Breve recuento, homenaje y promesa - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Breve recuento, homenaje y promesa
Aúna emerge como la plataforma para promover nuevos liderazgos políticos, acompañar a mujeres en su trayectoria electoral y buscar estrategias para superar la violencia política. No es suficiente que nos representen mujeres en los puestos de decisión pública, sino aquellas que ejerzan esos roles con una agenda de perspectivas feministas y de bienestar común.
Por Verónica Ortiz Cisneros
8 de marzo, 2021
Comparte

Las mujeres hemos contribuido de manera fundamental a consolidar los movimientos sociales en nuestro país. Desde la lucha por la Independencia hasta la Revolución Mexicana, mujeres como Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario, María Luisa Rodríguez, Margarita Maza, Natalia y Carmen Serdán Alatriste, Carmen Alanís, Juana Gutiérrez de Mendoza y cada una de Las Soldaderas jugaron papeles cruciales en estas luchas. Aún así y a pesar de que Hermila Galindo lo solicita, la Constitución post-Revolución no les garantiza el derecho al voto.

A finales de siglo XIX, como parte de los impactos de la Guerra de Reforma, las mujeres acceden a la educación superior, venciendo los recelos de ese tiempo. Ese paso está directamente vinculado con el nacimiento de los movimientos feministas mexicanos y en específico al de Las Sufragistas, que promueven la participación de la mujeres a través del voto y la representación. Una victoria después de tres décadas, que se concreta con el derecho de votar y ser votadas en el ámbito federal a partir de 1953. Las Sufragistas tuvieron que vencer los prejuicios esperados de los grupos conservadores -entre ellos, el peligro de la corrupción de la mujer y el abandono a sus deberes como madres y esposas-, y también las suspicacias liberales, que temían el voto en contra, debido a la influencia de la iglesia.

Las Sufragistas nos heredan, además del derecho al voto, una enorme lección: el trabajo en pos de una agenda. Es gracias a ese objetivo claro y común que consiguen organizarse, superar las diferencias, y establecer las alianzas y estrategias para concretar su meta.

Esta enseñanza de sororidad ha sido uno de los legados más valiosos heredado por los movimientos feministas. A pesar de nuestras diferencias y nuestros feminismos, si establecemos una agenda en la que coincidimos, nuestra lucha tendrá más probabilidades de llegar a buen puerto.  Y en ese sentido, también es probable que la diversidad de voces justamente juegue a favor, ampliando talentos y perspectivas que enriquecen los movimientos.

En este siglo XXI, la agenda feminista en México no está exenta de desencuentros. En ella reconocemos el derecho a una vida libre de violencia, el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y el derecho a la participación paritaria en la vida pública del país.

Sobre esto último, el logro más significativo se concretó en junio de 2019, con la entrada en vigor de la reforma constitucional que garantiza para las mujeres la mitad de los cargos de decisión en los tres poderes del Estado, en los tres órdenes de gobierno, en los organismos autónomos y en las candidaturas de los partidos a cargos de elección popular. También se asegura en los municipios con población indígena la elección paritaria en los ayuntamientos.

Sumemos a esta historia las manifestaciones recientes del #MeToo y la labor del #YaesHora en materia de protocolos contra la violencia. Aúna, este año, emerge como la plataforma para promover nuevos liderazgos políticos, acompañar a mujeres en su trayectoria electoral y buscar estrategias para superar la violencia política. Aúna subraya que no es suficiente que nos representen mujeres en los puestos de decisión pública, sino aquellas que ejerzan esos roles con una agenda de perspectivas feministas y de bienestar común.

La lucha por la igualdad es tan urgente ahora como lo ha sido para Las Sufragistas. Lo es para aquellas que buscan a sus desaparecidos y justicia para las víctimas de feminicidios. Para las mujeres con dos o tres jornadas, en el empleo informal, sin servicios de salud ni pensión, cuidando niños, jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad. Para las que promueven la educación y acceso a oportunidades de las niñas en sus comunidades y las que cada día lidian con la discriminación y los machismos cotidianos en su trabajo y en los espacios más íntimos, aquellos donde deberían sentirse y estar seguras.

Para las mujeres y grupos feministas que trabajan contra la violencia obstétrica, y garantizaron la despenalización del aborto en la Ciudad de México y el estado de Oaxaca y las que contra viento y marea lo buscan en Guanajuato, Aguascalientes, Quintana Roo y otros estados del país. También para aquellas como Ya Es Hora, que promueven la mirada femenina en narrativas audiovisuales y que concretaron el Protocolo de prevención y atención contra el acoso y la violencia en producciones. Para Periodistas Mexicanas Unidas que promueven los derechos de las mujeres de su gremio. Para las que luchan por el lenguaje incluyente y por la diversidad de historias en las que las muchas mujeres, indígenas e afromexicanas, se vean representadas.

Sirva este día como oportunidad para agradecer y enaltecer el esfuerzo de cada una de las valientes, visionarias, incansables mujeres que nos ha traído a este punto. Aquellas cuyos nombres han trascendido en la historia y las que han permanecido anónimas (que se deben contar por millones). No olvidamos su trabajo y tampoco las olvidamos a ustedes.

También sirva para hacernos una promesa: la de honrar su legado llevando más lejos su lucha hasta que todas las mujeres de este país gocemos de la igualdad que se nos debe. Ya es tiempo. Nunca más solas. Siempre juntas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.