¿Qué significará el fin de la dependencia del petróleo para la geopolítica? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Qué significará el fin de la dependencia del petróleo para la geopolítica?

Qué impacto puede tener el advenimiento de la energía renovable –que ya no es la excepción sino la norma en muchos campos- en la política, se pregunta el corresponsal de diplomacia de la BBC.
12 de enero, 2020
Comparte
Paneles solares en Gemasolar España

BBC
La energía solar es una forma de energía renovable que está reemplazando a los combustibles fósiles.

Si uno quiere entender la revolución que está teniendo lugar en el sector de las energías renovables, nada mejor que visitar la central eléctrica llamada Gemasolar en el sur de España.

En las llanuras polvorientas de Andalucía han descubierto cómo generar energía solar las 24 horas del día.

Efectivamente, aunque sea difícil de creer, en Gemasolar crean electricidad incluso cuando el sol no brilla.

Han puesto más de 2.500 espejos enormes en monturas hidráulicas que siguen el paso del sol a través del cielo.

Los espejos, cada uno del tamaño de media cancha de tenis, reflejan los rayos en un punto central, la parte superior de una torre de 140 metros, donde sal fundida se calienta a casi 600° C.

Esa sal líquida se transporta por la torre hasta donde calienta el vapor que alimenta una turbina.

Y ahí está el truco: no toda la sal se usa en ese punto. Parte es almacenada en enormes tanques y se usa más tarde, cuando el sol se ha puesto. Mientras el sol brille todos los días, la planta puede generar energía 24 horas, 7 días a la semana.

Les digo esto no solo como una ilustración de cuán rápido está cambiando la tecnología renovable -esta innovación en particular no es tan nueva-, sino también como un ejemplo de cuán electrificada se va a convertir nuestra energía.

Se prevé que la expansión de los vehículos eléctricos se acelere significativamente, hasta el punto en que se convierta en la norma y no en la excepción.

El avión de Alice de la firma Eviation

Eviation
El avión de Alice de la firma Eviation tiene 9 asientos y puede volar 600 millas solo con baterías.

La tecnología de baterías aún tiene mucho camino por recorrer, pero muchos científicos y empresas están compitiendo para encontrar formas de almacenar energía eléctrica que sea más liviana y duradera.

Ya se están produciendo algunos aviones de pasajeros con motor eléctrico.

¿Cuánto tiempo antes de que los barcos puedan ser alimentados por baterías en lugar de combustible?

La pregunta obvia y muy controvertida es cuándo alcanzará su punto máximo esta revolución renovable y si llegará a tiempo para proteger al planeta del calentamiento global. Eso no es algo en lo que yo esté cualificado para responder.

La que me hago es una pregunta distinta: ¿qué impacto podría tener esta nueva tecnología, no en el clima del mundo, sino en su clima político?

¿Qué sucederá con el equilibrio global del poder político cuando muchos países ya no necesiten comprar tanto petróleo y gas?

Un cambio de ecuación

Durante más de un siglo, las naciones que tenían petróleo y gas tenían poder, literal y políticamente.

Y se han librado varias guerras por esos preciados recursos.

Un tanque abandonado en el desierto de Kuwait con un poso de petróleo en llamas en el fondo.

Getty Images
El Ejército iraquí incendió campos petroleros kuwaitíes después de su retirada en 1991.

Todo comenzó antes de la Primera Guerra Mundial cuando Winston Churchill, como primer lord del Almirantazgo, convirtió la Armada británica de carbón galés a petróleo importado.

Para garantizar el acceso británico a ese petróleo, el futuro primer ministro británico compró una participación de control en la compañía petrolera anglo-persa, la precursora de BP, en lo que ahora es Irán.

Desde ese momento, gran parte de la historia del siglo XX se puede ver a través de la búsqueda de hidrocarburos por parte de los países, desde los intentos de Adolf Hitler de asegurar los campos petroleros de Bakú hasta la invasión de Saddam Hussein de Kuwait, incluido el ataque de aviones no tripulados y misiles en las instalaciones petroleras sauditas en septiembre pasado.

Los países con petróleo y gas usaron sus monopolios para venderlos con grandes ganancias; aquellos países que dependían de ellos invirtieron mucha sangre y tesoros defendiendo su acceso.

Winston Churchill

Getty Images
Churchill, fotografiado aquí en 1914, supervisó la transición de la Marina Real británica del carbón al petróleo.

La pregunta es cuánto podría cambiar la revolución renovable esta ecuación geopolítica.

¿Cuánta influencia perderán algunos de los grandes productores de combustibles fósiles del mundo en Medio Oriente, África y otros lugares?

¿Podría haber más conflictos regionales a medida que estos países luchan por una parte cada vez menor del mercado de energía de hidrocarburos?

¿Y qué podría pasarles internamente a estos países si pierden su principal fuente de ingresos?

A menudo, se trata de naciones cuyas enormes economías están dirigidas por el Estado, con muchos trabajadores empleados por los gobiernos y poblaciones jóvenes acostumbradas al combustible barato.

“Estados fallidos”

No se sabe con precisión cuándo tendrá lugar la transición de los combustibles fósiles a la energía limpia.

Hay muchas predicciones diferentes sobre cuándo la demanda mundial de petróleo alcanzará su punto máximo y caerá, pero los planificadores de Shell pronosticaron recientemente que posiblemente ocurrirá en 2025.

Algunos países productores de petróleo están preparándose para el momento en que ya no puedan depender del petróleo. Buscan diversificar sus economías y encontrar otras fuentes de energía.

Pero otros países son más escépticos, confiando en que la demanda de su petróleo y gas perdurará por mucho tiempo.

Algunos de ellos hablan de diversificación pero hacen poco al respecto. Las posibles consecuencias se están convirtiendo en una fuente creciente de preocupación.

Las protestas por un aumento en el precio del combustible en Irán, noviembre de 2019

Getty Images
Las protestas por un aumento en el precio del combustible estallaron recientemente en Irán.

“El gobierno productor de petróleo obtiene ingresos; si esos ingresos caen o desaparecen, el gobierno ya no podrá mantener el sector no-petrolero, lo que significa que tendrá un desempleo creciente, ya no podrá pagar subsidios para mantener contenta a su población”, le dijo a la BBC el profesor Paul Stevens, distinguido miembro de Chatham House, el grupo de expertos de asuntos exteriores del Reino Unido.

“Muchos de los grandes exportadores de petróleo y gas son lo que podría describirse cortésmente como políticamente inestables. Por lo tanto, cuanto más rápida sea la transición , mayor y más perturbadora será la caída en los ingresos del gas y el petróleo, así que potencialmente podrá haber una gran cantidad de Estados fallidos”.

Riesgos sin fronteras

Por su parte, Tom Burke, presidente del grupo de expertos sobre medio ambiente E3G , señala que “cuando no se puede proporcionar seguridad alimentaria, energética y de agua, como hemos visto en todo el Medio Oriente, es muy difícil mantener estabilidad interna”.

“Cuando no se cumple con las expectativas, las poblaciones urbanas se amotinan, y las estructuras básicas del Estado corren el riesgo de desmoronarse“.

“Pero mucho más que eso, cuando la gente se amotina o parece que podría amotinarse, lo que suele suceder es que los gobiernos buscan problemas en el extranjero para distraer a su población”.

La planta de procesamiento de petróleo Khurais de Arabia Saudita

Getty Images
La planta de procesamiento de petróleo Khurais de Arabia Saudita fue atacada en septiembre, causando tensiones globales.

Así que imagínate un país productor de petróleo actualmente estable en el Golfo que de repente se convierte en un Estado fallido. Esto no solo sería un desastre para el país en sí, sino que también podría tener enormes implicaciones para el mundo.

Los Estados fallidos a menudo se convierten en el hogar de la violencia extremista, como en Siria, y a menudo producen migración masiva.

Esta interrupción potencial podría no limitarse al Golfo.

Rusia es uno de los mayores exportadores de petróleo y gas del mundo. Su economía y su gobierno dependen enormemente de los ingresos que esto genera. No es de extrañar que el presidente Putin describa el desarrollo de “tecnologías verdes” como uno de los “principales desafíos y amenazas” para la seguridad económica de su país.

Presidente ruso Vladimir Putin

Getty Images
La economía rusa depende de los ingresos del petróleo y el gas.

Muchos rusos recuerdan que la caída de los precios del petróleo contribuyó al colapso de la Unión Soviética.

Sin embargo, el gobierno actual está invirtiendo poco en energías alternativas renovables. Si un día el mundo necesita comprar menos gas ruso, eso podría tener un gran impacto en la estabilidad del Estado ruso y podría transformar sus relaciones con Europa.

Amenaza limpia

Existen otras fuentes potenciales de tensión y conflicto en un mundo de energía limpia.

Podría haber una carrera para asegurar el acceso a minerales como el cobalto y el litio, que son vitales para las baterías y pueden ser escasos.

Gran parte del mejor cobalto del mundo se encuentra en la República Democrática del Congo (RDC), que tiene una historia de inestabilidad y mala gobernanza.

Al mismo tiempo, las nuevas llamadas superredes a través de las cuales fluirá la electricidad entre países serán más vulnerables al ciberataque.

Mina de cobalto en la RDC

Getty Images
El cobalto, un mineral vital necesario para la producción de baterías recargables, es un producto valioso.

Una pregunta interesante es cómo deberían responder los activistas ambientales a los riesgos políticos involucrados en el movimiento hacia la energía renovable.

¿Deberían tenerse en cuenta esos posibles inconvenientes o es la necesidad de proteger al mundo del cambio climático tan importante que todas las demás consideraciones son secundarias?

¿Cómo podría verse afectada la opinión pública si reducir el calentamiento global significara más terrorismo y migración?

Estos, por supuesto, son algunos de los peores escenarios. Hay muchos posibles positivos.

Notas dulces

Cuando tenga lugar la transición a las energías renovables, los países que anteriormente eran dependientes podrán producir su propia energía.

Una de las ventajas de las energías renovables es que muchos más países tienen la capacidad de generar energía limpia.

Paneles solares en una casa

Getty Images
Los paneles solares son cada vez más comunes en entornos domésticos.

Algunos países con mucho sol, viento o marea no solo podrían ser autosuficientes, sino que también podrían exportar parte de su energía a través de los llamados interconectores.

Puede haber incluso un dividendo para la paz: si el mundo ya no necesita tanto petróleo pasando por el estrecho de Ormuz cada día, ¿tal vez no necesitarán ejércitos y armadas tan grandes para defenderlo?

En gran medida, la geopolítica de la energía puede dejar de ser tan significativa.

Y, quizás así, deje ser una razón para matar.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo

https://www.youtube.com/watch?v=t-EjahwJLtY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Cada año, hasta un millón de reses ingresan ilegalmente a México desde Centroamérica; este tráfico implica riesgos sanitarios 

Se estima que anualmente entre 800 mil y 1 millón de reses entran a México por la frontera con Guatemala sin cumplir con los requisitos sanitarios. Especialistas advierten que en ese tráfico, que implica riesgos para la salud, hay corrupción de autoridades y productores.
Cuartoscuro
19 de octubre, 2022
Comparte

Por la frontera con Guatemala, cada año entran a México de forma ilegal entre 800 mil y 1 millón de reses, estiman autoridades, representantes del sector agropecuario y especialistas. El ingreso de esos animales, sin pasar por controles sanitarios, representa un riesgo tanto para la salud de las personas como para el ganado mexicano.

El propio secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, ha dado esta cifra en diversas entrevistas, como la que dio en octubre de 2019 tras su comparecencia en la Cámara de Diputados. 

Especialistas como Manuel González Toimil, técnico académico en bovinos productores de carne de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, de la UNAM, advierten del riesgo que esto representa, dado que en esas condiciones no hay forma de certificar que los animales están libres de brucelosis o de tuberculosis bovina, infecciones comunes en el ganado de Centroamérica. 

La brucelosis es una infección bacteriana que se transmite de los animales a las personas. Lo más común es que las personas se enfermen al comer productos lácteos crudos o sin pasteurizar. Algunas veces, las bacterias que causan la brucelosis también se propagan por el aire o por el contacto directo con animales infectados.

Los síntomas de la brucelosis pueden incluir fiebre, dolor en las articulaciones y fatiga. Por lo general, esta infección puede tratarse con antibióticos, pero el tratamiento dura desde varias semanas hasta meses y la infección puede reaparecer.

La tuberculosis bovina, en tanto, es una enfermedad infecto-contagiosa de curso crónico y progresivo que afecta al ganado bovino. Es provocada por una bacteria llamada Mycobacterium bovis (M. bovis) y guarda estrecha relación con las bacterias causantes de las tuberculosis humana y aviar. Puede afectar a prácticamente todos los mamíferos, incluidos los seres humanos, en los que provoca deterioro general de la salud, tos e incluso la muerte.

En México, señala González-Toimil, existen ambas enfermedades en el ganado, pero en algunos estados están en fase de erradicación, en otros están en fase de control y un par se consideran libres de brucelosis (Sonora y Baja California Sur). 

Frontera porosa 

De acuerdo con investigaciones desarrolladas por el centro InSight Crime, la mayoría de los animales que entran al país de contrabando ingresa por el municipio de Benemérito de las Américas, el punto más alejado de Chiapas, que limita con Guatemala al sur y al este. Esta última frontera está formada por el río Usumacinta. 

Por ese río atraviesan lanchas con vacas, granos y con muchos tipos de mercancía ilegal, incluida droga. 

“El ganado entra también por otros puntos como Marqués de Comillas, en Chiapas, o Tenosique, en Tabasco, pero la mayor parte entra por Benemérito de las Américas, porque como es el punto más remoto de la frontera no hay presencia de ninguna autoridad. Más adelante en la ruta sí está la Guardia Nacional, pero aquí no. Es una zona sin vigilancia y es sabido entre la comunidad ganadera que es un área de fácil entrada”, dice Victoria Dittmar, investigadora de InSight Crime. 

González Toimil añade: “Se sabe que entran al país alrededor de 800 mil animales de forma irregular desde Centroamérica y solo 100 mil de forma regular, con todo el riesgo que esto implica para que diseminen enfermedades, al entrar sin controles sanitarios y atravesar por varios estados del país”. 

Cuando anunció que, como parte de su plan antiinflacionario, se permitiría la entrada de productos alimenticios sin pasar por controles sanitarios, el presidente Andrés Manuel López Obrador justificó la medida señalando que hoy no se permite la entrada de carne de Argentina y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), de la Secretaría de Agricultura, no hace lo debido para controlar el ingreso ilegal de ganado desde Centroamérica.  

FOTO: Cuartoscuro

Acuerdo en papel

Guatemala ha sido históricamente un importante centro de acopio de ganado centroamericano, legal e ilegal, que se destina al mercado mexicano. En 2019, los gobiernos de México y Guatemala firmaron un memorándum de entendimiento para regular la entrada al país de ganado bovino de Centroamérica. 

El acuerdo incluyó una serie de requisitos. Por ejemplo, el gabado debe venir de ranchos certificados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala. Este ganado debe traer un arete electrónico y tener todos los certificados sanitarios correspondientes. 

Sin embargo, Dittmar señala que el ganado sigue entrando por Benemérito de las Américas sin arete de identificación. “Los que entran de manera lícita sí lo traen y luego le ponen también el de México, así que se quedan con los dos. Pero en el caso de los que entran de manera ilegal, solo le ponen después el de México, así se borra por completo cualquier evidencia de que llegó de los ranchos de Centroamérica”. 

Mercado negro de aretes

El Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA) se encarga de proporcionar estos aretes. Para ello, según la investigación de InSight Crime, trabaja de manera estrecha con las asociaciones ganaderas locales; vende aretes directamente a las Unidades de Producción Pecuaria (UPP). 

Allí, solamente veterinarios certificados pueden poner los aretes a las reses antes de que sean llevadas a los puntos de acopio, donde son vendidas y preparadas para el sacrificio.

Los aretes llevan un código único con el que las reses son registradas en la base de datos del gobierno, conocida como el Padrón Ganadero Nacional. Este registro les debe permitir a las autoridades rastrear todos los lugares por los que el ganado transita desde el nacimiento hasta el sacrificio.

Sin embargo, en México hay un mercado negro de estos aretes y las asociaciones ganaderas locales están involucradas, asegura la investigación de InSight Crime. Las fuentes consultadas por este centro durante su investigación dijeron que existe corrupción al interior del SINIIGA y algunos funcionarios venden los aretes, ya sea directamente a los traficantes o a otras instancias involucradas en el comercio. Esto ocurre porque no hay personal suficiente que vaya a los ranchos a hacer revisiones constantes. 

Tratando de poner orden 

Por ahora, la provisión de los aretes y la operación y administración de la base de datos y el Sistema Operativo del SINIIGA están concesionadas a la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), algo que volvió a quedar oficializado en la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SAG/GAN-2015, para la identificación de bovinos y colmenas.

Juan Carlos Anaya, director general de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, señala que para el ganado que ingresa de manera informal a México hay también un mercado informal de aretes SINIIGA. “No se trata de aretes comercializados directamente por la CNOG, existen varias formas que la confederación ha identificado en el mercado informal, entre ellas, el uso de aretes de ganado sacrificado o el uso de aretes comprados en ventanilla pero no declarados en el sistema”. 

Para tratar de mejorar la supervisión a nivel federal, la ley que regula la identificación del ganado fue modificada en julio de 2021, de modo que la distribución de los aretes será responsabilidad exclusiva del gobierno. 

Animal Político solicitó una entrevista con la Secretaría de Agricultura para hablar de la entrada de ganado ilegal procedente de Centroamérica y el mercado negro de aretes, pero la dependencia declinó hablar del tema. Solo dijo que el proceso para que los aretes y el sistema de información vuelvan a manos de Senasica está en curso. Este portal también buscó a la CNOG, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta. 

Consumo nacional 

Las reses que vienen de Centroamérica se transportan en grandes camiones por la autopista 307. Las llevan a puntos de descanso y centro de acopio en la vía hacia Palenque, ahí les colocan los aretes de identificación de México y les proveen los certificados sanitarios necesarios. 

No obstante, la documentación también se falsifica. Una práctica detectada es que los transportistas obtienen certificados veterinarios falsos —en complicidad con veterinarios y laboratorios— que acrediten que los animales están libres de enfermedades y tienen las vacunas necesarias para ser transportados dentro de México. 

“Todas esas reses en su mayoría son para consumo local. Durante la investigación, un alcalde, que pidió, como todas las fuentes, omitir su nombre por cuestiones de seguridad, nos dijo que ese ganado se necesita para el mercado interno, porque si no, no se podría cumplir con las cuotas de producción”, dice Dittmar. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.