close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Algunas explicaciones al abstencionismo de 2019
Los niveles de abstencionismo deben ser analizados dependiendo del contexto pues importa el tipo de elección, los candidatos, las tendencias, y si el proceso electoral es concurrente o no.
Por Francisco Abundis Luna
20 de junio, 2019
Comparte

El pasado 2 de junio hubo elecciones en seis entidades del país; se eligieron en total 148 cargos, entre ellos dos gubernaturas, la de Puebla y la de Baja California. Se instalaron más de 23 mil casillas y poco más de 13 millones de ciudadanos fueron convocados a las urnas. Fue la primera elección con el gobierno en turno y llamó la atención la baja participación ciudadana, la cual llegó en muchos estados a mínimos históricos.

Sobre el tema del abstencionismo, es importante analizar estado por estado pues para explicar las causas tenemos que estudiar los contextos. En el caso de Baja California y Quintana Roo se trata de entidades fronterizas las cuales tienen una enorme movilidad de personas. Sobre todo en Baja California hay un problema de registro de cambio de domicilio; quienes migran de este estado pocas veces reportan su nueva dirección al INE, por lo que siguen apareciendo en la lista nominal de Baja California aunque ya no vivan ahí.

Otra explicación a estos altos niveles de abstencionismo tiene que ver con el tipo de elección que se trata. Cuando hay elecciones concurrentes, es decir, que se vota por el ejecutivo federal, el local, el poder legislativo y otros cargos municipales la participación tiende a ser mayor que si se vota únicamente por cargos locales, menos atractivo es el voto sólo por diputados locales, como ocurrió en Quintana Roo.

Si bien en Puebla y Baja California se votó por ejecutivos locales, no hay que perder de vista que en Puebla se trataba de una elección que se repetía a raíz de la muerte de la gobernadora que había sido electa apenas en julio del año pasado y que fue hasta diciembre cuando Sala Superior determinó la validez de su triunfo. En esa elección la participación llegó a 68 %, pero también en ese proceso se votaba por el presidente de la República.

Otra variable de contexto tiene que ver con qué tan abierta o cerrada está una elección. Las contiendas donde la diferencia entre el primer y el segundo lugar es muy amplia resultan menos atractivas para que la ciudadanía salga a votar, pues consideran que los resultados ya son de cierta forma conocidos y por tanto su participación importa poco. Las encuestas previas en la gubernatura de Puebla y Baja California indicaban que habría márgenes de 20 puntos entre el primer y segundo lugar. Al final, la diferencia en Puebla fue de 11 puntos, más cerrada de lo que se preveía y en Baja California la distancia entre el primer y segundo lugar fue de 30 puntos, más abierta de lo reportado por encuestas previas.

El nivel de aprobación presidencial también es otra variable importante. Si bien se registró una caída en el último mes, la aprobación de Andrés Manuel López Obrador en las encuestas realizadas cara a cara en vivienda oscila entre 70 y 75 %, lo que es realmente alto, por lo que se podría esperar que la participación ciudadana fuera mayor. No obstante, hay que señalar que los candidatos importan cada vez más. A pesar de que ambas gubernaturas fueron ganadas por candidatos de Morena, la participación no fue igual en estas entidades. Las encuestas de salida realizadas en otras elecciones por Parametría indican que un porcentaje mayor de electores deciden su voto cuando saben quiénes son los candidatos o durante las campañas y cada vez menos por identificación con un partido político.

Con el 100 % de las actas computas, los datos indican que en Puebla el candidato de Morena, Luis Miguel Barbosa, obtuvo el 44 % de los sufragios mientras que Enrique Cárdenas de la coalición PAN -PRD y MC llegó a 33 %, el candidato del PRI obtuvo el tercer lugar con 18 %. Las encuestas preelectorales y las encuestas de salida mostraban un resultado más abierto del que finalmente se dio. La capital del estado y Cholula fueron los dos lugares donde el candidato Cárdenas ganó, mientras que la parte más rural fue para el candidato de Morena.

Abstención en elecciones 2018

En Baja California los datos finales fueron como se esperaban, el candidato de Morena obtuvo el 50% de los sufragios mientras que el segundo lugar José Oscar Vega Marín del PAN registró 23% de las preferencias ciudadanas. Llama la atención que los resultados de esta elección son muy similares a los que se obtuvieron en la pasada elección presidencial, donde Morena y PAN tuvieron porcentajes casi iguales a estos.

Abstención en elecciones 2018

Lo que pasó en Baja California puede leerse como el fin de un ciclo, esta entidad fue la primera que perdió PRI cuando era el partido hegemónico, esto pasó hace ya 30 años. Desde entonces, el gobierno había sido panista hasta hoy que Morena cambia esa tendencia y no sólo gana la gubernatura sino se lleva “carro completo” con los cinco municipios y el Congreso local.

 

Abstención en elecciones 2018

Aguascalientes es de los Estados que logra conservar Acción Nacional. De los once ayuntamientos que tuvieron elección, cinco fueron ganados por el PAN, dos por el Verde Ecologista, uno más el PRI, uno el PRD, otro por el PT y uno por Morena.

Abstención en elecciones 2018

Lo mismo ocurrió con Tamaulipas, de las 22 diputaciones de mayoría relativa en juego, 21 fueron conservadas por el PAN y sólo en un distrito obtiene el triunfo Morena. En esta entidad se habló mucho de la capacidad de movilización del partido gobernante para obtener estos resultados.

Abstención en elecciones 2018

Durango tuvo elección en 39 ayuntamientos, de estos, 16 fueron ganados por el PRI, fue el estado donde dicho partido obtuvo mejores resultados. Otros 16 ayuntamientos fueron ganados por la coalición PAN-PRD y dos por el PAN. Morena obtuvo el triunfo en dos, PT en uno; uno para Movimiento Ciudadano y finalmente uno para el partido local Duranguense. Durango es el estado donde se observa más competencia política equilibrada entre las diferentes fuerzas políticas.

Abstención en elecciones 2018

En Quintana Roo el partido en el gobierno pierde la mayoría en el Congreso, 11 distritos fueron ganados por Morena, PT y PVEM. Tres por la coalición PAN, PRD y Encuentro Social y uno por el PRI.

Abstención en elecciones 2018

En resumen, podemos ver que las dos gubernaturas en juego que antes había ganado el PAN fueron para Morena; no obstante, no fue el triunfo arrasador que se esperaba. Tamaulipas, Aguascalientes y Durango fueron conservados por el PAN y el PRI. El candidato del PRI en Puebla quedó en tercer lugar y en Baja California en cuarto, sin embargo, quien tenía ambas gubernaturas era el Partido Acción Nacional. La gran derrota del PRI no se dio en esta contienda sino en la elección de 2016 cuando pierde Quintana Roo, Durango, Tamaulipas y Aguascalientes.

Y finalmente, los niveles de abstencionismo deben ser analizados dependiendo del contexto pues importa el tipo de elección, los candidatos, las tendencias, y si el proceso electoral es concurrente o no. Esta elección al igual que las anteriores tuvo particularidades que vale la pena estudiar desde distintas ópticas.

* Francisco Abundis Luna es director asociado de Parametría.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.