Vacuna contra COVID-19: la difícil decisión de vacunar o no a los niños
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Vacuna contra COVID-19: la difícil decisión de vacunar o no a los niños

La decisión de vacunar a la población infantil debe responder cuestiones científicas, pero también éticas.
Getty Images
24 de mayo, 2021
Comparte
Menor recibiendo una vacuna.

Getty Images
Estados Unidos ya ha comenzado a vacunar a menores de edad.

Vacunar a los niños es rutinariamente aceptado. Sarampión, polio, difteria, paperas, múltiples cepas de la meningitis, tos ferina, figuran entre la lista de enfermedades para las que se vacuna a los menores, a veces cuando solo tienen unas semanas de vida.

Entonces ¿hay que vacunar a los niños contra la covid-19?

Hay países que ya han comenzado a hacerlo. Estados Unidos ha vacunado a alrededor de 600.000 menores de entre 12 y 15 años de edad.

Allí las autoridades esperan tener suficientes datos sobre la seguridad de las vacunas para lanzarse a inmunizar a niños aún más pequeños el año que viene.

Reino Unido avanza rápido con los adultos y a todos se les debería haber ofrecido la primera dosis antes del final de julio, pero aún no ha tomado una decisión sobre los menores.

La cuestión científica a responder es si vacunar a los pequeños salvará vidas. La respuesta es compleja y podría variar de país a país.

También se plantea la cuestión moral de si las dosis destinadas a los niños salvarían más vidas si se les administraran a trabajadores sanitarios y población vulnerable en otros países.

Riesgo muy bajo en niños

Uno de los argumentos en contra de la vacunación infantil contra la covid-19 es que, en realidad, los niños se benefician relativamente poco de ella.

Bebé recibiendo una vacuna

Unicef
Con otras vacunas que se administran a menores no hay tanta controversia.

“Afortunadamente, una de las pocas cosas buenas de esta pandemia es que los niños raramente se ven seriamente afectados por esta infección”, afirma el profesor Adam Finn, miembro del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización en Reino Unido.

Las infecciones en niños son casi siempre asintomáticas o muestran síntomas leves, lo que contrasta con otros grupos de edad a los que se ha dado prioridad en las campañas de vacunación.

Un estudio realizado en siete países y publicado en la revista The Lancet estimó que menos de dos de cada millón de niños murieron de covid durante la pandemia.

Incluso los niños con enfermedades preexistentes que elevarían el riesgo en un adulto no están recibiendo la vacuna por el momento en Reino Unido.

Solo se les ha indicado la vacuna a aquellos con un “riesgo muy alto de exposición y desenlaces graves, como los menores discapacitados que viven en centros para dependientes.

Las vacunas son extraordinariamente seguras, pero sus riesgos y beneficios deben sopesarse cuidadosamente.

Algunos países podrían beneficiarse

Otro potencial beneficio de la vacunación infantil es que podría salvar las vidas de adultos.

Es un enfoque que se ha utilizado con adultos. El spray nasal que reciben los niños británicos de entre 2 y 12 años protege ampliamente a sus abuelos cada año.

Hay partidarios de que hacer lo mismo con la vacuna contra la covid podría ayudar a que se alcance la inmunidad del rebaño, el punto en el que hay tanta gente protegida que el virus encuentra dificultades para seguir propagándose.

Las vacunas contra la covid se han demostrado muy efectivas para cortar la propagación del coronavirus.

Los indicios apuntan a que, con solo una dosis, las posibilidades de resultar contagiado se reducen a menos de la mitad y a que quienes se contagian infectan a menos gente.

Enfermera prepara una vacuna en Río, Brasil.

EPA
La vacunación de los menores podría ser beneficiosa también para sus abuelos.

Los niños no se han mostrado hasta ahora como grandes propagadores del virus, pero los adolescentes sí podrían jugar un papel.

“Hay evidencia del potencial de transmisión en las edades de la escuela secundaria, así que la vacunación podría tener un impacto real en la transmisión”, dice Adam Kucharski, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Pero no hay una respuesta unánime a la pregunta de si merece la pena.

El programa de vacunación en Reino Unido marcha a toda velocidad y ha habido grandes brotes en el país que probablemente han dejado una herencia de inmunidad.

Más de una cuarta parte de los muchachos de entre 16 y 17 años en Inglaterra tienen anticuerpos en la sangre, a pesar de que casi ninguno de ellos ha sido vacunado.

Así que Reino Unido y países de características parecidas podrían encontrarse con que cuentan con suficiente inmunidad colectiva para frenar al virus sin necesidad de vacunar a los niños.

“Es muy diferente en países que no han tenido muchos brotes y que no tienen a tanta población adulta cubierta; en estos será difícil lograr el objetivo sin vacunar a los niños”, dice el doctor Kucharski.

Australia es uno de los países que se está encontrando con reticencias la vacunación, y, como les sucedió también a Nueva Zelanda y Taiwán, contuvo el virus tan rápidamente que casi no hay inmunidad allí.

La cuestión ética

Algo que considerar es quién deja de recibir la vacuna que se le inyecta a un niño.

La Organización Mundial de la Salud sostiene que los países ricos deberían posponer sus planes de vacunación infantil y donar las vacunas al resto del mundo.

El profesor Andrew Pollard, que dirigió ensayos clínicos para la vacuna de Oxford-AstraZeneca, afirma que está “mal desde el punto de moral” priorizar a los más pequeños.

Enfermo de covid yace en el suelo en India.

Reuters
Las vacunas podrían llegar a países como India, donde las muertes de adultos siguen disparadas.

Eleanor Riley, inmunóloga de Universidad de Edimburgo, declaró: “Hay argumentos a favor de hacerlo si tuviéramos un suministro ilimitado de vacunas y pudiéramos continuar con los mayores de 12, pero no lo tenemos”.

“Al fin y al cabo, es una decisión política si priorizar a nuestros niños antes que a los adultos que mueren a montones en otros lugares del mundo”, concluyó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

En cuartel y ante militares, AMLO insiste en que la Guardia Nacional debe pasar a la Sedena

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se requiere de otra reforma a la Constitución para que la Guardia Nacional ya no sea administrada por la Secretaría de Seguridad, sino dependa de la Sedena.
Cuartoscuro
Por Sergio Rincón
30 de junio, 2022
Comparte

En instalaciones militares y con un informe leído por el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, se realizó el evento del tercer aniversario de la Guardia Nacional. En el acto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se requiere de otra reforma a la Constitución para que esta institución civil —como lo ordenaba la reforma que le dio vida —, ya no sea administrada por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, sino dependa de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena). 

“Tenemos que lograr que la Guardia Nacional dependa de la Secretaría de la Defensa Nacional, ese es el propósito, si dejamos a la Guardia Nacional dependiendo de una secretaría o una institución sin el profesionalismo, disciplina, la doctrina, vamos a cometer el mismo error y no podemos equivocarnos. Sí es importante la Secretaría de Seguridad Pública, sí es importante la Secretaría de Gobernación, pero en este caso tan determinante para la vida pública de México, tenemos que buscar que la Guardia Nacional quede inscrita en una institución como la Secretaría de Defensa, que la Guardia Nacional se convierta en otra rama de la Secretaría de la Defensa”, dijo el presidente este jueves.

El mandatario argumentó que la reforma constitucional será para que la Guardia Nacional esté consolidada, pues desea que en un futuro esta institución no sea desmantelada.

Lee: A 3 años de su creación, la Guardia Nacional es ineficaz contra la violencia y conserva perfil militar: legisladores y expertos

“(Tenemos) que aprender de lo sucedido, de cómo cuando no hay profesionalismo, disciplina, orden, honradez, mística, las instituciones no duran, son endebles, se destruyen. Esto suele pasar en todas las organizaciones, si una institución no tiene mística, doctrina, ideales, es muy difícil que se conserve y que resista las tentaciones del poder y del dinero, por eso tenemos que lograr que la Guardia Nacional depende de la Secretaría de la Defensa Nacional”, declaró López Obrador.

El presidente agregó que existen cuestionamientos por militarizar a la Guardia Nacional, pero dijo que se debe valorar que el Ejército se fundó para defender la democracia.

“A pesar de errores cometidos (del Ejército), como en todas las institución y gobiernos, su desempeño ha sido ejemplar a lo largo del tiempo, es más lo que ha aportado a la paz, a la tranquilidad y el progreso del país, que lo que ha significado como rémora al desarrollo de México”, aseguró el presidente.

Como este medio ha documentado, pese al despliegue de la Guardia Nacional en las calles, los asesinatos crecieron 9%. Son 8 mil 422 asesinatos por encima de los 92 mil 562 registrados en el periodo previo a que se movilizara a la Guardia Nacional. El promedio diario de asesinatos era de 88.

Expertos en seguridad y legisladores consultados por Animal Político coincidieron en que en los últimos tres años la Guardia Nacional se ha consolidado como un cuerpo militar y no como uno civil, así como en que ha fallado en brindar seguridad a la ciudadanía.

“La militarización no es compatible con un régimen de democracia, porque hay una relación entre lo militar y los ciudadanos que está basada en la amenaza, en el uso y abuso de la fuerza por parte del Estado. Porque eso son las Fuerzas Armadas, y por eso tiene los resultados que ya conocemos. Hay índices de letalidad, por el uso y abuso de la fuerza. Se trata de una fuerza del Estado y es más letal. Me parece que esa es una reflexión pendiente, si esa es la estrategia que queremos como país, en términos del modelo de seguridad”, dijo Catalina Pérez Correa, profesora e investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Datos a los que Animal Político tuvo acceso por transparencia evidencian que dos de cada tres militares que engrosan la Guardia Nacional no cuentan, hasta la fecha, con la certificación que avala que tienen capacitación y aptitudes necesarias para realizar funciones de policía, pese a que ese es un requisito indispensable de acuerdo con la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Hay 118 mil elementos desplegados en el país 

En el evento del tercer aniversario de la Guardia Nacional, realizado en las instalaciones del Heroico Colegio Militar, el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, detalló que actualmente hay 118 mil elementos desplegados en el país, principalmente en los municipios con mayor incidencia delictiva.

“Significa un avance del 86.31% de los 136 mil 702 (elementos) proyectados en la constitución de la fuerza operativa para 2024”, dijo Sandoval.

El secretario agregó que la Guardia Nacional se ha consolidado como la tercera institución con mayor porcentaje de aceptación y confianza por parte de la ciudadanía, al tener un registro 87% en la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2021.

El especialista en reforma policial y justicia penal, Bernardo León Olea, dijo a este medio que la Guardia Nacional no está capacitando a sus agentes para ser policías, sino para convertirse en una fuerza militar de ocupación.

“Vemos a los agentes de la Guardia Nacional haciendo tareas de policías municipales, es decir, haciendo rondines, pero la diferencia es que no conocen la zona, a la gente del lugar. Los policías municipales saben de la zona y eso genera cierta estabilidad social, controlar pleitos vecinales, cosa que la Guardia Nacional no tiene idea. No solo es que no los capaciten, sino que no tienen esa proximidad con la comunidad. La Guardia Nacional es una fuerza de ocupación”, agregó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.