Los ultrarricos que piden pagar más impuestos por la crisis de coronavirus
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los ultrarricos que piden a sus gobiernos pagar más impuestos por la crisis de coronavirus

Más de 80 millonarios de varios países firmaron una misiva pidiendo una subida de impuestos para que ese dinero se destine a los programas sociales necesarios para reactivar la economía tras la crisis del covid-19.
14 de julio, 2020
Comparte
Abigail Disney, Jerry Greenfield y Richard Curtis

Getty Images
Abigail Disney, el fundador de la firma de helados Ben&Jerry, Jerry Greenfield y el director Richard Curtis están entre los firmantes de la carta.

Entrar en el selecto segmento de los ultrarricos requiere contar con un patrimonio superior a los US$30 millones de dólares.

Participar en el aún más pequeño grupo de “Multimillonarios para la Humanidad” exige tener una visión distinta a la mayor parte de este colectivo.

Hasta 83 ultrarricos de distintos países han firmado una carta en la que piden a sus gobiernos que les suban los impuestos para contribuir en la factura de los nuevos programas gubernamentales destinados a reactivar la economía tras la pandemia de covid-19.

Están convencidos de que vivir disfrutando de grandes sumas de dinero y la seguridad que esto aporta sin contribuir a la sociedad “está mal”.

“Hoy, nosotros, los millonarios y multimillonarios que suscribimos esta misiva les pedimos a nuestros gobiernos que nos aumenten los impuestos. Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente”, escribieron en una carta abierta.

“Tenemos mucho dinero”

“No estamos conduciendo las ambulancias que llevan a los enfermos a los hospitales. Ni reabasteciendo los estantes de los supermercados ni haciendo delivery de comida de puerta a puerta”, dicen, haciendo referencia a las actividades que han estado en la primera línea durante la fase de confinamiento.

“Pero sí tenemos dinero, mucho. Dinero que ahora se necesita desesperadamente”, escriben.

“Tenemos una enorme deuda con las personas que trabajan en la primera línea de esta batalla global. La mayoría de los trabajadores esenciales están muy mal pagados para la responsabilidad que tienen”.

El documento lleva la firma de distintas personalidades, entre las que se incluye la heredera de Walt Disney Co., Abigail Disney, el ex director gerente de BlackRock Inc., Morris Pearl, y el empresario danés-iraní Djaffar Shalchi.

Abigail Disney

Getty Images
Abigail Disney dijo una vez que de joven se avergonzaba de su fortuna.

También el guionista y director británico Richard Curtis, el cofundador de la marca de helados Ben&Jerry, Jerry Greenfield, o el rey de España, Felipe VI de Borbón, aparecen en la lista de los firmantes.

En su carta, los ultrarricos “explican que el impacto de la crisis actual se sentirá durante décadas y podría empujar a otros 500 millones de personas a la pobreza. Esto, dicen, es un problema que no se puede resolver con la caridad, por generosa que sea”, cuenta Theo Leggett, corresponsal de Negocios de la BBC.

“Por lo tanto, los impuestos sobre los ultrarricos deberían aumentarse de forma permanente para ayudar a pagar los sistemas de salud, las escuelas y la seguridad”, añade.

“Buena idea”

Para Arun Advani, profesor de la Universidad de Warwick, Reino Unido, un impuesto al patrimonio, como el que proponen los ultrarricos es “muy buena idea”.

“La pandemia de covid-19 ha expuesto deficiencias en nuestros servicios públicos después de una década de recortes en términos reales, lo que significa que rara vez ha habido un momento más urgente u oportuno para pensar en grande sobre los impuestos”, le dijo a BBC Mundo.

Bezos y su novia

Getty Images
Jeff Bezos, propietario de Amazon, es junto a Bill Gates uno de los hombres más ricos del mundo.

A la espera del G20

Esta petición se produce antes de la reunión este fin de semana de ministros de Finanzas del G-20, el grupo de países que representan el 85% de la economía mundial.

A medida que los países se esfuerzan por responder al impacto económico de la pandemia global, muchos ya han puesto la atención en los sistemas impositivos.

En Reino Unido, el grupo de expertos del Instituto de Estudios Fiscales dijo que los impuestos más altos son inevitables para una gran parte de la sociedad, no solo para los súperricos.

Y a principios de este mes, el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, indicó que su gobierno evalúa si introducir impuestos más altos.

Rusia también analiza mayores gravámenes.

Por su parte, Arabia Saudita ya ha aumentado el IVA para compensar los efectos económicos de la pandemia y la caída en los precios del petróleo.

Pero el reclamo de un sistema fiscal más justo no es nuevo.

Varios de los firmantes pertenecen también al grupo de “Millonarios Patrióticos”, unos 200 ultrarricos que ya antes de la pandemia pedían que les subieran los impuestos.

Bloomberg recogía declaraciones de algunos miembros en las que afirmaban sentirse “culpables” de ser tan ricos y reconocían haber tenido muchas ventajas en la vida al nacer directamente en una familia adinerada.

Jeff Bezos, Warren Buffett, Amancio Ortega, Michael Bloomberg y Jack Ma.

Getty /BBC
Subir el impuesto a la fortuna o patrimonio de los más ricos por una sola vez, como una especie de “tasa solidaria” frente a la pandemia, es una de las propuestas que se han oído.

Varias críticas

Otros, como Karen Seal Stewart, reconocen haber sacado ventaja de su profundo conocimiento de “las leyes fiscales extremadamente favorables”.

“Casi todos los que tienen una cantidad significativa de riqueza en Estados Unidos se han beneficiado al menos en cierto nivel del trato preferencial que nuestro código tributario le da a los ricos”.

Quienes critican a estos ultrarricos apuntan precisamente a que durante años han aprovechado las favorables condiciones para su fortuna, aunque ahora pidan algo distinto.

Además, dicen, nadie les impide pagar más impuestos de forma voluntaria.

“Hay entre 10 y 12 millones de millonarios en este país y solo somos 200, ¿qué diferencia podemos hacer?”, dijo Seal Stewart en una entrevista a principios de este año.

“Creo que la pandemia ha llevado a las personas a ver cuánto dependen del Estado, por lo que existe una verdadera disposición a pagar más. Pero obviamente es difícil saberlo”, sentencia el profesor Advani.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Carlo Echegoyen

Sin contratiempos, inicia segunda jornada de vacunación en Iztacalco, Tláhuac y Xochimilco

Este miércoles se vacunarán a las personas cuyo primer apellido inicia con las letras A y B. Las personas se formaron desde las primeras horas del día.
Carlo Echegoyen
24 de febrero, 2021
Comparte

La mañana de este miércoles arrancó la aplicación de vacunas contra COVID en las alcaldías Xochimilco, Tláhuac e Iztacalco, en la Ciudad de México.

Desde las primeras horas del día, decenas de personas acudieron a formarse fuera de las sedes anunciadas por el gobierno capitalino.

Personal del gobierno de la CDMX se encargó de organizar a las personas formadas y les informó que los requisitos para recibir las vacunas son: tener más de 60 años y presentar su INE o algún comprobante de domicilio para verificar que viven en esa demarcación.

Lee: Fallas de comunicación, papeleo y bloqueos: la jornada de vacunación que se vivió en Ecatepec

Este martes, en las tres alcaldías se vacunarán a las personas cuyo primer apellido inicia con las letras A y B.

También supervisaron que las personas se mantuvieran a sana distancia y apoyaron a quienes tienen alguna discapacidad con sillas de ruedas. En el lugar hay sillas de ruedas disponibles para su uso.

Foto: Andrea Vega.

En la Prepa 1, en Xochimilco, los personal del gobierno capitalino entregó agua a los adultos mayores que ingresaban y mientras esperaban su turno realizaron activación física.

No se respetaron las citas

En el deportivo Xochimilco, las personas comenzaron a formarse desde las 3 de la mañana, pese a que el acceso inició hasta las 8:00 horas.

Una vez que el deportivo abrió sus puertas, las personas que estaban formadas entraron y esperaron su turno en sillas colocadas por las autoridades.

Algunas personas fueron contactas en días previos por el gobierno capitalino para asignarles una hora y la sede en la que se vacunarían, con estos datos, se dijo, no tendrían que hacer filas. Sin embargo este sistema no se respetó.

La señora Ana María García relató a Animal Político que ella se registró en la plataforma y le arrojó que su cita era a las 2 de la tarde, pero vio en las noticias que la gente se había llegado a formar desde la madrugada y temió quedarse sin vacuna, así que llegó a las 9:30 al módulo de vacunación.

A las 10:15, la señora Ana María cruzó la puerta del deportivo Xochimilco sin ser cuestionada sobre si tenía hora de cita y espero su turno en la zona correspondiente.

Foto: Andrea Vega

Este medio pudo constatar que en la entrada, el personal del gobierno no pregunta a las personas si tienen cita ni se les pide el folio del registro previo en la plataforma de Mi Vacuna.

Las y los adultos mayores solo llegan, se forman y pasan poco a poco solo con mostrar su identificación oficial.

Hay algunos casos como el de la señora Laura Camacho, que extravió su INE. A ella le permitieron el paso con su credencial de INAPAM y el comprobante de domicilio.

Sedes Iztacalco

En los centros de vacunación del Palacio de los Deportes y la Escuela Superior de Educación Física se vivió un ambiente similar.

En el Palacio de los Deportes, las personas fueron ingresadas a una de las naves contiguas al recinto, donde regularmente se realizan expos o eventos.

Adentro se colocaron alrededor de 25 mesas y las personas fueron vacunadas en grupos de cinco.

Foto: Andrea Vega.

“Cuando supe que me tocaba vacunarme pensé que me iba a tener que formar desde una noche antes, y no, empezaron a decir en los medios que no, pues hice caso. Llegué a las 11 de la mañana que tenía mi cita y me sorprendí porque está muy bien organizado, muy ordenado. Son las 12:30 y ya salí.

“Estoy muy contento. Yo ya quería mi vacuna. Siento que me quitaron un peso de encima, porque siempre andaba en la calle, cuando salía a lo esencial, con miedo y pues ahora ya voy a estar más tranquilo”, dijo Genaro Balderas, de 68 años, residente de la alcaldía de Iztacalco, a quien le tocó vacunarse en el Palacio de los Deportes.

En la Escuela Superior de Educación Física la entrada también fue ordenada y a sana distancia.

Foto: Carlo Echegoyen.

Las personas que salieron de estas sedes dijeron a Animal Político que tampoco les pidieron el folio obtenido al momento de su registro.

También señalaron que al momento de tomar sus datos y aplicarles la vacuna no les tomaron foto de la cara ni se quedaron con copia de su INE.

En esta sede el tiempo promedio de todo el proceso, entre formarse y recibir la vacuna, fue de hora y media.

“Por redes sociales mi hija se enteró que me tocaba vacunarme hoy. Sí me registró en la plataforma de Mi Vacuna, pero nunca nos hablaron ni nos mandaron mensaje para avisar cuándo y dónde me tocaba. En la mañana fuimos a preguntar a la delegación Iztacalco y ahí nos dijeron que nos viniéramos para acá al Palacio de los Deportes. Llegamos poco antes de las 11 de la mañana y tardó todo como hora y media. No me dolió ni tengo ningún malestar. Ya llegando aquí fue rápido y todo bien”, cuentó Claudia Josefina Avendaño, de 72 años y residente de la alcaldía Iztacalco.

Vecinos de la delegación Iztacalco reportaron a Animal Político que la alcaldía publicó un mensaje en sus redes sociales en los que llamaba a los adultos mayores que viven cerca de la unidad de vacunación instalada en la Escuela Nacional de Educación Física a acudir a la vacunación aunque la letra de su apellido no correspondiera con el día.

Ante esto, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaun dijo que desconocía el llamado, pero “es importante que acuda con su cita o con la letra de su apellido”.

Los vecinos que llegaron no fueron vacunados, pues aunque eran habitantes de la alcaldía no les correspondía por la letra de su apellido.

El gobierno de la CDMX informó que hasta las 12 del día, en las tres demarcaciones se han vacunado a 7 mil 634 personas, mientras que mil 479 seguían en espera.

En total este miércoles se han descongelado 10 mil 120 vacunas en las sedes.

Unidades de vacunación

Las seis unidades de vacunación para estos días son:

Iztacalco. Dos sedes: Palacio de los Deportes (pabellones entrada por Puerta 5) y Escuela Superior de Educación Física.

Tláhuac. Dos sedes: Bosque de Tláhuac y Hospital General “Tláhuac” del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Xochimilco. Dos sedes: Escuela Nacional Preparatoria No. 1 “Gabino Barreda” y Deportivo Xochimilco.

La aplicación de dosis será conforme a la letra inicial del primer apellido: A y B el 24 de febrero; C y D el 25 de febrero; E, F y G el 26 de febrero; H, I, J, K y L el 27 de febrero; M el 28 de febrero; N, Ñ, O, P y Q el 1 de marzo; R el 2 de marzo; S, T y U el 3 de marzo; V, W, X, Y, Z y sin apellido paterno el 4 de marzo; y rezagados y faltantes el 5 de marzo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.