Los 8 países, incluidos dos de América Latina, que dan señales de una posible recesión global - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los 8 países, incluidos dos de América Latina, que dan señales de una posible recesión global

Aunque el FMI ha vaticinado un crecimiento global entre el 3,2% y 3,5% hasta el 2020, el clima en los mercados internacionales es de ansiedad. ¿Por qué? Lo que ocurre en estos ocho países tiene la respuesta.
20 de agosto, 2019
Comparte

La economía mundial va bien. ¿O quizá no tanto?

El FMI vaticinó en julio un crecimiento del PIB global de 3,2% para 2019 y de 3,5% para 2020. No son cifras despreciables.

Sin embargo, el clima dominante en los mercados internacionales no es de satisfacción sino de una ansiedad que “se hace más profunda cada día”, según apuntó en un reciente editorial la revista The Economist.

El nerviosismo de los inversores se hace más visible en el comportamiento de las bolsas pero, en especial, en los tipos de operaciones que realizan.

El precio del oro, un refugio por excelencia para los capitales, se encuentra en su punto máximo de los últimos seis años.

Al mismo tiempo, se mantiene la demanda por los bonos gubernamentales de economías sólidas y predecibles como Alemania y Suiza, aunque ofrecen tasas de interés negativas.

Y mientras Estados Unidos goza de la tasa de desempleo más baja en medio siglo y del periodo de expansión económica más largo de su historia, se multiplican las voces que anticipan el final de la buena racha.

Algunas de ellas apuntan que la economía estadounidense registra desde hace cinco meses una curva de rendimiento (o “curva de yield”) invertida, un fenómeno que se produce cuando las tasas de interés de los bonos del Estado de largo plazo son más bajas que las de corto plazo y que usualmente anticipa el surgimiento de una crisis.

Recesión parece ser la palabra de moda entre analistas, pero ¿a qué se deben estas expectativas negativas si el PIB global sigue creciendo y no ha estallado aún ninguna crisis severa?

La respuesta parece estar en los problemas que presentan algunas economías clave del globo. BBC Mundo te cuenta cuáles son esos países.

1. Estados Unidos

Donald Trump

Getty Images
La guerra comercial de Trump con China ha creado gran incertidumbre en los mercados.

Con una expectativa de crecimiento del 2,6% para 2019 (la tasa más alta dentro del G-7, que reúne a los países más industrializados), a Estados Unidos parece irle bien.

Nuestra economía es la mejor del mundo, con diferencia. El menor desempleo que se haya visto en casi todas las categorías. Rumbo a un gran crecimiento después de que los acuerdos de comercio se concluyan”, dijo Donald Trump el pasado domingo en Twitter.

Sin embargo, los analistas temen que la guerra comercial con China termine por impulsar al país a la recesión.

Aparentemente consciente de los posibles “daños colaterales” de ese enfrentamiento, Trump postergó la semana pasada hasta después del próximo 15 de diciembre el aumento de aranceles previsto para productos procedentes de China.

Pese a ello, el choque entre Washington y Pekín causa impactos que van más allá de estos dos países y es considerado como un elemento central que puede ser decisivo para causar una recesión internacional.

2. China

Aunque crece a un impresionante 6%, la economía de China se viene enfriando progresivamente.

Getty Images
Aunque crece a un impresionante 6%, la economía de China se viene enfriando progresivamente.

La economía de China sigue registrando una importante tasa de crecimiento del 6%. Sin embargo, es la menor que ha registrado ese país en los últimos 17 años.

La ralentización obedece en parte a los esfuerzos del gobierno del presidente Xi Jinping de intentar que el país crezca en sectores de mayor nivel como los servicios y la alta tecnología, pero también por la reducción de los rendimientos derivados de su modelo de capitalismo de Estado, que muestra lo que algunos analistas consideran como “signos de agotamiento”.

En los últimos años, el Estado aumentó su control sobre la economía en detrimento de los actores privados y la mayor parte de los nuevos créditos bancarios estuvieron dirigidos a empresas públicas.

Además, la producción industrial cayó en julio a su punto más bajo en los últimos 17 años, algo que puede ser parcialmente atribuido a los aranceles impuestos por Trump.

Las medidas tomadas por Washington también han causado una ralentización de las exportaciones, lo que tiene implicaciones para la economía mundial.

3. Reino Unido

El proceso sobre el Brexit abrió grandes incertidumbres en torno a Reino Unido.

Getty Images
El proceso sobre el Brexit abrió grandes incertidumbres en torno a Reino Unido.

Durante el segundo trimestre de 2019, la economía de Reino Unido se contrajo en 0,2%.

Ante este fenómeno, los analistas atribuyen sus dificultades económicas a las dudas relacionadas con el proceso de salida del país de la Unión Europea (UE), conocido como Brexit, previsto originalmente para el pasado 29 de marzo.

La promesa del actual primer ministro, Boris Johnson, de hacer realidad el Brexit el próximo 31 de octubre -haya o no acuerdo con la UE- y los actuales intentos en el Parlamento británico para evitar una salida sin acuerdo, le echan más gasolina al fuego de la incertidumbre.

Desde la realización del reñido referéndum en el que se decidió la salida de Reino Unido de la UE en junio de 2016, la libra esterlina pasó de valer US$1,46 a US$1,21.

4. Alemania

La gran capacidad exportadora ha sido una característica de la economía alemana.

Getty Images
La gran capacidad exportadora ha sido una característica de la economía alemana.

Considerada por décadas como la locomotora económica del tren europeo, la economía alemana cayó un 0,1% durante el segundo trimestre de este año.

Conocida por su gran capacidad exportadora -especialmente de maquinarias, camiones y vehículos-, fue precisamente en este sector donde se originó el retroceso de la economía germana, que resultó afectada por una fuerte caída de sus ventas, especialmente de las dirigidas a China.

En términos interanuales, las exportaciones de Alemania cayeron 8%.

Esta situación ha llevado a algunos analistas a vaticinar que el país va rumbo a una recesión inminente.

Si eso ocurriera, la cuarta economía del mundo tiene un buen superávit fiscal de 7,4% del PIB que le permitiría disponer de fondos para estimular la economía.

5. Italia

Este año, la producción de aceite de oliva de Italia cayó a su punto más bajo en 25 años.

Getty Images
Este año, la producción de aceite de oliva de Italia cayó a su punto más bajo en 25 años.

Con una deuda que supera el 130% de su PIB y una economía estancada que cayó un 3% entre 2008 y 2018, muchos creen que Italia puede convertirse en la nueva fuente de inestabilidad económica dentro de la Unión Europea.

Su sector bancario, en el que tienen intereses instituciones financieras de otras parte de Europa, parece lastrado por deudas difíciles de cobrar.

Mientras tanto, el sector manufacturero intenta dar la pelea -aunque con resultados infructuosos– ante la competencia procedente de China.

6. Brasil

La llegada al poder de Bolsonaro en Brasil no ha traído el crecimiento que esperaban los mercados.

Getty Images
La llegada al poder de Bolsonaro en Brasil no ha traído el crecimiento que esperaban los mercados.

Hace una década, Brasil era destacado como miembro de los Brics, un grupo conformado por economías emergentes con tasas aceleradas de crecimiento económico (los otros miembros era Rusia, China, India y Sudáfrica) que superarían en 2050 a los países desarrollados.

Los resultados de la última década, sin embargo, arrojan serias dudas sobre esa posibilidad.

En los meses previos a la elección de Jair Bolsonaro como presidente, los mercados se crearon expectativas favorables sobre el país.

Sin embargo, menos de un año después de su llegada al poder, las perspectivas de crecimiento significativo han quedado postergadas hasta 2020.

Una parte sustancial de las malas perspectivas que enfrenta Brasil son consecuencia de los problemas que ocurren en otros lugares.

Entre estos está la crisis económica en Argentina, su vecino y socio en el Mercosur; la ralentización del crecimiento en China, que ahora requiere importar menos materias primas de Brasil; así como los temores por la posibilidad de que también caigan sus ventas a EE.UU. como consecuencia de la guerra comercial entre Washington y Pekín.

7. Argentina

El gran triunfo electoral de Alberto Fernández en Argentina generó una fuerte reacción de los mercados.

Getty Images
El gran triunfo electoral de Alberto Fernández en Argentina generó una fuerte reacción de los mercados.

Tras las recientes elecciones primarias en Argentina, cuyos resultados vaticinan un muy probable regreso al poder del peronismo, la Bolsa de Valores de Buenos Aires (Merval) sufrió la segunda mayor caída registrada en el mundo desde 1950.

Además, la cotización de los bonos de la nación descendió hasta 54 céntimos por dólar, lo que significa que los mercados consideran como muy probable que el país incurra en un impago de su deuda.

Entre el 9 y el 14 de agosto, la relación del peso argentino con el dólar pasó de 45 a 1 a 60 a 1.

Pero las dificultades económicas no empezaron con estos resultados electorales. Argentina ha estado en recesión durante el último año y registra una inflación superior al 50%.

El índice de pobreza es ya del 35% frente al 27,3% del primer semestre del año pasado, según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina.

Estos factores parecen haber sido fundamentales en la derrota electoral sufrida por el presidente Mauricio Macri.

Sin embargo, la posibilidad de un triunfo final de la candidatura peronista formada por Alberto Fernández como candidato a presidente y Cristina Fernández de Kirchner como aspirante a la vicepresidencia, genera fuertes temores en los mercados, donde muchos empiezan a dar por hecho que Argentina incurrirá en el impago de su deuda.

8. Singapur

La caída del turismo chino lastra la economía de Singapur.

Getty Images
La caída del turismo chino lastra la economía de Singapur.

La posibilidad de una recesión se alza en el horizonte próximo de la economía de Singapur después de que en el segundo trimestre de este año su PIB registrara un descenso del 3,3%.

Los analistas achacan los malos resultados principalmente al descenso de sus exportaciones de bienes manufacturados, así como a la caída de las ventas como consecuencia de la disminución del turismo chino.

De este modo, Singapur sería otra víctima colateral de la guerra comercial entre Washington y Pekín.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kk_rRjp7-lY

https://www.youtube.com/watch?v=idgY8Nd041w

https://www.youtube.com/watch?v=jI2y6ZORado&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Decreto de AMLO permitiría que Ejército inicie últimos tramos del Tren Maya sin permisos ambientales

Activistas temen que el acuerdo se utilice para revocar las suspensiones otorgadas por un juez. Actualmente hay 25 amparos en contra del Tren Maya.
Cuartoscuro
Por Alberto Pradilla y Nayeli Roldán
24 de noviembre, 2021
Comparte

El decreto sobre obras prioritarias aprobado el 22 de noviembre por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendría un efecto directo sobre las obras del Tren Maya, uno de sus proyectos estratégicos. En concreto, sobre los tramos 5, 6 y 7, que van desde Playa del Carmen, Quintana Roo, hasta Escárcega, Campeche. Con el nuevo acuerdo, Fonatur no tendrá que esperar a que se apruebe la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), un requisito imprescindible para iniciar cualquier obra, ni esperar a ningún otro permiso: podría iniciar las obras con un margen de un año para recibir el aval definitivo. Estos últimos tramos del megaproyecto son los que están a cargo de la secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“No tiene nada que ver con transparencia”, dijo en conferencia López Obrador, quien aseguró el objetivo del acuerdo es “agilizar trámites”. Con el decreto, el presidente podría eludir procesos administrativos a los que obliga la ley e impedir la acción de amparos que puedan ralentizar las obras. Aunque en realidad, Fonatur no está respetando las suspensiones decretadas por jueces, según explica Miguel Anguas, abogado de Indignación, una ONG que tiene presentados varios amparos. Por ejemplo: un juez ordenó detener las obras en Yucatán tras un amparo de su colectivo, pero los trabajos continúan en los tramos 3 (carretera Campeche) y 4 (Izamal-Cancún).

Con el decreto del lunes, Fonatur evitaría el trámite de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA). Según explica Daniel Basurto, presidente de la Academia Mexicana por el Impacto Ambiental, existen otros permisos como el uso del suelo o las concesiones para extraer agua, aunque la MIA es el más importante. En él, el promotor, en este caso Fonatur, debe incluir las posibles afectaciones al medio ambiente y sus propuestas para mitigarlas, además de determinar si son necesarios otros trámites en las regiones para autorizar las obras en cada tramo.

La Semarnat debe evaluar si las medidas de mitigación propuestas detienen los impactos negativos sobre el medio ambiente, además de los estudios de mecánica de suelos, de topografía e hidrológicos. También determinar si se requiere expropiación, compra o adquisición de los predios y superficies requeridas para el establecimiento de la vía ferroviaria.

En este proceso se abre un periodo de consulta en el que cualquier ciudadano puede acceder a la información y realizar sus propuestas. Al final del proceso, Medio Ambiente decide si el proyecto sigue adelante sin modificaciones, si debe hacer algún cambio o si se rechaza. Teniendo en cuenta que el Tren Maya es un proyecto estratégico de esta administración, las organizaciones que han seguido el proceso no contemplaban ni como hipótesis esta última opción.

Entérate: Gobierno decreta que otorguen permisos a obras prioritarias y las clasifica de seguridad nacional

Uno en trámite, tres sin iniciar

Actualmente los tramos 1, 2 y 3 ya tienen este permiso aprobado, el 4 está en trámite desde hace apenas dos semanas y los 5, 6 y 7 ni siquiera lo han presentado. Si tomamos en cuenta los tiempos de los tres primeros, Fonatur se está ahorrando seis meses de trámite, ya que presentó los papeles en junio de 2020 y recibió el aval en diciembre. Otras megaobras estratégicas como el aeropuerto Felipe Ángeles o la refinería Dos Bocas ya tienen sus permisos, por lo que parece que este acuerdo de aval-exprés esté pensado a medida para estos últimos tramos del Tren Maya.

Según el nuevo decreto, Fonatur podrá presentar la solicitud para los permisos de los últimos tres tramos y la Semarnat deberá entregar un permiso provisional en 5 días. Si no responde, también se da por supuesto que tiene el visto bueno de la dependencia. Así que basta con presentar la solicitud para poder iniciar las obras. “Es un cheque en blanco, que no importe que no hayan hecho un estudio ambiental, ni evaluación ni nada”, se queja Anguas.

Te puede interesar: INAI prepara controversia constitucional contra acuerdo de AMLO sobre obras prioritarias

En las MIAs de los primeros tramos, la Semarnat aceptó un resquicio empleado por Fonatur para justificar las obras. Convirtió la construcción de la vía en una “rehabilitación”, lo que le facilitó el permiso porque por esa zona transitaba el antiguo tren. En los últimos kilómetros, sin embargo, no existe ninguna vía previa, por lo que se tiene que construir de cero. “Estamos dentro de la reserva de la biosfera de Calakmul. Por aquí nunca pasó una vía del tren. Es una obligación de ley que emitan una consulta pública donde nos den a conocer, nos presenten la MIA, se haga consulta y podamos presentar nuestros argumentos”, dice Rommel González, integrante del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil.

Para Gustavo Alanis, director del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) el decreto también viola otras disposiciones como la consulta libre, previa e informada que regula el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como “planes de manejo y ordenamientos ecológicos del territorio”.

En el fondo hablamos en todo momento de lo mismo: procedimientos que vienen regulados por distintas leyes y que el nuevo decreto podría saltarse. Es cierto que, una vez transcurrido un año, el permiso provisional vence y debería aprobarse uno definitivo. Pero los colectivos que se oponen al megaproyecto consideran que esta es una política de hechos consumados, que no se revertirá en ningún momento.

Reuniones informativas para el tramo 4

Siguiendo esta lógica, el decreto de López Obrador afectaría especialmente a los tramos 5, 6 y 7, que son los que carecen todavía de MIA. El cuarto, que recorrerá de Izamal, Yucatán, hacia Cancún, tiene pendiente la aprobación de este permiso, cuya solicitud de trámite fue ingresado a la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) el 23 de septiembre pasado. De acuerdo con el reporte del trámite se encuentra en proceso de “evaluación” y tardará al menos hasta marzo de 2022 para llegar a una resolución y otorgar el permiso de construcción.

Como parte del proceso, la Semarnat convocó a reuniones informativas esta semana en los municipios de Lázaro Cárdenas y Kantunil, Yucatán, donde el Fonatur debe exponer la obra y recibir opiniones de la comunidad afectada.

Poner fin a los amparos es otro de los objetivos de la iniciativa del presidente Actualmente la megaobra tiene al menos 25 amparos en su contra, de los que al menos seis lograron suspensiones. En realidad, los promotores de la obra han ignorado algunos de los mandatos judiciales, así que el decreto no debería de afectar. No obstante, según explica la activista Carla Escoffié Duarte, esto podría ser aprovechado como “una causal para que se retiren las suspensiones, o que no se otorguen nuevas”.

Durante la construcción de la obra, pobladores de Campeche consiguieron amparos con los que lograron cambiar el trazado original del Tren Maya que preveía el desalojo de 3 mil familias al pasar por el centro de Campeche, pero al menos 300 personas se ampararon. El amparo significó el ‘acceso a la justicia’, advirtió Escoffié Duarte, quien acompañó a los pobladores en sus procesos judiciales.

En este momento también existen amparos en curso contra la falta de transparencia de los anexos de la Manifestación de Impacto Ambiental, incluyendo el impacto a los cenotes en la Península de Yucatán, explicó la investigadora del Centro de Estudios de Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Sin embargo, la obra aún no está concluida y los habitantes de los estados donde pasará el tren “aún no tienen claridad de cómo serían afectados y cuántos”.

La idea de declarar los megaproyectos como asunto de “seguridad nacional” no es nueva. En 2019, López Obrador  ya propuso dar este tratamiento al aeropuerto Felipe Ángeles como mecanismo para evitar los amparos. Con este decreto, este mecanismo puede ser aplicado a todos las grandes obras de la administración.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.