close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images
Sancionan en México a Diego Maradona por dedicar un triunfo a Nicolás Maduro
De acuerdo a las normas de la Liga MX, no se pueden hacer alusiones políticas ni religiosas, sin embargo Maradona dedicó el triunfo de los Dorados al presidente de Venezuela.
Getty Images
9 de abril, 2019
Comparte

La figura del astro del fútbol Diego Armando Maradona, campeón del mundo con Argentina en el Mundial de 1986, está otra vez en el ojo de la tormenta.

Esta vez por extralimitarse en su función como entrenador del equipo mexicano los Dorados de Sinaloa.

Este lunes se conoció que la Federación Mexicana de Fútbol multó al exastro y actual director técnico porque dedicó públicamente un triunfo de su equipo al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Durante una rueda de prensa después del partido en el que su equipo venció por 3-2 al Tampico de Madero la semana pasada, Maradona hizo el comentario con tintes políticos.

“Quiero dedicar el triunfo a Nicolás Maduro y a toda Venezuela que está sufriendo, porque los sheriffs del mundo, que son los yanquis, se creen que nos pueden llevar por delante”.

Y agregó: “A nosotros no, a nosotros no nos compra ese tirano que tienen de presidente”, dijo Maradona en alusión a Donald Trump.

La Federación Mexicana dijo en un comunicado que las declaraciones del exfutbolista habían infringido su código de ética, que exige neutralidad política.

La entidad no reveló el monto de la sanción.

Actualmente, Venezuela atraviesa una profunda crisis económica, social y política de la que muchos culpan a Maduro.

El mandatario, sin embargo, asegura que la oposición interna y Estados Unidos ejercen un “bloqueo económico” que es responsable del desabastecimiento de alimentos y medicinas que aqueja al país.

Además, Maduro acusa al gobierno de Trump de apoyar al “presidente encargado” Juan Guaidó y de promover un intento de golpe de Estado contra su gobierno.

Maradona ha mantenido una estrecha relación con el gobierno venezolano desde la presidencia de Hugo Chávez y ha mostrado su apoyo a Maduro en distintas ocasiones a lo largo de su mandato.

En la última campaña de las elecciones presidenciales en Venezuela, en mayo del año pasado, Maradona apareció en un acto de Maduro.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cuartoscuro Archivo
De 600 detenidos por huachicol, Fiscalía liberó al 56% por falta de evidencia
El presidente había responsabilizado a la ley por no contemplar al robo de combustible como “delito grave”, pero fueron los MP los que soltaron a la mayoría.
Cuartoscuro Archivo
13 de mayo, 2019
Comparte

El 7 de febrero el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer al cumplirse dos meses de la estrategia de combate al “huachicol”, que fuerzas federales habían detenido a más de 600 personas por presunto robo de combustibles. Y acusó que solo 60 habían quedado en prisión por culpa de la ley que era “muy blanda” y no contemplaba a este delito como “grave”, lo que permitía a jueces liberarlos aun cuando fueran procesados.

Pero datos oficiales obtenidos por Animal Político, vía transparencia gubernamental, revelan que no fue esa la causa por la cual la mayoría de ellos quedó en libertad. Fue el propio Ministerio Público Federal el que ante la falta de evidencia de que fueran realmente “huachicoleros” liberó, por su cuenta, al 56.5% del total de los detenidos.

No solo eso. En varios casos donde sí se llevó ante el juez a los detenidos, los fiscales ni siquiera solicitaron la medida de prisión preventiva para ellos y, de hecho, de los 162 donde sí la solicitó, solo en 11 casos elaboró los perfiles periciales que contempla la ley para sustentar el riesgo de un presunto responsable, y justificar el hecho de que tenga que quedar preso.

La información a detalle de la Fiscalía General de la República (FGR) señala que, de diciembre de 2018  a febrero de 2019, fueron detenidas y presentadas ante el Ministerio Público Federal 655 personas por presunto robo de combustible, o delitos similares. De ese total, 72 terminaron bajo proceso y con la medida de prisión preventiva justificada, es decir, en prisión.

Se trata de un 10.9% del total de las personas detenidas. Estas cifras coinciden con las señaladas por el presidente en la conferencia del pasado 7 de febrero, sin embargo, es en las causas de la liberación de las personas aprehendidas donde está la diferencia.

¿Qué pasó entonces?

Los datos de la FGR arrojan que de las 655 personas que les pusieron a disposición del Ministerio Público (MP), éste determinó poner en libertad a 370 de ellas, que equivalen al 56.5% del total de los detenidos.

Se trata de casos donde el agente del MP consideró que no tenía elementos suficientes para sostener ante un juez la supuesta responsabilidad de la persona que le llevaron, en robo de hidrocarburos. Ante ello, la Fiscalía decide ponerlos en libertad, y en todo caso continuar por su cuenta con las investigaciones.

En cambio la FGR sí decidió llevar ante un juez a 281 detenidos, para tratar de que fueran procesados por robo de combustible. Esto es solo el 42.9% del total de las personas presentadas ante el MP.

De los que fueron llevados a tribunales, los fiscales consiguieron que el juez considerara que había datos de prueba suficientes para abrir proceso penal en contra de 215 de ellos. En tanto hubo 66 casos donde los presentados fueron liberados por el juez, al considerar que no había indicios suficientes para presumir su participación en actividades de “huachicoleo”.

Como se advierte de estos datos oficiales, apenas un 33% de los 655 detenidos -1 de cada 3 – terminaron vinculados a proceso por robo de combustible, paso previo a la imposición de una medida cautelar como es, por ejemplo, la prisión preventiva. Incluso aunque dicha medida cautelar de prisión ya hubiera sido automática para casos de “huachicoleo” (lo que el presidente denomina delito grave), no habría servido de nada pues las personas no fueron procesadas por falta de elementos.

Esto contrasta con la justificación que dio el presidente López Obrador en aquella conferencia de prensa, donde acusó que la libertad de los detenidos se debía a que el ilícito no era considerado “grave”, lo que significaba que no ameritaba prisión automática como medida cautelar.

“… la ley es muy laxa, muy blanda, por eso la reforma que está en el Congreso. Aprovecho para hacer el exhorto, la convocatoria, la invitación a los legisladores que ya aprueben las reformas para que sea delito grave. Sólo se han podido mantener alrededor de 60 presuntos responsables o culpables del robo, ese fue el informe que nos entregaron el día de hoy”, dijo entonces el presidente.

Pero como los datos oficiales muestran fue la falta de evidencia, y no la ley o “gravedad” del delito, lo que provocó que la mayoría de los detenidos por “huachicoleo” fueran liberados.

Sin argumentos ante el juez

La información proporcionada por la FGR evidencia además que los fiscales no solicitaron en todos los casos la prisión preventiva justificada para las personas detenidas. De los 215 vinculados a proceso solo la solicitó para 162 de ellos. En el resto prefirió otras medidas como la prohibición de no salir del país, el acudir a firmar periódicamente al juzgado, etc.

Y de los 162 casos en los que sí solicitó este recurso, apenas en 11 casos presentó un dictamen elaborado por su unidad de medidas cautelares, en los cuales justificara la necesidad de mantener privado de la libertad al presunto delincuente. Se trata apenas del 6.7% de los casos donde la había solicitado.

Cabe señalar que el artículo 156 del Código Nacional de Procedimientos Penales señala que para imponer la prisión preventiva el juez debe sustentar su decisión, a partir de un “análisis de evaluación de riesgo, mientras que el artículo 176 sostiene que el mismo debe ser elaborado por la unidad de “medidas cautelares”.

En julio de 2017 Animal Político reveló que a nivel federal dicha unidad no se había puesto en marcha, lo que le dificultaba para los fiscales el tener argumentos técnicos para sustentar la petición de prisión preventiva ante el juez, y a este concederla. Y aunque posteriormente se anunció su creación, autoridades federales han señalado que el funcionamiento de la misma es mínimo.

Pese a esta falta de argumentación los jueces federales concedieron la medida de prisión preventiva en 72 casos, como ya se dijo. Y en los casos donde los detenidos fueron procesados pero no se ordenó prisión preventiva, se establecieron medidas cautelares como la presentación periódica en el juzgado para firmar, pagos de fianzas y limitaciones para no salir de la entidad correspondiente.

Cabe señalar que con la reforma constitucional impulsada por el gobierno de López Obrador en materia de prisión preventiva oficiosa y que el Congreso ya aprobó, ahora no será necesario que los fiscales justifiquen la solicitud de prisión preventiva para los detenidos, pues los jueces ahora están obligados a imponerla en automático. Lo anterior siempre y cuando haya datos de prueba suficientes que permitan vincular a proceso a los detenidos.

Edomex e Hidalgo, con más detenciones

Los datos oficiales proporcionados por la FGR revelan los estados en donde se efectuaron las 655 detenciones por presunto robo de combustibles. La entidad donde más capturas se registraron fue el Estado de México con 173 de ellas, que equivalen al 26.4% del total.

Más atrás se encuentra Hidalgo, en donde se reportaron 87 personas detenidas y puestas a disposición del MP, que representan el 13.2% del total. Y después se ubica Tabasco con 86 personas detenidas, que equivalen al 13.1%.

Los siguientes estados con mayor registro de detenidos por presunto robo de combustible fueron Puebla con 45 personas aseguradas; Querétaro con 42; Guanajuato con 40; Sonora con 35 y Veracruz con 24. Se trata en todos los casos de entidades en donde se ubican ductos o estaciones de Petróleos Mexicanos.

Hay siete estados donde no se reportó ninguna detención: Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Guerrero, Quintana Roo, San Luis Potosí y Zacatecas.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.