Laurel Hubbard será la primera atleta transgénero en los Juegos Olímpicos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Laurel Hubbard, levantadora de pesas, será la primera atleta transgénero en los Juegos Olímpicos

La levantadora de pesas neozelandesa Laurel Hubbard se dirige a Tokio 2021, es la primera atleta transgénero elegida para competir en unos Juegos Olímpicos.
21 de junio, 2021
Comparte

Laurel Hubbard se convirtió en la primera atleta transgénero elegida para competir en unos Juegos Olímpicos.

Los oficiales la seleccionaron para la competencia de halterofilia para mujeres 87kg, de Tokio 2021.

La clasificación de esta mujer de 43 años es posible luego de que el Comité Olímpico Internacional (COI) cambiara sus reglas en 2015 permitiendo a los atletas transgénero competir como mujeres si sus niveles de testosterona —la hormona que aumenta la masa muscular— están por debajo de cierto umbral.

Anteriormente, ella había competido en eventos masculinos antes de declararse transgénero en 2013.

La decisión ha causado controversia: mientras sus críticos aseguran que tiene una ventaja que puede resultar injusta para las otras competidoras, hay quienes la respaldan abogando por una mayor inclusión en los Juegos.

“Estoy agradecida y honrada por la amabilidad y el apoyo que me han brindado tantos neozelandeses”, dijo Hubbard en un comunicado emitido por el Comité Olímpico de Nueva Zelanda el lunes.

Elección controvertida

Si bien los niveles de testosterona de la atleta están por debajo del umbral establecido por el COI, algunas críticas apuntan a que existen ventajas biológicas de los hombres que han pasado por la pubertad, como el aumento de la densidad ósea y muscular, que hacen que su participación siga siendo injusta para el resto de las competidoras.

Una protesta a favor de los derechos transgénero en Londres.

Getty Images
En los úlimos años, el movimiento que aboga por los derechos de las personas transgénero ha aumentado considerablemente.

El mes pasado, la levantadora de pesas belga Anna Vanbellinghen, que competirá en la misma categoría, dijo que si Hubbard se presenta en Tokio sería injusto, catalogando el hecho como una “broma de mal gusto”.

Agregó que si bien apoyaba plenamente a la comunidad transgénero, el principio de inclusión no debería ser “a expensas de los demás”.

“Cualquiera que haya entrenado levantamiento de pesas a un alto nivel sabe que esto es cierto: esta situación en particular es injusta para el deporte y los atletas”, dijo en mayo.

“Se pierden oportunidades que cambian la vida de algunos atletas, medallas y calificaciones olímpicas”, agregó.

“Inclusión y respeto para todos”

Pero el gobierno de Nueva Zelanda y el principal organismo deportivo del país han respaldado su inclusión para los próximos Juegos Olímpicos.

El director ejecutivo del Comité Olímpico de Nueva Zelanda, Kereyn Smith, señaló que Hubbard cumple con los criterios de elegibilidad y que “como equipo de Nueva Zelanda, tenemos una fuerte cultura de inclusión y respeto para todos”.

“Reconocemos que la identidad de género en el deporte es un tema muy delicado y complejo que requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el campo de juego”, agregó.

Laurel Hubbard

Reuters
Hubbard dijo que estaba agradecida y honrada por el apoyo.

Por su parte, el jefe de Halterofilia Olímpica de Nueva Zelanda, Richie Patterson, dijo que la atleta había mostrado “coraje y perseverancia” para recuperarse de una lesión de 2018 que amenazó su carrera.

“Esperamos poder apoyarla en sus preparativos finales hacia Tokio”, indicó.

Controversias pasadas

Laurel Hubbard se encuentra entre las atletas mejor clasificadas del mundo en su categoría.

Pero su participación en competiciones anteriores no ha estado exenta de polémicas.

En 2019 ganó una medalla de oro en los Juegos del Pacífico en Samoa, venciendo a una atleta del país anfitrión, lo que provocó indignación.

En la competencia de los Juegos de la Mancomunidad, en Gold Coast.

Getty Images

Desde entonces, el jefe de halterofilia de Samoa ha dicho que la selección de Hubbard en Tokio es como permitir que los atletas se “droguen”, temiendo que esto pueda costarle nuevamente una medalla a su país.

En 2018, en tanto, la federación de halterofilia de Australia intentó que Hubbard fuera excluida de los Juegos de la Mancomunidad, en Gold Coast, pero los organizadores rechazaron la medida.

De todas maneras, Hubbard tuvo que retirarse de la competencia en esa ocasión debido a una lesión.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=oFbgfkh4cj8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
FGR

La FGR oculta identidad de testigos e implicados en supuestos sobornos para avalar reformas; el INAI alista sanciones por desacato

En desacato a una orden del INAI, la fiscalía no transparentó los nombres de las personas implicadas en los hechos denunciados por Emilio Lozoya. Solo publicó tomos del expediente cubiertos totalmente de negro.
FGR
6 de julio, 2022
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) decidió no hacer pública la lista de las personas que figuran como presuntos testigos e inculpados dentro de la investigación iniciada por los supuestos sobornos que, según el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, se pagaron a legisladores en el sexenio pasado para que se aprobara la reforma energética.

Lo anterior, pese a que el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) le había ordenado dar a conocer dicha información por tratarse de hechos de posible corrupción y ser de interés público. Ahora, el INAI prepara sanciones e incluso denuncias si dicho desacato continúa.

Animal Político había solicitado vía transparencia a la FGR conocer la lista de personas que figuran como testigos y probables responsables en la carpeta de investigación FED/SEIDF/CGI-CDMX/0000865/2020, iniciada a partir de una denuncia que Lozoya presentó ante el Ministerio Público y cuyo contenido fue filtrado públicamente.  

En dicha denuncia, fechada el 11 de agosto de 2020, el exdirector de Pemex aseguraba que, por supuestas órdenes del exsecretario de Hacienda Luis Videgaray y del expresidente Enrique Peña Nieto, se había utilizado parte del dinero enviado por la constructora Odebrecht para sobornar a legisladores del PAN y del PRI. A partir de esos dichos, la FGR inició la referida investigación que ya está cerca de cumplir dos años, sin que dichos hechos se hayan probado.

Originalmente, la FGR se negó a entregar cualquier información relacionada con la carpeta de investigación bajo el argumento de que se trataba de un caso distinto a la indagatoria desclasificada del caso Odebrecht, iniciada desde 2017 y por la cual Lozoya se encuentra bajo proceso. Ante esa negativa, este medio promovió un recurso de inconformidad, por lo que el caso pasó al pleno del INAI.

Al resolver la queja, asentada en el recurso de revisión 299/2022, los comisionados concluyeron que era procedente aplicar la excepción que contemplan las leyes general y federal de Transparencia, que consideran que si bien las carpetas de investigación son documentos reservados, esto no aplica cuando se trata de hechos de corrupción.

En la resolución de casi 100 páginas, los comisionados recordaron que dicha indagatoria se abrió a partir de la denuncia presentada por Lozoya como parte de un procedimiento para obtener un criterio de oportunidad en el que ofreció denunciar hechos de posible corrupción en los que, según él, estaban implicadas las más altas esferas del gobierno de México. Y donde, además, se advierte que existieron posibles operaciones de lavado de dinero.

Se trata, indica el documento, de un hecho que resulta de amplio interés público y en donde, por lo tanto, debe prevalecer el derecho a la información sobre las clasificaciones de reserva e, incluso, sobre el derecho a la privacidad de las personas posiblemente implicadas.

“De manera que, si la Fiscalía General de la República aperturó la carpeta de investigación número FED/SEIDF/CGI-CDMX/0000865/2020, en contra de las personas que posiblemente cometieron los referidos actos de corrupción, el hecho de que dé a conocer sus nombres, independientemente de que se encuentre en la fase de investigación, significaría rendir cuentas del compromiso del Estado mexicano en el combate a la corrupción ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, y frente a la sociedad nacional e internacional”, señala la resolución del INAI.

En ese contexto, el INAI ordenó a la FGR publicar los tomos de la carpeta de investigación en versión pública, y revelar la lista completa de personas señaladas como testigos y probables responsables en esta indagatoria en específico. Y le instruyó hacerlo no solo como una respuesta a la solicitud presentada por este medio, sino también considerarlo como una obligación de transparencia y, por ende, que la indagatoria se desclasifique permanentemente y la información se ponga al alcance de todos en los sitios web de la institución.

El desacato

El pasado 26 de mayo, la FGR envió el oficio FGR/UTAG/DG/002722/2022, en el que informó que ya había publicado en su sitio web los primeros  tomos de la referida carpeta de investigación. Sin embargo, se negó a revelar la lista de personas que han rendido declaraciones en calidad de testigos o probables responsables, bajo el argumento de que se debe privilegiar la protección de datos personales.

Ante este panorama, el INAI emitió una resolución de incumplimiento, enviada a este medio, en la que considera que la fiscalía, de forma incorrecta e improcedente, ha rechazado atender una instrucción que ya es inatacable.

“Las resoluciones del instituto son vinculatorias, definitivas e inatacables… se estima que el sujeto obligado (la FGR) no acató la instrucción de resolución de mérito; por lo tanto, lo procedente es tener por incumplida la resolución relacionada con el recurso de revisión”, indica en el documento.

En consecuencia, el instituto le envió un nuevo oficio a la FGR, en el que le pide a los superiores jerárquicos de los fiscales responsables del caso que atiendan de inmediato la resolución y revelen la lista de personas implicadas en la indagatoria. El plazo final para acatar esta determinación fue de cinco días hábiles, que concluyen hoy.

De prevalecer la negativa, el INAI indicó que aplicará las denominadas “medidas de apremio”, que van desde multas a los servidores públicos involucrados hasta la posibilidad de presentar denuncias para que se inicien procedimientos de investigación y sanción en contra de los funcionarios.

Hasta la publicación de esta nota, este medio no había recibido nueva información de la FGR relacionada con la lista de los implicados en este caso.

Y “desclasifican” en negro

En cuanto a la difusión en versión pública de la carpeta de investigación iniciada por los supuestos sobornos denunciados por Lozoya, la FGR publicó los primeros 23 tomos de dicha indagatoria en el apartado de “transparencia focalizada” de su página web. Sin embargo, la mayor parte de la información es ilegible.

Lo anterior, debido a que la FGR decidió testar —cubrir en negro— amplios fragmentos de la información que contiene el expediente. Por ejemplo, el tomo XVII, que consta de mil 353 páginas, tiene totalmente cubiertas con un cuadro negro las cuartillas desde la página 3 hasta la última. 

La situación se repite en prácticamente todos los tomos: cuadros negros que a veces abarcan una parte de las páginas o las cuartillas completas. El propio nombre del archivo con el que se subió la página advierte que se trata de tomos “censurados”.

Al principio de cada tomo, la FGR coloca una cuartilla donde explica la cantidad de datos que ha decidido no publicar bajo el argumento de que se trata de información confidencial o reservada. Entre ella se encuentra: cualquier nombre, nacionalidad, trayectoria o identidad de personas físicas o morales (empresas); los nombres de probables víctimas, probables responsables, testigos; los datos del personal sustantivo; la información recibida por asistencias jurídicas internacionales, y las líneas de investigación que se encuentren vigentes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.