Cómo es ir a una peluquería tras el confinamiento por covid-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

'La vanidad puede más que el miedo': cómo es ir a una peluquería tras el confinamiento por covid-19

Uno de los negocios que está volviendo a abrir las puertas en los países que decidieron levantar la cuarentena por coronavirus es el de las peluquerías. Y lo está haciendo con grandes cambios.
7 de mayo, 2020
Comparte
Tanto el peluquero como el cliente ahora deberán usar mascarillas.

Getty
Tanto el peluquero como el cliente ahora deberán usar mascarillas.

Sin salas de espera, revistas o cortes en seco, y con mascarillas obligatorias. El de las peluquerías es un negocio que se está viendo transformado en algunos de los países en los que se ha empezado a levantar la cuarentena por covid-19.

Alemania es uno de ellos.

Allí estos locales y los salones de belleza acaban de abrir las puertas por primera vez desde el 23 de marzo, cuando se decretó el confinamiento.

Y lo han hecho con muchos cambios.

Además de las mencionadas al principio de esta nota, entre las medidas emitidas por el Ministerio Federal para la Economía y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales están el mantener una distancia de 1.5 metros entre los clientes y no usar secadores de pelo.

Asimismo, los peluqueros deben usar guantes para lavar el cabello del cliente y retirar de él cualquier bacteria, aunque se los pueden quitar después, para realizar el corte.

¿Y la famosa conversación de salón de belleza?

También desaparecerá.

No se permite hablar cara a cara, dicen las reglas. Cualquier comunicación sobre el tipo de corte o color de cabello debe hacerse por medio del espejo y debe ser el mínimo imprescindible.

Estas normas son necesarias, señala el ente regulador, por la naturaleza propia del negocio.


Cuando la vanidad vence al miedo

Análisis de Damien Guinness, corresponsal de la BBC en Berlín

“¿Cómo se ven actualmente los peinados de la mayoría de la gente?”, le pregunté a Reno Harms, copropietario del salón Harms en el distrito de Prenzlauer Berg, en Berlín.

“Bastante chistosos. Mucha gente se ha cortado su propio cabello. Algunos incluso se han teñido ellos mismos. Ahora estamos haciendo mucho trabajo de reparación“, dice riéndose.

Sus clientes regulares compraron cupones para usar una vez la peluquería cuando se abrieran las tiendas y ayudar así a que no quebrara por la clausura, como lo hicieron cientos de berlineses con sus tiendas, cafeterías y restaurantes favoritos.

Esa venta previa supuso un 50% de su ingreso normal, gracias a lo cual el salón Harms se mantuvo a flote.

Pero eso también significa que ahora Reno ha estado trabajando casi gratis.

Además, por las nuevas regulaciones solo puede atender a la mitad de los clientes a los que solía cortar el pelo por día, ya que es la única manera de mantener la distancia social obligatoria. Y entre uno y otro debe desinfectar todo el equipo.

Ciertamente, no hay escasez de clientes.

De hecho, en muchos salones en Berlín puede ser difícil conseguir una cita.

Es que muchos clientes llevan semanas sin cortarse el pelo, incluso desde antes del confinamiento, ya que varios cancelaron sus citas por temor a infectarse en la peluquería.

Ahora, Reno tiene la impresión de que la gente sigue estando nerviosa por el tema, aunque no dejan de pedir citas.

La vanidad definitivamente puede más que el miedo”, bromea.


Contacto directo

En las peluquerías los clientes tienen un contacto mucho más cercano con los empleados que en las tiendas, explica el organismo regulador.

Los salones de belleza también tienen que registrar los nombres de sus clientes para que puedan llevarse a cabo los rastreos de infecciones si es necesario.

En toda Europa, los peluqueros están siendo los primeros a quienes se les ha permitido abrir sus negocios con el levantamiento de la cuarentena.

En España, los salones de belleza también reabrieron el 4 de mayo, pero deben funcionar al 30% de su capacidad normal como máximo y sólo con cita previa.

En las peluquerías los clientes tienen contacto mucho más cercano con los trabajadores que en las tiendas,

Getty
En las peluquerías los clientes tienen un contacto mucho más cercano con los trabajadores que en las tiendas,

Cuando el 17 de abril se anunció la reapertura de los salones en Dinamarca, uno de los principales sistemas online para pedir cita se colapsó.

Pero ¿cuán fácil serán de seguir todas las reglas y cómo podrían cambiar nuestros cortes de pelo por ello?

Alison Badrick, quien trabaja como peluquera a domicilio en Inglaterra, está esperando que el gobierno británico de algún lineamiento sobre cuándo podrá regresar a trabajar.

Le preocupa tener que esperar mucho tiempo.

Dice que la mayoría de las regulaciones parecen sensatas, pero difíciles de seguir, en particular la de cortar el cabello de un cliente que lleva la mascarilla puesta.

Y es que las gomas de la mascarilla dificultan el corte en el área que rodea las orejas.

“A menos que produzcan una mascarilla que se pegue a la cara, no sé cómo va a funcionar eso”, dice.

Un hombre con mascarilla en un mercado en Berlín, Alemania

AFP
Alemania es uno de los países que ha comenzado a relajar las regulaciones de cuarentena por el coronavirus.

Así las cosas, todo parece indicar que después del confinamiento, cortarse el cabello será una experiencia muy distinta.

El distanciamiento social significa que los salones no podrán atender a tantos clientes como antes.

La cadena de salones Blue Tit de Londres calcula que sus establecimientos funcionarán al 50% de su capacidad normal.

Su plan es, una vez que puedan abrir, reservar 15 minutos entre cliente y cliente para desinfectar todo el equipo y el local y ampliar el horario de atención.

Además, sean cuales sean las nuevas medidas, todo indica que el precio por los servicios aumentará.

“Esto provocará mayores costos con citas más largas, además del gasto en equipos de protección personal. Pero la seguridad de nuestros clientes y personal será la prioridad”, explica Blue Tit.

¿Y seguirá habiendo cotilleo?

“Lo que pasa es que a los peluqueros nos gusta hablar. Es lo que marca la diferencia”, dice Badrick.

“Gran parte de la experiencia de que te corten el cabello es la plática. Va a ser interesante ver lo que ocurrirá a partir de ahora”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=H_Q1WDFqnT0

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=27s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Banxico subió la tasa de interés otra vez, pero ¿me afecta en algo?

La tasa de interés impacta en los préstamos bancarios personales o de nómina, la compra de un auto, casa, e incluso en las tarjetas de crédito.
Cuartoscuro
23 de junio, 2022
Comparte

El Banco de México (Banxico) subió la tasa de interés y ahora se ubica en 7.75%, un nuevo incremento para contener la inflación, pero ¿a mi bolsillo esto le afecta? 

La respuesta es sí. Para nada es un tema ajeno a nuestra vida cotidiana y nos puede afectar, por eso la importancia de saber que esa cifra por muy lejana y fría que nos parezca, es muy importante para nuestras finanzas personales.

La tasa referencial determina el costo que pagan los bancos por prestarse dinero, y por lo tanto, determina los intereses que cobran los bancos por los créditos que venden a sus clientes (nosotros). 

A todos nos está afectando la inflación, que en noviembre alcanzó niveles no vistos desde 2021 y desde entonces no ha cedido. En la primera quincena de junio la inflación se ubicó en 7.88%, su nivel más alto para una quincena desde enero del 2001, cuando estaba en 8.37%.

El dinero cada vez alcanza para menos. Cuando Banxico identifica que la inflación está subiendo, se toma, entre otras medidas, la decisión de subir la tasa de interés.

Entérate | Qué es la inflación, cómo se mide y por qué se disparó tanto durante este año

Cuando sube la tasa de interés el costo de los créditos es mayor; con esto se busca desincentivar el consumo, que no gastemos tanto y así frenar la inflación, explica en entrevista Daniel Urías, fundador y director de Cooltura Financiera

Si la tasa de interés baja, el crédito se vuelve barato y de esta manera se fomenta que la gente puede consumir y gastar más. 

La tasa de interés impacta en los préstamos bancarios personales o de nómina, la compra de un auto, casa, e incluso en las tarjetas de crédito. El pago que nosotros desembolsemos de nuestra cartera en los pagos de intereses es mayor.

Si actualmente tienes una deuda y tu crédito es a tasa variable, el anuncio de Banxico te afecta ya que incrementarán tus mensualidades. Por el contrario, si es a tasa fija, tus pagos no tendrán ningún impacto y no afectará a tu crédito, siempre y cuando no te atrases en ninguno de tus pagos. 

Si para el 2022 uno de tus propósitos es comprar una casa, un auto o adquirir un préstamo, es importante contratar los créditos a tasas fijas, pues se prevé que las tasas continúen subiendo si la inflación no frena. 

Y bueno, no todo es negativo: para las personas que tienen ahorros el anuncio del Banxico es positivo ya que tendrán mayores rendimientos. Las inversiones en Cetes y otras formas de inversión, por ejemplo, pueden dar mayores ganancias.  

Las recomendaciones 

La inflación hace que te alcance para menos y analistas financieros pronostican meses complicados, por ello, una de las recomendaciones básicas que pueden sacarnos de algún problema es tener un fondo de emergencia. 

Si no cuentas con un fondo de emergencia es momento de comenzarlo a hacer. El primer paso, recomienda Daniel Urías, experto en finanzas personales, es hacer un registro detallado de los gastos fijos y los gastos inevitables (renta, alimentación, transporte, pago de servicios).

En segundo lugar, hay que detectar los gastos variables y modificar tus consumos: por ejemplo, puedes dejar de comer en la calle, comprar café, dejar de usar las aplicaciones de comida a domicilio. Puedes también planificar mejor lo que inviertes en diversión (cine, salir a bailar, ir a un bar, etcétera).

Este es un buen momento para conocernos bien financieramente y generar una base de ahorros para cualquier escenario imprevisto, destaca Urías.

La mejor estrategia para lograr esto es apartar el monto en cuanto se recibe el pago quincenal en una cuenta de ahorro o inversión, y no tratar de ahorrar lo que sobre de la quincena, como regularmente se acostumbra.

Una reserva de emergencia debe ser el equivalente a seis meses de tus gastos mensuales, mínimo tres, y te servirá en caso de un accidente, una enfermedad o un despido, pues nadie sabe lo que le espera a futuro.

Una de las recomendaciones del fundador de Cooltura Financiera es mantener las deudas bajo control y cuidar que este pago no exceda el 30% de los ingresos mensuales. 

Si vas a comprar algo que ya llevabas años o meses planeando lo puedes hacer, siempre y cuando no exceda ni comprometa tu capacidad de endeudamiento, ni sea a tasa variable, de lo contrario, hay que esperar.

Con información de Banxico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.