close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Pornhub: las denuncias de cómo el sitio para adultos se beneficia de la pornovenganza

Grupos contra la pornovenganza aseguran que sitios como Pornhub se han estado beneficiando lucrativamente de ese delito. A pesar de que la firma dice que no lo tolera, víctimas de pornovenganza ven pocos resultados en la lucha para eliminar videos de forma definitiva.
6 de septiembre, 2019
Comparte

Activistas y víctimas que señalan a Pornhub como un sitio que se beneficia de la llamada “pornovenganza” denuncian que el sitio no elimina los videos que son reportados.

Y no solo eso, el sitio también falla en borrar el contenido que logra ser censurado, beneficiándose así de los ingresos de publicidad que se generan.

La empresa, por el contrario, afirma que tiene una política muy progresista en esto.

La pornovenganza es la distribución, principalmente en internet, de imágenes o videos sexualmente explícitos sin consentimiento de la persona que se muestra en ellos, a fin de causarle angustia o vergüenza.

El material puede ser distribuido por una expareja, pero también puede provenir de un archivo privado de la víctima que es robado.

Una mujer, Sophie*, dice que se sintió “violada” después de que un video de ella fue visto cientos de miles de veces tras haber sido puesto en línea.

El grupo #NotYourPorn (#NoTuPorno) dice que dicho contenido ha permitido a los propietarios de Pornhub obtener mayores ingresos por publicidad.

Un cartel de Pornhub

Getty Images
Pornhub es el sitio más grande de la industria de distribución de pornografía.

Por su parte, Pornhub asegura que “condena enérgicamente” la pornovenganza y que tiene “la política contra la pornovenganza más progresista de la industria”.

Sobre el caso de Sophie, asegura que no pudo encontrar “ningún registro de ningún correo electrónico” de la joven pidiendo que se eliminaran los videos donde aparecía, pero ahora estaba en contacto con ella y “esperaba resolver este problema en conjunto”.

“Me sentí violada”

Sophie, quien optó por mantener el anonimato, le dijo a la BBC que de paseo con su familia hace 18 meses cuando revisó su teléfono y encontró mensajes y llamadas perdidas.

La pareja de su hermana había encontrado videos de ella en Pornhub, el sitio web más grande de la industria pornográfica en el mundo.

Uno estaba en una lista de los 10 más destacados y había tenido cientos de miles de visitas.

“Me sentí sorprendida, avergonzada y violada”, dice.

Joven desenfocada con celular en la mano

Getty Images
La vergüenza, el miedo y la creencia de que su caso no será escuchado hacen que muchas de las víctimas de ciberacoso no denuncien.

Con su expareja había grabado seis videos, pero se habían separado hace varios años y no había dado su consentimiento a nadie para difundirlos en internet.

A la semana de darse cuenta de la existencia de los videos en Pornhub, los videoclips fueron eliminados.

Sin embargo, la aparición de esos seis videos en Pornhub le dio a alguien la oportunidad de crear alrededor de 100 más que nuevamente fueron subidos al sitio.

Cuando informó esto al sitio, “no fue muy útil” la respuesta, asegura.

Sophie se puso en contacto con otra compañía, que maneja las solicitudes de Pornhub para eliminar videos, pero tampoco obtuvo respuesta.

Fue a la policía y hasta la fecha nadie ha sido acusado.

Ilustración de manos sosteniendo móviles

BBC
La divulgación de fotos o videos sin consentimiento se ha vuelto una práctica cada vez más frecuente.

Kate Isaacs, del grupo activista #NotYourPorn, dijo que la pornovenganza a menudo se etiqueta en Pornhub como contenido “amateur” o “casero”, dos términos de búsqueda de videos populares que hacen que el sitio sea más valioso para los anunciantes.

Isaacs quiere que el sitio sea más proactivo en eliminar dicho contenido tan pronto como sea notificado, además de evitar que vuelva a difundirse.

El efecto en la familia

Cuando Sophie descubrió los videos, ya estaba en una nueva relación, por lo que la situación generó estrés en la relación.

Dice que los amigos de su pareja se burlaron de él por los videos en Pornhub.

Sophie también tiene una hija adolescente la cual, asegura, “no ha sido la misma desde entonces”.

Teléfono móvil pixelado

PA
Una vez que un video es subido, puede ser replicado decenas de veces y vuelto a cargar.

El vicepresidente de Pornhub, Corey Price, dice que el contenido que se carga en el sitio y que viola directamente los términos de servicio se elimina tan pronto como se informa de eso.

“En 2015, para garantizar aún más la seguridad de todos nuestros seguidores, adoptamos oficialmente una postura firme contra la pornovenganza, que creemos que es una forma de agresión sexual, e introdujimos un formulario de envío para eliminar fácilmente el contenido no consensuado”, afirma.

“También utilizamos un software de huellas digitales de terceros de última generación que escanea cualquier carga nueva en busca de posibles coincidencias con material no autorizado, y se asegura de que el video original no vuelva a la plataforma”.


*No es su verdadero nombre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=y5jxqtP_ses

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q&list=PLLhUyPZ7578fO1FAne436D26PBdXhqG4p&index=4&t=0s

https://www.youtube.com/watch?v=R7Z5SjU3944&t=

DO NOT DELETE – DIGIHUB TRACKER FOR

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Discriminación, maltratos e incertidumbre: las quejas de policías federales ante CNDH

Advierten que son tratados en condiciones desfavorables por los militares, pese a que ellos sí cuentan con formación policial. Entre los afectados hay un grupo de agentes con discapacidad.
Cuartoscuro Archivo
12 de julio, 2019
Comparte

La crisis por la desaparición de la Policía Federal (PF) llegó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Un grupo de agentes presentó una queja formal ante dicho organismo, en la que alertan sobre múltiples violaciones a sus garantías individuales: desde tratos discriminatorios, pasando por inseguridad legal, hasta incertidumbre laboral.

En la denuncia se responsabiliza de dichas irregularidades a autoridades de tres dependencias: la propia Policía Federal, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, y la Secretaría de la Defensa Nacional.

La queja se presentó luego de dos semanas de manifestaciones de los agentes, por las condiciones en que el gobierno ha operado la transición de esta corporación a la Guardia Nacional.

Tras varias mesas de negociaciones el gobierno federal ha propuesto a los inconformes irse a otras dependencias, e incluso pagarles una liquidación si no quieren continuar en el servicio público.

Leer: Falta de uniformes, malas condiciones y baja de prestaciones, las causas de la protesta de policías federales

Pero la representante legal de los policías federales inconformes, Reyna Velasco, advirtió que se trata, en el mejor de los casos, de una solución temporal e insuficiente para cubrir una realidad: que más de 30 mil personas están perdiendo su fuente de trabajo, sin que haya un plan bien elaborado y no improvisado para dos ellos.

“En este momento estamos hablando solo de una división, que es la que se ha opuesto abiertamente a la transferencia  a la Guardia Nacional, pero recordemos que la PF tiene otras divisiones y que la transferencia como la misma ley y decreto lo marcan, se hará de forma paulatina, entonces ¿qué pasará con la divisiones que sigue? No hay certidumbre del proceso por lo que es indispensable que la CNDH intervenga”, dijo Velasco en entrevista.

Las violaciones, según la queja

En el escrito de queja de 12 páginas, presentado ante la Oficialía de Partes de la CNDH, los agentes afectados detallan las difíciles condiciones que han padecido este año, y particularmente en las últimas semanas, a partir de que se aprobó la Ley de Guardia Nacional que ordena el traslado a la misma de toda la estructura de Policía Federal.

Leer: De la detención de migrantes al espionaje: Esto es lo que podrá hacer la Guardia Nacional

De acuerdo con los agentes, las situaciones que han padecido se dividen en tres grandes rubros de violaciones. A continuación se detallan los argumentos clave de cada uno:

Violación al derecho de igualdad y no discriminación

Los policías sostienen que aun cuando la Guardia Nacional es de naturaleza civil, la condición en que se les intenta incorporar dista mucho del procedimiento que se está llevando a cabo con los policías militares y navales, que también se están incorporando.

Indicaron que mientras a los policías federales se les ha obligado a tomar un curso que ya conocen, y a ser sometidos a procesos de control de confianza, a los militares se les ha dado un pase prácticamente automático la Guardia Nacional, pese a su nula formación en materia policial, lo que evidencia que no hay igualdad de circunstancias.

“Esta desigualdad tan visible en nuestros casos se agrava con el hecho de que hicimos los exámenes médicos y físicos en las instalaciones militares y por militares, a pesar de que se supone que la Guardia Nacional es una institución de carácter meramente civil, con funciones policiales”, indican los agentes.

En ese contexto, sostienen que son los policías federales los que cumplían mejor con el perfil requerido, pues ya son policías civiles, mientras que los militares no lo son. De hecho los federales cuentan ya con el Certificado único Policial que se requiere para la Guardia. Pese a todo eso, el tratamiento que se les ha dado a los militares ha sido preferencial, acusan.

“Por lo anterior esta CNDH debe advertir que fuimos discriminados al momento de iniciar con el procedimiento de transición a Guardia Nacional”,  indican los policías.

Violaciones a los derechos de seguridad jurídica, legalidad y debido proceso

Los agentes federales acusan que los procedimientos implementados para la transición a la Guardia han sido arbitrarios y carentes de justificación  jurídica, pues la ley aprobada en la materia contemplaba la incorporación directa de los elementos.

En vez de ello, dicen, se han inventado formatos y requisitos de evaluación sin, al menos, la debida supervisión y control civil. En dichos procedimientos es dondese  ha determinado que muchos policías federales no son aptos para ir a la Guardia, pese a que, se insiste, cuentan con todos los requisitos para desempeñarse como policías.

“De hecho, la manera en que nos participaron que no éramos aptos fue de viva voz, por los elementos castrenses que nos sometieron a las pruebas, a pesar de que tales funcionarios no tienen nada que ver con nuestra institución, tampoco están facultados para hacerlo, ni existe normatividad alguna que así lo disponga”, señalan los agentes.

A ello se suma la supuesta promesa de liquidaciones para los policías federales que prefieran renunciar y que, según los agentes, en realidad no es legal. Esto ya que de acuerdo con la Constitución y la ley, los policías no son considerados trabajadores sino servidores públicos, por lo que una renuncia voluntaria no daría efecto a ninguna liquidación.

“Confiar entonces en que habría una liquidación es creer en una promesa de palabra pero sin sustento legal”, señaló la representante legal de los agentes.

Violación a la protección a la salud

La denuncia destaca una condición aún más complicada para los elementos de la Policía Federal que presentan algún tipo de condición de discapacidad motriz. A ellos, además de los derechos anteriores, también se les está vulnerando su derecho a la salud, ya que no se garantiza que podrán continuar con su labor en alguna área especial, como si se hacía en Policía Federal.

“En este momento de transición a la Guardia Nacional no existen garantías sociales que les garanticen la protección a la salud, y la sola mención de que los quieran meter a estudios diversos y que se verá afectada la seguridad administrativa en la que se encontraban, supedita su estado de ánimo. Se deben establecer protocolos que garanticen la estabilidad laboral y por ende de salud para los agentes que están en su condición”, dice el documento de queja.

PF, sin dinero para cumplir lo que promete

Reyna Velasco, representante legal de los agentes, advirtió que las autoridades federales están actuando sobre la marcha para resolver la crisis en la Policía Federal, con soluciones que carecen de sustento o que, de plano, no dan garantías de ser creíbles.

Prueba de ello es la supuesta intención de pagar finiquitos a todos los agentes que prefieran retirarse del servicio público.

“Recordemos que la PF dijo que no tiene dinero, entonces si renuncias porque no te quieres ir a la Guardia Nacional o a otra dependencia, cómo tendrás la certeza de que efectivamente te darán una liquidación, si no han podido cumplir con las obligaciones de pago derivados de los procesos jurisdiccionales”, dijo la abogada.

Animal Político ha documentado que, en efecto, la Policía Federal enfrenta adeudos que no puede solventar. Este año reportó deudas por 2 mil 500 millones de pesos derivado de diversos conceptos, entre ellos indemnizaciones de policías que fueron despedidos ilegalmente en años anteriores.

En este contexto la abogada consideró urgente que la CNDH intervenga de fondo en el caso, que se emitan medidas precautorias y que se pueda generar una recomendación que salvaguarde la posición de policías federales, que hoy se encuentran en un estado claro de indefensión del que no son responsables.

“Recordemos que si bien los policías constitucionalmente se encuentran en régimen de excepción, también lo es que los derechos humanos no son excluyentes, y que desde esa perspectiva se debe reconocer que sus derechos son vulnerados (…) se tiene que garantizar que  la transferencia de los elementos de PF se realizará bajo un contexto de igualdad, respeto a sus derechos laborales”, trato digno e indiscriminado.

El jueves cerca de un centenar de los policías inconformes se manifestaron en las instalaciones de la CNDH, para acompañar el inicio de la queja y denunciar la situación que han padecido en los últimos meses. En la Comisión se admitió a trámite la queja de los agentes y será turnada a una visitaduría para su análisis. 

Hace unos días la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se pronunció en el tema de Guardia Nacional  para anunciar la presentación de impugnaciones en contra de su ley, por lo que consideran son omisiones y riesgos de violaciones a garantías individuales. Esto generó la molestia del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien incluso acusó a la CNDH de no tener “autoridad moral” para hablar del caso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.