para el gobierno, “y el propio presidente (Andrés Manuel López Obrador) ha dicho muchas veces que en todo caso, lo mandaría a consulta, o que no necesariamente es algo que le parezca importante”.

“La relación entre la mayoría legislativa y el gobierno federal es muy cercana: o todos están de acuerdo o no se pasa la ley. Vamos a ver qué sucede. La coalición gobernante, y esto que están haciendo las feministas, hay que reconocer, en los congresos donde es mayoría Morena, de despenalizar a nivel local, es algo que el gobierno federal no se ha metido a decir no, pero tampoco sí. Lo que está sucediendo a nivel local es muy importante porque no sé si suceda a nivel federal”, dice la senadora.

Al igual que en el Congreso federal, Morena tiene mayoría parlamentaria en Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas, donde el aborto permanece criminalizado.

Una de las ventajas de la reforma que despenalizó el aborto en Guerrero, aprobada la semana pasada, coinciden las organizaciones, es que el Código Penal local se homologó a la resolución de la Corte, pero también a la NOM-046, que era un pendiente en ese estado en particular, pues de manera previa, el código se había modificado para obstaculizar el derecho, al establecer como requisito la denuncia formal. 

Guerrero se convirtió en la novena entidad en despenalizar el aborto voluntario hasta la semana 12 de gestación, después de la Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz, Baja California, Colima, Coahuila y Sinaloa; a excepción de la primera, de 2007, las otras siete reformas sucedieron en los últimos tres años. Aunque en Quintana Roo y Puebla persiste un fuerte activismo y se ha llevado a cabo la toma de los congresos, estos estados han enfrentado largos procesos de iniciativas presentadas y no aprobadas. 

Organizaciones como GIRE y el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB) alertan sobre la necesidad de garantizar el acceso al aborto, además de eliminar su penalización, y particularmente en Sinaloa, de modificar el texto de la reforma que despenaliza, que resultó violatorio a los derechos de las mujeres al definir el delito como la finalización anticipada del proceso de gestación después de la décima tercera semana (un nacimiento anticipado no es equiparable a un aborto) y establecer que, en caso de alteraciones genéticas o congénitas en el producto, no es necesario el consentimiento de la mujer.

Lee más: Guerrero despenaliza el aborto voluntario hasta la semana 12

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.