Qué es el pasaporte de vacunas de la UE y cómo afecta a los viajeros
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Qué es el pasaporte de vacunas de la Unión Europea y cómo afecta a los viajeros latinos

Este primero de julio entro en vigor un certificado que permite viajar por el territorio de la Unión Europea a quien esté vacunado, tenga una prueba negativa de covid-19 o se haya recuperado recientemente de la enfermedad. Pero ¿puede llegar a ser discriminatorio?
3 de julio, 2021
Comparte

Quienes vivan y se muevan por Europa ahora viajarán no con un pasaporte, sino con dos.

Este jueves comenzó a funcionar el llamado Certificado Digital Verde con el que la Unión Europea les permitirá a sus ciudadanos desplazarse entre países.

El propósito del certificado, que fue aprobado en marzo y entró en vigor este 1 de julio, es permitir los movimientos dentro del bloque continental, sin necesidad de someterse a restricciones, a todo el que esté vacunado contra la covid-19, tenga una prueba negativa del virus o se haya recuperado recientemente de la enfermedad.

Se lo conoce como el “pasaporte europeo de vacunación” y, además de los 27 países miembro de la UE, también fue aprobado en países externos pero que forman parte del territorio europeo como Islandia, Noruega y Suiza.

“Queremos ayudar a los Estados miembro a devolver la libertad de movimientos de forma fiable”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, cuando propuso la medida.

Sin embargo, las propuestas de pasaportes de vacunas habían enfrentado oposición en algunos países por temor a que se conviertan en una herramienta discriminatoria.

En respuesta a ello, los funcionarios de la Comisión Europea aseguraron que quieren evitar que aquellos ciudadanos que por una u otra razón no se hayan vacunado se sientan excluidos.

Image shows a vaccine vial reading "Covid-19 vaccine" on an European passport

Getty Images
Hay quienes consideran un “pasaporte de vacunas” discriminatorio.

La UE ha señalado que esta medida está dirigida a garantizar el movimiento de los ciudadanos y residentes dentro del territorio comunitario. Sin embargo, países como Alemania y España ya han flexibilizado el ingreso de viajeros que provengan de terceros países.

En BBC Mundo te explicamos cómo funciona el pasaporte digital y qué consecuencias tiene para los viajeros América Latina.

1. Elementos clave del Certificado Digital Verde

Las principales disposiciones que se tuvieron en cuenta para la aprobación del certificado digital fueron las siguientes:

  • Está disponible para todos los ciudadanos de la UE.
  • Confirma la vacunación o haber dado negativo en covid-19 (en una PCR o una prueba de flujo lateral) o haberse recuperación reciente de la infección (en los últimos 180 días).
  • Será emitido en formato digital y en papel.
  • Ambos formatos incluyen un código QR para garantizar su autenticidad.
  • Sólo contendrá información esencial, protegiéndose así los datos personales.
  • Se imprimirá en el idioma o idiomas oficiales del Estado emisor y en inglés.
  • Se otorga de forma gratuita.

Cualquier estado miembro que permita a los viajeros vacunados evadir restricciones, como la cuarentena, debe aceptar los certificados de otros estados dentro del bloque bajo las mismas condiciones.

La Unión Europea ha aprobado hasta el momento la aplicación de las vacunas Pfizer-BioNTech, Moderna, Oxford-AstraZeneca y Johnson & Johnson, pero no la rusa Sputnik V ni las chinas Sinovac y Sinopharm.

Pero la propuesta añade que los Estados miembro tienen la opción de aceptar también certificados de vacunación expedidos en relación con otras vacunas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este caso, Sinovac y Sinopharm, que han sido administradas en varios países de América Latina como Argentina, Chile, Colombia, Perú y Ecuador, fueron aprobadas para uso de emergencia por parte de la OMS.

Sin embargo, la vacuna rusa Sputnik V, aplicada principalmente en Argentina y México, no ha sido aún regulada por el organismo multilateral. A pesar de ello, países como Grecia la contemplan dentro de su plan de ingreso al país.

2. ¿Quién puede recibir el certificado?

El comisario de Mercado Interno, Thierry Breton (izq.), la presidenta del a Comisión Europea, Ursula von der Leyen (centro), y el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, al presentar la propuesta en marzo pasado.

Getty Images
El comisario de Mercado Interno, Thierry Breton (izq.), la presidenta del a Comisión Europea, Ursula von der Leyen (centro), y el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, al presentar la propuesta en marzo pasado.

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, señaló en el momento en que se presentó el certificado que el documento tiene el objetivo de garantizar que se pueda “viajar con seguridad y con las mínimas restricciones este verano“.

En su sitio de internet, la Comisión Europea explica que el certificado debe ser emitido a todos los ciudadanos de la UE y los miembros de sus familias, independientemente de su nacionalidad.

El certificado también abarca a extranjeros que residen en la UE y a los visitantes que tengan permiso para viajar a otros Estados miembro.

3. Críticas

Desde hace tiempo existe un rechazo a la idea de crear un “pasaporte de vacunas”, que muchos consideran discriminatorio.

Hay quien sostiene que sólo una minoría podría disfrutar de los viajes sin restricción, mientras que otros —particularmente los jóvenes, que no son un grupo prioritario para la inoculación— seguirán siendo sometidos a estrictas medidas como las cuarentenas obligatorias.

Certificado

Getty Images
Este primero de julio comenzó a funcionar el certificado.

También hay dudas sobre los resultados —todavía incompletos— de la eficacia de las vacunas para prevenir que una persona vacunada sea portadora o transmisora del virus. En ese sentido, Francia y los países del Benelux son los más contrarios a la idea.

En anticipación al anuncio de la UE, la OMS dijo que está trabajando para “crear un marco internacional confiable” para la seguridad de los viajes y que las vacunas no deberían ser una condición.

La UE asegura que tanto personas vacunadas como no vacunadas se beneficiarán del certificado digital verde porque también avala a quienes se hayan hecho pruebas de covid-19 o se hayan recuperado de la enfermedad.

Por otra parte, ante el temor de que el certificado pueda contener datos personales, las autoridades europeas sostienen que la información estará limitada a lo esencial, como nombre, fecha de nacimiento, fecha de expedición y datos relevantes relacionados con la vacuna, la prueba o la recuperación.

4. ¿Cómo afecta todo esto a los viajeros de América Latina?

La Unión Europea aceptó que se trata de un proceso complicado, por lo que deja a cada Estado miembro la responsabilidad de consolidar la información de la mejor forma posible.

Y también cada Estado miembro determinará la forma en que permite la entrada de viajeros no esenciales de terceros países que cumplan los mínimos requisitos. Básicamente, el que se haya completado 14 días después de la aplicación de la vacunación completa.

Así, los gobiernos de España y Alemania le han abierto las puertas a los viajeros no esenciales (turistas) que prueben que han recibido la segunda dosis al menos 14 días antes de sullegada.

Playa desolada en Lanzarote, España, con un cartel sobre las restricciones del covid

Getty Images
España es uno de los países que se podrían beneficiar de la implementación del certificado.

El gobierno de España en su portal Travel Spain dice lo siguiente:

“Desde un territorio incluido en el listado de países/zonas de riesgo (según el listado vigente al momento del viaje) se permitirá la entrada de personas que viajen por turismo con un certificado de vacunación expedido por las autoridades competentes del país de origen a partir de los 14 días posteriores a la fecha de administración de la última dosis necesaria para completar el ciclo de vacunación. Las vacunas admitidas serán las autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento o la Organización Mundial de la Salud.”

En el caso alemán, las únicas vacunas que serán aceptadas son las aprobadas por la autoridad europea: Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Jenssen.

Sin embargo, un vocero de la Unión Europea, en conversación con BBC Mundo, aclaró que aunque cada país determinará la forma de ingreso a sus territorio, a la hora de hablar de certificados de covid digitales para viajeros de terceros países habrá que esperar.

Estos deben esperar a una decisión de ‘equivalencia’: cuando la Comisión esté convencida de que un país tercero expide certificados de conformidad con normas y sistemas interoperables con el sistema de la UE, podrá adoptar una decisión en virtud de la cual dichos certificados de terceros países serían aceptados”, anotó.

Pasaporte

Getty Images
Las autoridades europeas han señalado que el certificado digital no reemplaza al pasaporte.

Esto significa, según la UE, que los certificados de países fuera del continente podrían ajustarse a las mismas condiciones que los documentos de covid digitales de la UE.

También recomendó que, en las actuales condiciones de pandemia, se consulte la información que tienen las embajadas y los consulados de los países europeos en América Latina antes de salir en un viaje de turismo.

En tanto, para el caso de los ciudadanos europeos que residen en países de América Latina y que fueron vacunados allí, el vocero anotó que podrán pedir el certificado digital.

“Los ciudadanos de la UE vacunados en un país no perteneciente a la UE pueden solicitar el Certificado COVID Digital de la UE al Estado miembro de su nacionalidad o residencia”, le explicó el vocero a BBC Mundo.

“El Certificado COVID Digital de la UE se expedirá si existe una prueba fidedigna de vacunación y si la estructura del sistema sanitario lo permite. Para obtener más información, los ciudadanos pueden dirigirse al Estado miembro de nacionalidad o residencia”, añadió.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

‘¿Por qué nos dejan sin empleo?’: Mujeres no logran recuperar su trabajo perdido por la pandemia

Poco más de 185 mil mujeres se sumaron a la población desocupada del país por la pandemia, y a la fecha no han logrado encontrar trabajo, de acuerdo con el Inegi.
Cuartoscuro
Por Dalila Sarabia
28 de julio, 2021
Comparte

“Fue un shock tremendo. Fue muy difícil para mi porque -como todos- empezamos a organizarnos y ver qué (gastos) podíamos recortar… ver cuánto dinero teníamos”, dice Liliana Saldaña de 49 años. 

En abril de 2020, apenas un mes después del inicio de la crisis sanitaria por COVID-19, la mujer perdió su empleo. De la noche a la mañana se quedó sin el ingreso con el que pagaba los gastos de la casa y las necesidades de sus tres hijos. Perdió todas sus prestaciones y se quedó sin el seguro médico que la protegia no solo a ella, sino a su hijo menor y a su esposo. Han pasado catorce meses y Liliana no ha encontrado empleo.

Trabajaba en una escuela particular en León, Guanajuato, en donde radica desde hace 17 años. Desde el 2015 estaba a cargo del departamento de comunicación de la institución educativa que atiende desde niños en preescolar hasta el bachillerato por lo que no solo hacía las campañas de mercadotecnia, sino que tenía como responsabilidad de llevar la comunicación interna, con los papás y alumnos.

 “En cuanto llegó la pandemia nos mandaron a trabajar a casa… ahí estaba yo hasta que llegó el momento en el que empezaron a hacer el recorte de personal (…) lo que comenta la institución es que los papás, por esta parte de la pandemia, dejaron de pagar la colegiatura porque sus hijos ya no asistían a la escuela”, cuenta Liliana.

“Éramos mucho personal administrativo y decidieron cortar departamentos, quitar parte del personal y bueno, desafortunadamente me tocó a mi, fui una de las elegidas”.

Te puede interesar: Hay 2.3 millones de personas sin trabajo y 30.5 trabajan en la informalidad: Inegi

La crisis sanitaria ha impactado el empleo en todos los niveles, pues a lo largo de los meses se ha registrado la pérdida de plazas laborales, sin embargo, el mayor golpe lo han tenido que enfrentar las mujeres.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi, en marzo de 2020 -cuando inicia la crisis sanitaria en México-, la tasa de desocupación de las mujeres se ubicaba en el 3%, es decir, unas 688 mil mujeres no tenían un trabajo. 

Quince meses después, para junio de 2021, el Inegi reporta una tasa de desocupación del 3.9%, -unas 873 mil 184 mujeres-, es decir, poco más de 185 mil mujeres se sumaron a la población desocupada del país y a la fecha no han logrado encontrar un trabajo.

Y aunque se trata de una cifra menor si se compara a la registrada, por ejemplo, en julio de 2020 cuando la tasa de desocupación entre las mujeres llegó al 6.34%, lo cierto es que ellas no han logrado regresar al campo laboral, lo que las ha obligado a buscar todo tipo de opciones -en su mayoría en el sector informal- para llevar el sustento a sus hogares.

 Venta de comida y ropa

Liliana cuenta que, aunque ella era quien aportaba la mayor parte de los recursos, al momento de quedarse sin empleo sabía que su esposo podría seguir apoyando en casa y que con ello saldrían adelante, sin embargo, en junio de 2020 su pareja -que trabajaba como entrenador- también perdió su trabajo.

“Mi esposo, en este mismo sentido, pero en junio, perdió su empleo. Así que los pilares de la casa nos quedamos sin ingreso. Ha sido bastante, bastante difícil y sigue siendo porque seguimos luchando para salir adelante”, explica la licenciada en administración de empresas.

“Lo que empecé a hacer para poder seguir recibiendo algo de ingreso fue empezar a cocinar y hacer venta de comida, primero entre amigos y luego en publicaciones por Facebook. Usando todos los medios y redes sociales empezamos a vender desde comida hasta lo que se fuera dando, si tenía oportunidad de comprar cojines de los que se empezaron a usar, los vendía, también ropa o lo que encontrara”.

En casa comenzaron a recortar al máximo sus gastos, por lo que al momento de hacer la despensa solo se adquiría lo más necesario. Atrás habían quedado los días en los que se daban “un gustito” y compraban algunas botanas o antojos que deseaban saciar. 

También tuvo que sacar a su hija de la escuela particular en la que estudiaba. Con ella y su esposo desempleados era imposible seguir costeando las colegiaturas.

“Le estuve buscando lugar en una escuela pública, porque la verdad el panorama estaba terrible, y no lo logré, no había cupo porque yo creo que, así como yo, muchas familias hicieron eso. No pude lograr un lugar en una escuela pública para mi hija y sabía que también ese sería el costo que tendría que enfrentar (al quedarme sin empleo)”, asegura.

Desde el momento que se quedó desempleada en su hogar no se ha comprado ni ropa ni calzado nuevo, pues dice que ante la incertidumbre de lo que pueda pasar, guardan cada peso que lograr tener. 

Busca una oportunidad

Liliana dice que desde que se quedó sin empleo no ha dejado de buscar uno, pero ninguno de los mails que ha enviado con su curriculum, ni ninguna de las entrevistas que ha tenido se ha traducido en buenas noticias.

Yo no he quitado el dedo del renglón, he estado aplicando para las vacantes que mis amigas me mandan -porque ven que es algo en lo que me puedo acomodar-, aplico, mando mi curriculum, he ido a algunas entrevistas, pero desafortunadamente no he corrido con la suerte y es básicamente -que es increíble que estemos viviendo eso- por la edad”, reclama.

“Ya requieren a personas muy jóvenes, yo entiendo que les tienen que dar la oportunidad, pero nosotros que ya no somos tan jóvenes, pues también seguimos necesitando trabajar”.

Lee más: Tienen trabajo, pero sueldo no alcanza: pandemia aumenta pobreza laboral a mexicanos

A sus 49 años, Liliana ha apostado por continuar con su venta de comida, cojines y ropa.

 Dice que en los últimos meses ella y su esposo han incursionado en la venta de servilletas de papel, y aunque ha sido difícil, en los últimos meses han empezado a tener una entrada de dinero.

Su hija, al no encontrar un lugar en una escuela pública y con la necesidad de continuar sus estudios, ingresó a una escuela particular en la que Liliana paga la mitad de colegiatura que lo que le cobraban en el antiguo colegio, así que, subraya, aunque no ha encontrado un empleo como el que tenía, ella seguirá haciendo la lucha para llevar el sustento a su familia y pagar la educación de sus hijos. 

“Las mujeres hemos ganado mucho terreno, pero tenemos que seguir luchando y levantando la voz (…) es difícil de entender por qué (nos dejan sin empleo) si hacemos un buen trabajo, además de que eso de que ganamos menos sigue siendo una realidad”, lamenta.

Recuerda que entre las personas que despidieron de la escuela en la que trabajaba la mayoría fueron mujeres, incluso la directora del espacio también perdió su empleo. Y aunque pudiera ser un detalle sin importancia, dice que ahora esa plaza está ocupada por un hombre.

“Yo espero que para cuando mis hijas estén más grandes esto ya haya cambiado. Ojalá logremos la igualdad porque me parece increíble que en pleno 2021 sigamos viviéndola”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.