'El primer abrazo', historia detrás de la ganadora del World Press Photo 2021
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
World Press Photo 2021

'El primer abrazo', historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021

La fotografía de una anciana en Brasil abrazando a una enfermera en medio de la pandemia de coronavirus ganó el prestigioso certamen.
World Press Photo 2021
16 de abril, 2021
Comparte

“Una historia de esperanza y amor en los tiempos más difíciles”.

Así describió el fotógrafo danés Mads Nissen la historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021.

La instantánea capta el momento en el que la enfermera Adriana Silva da Costa Souza rodea con sus brazos a Rosa Luzia Lunardi, de 85 años, quien llevaba cinco meses sin abrazar a nadie.

En Brasil, como en otros muchos países, las residencias de ancianos cerraron en marzo de 2020 para protegerse de la pandemia de coronavirus, especialmente mortal para los mayores de 80.

Tras cinco meses en que se instruyó a los cuidadores reducir a mínimos el contacto físico con los vulnerables, un simple invento en la residencia de ancianos Viva Bem en Sao Paulo permitió restablecer las muestras de afecto.

Empezaron a usar “la cortina del abrazo”, hecha de un plástico flexible que permitía a cuidadores y ancianos volver a abrazarse.

La foto fue tomada el 5 de agosto de 2020.

El jurado independiente la seleccionó como ganadora del certamen con el nombre The First Embrace (“El primer abrazo”).

“El momento más extraordinario de nuestras vidas”

“Cuando supe de la crisis que se desataba en Brasil y el pobre liderazgo del presidente Bolsonaro, negando el virus desde el principio y llamándolo una “pequeña gripe”, realmente sentí la urgencia de hacer algo sobre ello”, comentó Nissen sobre su fotografía.

Cementerio en Manaos, en Brasil.

Getty Images
Brasil es uno de los países con más muertos e infectados por la pandemia de coronavirus.

Desde que comenzara la pandemia, la COVID-19 ha dejado en Brasil 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de Estados Unidos (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la crisis, la gestión del presidente Jair Bolsonaro ha sido ampliamente criticada, por oponerse a aplicar medidas de contención más restrictivas contra el virus.

Kevin WY Lee, fotógrafo y director creativo del jurado en la edición de 2021, describió la foto premiada como “una icónica imagen de la COVID-19 que inmortaliza el momento más extraordinario de nuestras vidas. (En ella) Leo sobre vulnerabilidad, seres queridos, pérdidas y separaciones, muertes, pero, más importante, también supervivencia. Todo está en una sola imagen”.

El jurado valoró 74,470 fotografías de 4,315 fotógrafos antes de seleccionar a los ganadores en ocho categorías: noticias generales, deporte, medio ambiente y retratos.

“Ayer hablé con las dos protagonistas de la foto. Ambas están bien y muy contentas también por el premio”, le dijo Nissen a la BBC.

El fotógrafo cuenta que tomar la foto fue un “alivio” en un momento de “tristeza”.

“Uno podría pensar qué importa un abrazo, pero realmente emocionó a todos, a mí incluido”, confesó Nissen.

Mads Nissen.

Getty Images
Mads Nissen fue el fotógrafo premiado. Trabaja desde 2014 para el diario danés Politiken.

“Este año ha sido muy significativo. Y han elegido esta imagen para representar este año y esta crisis. Es un gran honor”, añadió el fotoperiodista.

Tras graduarse en 2007 de la Escuela Danesa de Periodismo, Nissen se mudó a Shanghái para documentar las consecuencias sociales y humanas del histórico ascenso económico de China.

Ahora reside en Copenhagen, y desde 2014 trabaja como fotógrafo para el diario danés Politiken.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: Colectivo Siempre Unidas

Vandalizan mural en memoria de Victoria Salazar, asesinada por policías en Tulum

El colectivo pidió al presidente municipal y al gobernador girar instrucciones para proteger el mural como una reparación simbólica.
Foto: Colectivo Siempre Unidas
Por Redacción Animal Político
4 de abril, 2021
Comparte

El colectivo Siempre Unidas denunció este fin de semana el acto de vandalismo que sufrió el mural de Victoria Salazar, mujer de origen hondureño que fue asesinada a manos de policías en el Municipio de Tulum. 

“Repudiamos y denunciamos los daños ocasionados al mural efectuado en memoria de nuestra hermana Victoria Salazar. Estos hechos dejan en evidencia la intención de confrontarnos y utilizar el movimiento que lucha por los derechos humanos de las mujeres para hacer un posicionamiento de partidos políticos en un contexto electoral”, informó el colectivo en un comunicado.

También pidieron al presidente municipal, Víctor Más Tah y al gobernador Carlos Joaquín, girar instrucciones para proteger el mural como reparación simbólica del daño a las víctimas de feminicidio y parte de las medidas señaladas en la Declaratoria de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres decretada en en Quintana Roo el 7 de julio de 2017, explicaron. 

“Nosotras como Siempre Unidas con mucho amor y dolor realizamos esta obra con la participación de nuestras artistas y demás compañeras en una convocatoria abierta que realizaron nuestras hermanas de  Colectiva Feminista Tulum”, señala la denuncia hecha en redes sociales tras el vandalismo cometido en contra del mural.

Lee: Refugiada por motivos de género y con dos hijas menores: así era Victoria, la mujer asesinada por policías en Tulum

Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de 36 años, salió de Sonsonate, El Salvador, buscando protección en 2016. Con ella iban sus hijas, que entonces tenían 11 y 10 años, respectivamente. 

Las tres llegaron a Tapachula, Chiapas, donde solicitaron asilo ante la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) el 4 de septiembre de 2017, un año después de abandonar su país. Los trámites se alargaron dos meses y medio y el 17 de noviembre de ese mismo año, la mujer se convirtió en refugiada por motivos de género.  

En aquel momento las solicitudes de refugio se redactaban sin tanta profundidad como en la actualidad, así que solo hay constancia de Victoria Esperanza pidió protección por su condición de mujer. Su familia, que realizó diversas declaraciones a medios salvadoreños, dijo desconocer los detalles de por qué escapó de su país, pero este detalle apunta a un posible caso de violencia machista.

La tarde del 27 de marzo pasado, en Tulum, Quintana Roo, un grupo de policías provocaron la muerte de Victoria Salazar, tras someterla contra el piso.

Videos tomados por testigos muestran cómo al menos cuatro policías municipales someten a la mujer contra el suelo durante varios minutos, posteriormente la víctima quedó inconsciente y fue trasladada por una patrulla del municipio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.