Risperdal, el fármaco por el que Johnson & Johnson deberá pagar millones a un joven a quien le crecieron los pechos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Risperdal, el fármaco por el que Johnson & Johnson deberá pagar millones a un joven a quien le crecieron los pechos

Un jurado en EE.UU. determinó que la farmacéutica deberá pagar US$8.000 millones a un hombre de 26 años a quien le crecieron los senos tras tomar un fármaco comercializado por una de sus subsidiarias.
9 de octubre, 2019
Comparte

La farmacéutica Johnson & Johnson fue sentenciada a pagar US$8.000 millones en concepto de daños a un hombre que la acusó de no advertir que uno de sus fármacos antipsicóticos podía provocar un aumento en el tamaño de los pechos en hombres.

El jurado de una corte de Filadelfia, en Estados Unidos, falló a favor de Nicholas Murray, de 26 años, cuyo caso es uno de miles de ese tipo aún pendientes en dicho estado.

Los abogados del joven argumentaron que Janssen Pharmaceuticals, una subsidiaria de J&J, había priorizado sus ganancias por encima de la salud de los pacientes en la promoción de su medicamento Risperdal, cuyo compuesto activo es al risperidona.

J&J dijo que apelará el fallo, que considera “extremadamente desproporcionado”.

La farmacéutica también ha sido llevada ante la justicia por sus implantes de mallas vaginales y por su talco para bebés, que de acuerdo a miles de demandas contendría asbestos, algo que la empresa niega.

Esto se suma a la batalla legal que también enfrenta por su rol en la crisis de adicción a los opioides en el país.

A principios de este año, la multinacional fue ordenada a pagar US$572 por su participación en la intensificación de la crisis de adicción a los opioides en Oklahoma.

Y, recientemente, la empresa llegó a un acuerdo por el que se comprometió a pagar US$20,4 millones en dos condados en el estado de Ohio por el mismo tema.

Efectos colaterales adversos

De acuerdo a la demanda presentada por Murray, el joven desarrolló pechos después de que sus médicos le recetaran la droga en 2003.

Esta condición se conoce como ginecomastia.

Johnson y Johnson

Getty Images
No es la primera vez que la empresa se enfrenta a la Justicia por uno de sus productos.

Un psicólogo le prescribió este medicamente tras diagnosticar al niño con un trastorno del espectro autista.

El Risperdal está aprobado para el tratamiento de la esquizofrenia y el desorden bipolar, pero los médicos pueden prescribirlo legalmente para cualquier condición que vean conveniente.

La compañía dice que confía en que el fallo será revocado, y señala que la corte evitó que su equipo legal presentara “evidencia clave” sobre el etiquetado del medicamento.

J&J está enfrentando una serie de demandas en cortes estatales por no advertir de forma adecuada sobre los efectos colaterales del Risperdal, incluyendo los tribunales de Pensilvania, California y Misuri.

Un jurado le otorgó a Murray US$1,75 millones en compensaciones en 2015 después de determinar que la compañía fue negligente al no advertir a los consumidores sobre los riesgos.

Una corte de apelaciones respaldó el veredicto el año pasado, pero redujo el monto de la indemnización a US$680,000.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0erzbX0Kg3k&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=pVg29BThB0s

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

“No somos delincuentes”: Mujeres denuncian a policías por quitarles tlacoyos que venderían en metro Polanco

Mujeres dedicadas a la venta de productos de maíz denunciaron a policías de CDMX por haberles quitado los tlacoyos que llevaban para entregar a un cliente en metro Polanco.
Cuartoscuro
3 de septiembre, 2020
Comparte

Un grupo de mujeres dedicadas a vender productos a base de maíz y nopal denunció que este miércoles policías de la Ciudad de México les impidieron realizar una entrega de tlacoyos dentro de la estación de metro Polanco y les quitaron su mercancía.

Las personas a quienes integrantes de la Policía Bancaria e Industrial quitaron la mercancía pertenecen al grupo “Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia”, quienes apoyan a víctimas de violencia para generar ingresos económicos y poder dejar a sus agresores.

Te puede interesar: #CómpraleAlTriciclo: Organizan rodada contra la criminalización del trabajo

A través de redes sociales denunciaron haber sido víctimas de abuso de autoridad, represión y el robo de alimentos por parte de los uniformados.

Narraron que este miércoles “en la estación Polanco, aproximadamente a las 14 hrs, los policías nuevamente nos quitaron los tlacoyos y las gorditas que representaban nuestra venta, argumentando que violábamos un artículo que penaliza la venta informal”, señalaron.

“No podemos entender por qué en nuestro país a las personas que buscamos una forma de sobrevivir de manera honrada, nos confunden y nos tratan como delincuentes”, sentenciaron.

Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia señaló que en las últimas dos semanas han vivido episodios de hostigamiento por parte de policías en otras estaciones del Metro, como Universidad y Centro Médico.

View this post on Instagram

Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia hace una DENUNCIA PÚBLICA Hoy denunciamos de manera pública a los policías del metro de la Ciudad de México por abuso de autoridad, represión y extracción de nuestros alimentos… Parece ser que en este país los delincuentes somos las personas bque buscan una forma de sobrevivir en una pinche pandemia dónde por más que le busques no hay chamba "formal" (donde tengas que pagar por el tiempo que eres explotado) luego entonces buscas otras formas de tener un varo pa medio comer… Así nos encontramos mucha banda en esta ciudad y es indignante y te llena de rabia que en "espacios públicos" como el metro te violenten por entregar algunos artículos o productos que otra banda empática a la situación económica que vivimos puede comprarte. Entonces nosotras con los alimentos que compartimos a la banda nos ha tocado vivir (como a muchas otras personas) experiencias horribles como que te quieran llevar a la MP por estregar un algo en los torniquetes del metro (cosa que no te lleva ni 3 minutos) y ese es tu delito. Hoy, la semana pasada y antepasada los policías de las estaciones Centro médico, Polanco y CU nos echaron bronca y tenían la intención de llevarme al MP por estar faltando a no sé qué artículo que señala la "venta informal", por favooor, venta informal es la trata de blancas, la prostitución infantil, el tráfico de órganos y un largo etc. Y a las personas que lo hacen no les hacen ni madres, y ti que entregas a alguien más unas tortillas, unos tamales, una blusa, unos tenis, o cualquier otro artículo, te arman un desmadre y te llevan al MP… Ahora tienes que esconderte de que no haya ningún policía viéndote porque llevar bolsas, canastas, botes de alimentos te hace sentir que eres narcotraficante, o la peor delincuente, Basta!! De que usen su poder para meternos miedo, para repremirnos, para violentarnos… porque mis manos y mi voz hoy no pudieron hacer mucho para evitar que nos quitarán nuestros alimentos, por que mi voz y mis manos no bastaron para que su "Autoridad" los llevara a intimidarme con su voz de hombres con poder… por eso hago uso de este espacio para evidenciar (como muchas otras personas lo han

A post shared by Mujeres de la tierra 🌱 (@mujer_esdelatierra) on

Animal Político consultó a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y al Metro de la Ciudad de México para conocer su postura sobre la denuncia, sin que hasta el momento de la publicación se haya obtenido respuesta.

Lee más: En julio se recuperaron 1.5 millones de empleos, pero creció la informalidad: Inegi

Este no ha sido el único caso en los que policías capitalinos agreden y quitan su mercancía a vendedoras informales.

El 20 de agosto, policías de la Ciudad de México intentaron quitarle su bicicleta y canasta de mercancía a Marven, conocida como Lady tacos de canasta.

Ciudadanos vieron lo que sucedía y la ayudaron a recuperar sus cosas, y tras los reclamos de la ciudadanía, el gobierno capitalino se contactó con ella para informarle que tendrá un lugar fijo para vender.

Un día después, uniformados agredieron y le quitaron su mercancía a una mujer adulta mayor que vendía yerbas en calles del Centro Histórico.

Testigos señalaron que los policías golpearon a la señora y amedrentaron a las personas que intentaron impedir que se llevaran la mercancía, pero los elementos la subieron a una camioneta de la SSC.

Ante las críticas en redes sociales sobre lo ocurrido, el subsecretario de Gobierno capitalino, Alfonso Suárez, dijo que se le devolvería la mercancía a la mujer, y le pedirían ubicarse en la zona y días permitidos para vender sus productos.

En protesta por las acciones de criminalización del trabajo informal en la Ciudad de México, vendedores salieron a marchar el pasado 29 de agosto en calles de Polanco.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.