Titanic: las asombrosas imágenes del barco que muestran su deterioro y cómo desaparece en el mar - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atlantic Productions

Titanic: las asombrosas imágenes del barco que muestran su deterioro y cómo desaparece en el mar

Por primera vez en casi 15 años, una expedición submarina llegó hasta los restos del Titanic y descubrió que algunas partes emblemáticas del barco ya han desaparecido.
Atlantic Productions
22 de agosto, 2019
Comparte

Las primeras personas que llegaron en casi 15 años hasta los restos sumergidos del Titanic se llevaron una gran sorpresa al descubrir el rápido deterioro de algunas de sus partes.

Mediante cinco inmersiones, un equipo internacional de exploradores de aguas profundas inspeccionó el barco hundido hace más de un siglo, el cual se encuentra a 3.800 metros bajo la superficie del Atlántico.

Si bien partes del naufragio estaban en condiciones también sorprendentemente buenas, otras partes incluso ya han desaparecido y se han perdido en el mar.

Lo más deteriorado se observó en el estribor de la nave, donde se ubicaban los camarotes de los oficiales.

Parks Stephenson, historiador especializado en el Titanic, dijo que una parte de lo que vio durante la inmersión fue “impactante”.

La bañera del capitán es una imagen favorita entre los admiradores del Titanic, y eso ya no está“, explicó.

RMS Titanic

PA
El Titanic partió del puerto de Southampton el 10 de abril de 1912.

“Toda la cubierta en ese lado se está derrumbando, lo que se llevó consigo los camarotes. Y ese deterioro continuará avanzando”, advirtió.

Dijo que el techo inclinado de la sección de proa probablemente será la siguiente parte que se perderá, lo que oscurecerá las vistas del interior del barco.

“El Titanic está regresando a la naturaleza”, agregó.

La bañera del capitán -fotografiada durante una expedición de 1996- ya no está.

Getty Images
La bañera del capitán del Titatnic, aquí fotografiada durante una expedición de 1996, ya no está.

Las fuertes corrientes oceánicas, la corrosión salina y las bacterias que se comen el metal están atacando la nave.

Una inmersión difícil

El Titanic ha estado bajo el agua durante más de 100 años, reposando en el lecho marino a unos 600 kilómetros de la costa de Newfoundland (Canadá).

Este barco de pasajeros, que fue la embarcación más grande que existía en su época, chocó contra un iceberg en su viaje inaugural desde Southampton a Nueva York en 1912.

De las 2.200 personas que iban a bordo entre pasajeros y tripulación, más de 1.500 fallecieron.

La expedición hasta el Titanic fue ejecutada por el mismo equipo que recientemente hizo la inmersión más profunda de la historia hasta el fondo de la fosa de las Marianas, ubicado a casi 12 kilómetros de profundidad en el océano Pacífico.

Estas inmersiones se realizaron utilizando un sumergible de 4,6 metros de largo y 3,7 metros de ancho, llamado DSV Limiting Factor y construido por la empresa estadounidense Triton Submarines.

DSV Limiting Factor

Reeve Jolliffe
Las inmersiones se realizaron a bordo de un sumergible Tritón, construido para poder soportar las altas presiones del fondo del mar.

Pilotar el submarino alrededor del sitio del naufragio, que se encuentra separado en dos grandes piezas ubicadas a unos 600 metros de distancia, fue un auténtico desafío.

El mal clima en el Atlántico y las fuertes corrientes submarinas dificultaron la inmersión.

Quedarse enredados entre los restos del naufragio era un riesgo importante para el equipo.

Las inmersiones han sido filmadas por Atlantic Productions para un documental que divulgarán en el futuro.

Expedición científica

Al mismo tiempo que se hacían las grabaciones, un grupo de científicos en la expedición estudió a las criaturas que viven en los restos del naufragio.

A pesar de las temperaturas casi bajo cero, de las aguas negras y de la inmensa presión, existe vida en la zona.

Esto, sin embargo, fue uno de los factores que influyeron en el deterioro del Titanic según Clare Fitzsimmons, experta de la Universidad de Newcastle y una de las científicas de la expedición.

Hay microbios entre los restos de la nave que se están comiendo el hierro de la embarcación, creando unas estructuras mucho más débiles”, explicó.

Restos del Titanic.

Atlantic Productions
La expedición reveló que algunas partes del Titanic están desapareciendo.

Estos carámbanos de óxido -como una especie de estalactitas que cuelgan del naufragio- son tan frágiles que ante el contacto pueden convertirse en una nube de polvo.

Los científicos estudian ahora cómo distintos tipos de metal se erosionan en las aguas profundas del Atlántico, para poder calcular cuánto tiempo más le queda al Titanic.

Al hablar sobre la expedición, Robert Blyth del Museo Marítimo Nacional en Greenwich dijo que es importante descender y documentar el naufragio en el estado en el que se encuentra actualmente.

El naufragio en si mismo es el único testigo que tenemos ahora del desastre del Titanic“, explicó.

“Todos los sobrevivientes han muerto ya, así que creo que es importante usar el naufragio mientras este aún tenga algo que decir”, concluyó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kk_rRjp7-lY

https://www.youtube.com/watch?v=idgY8Nd041w

https://www.youtube.com/watch?v=jI2y6ZORado&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Pandemia causó inédita crisis de salud mental y alza de violencia doméstica: OPS

Para la Organización Panamericana de la Salud, las necesidades crecientes de atención de la salud mental y los recursos reducidos para abordarlas crean una "tormenta perfecta" en muchos países.
Cuartoscuro
Por AFP
18 de agosto, 2020
Comparte

Depresión, ansiedad, estrés: la pandemia de COVID-19 causó una “crisis de salud mental” sin precedentes en todo el continente americano, y llevó a un “alza de la violencia doméstica”, alertó el martes la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Desde mediados de marzo, cuando el coronavirus irrumpió en la región, muchos han sentido miedo a contagiarse, dolor por la pérdida de seres queridos, incertidumbre sobre el futuro, agobio por las noticias y la desinformación, soledad por aislamiento y el distanciamiento social.

Pero en un continente donde las enfermedades mentales ya eran “una epidemia silenciosa”, algunas personas se han visto especialmente afectadas.

Lee: Tips de la OMS para cuidar tu salud mental en tiempos de coronavirus 

“La pandemia de COVID-19 ha provocado una crisis de salud mental en nuestra región a una escala que nunca antes habíamos visto”, dijo en rueda de prensa virtual Carissa Etienne, directora de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Encuestas en Estados Unidos, Brasil y México, los tres países americanos más golpeados por el coronavirus, muestran que aproximadamente la mitad de los adultos están estresados por la emergencia sanitaria.

Esto ha incrementado el consumo de drogas y alcohol, lo cual “puede exacerbar los problemas de salud mental”, advirtió Etienne.

Además, las medidas para frenar los contagios, sumadas a los impactos sociales y económicos del virus, “están aumentando los riesgos de violencia doméstica”.

“El hogar no es un lugar seguro para muchos”, subrayó, al señalar una multiplicación de los pedidos de ayuda por abusos en Argentina, Colombia, y México.

El problema, según Etienne, podría ser aún más grave de lo que se sabe. Dada la interrupción de ciertos servicios de apoyo y el aislamiento de las víctimas, “es probable que se subestime el alcance real de la violencia doméstica durante la COVID-19”, apuntó.

Lee: Cómo ha impactado el COVID en la violencia contra las mujeres y cuál es la respuesta institucional

“Tormenta perfecta”

Etienne dijo que las “necesidades crecientes” de atención de la salud mental y los “recursos reducidos para abordarlas” crean una “tormenta perfecta” en muchos países.

“Es urgente que el apoyo a la salud mental se considere un componente fundamental de la respuesta a la pandemia”, pidió, instando a “desestigmatizar” estos trastornos.

Los trabajadores de la salud, agotados tras meses bajo intensa presión, se encuentran en especial riesgo. Pero también los niños y los adolescentes sufren el “enorme impacto” de los confinamientos y el cambio de rutinas, dijo Etienne.

Por eso, llamó a hablar abiertamente con lo más jóvenes de la familia, tomarse el tiempo para escucharlos expresar sus sentimientos, y facilitarles seguir en contacto por teléfono o por internet con la familia extendida y los amigos.

“Es normal y está bien sentirse triste, estresado, confundido y asustado durante una crisis como la del COVID-19. Todos sentimos estas cosas” pero hay que “asegurarse de que los conflictos en el hogar se mantengan al mínimo”, recomendó Etienne, reconociendo el “desafío” que supone tratar con adolescentes.

64% de las muertes mundiales

El continente americano, que ha registrado hasta ahora casi 11,5 millones de casos y más de 400 mil muertos, sigue siendo el más golpeado en el mundo por la COVID-19, con 55% de la nuevas infecciones reportadas la semana pasada, según la OPS.

“Las Américas tienen aproximadamente el 13% de la población mundial, pero suman hasta ahora el 64% de las muertes mundiales reportadas oficialmente”, dijo Etienne.

Estados Unidos y Brasil son los países más impactados, pero se ha observado “una tendencia creciente” en zonas hasta ahora estables durante varias semanas, como el Caribe.

Entre los países que han reportado nuevas infecciones destacan República Dominicana, Jamaica, Bahamas y Trinidad y Tobago, pero también Perú.

Sobre la perspectiva de evolución de la pandemia en la región en los los próximos meses, las autoridades de la OPS insistieron en la necesidad de “no bajar la guardia” con las medidas aconsejadas para evitar la propagación del virus: uso de mascarilla, distanciamiento físico y lavado frecuente de manos.

“Hay que seguir trabajando muy duro para conseguir reducir la trasmisión”, dijo el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.