La curiosa e insólita historia de Yasuke, el primer samurái africano - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La curiosa e insólita historia de Yasuke, el primer samurái africano

La historia de Yusuke, un africano que llegó a Japón y se convirtió en un samurái ha despertado el interés de investigadores, autores y cineastas.
20 de octubre, 2019
Comparte
Dibujo de Yasuke

IWASAKI SHOTEN
Eran tan alto y exótico, que la gente se agolpaba para verlo pasar.

Hace casi cerca de 500 años, un africano de gran altura llegó a Japón. Este hombre, conocido como Yasuke, se convertiría en el primer extranjero en alcanzar el estatus de guerrero samurái. Ahora, su historia está siendo recreada en dos películas producidas por Hollywood.

Yasuke alcanzó el rango de samurái bajo el reinado de Oda Nobunaga, un poderoso señor feudal japonés del siglo XVI que fue el primero de los tres unificadores de Japón.

En 1579, su llegada a Kioto, la capital en esa época, causó tal sensación que la gente se trepaba una encima de la otra para poder verlo aunque fuera por un segundo, y algunos murieron aplastados en el intento, cuenta el historiador Lawrence Winkler.

Al cabo de un año, Yasuke pertenecía a los escalafones más altos de la clase guerrera de Japón, los samurái.

Poco tiempo después, el africano hablaba japonés con fluidez y cabalgaba junto a Nobunaga en el campo de batalla.

“Su altura era de 6 shaky y 2 sun (1,88 metros)… era negro, y su piel era como el carbón”, dijo uno de sus compañeros, Matsudaira Ietada, quien lo describió en su diario en 1579.

La altura promedio de un japonés hombre en 1900 era de 1,57 metros, por eso Yasuke habría sido más alto que la gran mayoría de los japoneses en el siglo XVI, cuando la gente era por lo general más baja debido a que su nutrición era peor.

De la mano de los jesuitas

No hay registros del lugar o fecha de nacimiento de Yasuke. La mayoría de los historiadores creen que era oriundo de Mozambique, pero algunos han sugerido otros países como Etiopía o Nigeria.

Ilustración del libro infantil de Kurusu Yoshio

IWASAKI SHOTEN
Yasuke luchó a la par de Oda Nobunaga en el campo de batalla.

Lo que se sabe, no obstante, es que Yasuke llegó a Japón con un jesuita llamado Alessandro Valignano en un viaje de inspección, y aparece en los registros históricos solo entre 1579 y 1582.

Algunos expertos dicen que era un esclavo, pero es difícil saber.

Floyd Webb y Deborah DeSnoo, dos cineastas que están trabajando en un documental sobre él, creen que esta afirmación es pura especulación.

“Hubiera sido imposible para Yasuke elevarse al rango de samurái en tan solo un año sin una trayectoria de guerrero“, dice DeSnoo.

Los samuráis suelen empezar su entrenamiento durante la infancia.

Amistad

Yasuke conoció a Nobunaga poco después de su llegada a Japón quien se interesó por él por su talento para la conversación, dicen las cineastas.

Yasuke ya hablaba un poco de japonés y los dos hombres se llevaron bien, de acuerdo al académico Thomas Lockey, autor de un libro sobre Yasuke.

Según Lockey, Yasuke entretenía a Nobunaga con cuentos de África e India, donde Lockey cree que Yasuke pasó algún tiempo antes de llegar a Japón.

Webb cree que gracias a su comando del idioma japonés, Yasuke habría causado una impresión favorable.

“Él no era como los jesuitas que tenían una agenda religiosa para el alma de Japón”, señala Webb.

Hay reportes de que Nobunaga instruyó a su sobrino para que le diera a Yasuke una suma de dinero en su primer encuentro.

Serge Bilé

Getty Images
El escritor Serge Bilé escribió un libro sobre la historia del samurái africano.

El escritor Serge Bilé, de Costa de Marfil, estaba tan intrigado por el extraordinario ascenso de Yasuke que escribió un libro sobre él.

“Es parte del misterio que rodea a este personaje. Por eso me fascina”, le dijo a la BBC.

El guerrero africano y el señor de la guerra japonés tenían mucho en común.

Nobunaga era un gran admirador de las artes marciales y pasaba mucho tiempo practicándolas.

También era un excéntrico que, según Web, se vestía con frecuencia al estilo occidental y buscaba la compañía de personas muy inteligentes y disciplinadas.

“Yasuke tenía el espíritu del guerrero”, explica Webb. Él entendió el lenguaje cultural de Japón y amaba bailar y actuar Utenzi, una forma histórica de poesía narrativa en swahili que celebra actos heroicos, añade.

Esto indica que Yasuke podría ser de Mozambique, tal como creen algunos historiadores, dado que en algunas partes del norte del país aún se habla swahili.

De manera similar, a Nobunaga le fascinaba el noh -una forma clásica de drama musical japonés- y se sabe que era un mecenas de las artes.

Nobunaga se fue encariñando con el guerrero africano y lo trataba como a uno más de su familia: Yasuke pertenecía a un selecto y reducido número de personas a las que les permitía cenar con él.

La leyenda vive

Cuando Nobunaga le confirió el rango de samurái a Yasuke, la idea de un samurái no japonés era algo inaudito. Más tarde, otros extranjeros obtendrían el título.

Cómo primer samurái nacido en el extranjero, Yasuke peleó importantes batallas junto a Oda Nobunaga.

“Nobunaga alababa la fuerza y altura de Yasuke, a quien describía como tan poderoso como 10 hombres”, dice DeSnoo.

Samurái

Getty Images
El entrenamiento de los samurái comenzaba en la infancia.

También estuvo allí la fatídica noche en que uno de los generales de Nobunaga, Akechi Mitsuhide, se rebeló contra él y le prendió fuego a su palacio, y dejó a Nobunaga atrapado en una de las habitaciones.

Nobunaga acabó con su propia vida con un ritual suicida que se conoce como seppuku.

Antes de matarse, le pidió a Yasuke que lo decapitara y llevara su cabeza y espada a su hijo, según cuenta el historiador Thomas Lockley.

Era una señal de la gran confianza que le tenía.

La leyenda de Yasuke llega a su fin poco después de este episodio, en 1582.

La caída de Nobunaga a manos de un general traicionero resultó en el exilio del primer samurái negro, que posiblemente regresó a una misión jesuita en Kioto.

Aunque su destino y los últimos años de su vida siguen siendo un misterio, Yasuke ha vivido en la imaginación de muchos japoneses que crecieron con el galardonado libro infantil Kuro-suke (kuro significa “negro” en japonés), de Kurusu Yoshio.

El libro, que dramatiza la vida de Yasuke, termina con una nota agridulce: después de que Nobunaga se suicida, Kuro-suke (Yasuke) es llevado a un templo donde sueña con sus padres en África y llora.

La revista Variety informó en mayo que el actor de Black Panther, Chadwick Boseman, interpretará a Yasuke en un próximo largometraje.

Será la segunda película de Hollywood sobre la vida de Yasuke.

En 2017, el estudio de Hollywood Lionsgate anunció que estaba desarrollando una película sobre Yasuke.

500 años más tarde, su inusual historia continúa fascinando e inspirando al público.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=cyKX3E21fLA&feature=youtu.be

https://www.youtube.com/watch?v=vBlOELSWjFI

https://www.youtube.com/watch?v=FvlCP0Jjg-c

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

PRI y Morena olvidan diferencias: votan a favor del Ejército en las calles hasta 2028; continuación de alianza opositora en duda

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó ampliar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta el 2028, lo que a su vez creó una evidente ruptura en la principal alianza Va por México.
Cuartoscuro
Por Alfredo Maza
15 de septiembre, 2022
Comparte

Entre el estallido de aplausos y el grito de “es un honor estar con Obrador” los diputados del PRI, cobijados por Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados, celebraron la votación a favor de extender hasta el 2028 la presencia del Ejército en las calles para que realice tareas de seguridad pública.

El barullo que reinó en el Salón de Sesiones del Palacio Legislativo de San Lázaro logró que los integrantes de Grupo Parlamentario del PAN y el PRD abandonaran sigilosamente el recinto, dejando en entredicho la continuación de la alianza Va por México y sus intenciones de competir juntos rumbo al 2024.

Lo anterior provocó que los reflectores de los medios de comunicación se posicionarán sobre el que, en los pasillos de San Lázaro, fue señalado como el personaje de la noche, el único ganador: Alejandro Moreno, líder nacional del PRI, quien aseguró que no hubo ninguna consideración personal por parte de Morena para protegerlo de un posible desafuero a cambio del sentido de su votación.

– ¿Está terminada la coalición Va por México? – le preguntó una reportera.

– La coalición Va por México es una coalición firme y sólida (…) por parte del PRI siempre estaremos a favor de la coalición, de impulsar la coalición, porque nos hace no solo más competitivos, nos hace presentar propuestas, proyectos claros de cercanía con la gente (…) entendemos posiciones, nos respetamos, pero lo más importante es hacer a lado cualquier posición política. El principal interés es México- respondió.

Lee: La CNDH anuncia que no impugnará el paso de la Guardia Nacional al Ejército: “La intervención de la Sedena es admisible”

Sin embargo, lo dicho por Moreno contrastó con las declaraciones del panista Jorge Romero Herrera, que previo al inicio del debate y en compañía del perredista Luis E. Cházaro, hizo un último llamado a quienes calificó como “todavía aliados” del PRI para que “encontremos las maneras, la fórmula, entre todas y todos nosotros como coalición, para ‘despartidizar’ el tema de la seguridad pública, pero que sea en conjunto”, petición que fue ignorada.

De esta manera, con 335 votos a favor, 152 votos en contra y una abstención, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo particular y en lo general ampliar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta el 2028, lo que a su vez creó una evidente ruptura en la principal alianza opositora del país.

Disidentes, ausencias y una abstención

Desde el inicio de la sesión el PAN, el PRD y MC se pronunciaron por suspender la discusión del proyecto de reforma, pero la gran mayoría de Morena y el PRI se los impidieron. Las actitudes de ambos grupos parlamentarios hacían suponer que la votación estaba cantada.

Fuera del recinto legislativo, solo padres, madres y estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa se pronunciaban en contra de la permanencia del Ejército en las calles con la consigna “recuerden que nuestros hijos vivirán por siempre”, sin que ningún senador o senadora saliera a atender sus demandas.

No obstante, al momento de la votación Morena y el PRI tuvieron tres disidentes y una abstención. Se trató de la morenista Inés Parra Juárez -que también votó en contra de la reforma del presidente López Obrador por la que se aprobó que la Guardia Nacional pase a formar parte del Ejército- y de los priistas Sue Ellen Bernal y José Yunes Zorrilla, quien en declaraciones con medios aseguró que su voto fue en contra “porque no podemos seguir exponiendo a las Fuerzas Armadas”.

Diputados de oposición

Diputados de oposición acusaron que la reforma da un enfoque militar a la seguridad pública en vez de uno civil. FOTO: Cuartoscuro

Además, la única abstención que se registró durante la votación fue de la diputada priista Ana Lilia Herrera, aspirante a la gubernatura del Estado de México, que en un mensaje compartido a través de sus redes sociales explicó que el sentido de su voto fue así porque los gobiernos estatales y municipales agradecen el apoyo del Ejército, “pero agradecerían más contar con estrategia y recursos para resolver la violencia que persiste”

“Mi voto fue en abstención porque no estoy de acuerdo con el dictamen, pero tampoco con una narrativa en blancos y negros, sin matices. Si Morena reconoce que su estrategia de seguridad fracasó, que corrija. Aspiro a gobernar una entidad federativa y fui alcaldesa. Sé perfectamente que nuestra seguridad no es un juego”, dijo antes de asegurar que está en contra del retiro abrupto de las fuerzas de seguridad, pero también en contra de la militarización.

Además, del bloque oficialista también se registraron 12 ausencias. Por parte de Morena quienes no se presentaron a votar fueron Rafael Hernández Villalpando e Irán Santiago Manuel, del Partido del Trabajo fueron María de Jesús Rosete, Victoriano Wences Real y Shirley Guadalupe Vázquez, mientras que del PRI fueron Frinné Azuara y Laura Barrera.

Lee: La presencia del Ejército en las calles se duplicó en 15 años, pero los homicidios se dispararon en 240%

Por su parte, del bloque opositor los panistas ausentes fueron Ali Núñez Meneses y Rommel Pacheco, del PRD fue Mauricio Prieto Gómez y de Movimiento Ciudadano fueron Horacio Fernández Castillo y Gerardo Gaudiano Rovirosa.

Iniciativa, no es para hacerle trabajo a Morena: PRI

Durante la sesión —que comenzó pasadas las 10:00 horas de este miércoles y que se extendió hasta poco después de las 18:00 horas—, diputados del PRI insistieron en que la iniciativa no fue para hacerle el trabajo político a Morena, sino para garantizar la “seguridad de las familias mexicanas”.

Una de las más enfáticas en defender esta postura fue la propia diputada Yolanda de la Torre -autora del proyecto de decreto por el que se extendió de cinco a nueve años la participación de los militares en las calles- quien, arropada por el mismo Alejandro Moreno, Rubén Moreira y demás integrantes de su grupo parlamentario subió a la Tribuna para defender su iniciativa.

“Todas y todos sabemos que en 2024 la Guardia Nacional y los policías estatales y municipales no estarán listos para atender la inseguridad que vive México. Necesitan recursos, capacitación, implementación de una estrategia eficiente. No, no se trata de hacerle el trabajo político a Morena. Esto no es político. Esto es por el bien más preciado que tenemos que garantizar y es la seguridad de las familias mexicanas”.

Al posicionamiento de la priista se sumaron las voces de morenistas como Andrea Chávez Treviño, quien ante el Pleno reclamó que la presencia del Ejército en las calles “para muchos de ustedes es un discurso político, para mí es un tema personal, porque yo quiero profundamente a mi querida frontera Ciudad Juárez, pero fue una pesadilla ser adolescente en el norte del país mientras ustedes jugaban a sus guerras”.

“Quienes perdimos amigas, buscamos compañeras y acompañamos a las madres tenemos una herida que probablemente nunca cierre. Por otro lado, están los que hoy se escandalizan por una supuesta militarización. Esos que cuando estuvieron en el poder sacaron a las fuerzas armadas a las calles sin protocolos de actuación”.

En contraste la oposición encabezada por el PAN reclamó que esta reforma, más que potenciar la tarea de seguridad pública del país, amplía la militarización del país, cuando el compromiso que se realizó durante la creación de la Guardia Nacional fue que esta corporación tuviera un carácter civil y se fortaleciera a las policías del país.

“Ustedes quitaron el 100% de los recursos en el 2020, 2021 y 2022 para dichas corporaciones (policías estatales y municipales) y hoy vienen a decir que están apostándole a la policía civil. No sé dónde y no sé cuándo”, reclamó Ricardo Villareal de Acción Nacional.

Lee: AMLO planteó desde 2006 y en su libro de 2017 que Ejército siguiera en las calles, pero dijo lo contrario en campaña

Cuando parecía que todo iba a acabar sin cambios, un movimiento de última hora sorprendió al Pleno cuando el diputado Reginaldo Sandoval Flores del Partido del Trabajo presentó una reserva para regresar al 2028 el plazo para que las Fuerzas Armadas permanezcan en tareas de seguridad pública.

Y es que un día antes se aprobó en la Comisión Puntos Constitucionales una reserva para sumar un año más a la propuesta del PRI, por lo que al llegar a la discusión se tenía contemplado que el retiro de las calles fuera en 2029.

Senado discutirá proyecto sobre el Ejército

Ahora, la reforma del PRI deberá pasar al Senado de la República, que ya recibió el dictamen del proyecto votado por la colegisladora. Esa Cámara está citada para sesionar hasta el próximo martes 20 de septiembre donde se analizará, discutirá y en su caso aprobará, aunque sin el apoyo del PRI en la Cámara Alta que ya se pronunció en contra de dicha iniciativa.

Ahí, según Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, la minuta sobre esta modificación constitucional se turnará a las comisiones unidas de Puntos Legislativos y Estudios Legislativos, Segunda, a las que aseguró le será aplicada todo el proceso legislativo en todas sus etapas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.