Los países y Papas que han pedido perdón por crímenes y abusos históricos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty

Los países y Papas que han pedido perdón por crímenes y abusos históricos

Mediante una carta México solicitó a España que pida disculpas por los abusos que se cometieron durante la Conquista. España rechazó el contenido de la carta, pero ¿qué otros países sí han pedido perdón por hechos ocurridos hace muchos años?
Getty
27 de marzo, 2019
Comparte

Después de que Andrés Manuel López Obrador les solicitara al rey Felipe VI de España y al papa Francisco que pidan perdón por los abusos cometidos durante la Conquista se armó revuelo a ambos lados del Atlántico.

El gobierno de España respondió con un comunicado que rechaza “con firmeza” el contenido de la carta de AMLO.

Mientras en México, los partidos de la oposición acusaron a AMLO de querer distraer la atención de otros asuntos.

“Este es un tema electoral al 100 % y verdaderamente se me hace vergonzoso este tipo de peticiones cuando deberíamos estar viendo los temas importantes del país”, dijo ante la prensa Mauricio Kuri,coordinador del conservador Partido Acción Nacional (PAN, centro-derecha) en el Senado.

En BBC Mundo recopilamos algunos casos en que países o Papas que sí han pedido que se les perdone por hechos cometidos hace muchos años.

Los casos en América

Chile a los mapuches

“Hemos fallado como país”, decía en junio de 2017 la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en referencia a las políticas de reconocimiento político y cultural de los pueblos originarios.

“Quiero solemne y humildemente pedir perdón al pueblo mapuche por los errores yhorrores cometidos o tolerados por el Estado en nuestra relación con ellos y sus comunidades”.

Enfrentamientos con la policía

Getty
La muerte de un joven mapuche en noviembre de 2018 desató de nuevo las protestas de estudiantes y activistas mapuches.

Con estas palabras, Chile inauguraba un nuevo marco de relaciones con la comunidad indígena más grande del país y la Araucanía, la zona del sur del país de la que son originarios.

El objetivo era crear una comisión que escuchara las reivindicaciones territoriales para proponer soluciones concretas tras años de conflicto.

Sin embargo, el reconocimiento no trajo la paz, la comunidad mapuche y el Estado siguen enfrentados.

Canadá a los pueblos inuit

A mediados del siglo XX, más de 5.000 inuit, es decir, la mitad de la población total del Ártico oriental canadiense, fueron evacuados forzosamente por padecer tuberculosis.

Los inuit son los pueblos originarios que habitan la región del Ártico.

Durante un brote de la enfermedad a mediados de siglo, muchos se vieron obligados a ir al sur de Canadá para recibir tratamiento.

Fue entre las décadas de los años 40 y los 60. Entonces, la tuberculosis era un grave problema entre la población inuit y registraban algunas de las tasas más altas del mundo.

Pero separados de sus familias e incapaces de hablar su idioma, muchos fueron enterrados en tumbas sin nombre.

El pasado mes de marzo, en un viaje oficial a Iqaluit, la ciudad inuit del ártico canadiense, el primer ministro Justin Trudeau pidió disculpas por lo que calificó de “comportamiento colonial”.

“Durante demasiado tiempo, la relación del gobierno con los inuit ha sido una de dobles estándares y de un tratamiento injusto y desequilibrado. Canadá debe cargar con esa culpa y vergüenza”.

Tres Papas a las comunidades indígenas

Juan Pablo II fue el primero, pero Benedicto XVI y el papa Francisco también han reconocido los atropellos cometidos por la Iglesia católica en su intento de evangelizar América Latina.

El más reciente fue en julio de 2015, cuando en un viaje oficial a Bolivia, el papa Francisco pidió expresamente perdón a los pueblos originarios por los crímenes “durante la llamada conquista de América”.

El primer Papa latinoamericano pedía disculpas formalmente por ese periodo oscuro de la era colonial.

Papa

Getty
El papa Francisco pidió perdón en Bolivia.

“Alguno podrá decir, con derecho, que cuando el Papa habla del colonialismo se olvida de ciertas acciones de la Iglesia”, dijo.

“Les digo, con pesar: se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios”, añadió Francisco en su discurso en Santa Cruz durante el II Congreso Mundial de Movimientos Populares en Bolivia.

Sus predecesores también tuvieron palabras de arrepentimiento.

En octubre de 1992, Juan Pablo II pidió en Santo Domingo a los indígenas que perdonasen las injusticias cometidas contra sus antepasados, mientras que Benedicto XVI afirmó en 2007 que “el recuerdo de un pasado glorioso no puede ignorar las sombras que acompañaron la obra de evangelización del continente latinoamericano”.

“No es posible olvidar los sufrimientos y las injusticias que infligieron los colonizadores a las poblaciones indígenas, a menudo pisoteadas en sus derechos humanos fundamentales”, dijo entonces.

Estado Unidos por la esclavitud y la segregación

Estados Unidos expresó su pesar por la esclavitud mediante dos resoluciones: una por parte de la Cámara de Representantes en 2008 y otra en 2009 por parte del Senado.

Ambas instituciones se disculparon con los afroamericanos en nombre del pueblo de EE.UU. por los errores cometidos contra ellos y sus antepasados bajo la esclavitud, y las muchas décadas de segregación que siguieron.

Aunque hubo poca oposición a las declaraciones, el hecho de que ambas cámaras del Congreso no lograran ponerse de acuerdo en una sola resolución, expone uno de los principales problemas cuando se trata de pedir perdón.

esclavos

Dominio Público
El Congreso de EE.UU. pidió perdón por los años de esclavitud.

Las disculpas del Senado incluyeron un descargo de responsabilidad que decía que la resolución no podía usarse para reclamar una compensación financiera a EE.UU. por la esclavitud o la segregación.

A esto se opusieron algunos miembros del grupo de representantes negros de la Cámara, quienes estaban haciendo campaña para lograr pagos a los descendientes de esclavos.

El presidente en ese momento, Barack Obama, recibió con agrado las disculpas del Congreso, pero nunca pidió que se pagara una indemnización mientras él estaba en el cargo.

Las personas con historias familiares como la de Obama demuestran lo difícil que sería la compensación: la historia familiar de su madre blanca incluye tanto a dueños de esclavos como a al menos a un esclavo, mientras que su padre negro nació en Kenia y llegó a EE.UU. mucho después de que la esclavitud hubiera terminado.

Si se autorizaran las compensaciones, ¿quiénes tendrían que pagar y quiénes recibirían los pagos?

Los problemas sobre si las disculpas deben incluir una compensación financiera han impedido que muchos líderes admitan formalmente la culpa.

Los casos en Europa

Reino Unido por su rol en la hambruna en Irlanda

Poco más de 150 años después de que comenzara la hambruna irlandesa en 1845, el entonces primer ministro británico, Tony Blair, dijo: “Aquellos que gobernaron en Londres en ese momento le fallaron a su gente”.

Estatuas

Getty
La hambruna es uno de los episodios más dolorosos de la historia de Irlanda.

Alrededor de un millón de personas murieron y dos millones emigraron cuando la plaga arrasó con la cosecha de papa de Irlanda y el Parlamento británico tardó en eliminar las restricciones a la importación de alimentos.

El discurso de 1997 llegó en un momento en que mejoraban las relaciones entre Reino Unido e Irlanda (que no se independizó hasta 1922) y se firmó el Acuerdo de Viernes Santo, que buscaba resolver muchos de los problemas de los dos países respecto a Irlanda del Norte.

Los críticos se han quejado de que las palabras de Blair no fueron una disculpa completa y formal.

Si bien no se ha hecho ninguna oferta de compensación a Irlanda por la hambruna, Reino Unido ha pagado a personas que fueron gobernadas por los británicos más recientemente.

En 2013, el gobierno se disculpó y acordó un paquete de compensación de US$25 millones para los kenianos que fueron torturados durante la revuelta de Mau Mau en la década de 1950.

Alemania Occidental por el Holocausto

A diferencia de los casos anteriores, Alemania Occidental acordó rápidamente pagos de compensación después de la Segunda Guerra Mundial por las acciones de la Alemania nazi.

En 1951, el canciller Konrad Adenauer dijo: “Se han cometido crímenes indecibles en nombre del pueblo alemán, lo cual hace un llamado a una indemnización moral y material”.

manos

Getty
Israel recibió una indemnización por los crímenes contra los judíos.

Los pagos a Israel y a los sobrevivientes del Holocausto, que comenzaron en 1953, totalizaron más de US$70.000 millones.

Tal vez sorprendentemente, en este caso, son algunas de las víctimas las que se han quejado de que se haya pagado una indemnización.

Los opositores opinaban que si Israel aceptaba dinero de Alemania Occidental, sería el equivalente a perdonar a los nazis por sus crímenes.

Parte del dinero, pagado a Israel como compensación por el costo de reasentar judíos desde Europa, ayudó al país en sus primeros años de existencia.

Japón indeciso

Otros países no han sido tan decididos.

Aunque Japón firmó acuerdos posteriores a la Segunda Guerra Mundial con Corea del Sur y China, que incluían paquetes financieros, en ocasiones sus relaciones con sus vecinos se han ido a pique.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha sido criticado por ser ambiguo sobre si Japón fue “agresivo” durante el conflicto.

Abe ha visitado y enviado ofertas a un santuario que honra a los criminales de guerra.

Pero también ha acordado paquetes de compensación para mujeres coreanas que fueron utilizadas como esclavas sexuales por soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Al igual que muchos políticos, al primer ministro Abe le ha resultado difícil equilibrar los sentimientos nacionalistas de su país y las buenas relaciones con líderes extranjeros.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL /CUARTOSCURO.COM

ONG detecta mayor expulsión de jóvenes LGBT+ de sus casas en contingencia por Covid-19

La ONG It Gets Better en México afirma que las expulsiones de jóvenes LGBT+ son debido a la incertidumbre por la nueva enfermedad y las medidas de quedarse en casa.
FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL /CUARTOSCURO.COM
22 de marzo, 2020
Comparte

En tan solo 10 días, al director de la organización It Gets Better en México, Alex Orué, le llegaron 15 casos de jóvenes que fueron expulsados de sus casas tras la revelación de que son lesbianas, gays, bisexuales, trans u otras identidades de género (LGBT+). Esto en plena contingencia por la llegada del Covid-19 a México, en contraste con que, regularmente, atiende solo dos casos por semana.

“15 casos en 10 días es una crisis”, dice contundente.

Para Orué, una situación de incertidumbre por la nueva enfermedad y las medidas recomendadas de quedarse en casa, son como echarle gasolina  a problemas que ya se tenían: la alta incidencia de personas LGBT+ que están en situación de calle, la falta de servicios públicos para ellos —sobre todo fuera de la Ciudad de México— y que regularmente no cuentan con el respaldo familiar, por lo que pueden sufrir violencia y discriminación dentro de su propio hogar.

“Piensa en cualquier otro tipo de discriminación, por etnia, estrato socioeconómico, discapacidad, religión… cualquier otro factor, normalmente al llegar a casa nos encontramos con gente que o viene de un contexto similar o tiene empatía. Pero si eres LGBT, normalmente no encuentras referencias cercanas de gente como tú”, lamenta.

Entérate: Juez niega amparo a Colectivo de Yucatán, les pide pruebas de que son personas LGBTI

Por ello, recomienda que para los días que se vienen, cada persona valore si la situación con su familia puede tornarse hostil, busque su red de apoyo con amigos u otros de su misma comunidad, e incluso tenga a la mano teléfonos y páginas de organizaciones como la que él dirige en caso de necesitar ayuda profesional.

¿Cómo enfrentar la cuarentena si eres LGBTIQ+?

La psicóloga especialista en personas LGBT+, Gladys Balderas, que colabora en la asociación civil Yaaj para proteger los derechos de estas comunidades, aconseja planear actividades para mantenerse ocupado, asegurarse de tener espacios a solas, y evitar roces con la familia.

“Muchas de las personas LGBT  no tienen  una buena relación familiar y desafortunadamente tampoco tienen el capital económico para poder salirse de casa, y son bastantes días encerrados, entonces eso puede generar muchos choques. Con la falta de actividades, muchas veces se recurre a discusiones que ya se habían tenido con anterioridad, que van siempre de la orientación sexual o de la identidad de género y eso puede escalar muy fácilmente por el encierro. Entonces es importante evitar estas discusiones, tratar de distraernos, no atender a reclamos de tiempos pasados”, explica.

“El encierro también tiende a desesperarnos mucho y que algo que puede ser muy pequeño, detone en cuestión de segundos. Por eso también es importante, aún en el encierro, tratar de buscar espacios de aislamiento para tranquilizarnos y no permitir que la situación escale”.

Lee: Derechos de la comunidad LGBT+: ¿Qué se ha logrado en 10 años?

El también psicólogo especializado en esta población, Moisés Hernández, dirige el programa “La Hora Segura” de It Gets Better, un espacio los miércoles de 8 a 9 de la noche en la que se atienden dudas y se da contención por las redes de la organización. A base de esa experiencia, enumera a Animal Político cinco recomendaciones, también dependiendo del nivel de conflicto que se pueda llegar a enfrentar durante la crisis por la pandemia del nuevo coronavirus:

  1. Fortalécete

“Trabajar en sí mismo, en sí misma, en sí misme. Leer, informarse, empoderarse, inspirarse. Para esto, por ejemplo, mirar películas de temática LGBT, leer libros de eso, visitar canales de YouTube y hacer todo lo necesario para elevar su autoestima”, comenta.

  1. Conéctate con tu comunidad

Este es uno de los puntos que más destacan todos los especialistas: si la familia los hace sentir solos, buscar a los amigos, otras personas de su comunidad, incluso parejas o exparejas que los hagan sentir comprendidos.

Balderas los considera la otra familia que uno se crea. Y aunque no sea posible verse por la cuarentena, echar mano de la tecnología y las redes sociales para estar más en contacto con esa gente con la que sí se siente apoyo.

  1. Evita riesgos

“Siempre aconsejamos que cuando van a tratar algún tema como salida del clóset o retomar temas inconclusos con la familia, que se haga en las mejores condiciones. Pero probablemente la cuarentena no vaya a ser justamente una situación en la que se puedan tratar estos temas. Recomendamos buscar señales, pero sugerimos que si no saben cómo van a reaccionar o hay indicios de que  no será de manera positiva, es mejor esperar a que pase”, señala.

Puede haber casos, advierte, en el que la convivencia de varios días sí mejore la convivencia y fortalezca lazos familiares, y entonces sí pueda, por ejemplo, volver a hablar de la salida del clóset, porque la familia ya tuvo un tiempo para asimilarlo.

  1. Busca apoyo

Si es inevitable que salgan los temas de conflicto, porque la propia familia los saca del clóset o los presiona con hablar de su orientación sexual o identidad de género, o si los amigos no son suficientes para darles contención, Hernández recomienda acudir a ayuda profesional.

La Hora Segura, el programa que coordina, es los miércoles de 8 a 9, con un equipo de cinco psicólogos con años de experiencia que da apoyo a través del chat de Facebook de It Gets Better, pero están atentos a toda hora en caso de que haya una emergencia. También se puede recurrir para terapias personalizadas a la Clínica Diversa, en sus redes sociales o su correo [email protected].

Balderas ofrece su apoyo si la contactan a través de su cuenta de Twitter, @Lessintelectual. Trabaja también con el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México, que tiene una línea con casi 90 psicólogos. Aunque todos tienen capacitación para atender a población LGBT+, ella comenta que a quien tome la llamada se le puede decir que necesitan específicamente este enfoque, para estar seguros.

Además, un punto clave es que  no solo es por teléfono, sino que también funciona por chat, lo cual puede ser muy útil si alguien no se siente cómodo hablando o no tiene la privacidad para una llamada y prefiere recibir asesoría por escrito. El número es 55-55-33-55-33.

“Las crisis de ansiedad se identifican por respiraciones agitadas, incapacidad de ver con claridad en algunos casos, mareos, dolores focalizados en el área de la cabeza o el estómago, porque es donde estamos acumulando el enojo. Entonces, si yo noto que ya estoy pensando de manera acelerada, la hiperventilación, es importante tratar de calmar mi respiración por mí mismo, y si no lo logro, llamar a una línea de ayuda”, detalla la especialista.

  1. Planea

“Por último, sugerimos: planea. Si hay alguna posibilidad de que vayan a sufrir violencia y que incluso tengan que tomar distancia de la familia durante la cuarentena, que anticipen con qué otros familiares o amistades pueden encontrar alojamiento y apoyo en caso de ser necesario”, indica Hernández.

Alex Orué comenta que hay pocos albergues públicos o de asociaciones civiles, pero existen en Guadalajara, en Mexicali para migrantes y personas LGBT+, en Tijuana, y los de la red “Casa Alianza” para poblaciones en calle.

Lo importante, explican, es encontrar un lugar seguro para no verse en la situación de los 15 casos que el activista tuvo conocimiento en los últimos días.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts