Por qué la invasión ordenada por Putin es un gran desafío para China
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Rusia y Ucrania: por qué la invasión ordenada por Putin es un gran desafío para China

El gobierno de Xi Jinping tiene preocupaciones comerciales, pero también está atento a la percepción de su población ante el nuevo conflicto en Europa.
28 de febrero, 2022
Comparte

La invasión de Rusia en Ucrania plantea un gran desafío para China en muchos frentes.

En los Juegos Olímpicos de Invierno se pudo ver la estrecha relación diplomática entre el país asiático y el gobierno ruso, luego de la asistencia del presidente Vladimir Putin a la inauguración en Pekín del evento deportivo.

El mandatario de Rusia esperó hasta justo después de que terminaran los Juegos para reconocer las dos regiones separatistas del este de Ucrania, Donetsk y Luhansk, y enviar tropas para invadir el territorio ucraniano.

En sus pronunciamientos públicos, el gobierno chino ha instado a todas las partes a reducir las tensiones en Ucrania.

Más recientemente, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, discutió la situación con el secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, y reconoció que las cosas estaban “empeorando” y reiteró los llamados a “todas las partes para que ejerzan moderación”.

Pero ahora que Rusia ha prescindido de toda esa moderación, ¿dónde deja eso la posición oficial de China a medida que aumentan los enfrentamientos?

Posición ambivalente

Xi Jinping junto a Vladimir Putin

Getty Images

El gobierno chino considera que no puede percibirse que apoye la guerra en Europa, pero también quiere fortalecer los lazos militares y estratégicos con Moscú.

El socio comercial número uno de Ucrania es China e, idealmente, a Pekín le gustaría mantener buenas relaciones con Kiev, pero esto podría ser difícil cuando está claramente alineado con el gobierno que está enviando sus tropas al territorio ucraniano.

También existe la posibilidad de un retroceso comercial de China en Europa Occidental si se considera que está respaldando la agresión de Rusia.

Además, una frase común de los líderes de China es que no interfieren en los asuntos internos de los demás y que otros países no deben interferir en los suyos.

Una foto suministrada por el servicio de prensa del Ministerio del Interior de Ucrania muestra las secuelas de una explosión en el edificio de una unidad militar en Kiev.

EPA/Ministerio del Interior de Ucrania
Una foto suministrada por el servicio de prensa del Ministerio del Interior de Ucrania muestra los efectos de una explosión en el edificio de una unidad militar en Kiev.

Pero como el exfuncionario de inteligencia estadounidense, John Culver, publicó en Twitter: “La anexión rusa de partes de Ucrania, o la invasión y toma de Kiev, violan la posición de China de que la soberanía es sacrosanta”.

Los efectos en su población

Lo que más preocupa al Partido Comunista chino es cómo la intervención puede afectar a su propia gente y su visión del mundo.

Por esta razón, está manipulando y controlando las conversaciones sobre la situación en Ucrania en la prensa y las redes sociales.

Y no iba a pasar mucho tiempo antes de que Taiwán fuera arrastrado a esta situación.

El Partido considera que la isla autónoma es esencialmente una provincia rebelde que debe unificarse con el continente.

En Weibo, la versión china de Twitter, los nacionalistas del país han utilizado la invasión rusa de Ucrania para llamar a su propia nación a hacer lo mismo con comentarios como: “¡Ahora es la mejor oportunidad para recuperar Taiwán!”.

Mapa mostrando las regiones de Luhansk y Donetsk

BBC

Cuando el gobierno chino rechazó la imposición de sanciones a Rusia en los últimos días, sabía que podría enfrentar un trato similar si toma medidas para apoderarse de Taiwán por la fuerza, en lo que sería un ejercicio sangriento y costoso.

Quizás por esta razón la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo en una conferencia de prensa en Pekín que China no considera las sanciones como la mejor manera de resolver los problemas.

Las fronteras

Si los ciudadanos chinos comienzan a vincular la justificación de Rusia para invadir Ucrania y aplicarla a su propio país, esto podría cambiar por completo la explicación que ofrece el gobierno chino sobre sus fronteras actuales.

Vladimir Putin dice que está liberando a los rusoparlantes dentro de Ucrania. ¿Qué pasa con los mongoles, coreanos, kirguises y grupos similares que ahora son parte de China? Aún más potencialmente explosivo para Pekín, ¿qué pasa si los tibetanos o los uigures renuevan los llamados a una mayor autonomía o incluso a la independencia?

Que esto no suceda es más importante para la administración de Xi Jinping que cualquier otra cosa.

En Kiev, la policía y el personal de seguridad inspeccionan los restos de un proyectil en una calle.

AFP
En Kiev, la policía y el personal de seguridad inspeccionan los restos de un proyectil en una calle.

Dado eso, solo hay que mirar los comentarios en las redes sociales chinas para ver la dirección en la que los medios del Partido están conduciendo a la población en términos de la forma en la que debería ver los movimientos de Putin en Europa del Este.

La prensa estatal tiene sus propias cuentas en Weibo y controla las respuestas en sus publicaciones sobre Rusia y Ucrania.

Aquí hay una muestra de los comentarios:

-“¡Putin es increíble!”

-“Apoyo a Rusia, me opongo a EE.UU. Eso es todo lo que quiero decir”

-“¡Estados Unidos siempre quiere crear desorden en el mundo!”

Si bien también hay muchas personas que piden la paz, las publicaciones que atacan a EE.UU. reciben mucha promoción.

El campo minado que Pekín quiere evitar

En cuanto a los chinos que realmente cuestionan las ambiciones de Rusia en Ucrania, hay que buscar cuentas individuales de Weibo que no estén conectadas con los hilos de los medios del Partido Comunista.

Personas en una andén de una estación del metro de Kiev

BBC
Habitantes de Kiev se dirigieron a la estaciones subterráneas del metro para refugiarse. Una situación similar se vivió durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Uno escribe: “No entiendo por qué tanta gente apoya a Rusia y Putin. ¡Deberíamos oponernos a cualquier forma de guerra!”.

Según otro: “Putin reconoce la independencia de las regiones separatistas de Ucrania, lo que obviamente está interfiriendo en los asuntos internos de otro país”.

Esa última publicación expresa precisamente la conclusión a la que Pekín no quiere que llegue su gente.

Es la esencia del campo minado por el que atraviesa el gobierno chino.

Dentro de Ucrania, la embajada de China ha enviado un mensaje a sus ciudadanos que viven en el país.

Ha recomendado que las personas coloquen una bandera china en su automóvil y “se ayuden unos a otros” mientras muestran “la fuerza de China”.

Consultada sobre si lo que está ocurriendo ahora mismo en Ucrania equivale a una invasión, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo en una rueda de prensa que el “contexto histórico es complicado” y que la situación actual es “causada por todo tipo de factores”.

Se está produciendo una gran conmoción en Europa.

Xi Jinping tiene que tomar algunas decisiones importantes en términos de cómo su país la enfrentará.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=apxTgY97o-Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
UNAM

Con amparo, dos estudiantes de la UNAM expulsados por violar a una alumna buscan volver a ser aceptados

Los expulsados interpusieron un amparo contra la UNAM, en el que aseguran que la resolución viola su derecho a la educación. Incluso, señalan que las firmas de las declaraciones en las que aceptan su culpabilidad son falsas.
UNAM
21 de marzo, 2022
Comparte

En 2019, H.L., estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) viajó a Argentina para cursar un semestre de intercambio. Allá fue víctima de violación por parte de dos alumnos de la Facultad de Odontología de la misma institución, quienes fueron expulsados tras aceptar cometer el delito ante Tribunal Universitario, pero ahora buscan ampararse para que se revoque la sanción.

“Yo estaba en octavo semestre cuando me fui a la Universidad de Buenos Aires. Poco antes me enteré que Luis, uno de mis abusadores, también se iba a ir de intercambio para Argentina, pero a la provincia de Córdoba y dijimos bueno, si se da la posibilidad, como estamos en el mismo país, nos podríamos ver”, explica H.L. en entrevista.

El 15 de septiembre de 2019, Luis le envió un mensaje para invitarla a una fiesta mexicana que se celebraría en Buenos Aires. “Yo acepté, aunque al principio estaba muy negada porque al siguiente día tenía clases… la verdad es que si perdía la beca económica por mal desempeño no iba a poder sustentarme”.

“Pero él insistió tanto que dije bueno, voy un rato y ya. En la fiesta había mucha gente, y cuando se empezaron a ir Luis y su amigo Pablo decidieron seguir consumiendo mucho alcohol”, recuerda.

Aunque H.L. dijo que no quería tomar más, los dos jóvenes la alcoholizaron, y ya inconsciente la llevaron al departamento que habían rentado a través de la plataforma AirBnB para pasar la noche.

“Entre los flashazos que tengo está que me desnudaron completamente y yo trataba de ocultar mi cuerpo, porque yo sabía que no quería, era muy consciente de que no, pero ellos decidieron utilizar mi cuerpo… Afortunadamente estaba tan inconsciente que recuerdo muy pocas partes”, cuenta entre lágrimas.

Después de violarla, la recostaron “y ni siquiera tuvieron la dignidad de volverme a vestir”. A la mañana siguiente, la joven despertó con dolor en el cuerpo, moretones en el cuello y en el pecho, tenía la garganta lastimada y estaba llena de miedo. Además de la violación cometida por los dos jóvenes, H.L. recordaba que ya dormida Pablo comenzó tocarla de nuevo, aunque esta vez pudo defenderse.

“Me horroricé, no podía creer lo que me estaba pasando, y todavía me insistían en que me quedara, que descansara. Estaba en shock, tomé mi ropa y todas mis pertenencias, me fui en un taxi y de camino a la casa me buscaron para pedirme que me tomara una pastilla anticonceptiva porque tenían miedo de lo que podía pasar”.

H.L se negó a tomar una pastilla anticonceptiva, porque usa otro método, pero eso no evitó que la contagiaran de una enfermedad de transmisión sexual y que se arruinara el resto de su viaje porque cayó en depresión. Tuvo miedo de denunciarlos, pero guardó fotografías y conversaciones para usarlas como pruebas en caso de que más adelante decidiera proceder en su contra.

Leer más | Destituyen a presidente del Tribunal Universitario de la UNAM tras denuncia por hostigamiento sexual

La historia de la denuncia

Ya en México, H.L. decidió denunciar anónimamente a Pablo, a través de una colectiva de la preparatoria en la que ambos estudiaron. Días después, una amiga la buscó para preguntarle si ella era la víctima del caso difundido, y le ofreció apoyo para que interpusiera una queja mediante el Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género en la UNAM.

“Me citaron en la UNAM para dar mi declaración y a partir de ahí seguir el caso. Me brindaron ayuda psicológica, porque realmente estaba muy afectada, a la fecha hablo del tema y me pongo a llorar. Todavía recibo apoyo psicológico”, detalla.

Interponer una queja contra Luis y Pablo fue su única opción, pues en la UNAM le explicaron que para proceder penalmente contra ellos tenía que ir nuevamente a Argentina, donde tendrían que pedir la extradición de los agresores y así seguir con el proceso. No contaba con recursos para poder hacer algo así, por lo que, resignada, aceptó.

Todo marchaba “muy bien”, sin embargo con la llegada de la pandemia de COVID-19 su proceso se complicó: las citas para audiencias y el apoyo psicológico se volvieron irregulares, además de que las notificaciones para acudir al seguimiento del proceso llegaban únicamente con un día o dos de antelación. 

Pese a las dificultades,  finalmente en abril de 2021 fue notificada de que el Tribunal Universitario había decidido la expulsión definitiva de los dos estudiantes de Odontología.

Pero meses más tarde, estas mismas irregularidades denunciadas por H.L. fueron usadas por los jóvenes expulsados para argumentar que el proceso en su contra debe ser revocado.

Los expulsados interpusieron un amparo contra la UNAM, en el que aseguran que la resolución viola su derecho a la educación. Entre las irregularidades que señalan, está que las firmas de las declaraciones en las que aceptan su culpabilidad son falsas —debido a que son digitales, pues todo el proceso se llevó a cabo de esta forma por la pandemia—, y que no fueron notificados en tiempo y forma sobre las diligencias correspondientes.

H.L. se enteró porque la UNAM le avisó el pasado 26 de agosto, como tercera interesada, que se encuentra desahogando este proceso.

Hasta ahora, H.L. reconoce que el Tribunal Universitario y la Facultad de Odontología han defendido sus derechos como víctima y han actuado a su favor. Le han permitido tener acceso a los expedientes del caso, y ha corroborado que la postura de la UNAM se ha mantenido, pero teme que por la forma en que se llevó a cabo el proceso los agresores ganen el amparo y consigan volver a la universidad.

Consultada por el medio, la UNAM declinó hablar del tema debido a que el juicio de amparo continúa en curso.

Según el último reporte sobre quejas presentadas a través del Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género, en la UNAM se iniciaron mil 486 procesos contra mil 311 presuntos agresores, entre el 29 de agosto de 2016 y el 21 de agosto de 2020.

En el Cuarto Informe Sobre la Implementación del Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género, la UNAM reportó que el 94.8% de los agresores fueron hombres, mientras que el 98.2% de las víctimas fueron mujeres.

La mayoría de las quejas (79.2%) fueron interpuestas por alumnas. También los estudiantes representan el mayor número de presuntos agresores (42.9%).

Entre las conductas más frecuentes dentro de las quejas por abuso sexual, en primer lugar se encuentran los tocamientos, en segundo lugar las violaciones (reportadas por la UNAM como “ejecución de acto sexual”) y observar a otra persona masturbarse. En el caso de H.L., vivió las tres.

“En ese momento entré en depresión, hubo tiempos muy nublados en los que no hacía más que encerrarme en mi cuarto a dormir, tuve que cambiar mis rutas para la escuela cuando todavía estaban ellos y había actividades presenciales, antes de la pandemia, pero afortunadamente nunca estuve sola, siempre tuve la fortaleza y la compañía de mis amigas y mi hermano”.

Actualmente H.L. terminó su carrera en la UNAM, por lo que si Luis y Pablo ganan el amparo ya no tendría que verlos, pero espera que como mínimo castigo sus agresores no consigan titularse de la máxima casa de estudios, y que no vuelvan a cometer ninguna agresión contra otra estudiante.

“Después de todo lo que pasó decidí bloquear los recuerdos, para poder disfrutar lo que me quedaba, en el intercambio estudiantil y de vuelta en México… y lo logré a cierto grado, pero nada de eso tuvo que haber pasado y yo merecía una mejor experiencia”, sentencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.